Análisis Starlink: Battle for Atlas

(Pc, PS4, One, Switch)

Estás en: JuegosAdn > PC > Análisis > Starlink: Battle for Atlas (PC, PS4, Xbox One, Nintendo Switch)

Análisis Starlink Battle for Atlas: No Fox's Sky

Starlink rescata los Toys-to-life ofreciéndonos un juego de naves y exploración que hará disfrutar a nuestro niño interior

Plataforma analizada: Nintendo Switch
Jesús Terán
16/10/2018 11:00
Tras haber pasado la fiebre de los juguetes con tecnología NFC, Ubisoft vuelve a intentarlo con Starlink: Battle for Atlas, un videojuego que más de mundo abierto, es de sistema solar abierto. Con una nave que tú mismo fabricas gracias a las piezas de las que dispones, tendrás la oportunidad de explorar varios planetas y reconquistarlos de las manos de la fuerza invasora conocida como la Legión. Así que regresa a tus años de Primaria, porque estas naves no solo las mueves con las manos, sino que también se mueven a tu voluntad en la pantalla del televisor. Análisis Starlink: Battle for Atlas.
Imagen asociada al video 39382

Episodio V: La legión contraataca

Hace unos días, en una galaxia relativamente cercana…

La iniciativa Starlink ha enviado su nave insignia, la Equinox, al sistema estelar Atlas para explorarlo y descubrir sus secretos. Pero nada más llegar sufre una emboscada por parte de la temible Legión, estrellándose en un planeta cercano mientras han tomado como rehén al capitán St. Grand. El líder de la Legión, Grax, está obsesionado con una extinta raza conocida como los Guardianes, y desea utilizar su tecnología ancestral para hacerse con el control de la Galaxia. Al mismo tiempo, nuestros héroes intentarán reparar su flota para volver al espacio y rescatar a su capitán de las garras de Grax.

Como podéis comprobar, la trama de Starlink: Battle for Atlas no es la más imaginativa del mundo en cuanto a ciencia ficción se refiere, pero saber guiarnos poco a poco sobre qué podemos hacer en este inmenso sistema planetario. No solo contamos con la campaña principal, sino que tendremos una serie de misiones que amplían la historia de cada personaje, haciéndoles más atractivos al jugador. Además, la versión de Nintendo Switch cuenta con una mini-campaña de unas horas en las que Fox y sus compañeros intentarán encontrar a Wolf en el sistema. Podría parecer que está metido con calzador, pero nada más lejos de la realidad, de hecho, los miembros de StarFox están completamente integrados en la historia principal junto al resto de protagonistas.

Starlink: Battle for Atlas

Starlink: Battle for Atlas

Construyendo tu nave ideal

Activision lo intentó con Skylanders, Disney con Infinity, Warner con LEGO Dimensions, y aunque Nintendo sigue haciendo figuras amiibo, todos pensábamos que la tecnología toys-to-life era cosa del pasado. Pero aquí está Ubisoft tomando una perspectiva distinta de la situación, donde los juguetes son más bien un añadido. No desbloquean partes del juego, y con lo contenido en el Starter Pack podemos pasarnos la historia de principio a fin.

Una vez tenemos nuestra nave ensamblada al mando, le ponemos las alas que queramos, incluso uniendo tres tipos diferentes, para conseguir diferentes características de fuego, defensa, velocidad y manejo. Cada piloto tendrá su propio árbol de habilidades que desarrollar cual RPG, contando cada uno con un tipo de ataque especial para salvarnos de algún que otro apuro. Por ejemplo, Fox McCloud en la versión de Nintendo Switch puede invocar a un compañero de StarFox durante un período limitado de tiempo, mientras suena la clásica tonadilla de la saga.

En cada ala colocaremos un arma distinta para eliminar a la amenaza extraterrestre. Como antes comentaba, el juego puede terminarse con lo básico, pero a su vez incentiva el uso de distintos ataques. De esta forma evitamos pasar algunas penurias en ciertos sectores, ya que tanto las armas como los enemigos están basados en un sistema de fortalezas y debilidades elementales. También es curioso alternar distintas variantes de fuego como misiles, rayos láser o ametralladoras, ya que cuentan con una cadencia y tiempo de carga diferentes

Si no te apetece jugar con una nave sobre tu mando no hay ningún problema. Cada parte que conectes se desbloquea en modo digital durante siete días para que puedas jugar con total libertad, en caso de Switch, tanto con el mando pro como en modo portátil. En digital no podremos cambiar de arma mientras estamos en pleno vuelo, pero se puede hacer de una manera rápida y sencilla desde el menú. Las naves están muy bien construidas y sus partes son bastante sólidas, pero si no te termina de convencer, se puede adquirir el juego digitalmente, tanto la versión básica con varios pilotos, naves y armas, como la completa, con todo lo habido y por haber.

Starlink: Battle for Atlas

Starlink: Battle for Atlas

La conquista del espacio

La exploración va a ser uno de los puntos principales de Starlink. Recorreremos de punto a punto los siete planetas que componen Atlas, descubriendo su fauna y flora, recogiendo minerales y materiales, y encontrándonos diversos emplazamientos. Ya que no vamos a salir de la nave en ningún momento, con el vuelo raso podremos observar al detalle cada punto del planeta e interactuar con los que lo pueblan. Pero si queremos ir algo más rápido, podemos conectar el principal propulsor y movernos por la estratosfera, mientras disfrutamos del paisaje. Y es que cada planeta del sistema está realizado al detalle, desde sus desiertos hasta sus glaciares, con el sol cegador siempre en el horizonte. Si bien la versión de Switch está algo limitada respecto a sus otras hermanas, el sobresaliente apartado artístico lo suple con ganas, sobre todo en modo portátil.

