Análisis Lara Croft y el Templo de Osiris

(Pc, PS4, One)

Estás en: JuegosAdn > PC > Análisis > Lara Croft y el Templo de Osiris (PC, PS4, Xbox One)

Lara Croft se viste de arcade

Lara Croft no descansa. La arqueóloga más famosa de los videojuegos se pasa a la acción, las plataformas y los puzles por igual

Plataforma analizada: PC
Fran Pineda
08/12/2014 15:10
Crystal Dynamicas sorprendió a propios y extraños con 'Lara Croft y el Guardián de la Luz'. Varios años después el estudio repite mecánicas pero esta vez en el Antiguo Egipto y con varias novedades bajo el brazo. Conservando las fórmulas que llevaron al éxito al anterior título, la diversión llega ahora también hasta cuatro jugadores, haciendo de 'El Templo de Osiris' una de las experiencias más gratificantes en cooperativo para PlayStation 4, Xbox One y PC

La arqueóloga vuelve a sus inicios

El argumento de ‘Lara Croft y el Templo de Osiris’ es una mera excusa para adentrarnos en todo tipo de mazmorras en busca de tesoros, resolver puzles y disparar a todo bicho viviente; ya sea en compañía o en solitario. No obstante, Lara no se ha plantado en Egipto así como así. La arqueóloga más famosa del sector de los videojuegos ha emprendido su nueva aventura junto a Carter Bell, otro buscador de tesoros con quién tratará de resolver el misterio que envuelve a la tumba de Osiris, antiguo dios egipcio.

Como suele ocurrirle a Croft, el destino se ha puesto de su lado para que protagonice hechos que a buen seguro más de un explorador o cazador de tumbas hubiera alegrado. Carter y Lara sufren la maldición de Set, un dios que consiguió llevarse por delante a Iris y Horus, mujer e hijo respectivamente de Osiris. Con el fin de que Osiris no resucite para acabar con Set, repartió los restos de la deidad por diferentes mazmorras, a cada cual más peligrosa y protegida por todo tipo de engendros. Con la ayuda de Carter y por supuesto de Horus e Iris, Lara deberá adentrarse en las pirámides con el fin de recomponer el cuerpo de Osiris y poner fin al reinado de terror que se cierne sobre el planeta.

‘Lara Croft y el Templo de Osiris’ es una historia de aventuras clásica, una de tantas que hemos disfrutado en el cine como obras como ‘La Momia’ o incluso pequeños retazos a ‘Indiana Jones’. Como decíamos líneas atrás, su trama es el gancho para tenernos pegados durante horas para completar desafíos, mejorar el equipo de nuestra buscadora y de paso hacer frente a jefes finales espectaculares. Si hay algo que en particular nos ha agradado en este apartado con respecto a lo que vimos en su día con ‘Lara Croft y el Guardián de la Luz’ es el regreso a los orígenes de la arqueóloga, a esa ambientación que la vio nacer.

Lara Croft y el Templo de Osiris

Con respecto a su duración, ‘Lara Croft y el Templo de Osiris’ se muestra algo más generoso que la anterior entrega. Más allá de su tema central, el juego nos incita a explorar las diferentes tumbas, superar desafíos, lograr mejores puntuaciones entre otras tareas, lo cual repercute no solo en su duración, sino también en su diversión.

Lara Croft tiene ganas de marcha

‘Lara Croft y el Templo de Osiris’ mantiene intacta la fórmula de capítulo que vimos en Xbox 360, PlayStation 3 y PC. Imaginaros por un momento que el título de Crystal Dynamics en su vertiente más clásica, esa en la que predominan plataformas y puzles por igual, se adereza también con una mecánica rolera y de acción al más puro estilo ‘Diablo’. Suena un poco extravagante ¿Verdad? Pero una vez estamos con el mando o el teclado/ratón en las manos la mecánica funciona a las mil maravillas, es más, lo difícil será que queramos abandonar la partida.

Su argumento puede pasar desapercibido, pero es justamente su apartado jugable el que nos tendrá pegados a la pantalla horas y horas

Ya os dijimos antes que el argumento puede pasar un poco desapercibido una vez estamos en faena, pero es justamente su apartado jugable el que nos tendrá pegados a la pantalla horas y horas. ‘Lara Croft y el Templo de Osiris’ se desarrolla en su totalidad desde una vista isométrica. Crystal Dynamics ha vuelto a realizar un gran trabajo en el control para adaptar de manera perfecta un juego de acción y plataformas a la cámara utiliza. En todo momento el pad o teclado/ratón responden a la perfección ante las órdenes que le damos a Lara Croft, ya sea saltar, cambiar arma, esquivar o colocar bombas. Y es que desde el comienzo de la aventura el juego nos pone en plena acción y con un arsenal que irá in-crescendo a medida que se desarrollen los acontecimientos.

Conocer bien el equipamiento con el que vamos encima será vital para el buen devenir de los enfrentamientos. La arqueóloga contará en su haber con sus dos clásicas pistolas; pero también podrá hacerse por el camino con escopetas, ametralladoras así como bombas. Cada una de las diferentes armas tendrá sus propias características, bien sea en cuanto a daño o inclusive la munición que consumen.

Lara Croft y el Templo de Osiris

El componente rolero se ve doblemente fortalecido con la implementación de diferentes útiles para nuestra heroína. A lo largo de su periplo por las diferentes mazmorras, Lara descubrirá anillos y colgantes que le otorgarán varios beneficios. Desde generar más daño con las armas pero en contraposición tener menos defensa, regeneración de vida, mayor cadencia de fuego, resistencias a los elementos… las combinaciones son los suficientemente variadas para que el programa nos obligue a cambiar el equipo según la situación; todo al más puro estilo ‘Diablo’.

Las gemas son otro de los elementos que ganan un peso fundamental en el desarrollo del título. No solo la puntuación de las gemas supondrá los puntos de vida de Lara, sino que su adquisición aumentará el medidor, así como permitiéndonos abrir jugosos cofres sin contamos con el número de gemas requeridas. Junto a la recogida de éstas piedras también tenemos repartidos por los escenarios otros objetos que se presentarán la mar de útiles. Uno de ellos son las mejoras para las armas, indispensables para tener siempre el equipo bien actualizado; además de los coleccionables. Como ya os podréis estar imaginando, alcanzar éstos objetos no será tarea fácil, siempre estando bien escondidos y resguardándose en tumbas que requerirán del clásico puzle o jefe de turno antes de agenciárnoslos.

Anterior
12 3
Siguiente1 de 3 páginas
8.5

Lo mejor

La fórmula de acción, tintes RPG, plataformas y puzles

Aunque también divertido en solitario, con hasta cuatro amigos es una gozada

Buen trabajo visual tanto en lo técnico como lo artístico

Lo peor

Su argumento, una mera excusa para liarnos a tiros y resolver puzles

Se puede hacer algo repetitivo

¿Cómo analizamos?
1 comentarios
¿Quieres ver toda la actividad de la comunidad?Visita nuestra Red Social
Mensajes recientes
Sin avatar
Reaverproject 08/12/14 18:28:13
00
Muy buen análisis. Parece claro, que aunque el juego haya perdido frescura frente a su genial primera entrega, todos aquellos que disfrutamos con el Guardian of Light, disfrutaremos con éste.
0 0
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.