Como ocurre en casi todos los juegos de Ubisoft, tocará buscar las famosas torretas (en este caso, observatorios), para desbloquear la topografía de una región concreta, y así saber a qué lugar ir para interactuar con los lugareños. Éstos nos darán misiones básicas como recoger materiales, conquistar una antigua fábrica o hacerte cargo de una guarida de diablillos o de piratas espaciales. Hay multitud de cosas que hacer y secretos que encontrar en cada región, pero a la larga terminan siendo siempre los mismos, lo que puede hacerse algo repetitivo con el paso de las horas. Aquí es donde se pondrá a prueba la capacidad completista de cada jugador.

El vuelo es muy intuitivo y fluido, y alcanza su máxima expresión cuando alzas el morro y te lanzas hacia el espacio, atravesando la atmósfera sin ningún tiempo de carga. El sonido es ambiental, y nos acompaña en todo momento, destacando los efectos de disparos y explosiones y, por supuesto, el completo doblaje al castellano. Con nuestra nave y nuestro hiperimpulsor iremos descubriendo cada planeta, pero el espacio es un lugar peligroso. Los campos de asteroides van a ser frecuentes, por lo que habrá que ir con cuidado por donde vamos, que no somos Han Solo. Además, los forajidos harán su aparición muy de vez en cuando para hacer que nuestro viaje sea de todo menos tranquilo. Pero el viaje espacial no deja de ser una gozada, ya que encontraremos de todo, desde antiguas naves abandonadas hasta planetas destruidos, en los que podremos encontrar varios extras que nos ayudarán en nuestra travesía.

Starlink: Battle for Atlas

Starlink: Battle for Atlas

Battlestar Atláctica

El otro elemento del juego va a ser la reconquista, al más puro estilo Don Pelayo Galáctico. Cada mundo está ocupado en mayor o menor medida por la Legión, y tendremos que hacer que la alianza recupere terreno luchando. Esta raza de invasores biomecánicos basa su subsistencia en unos enormes extractores que drenan la energía del planeta. Nuestro objetivo será eliminar estas torres férreamente protegidas para que su influencia vaya decreciendo, y así poder hacer la atmósfera más habitable para nuestros aliados. Las torres mandan su energía a unos enormes titanes que deambulan por el planeta, una especie de jefes intermedios que nos las harán pasar canutas si no vamos bien preparados. La única pega es que los enemigos terrestres van a ser casi siempre los mismos, siendo un apartado que podría haberse trabajado más, sobre todo cuando el grindeo es necesario para avanzar en la trama.

Aunque bueno, donde de verdad está la salsa es en la batalla estelar. Los acorazados reciben energía de los titanes para entregársela a su señor Grax, y van a ser los jefes finales de cada sector del sistema. No son la Estrella de la Muerte, pero tocará echar el todo por el todo para ir destruyendo las torretas defensivas y las decenas de cazas que se pondrán en nuestro camino. Aquí es donde de verdad cobra importancia el cooperativo local, ya que dos pilotos siempre serán mejor que uno, y es increíblemente divertido luchar nave con nave contra el enemigo. Y si dejamos el espacio libre de acorazados, podremos lanzarnos contra las guardias de forajidos que hay en el firmamento, que suelen contar con recompensas de lo más suculentas.

Pero no todo es payum-payum en este título, y es que los recursos son una parte imprescindible dentro de sus mecánicas. En nuestro pulso planetario, iremos construyendo diferentes emplazamientos para ampliar nuestra alianza. Desde talleres para conseguir modificaciones para las naves, hasta refinerías para conseguir el preciado electrum, la energía básica con la que realizamos prácticamente cualquier actividad. También podemos construir bases militares para defender el bastión cuando estemos explorando otros terrenos, ya que la Legión no se va a quedar de brazos cruzados, e irá colocando titanes y reconstruyendo extractores si no hacemos nada para impedírselo.

Starlink: Battle for Atlas

Starlink: Battle for Atlas

La última frontera

Starlink ha llegado sin hacer demasiado ruido, pero ha terminado siendo una grata sorpresa. Nos ofrece la oportunidad de jugar con naves y personalizarlas a nuestro gusto, pero no nos obliga a pagar para completar la campaña. Una aventura con siete planetas que explorar, muchos enemigos que derrotar y con un sistema de habilidades más profundo de lo esperado. Este nuevo título de Ubisoft cuenta con momentos visuales que quitan el aliento, pero sobre todo es un juego divertido y emocionante. Además, dota a los poseedores de Nintendo Switch de la oportunidad de surcar el cosmos con Fox y su Arwing con total libertad. Un videojuego del que disfrutarán tanto jóvenes como adultos, y que puede suponer todo un reto con la dificultad al máximo.

8

Lo mejor

Explorar Atlas es una gozada, siempre hay algo que hacer

Un apartado artístico cuidado al detalle

Puro fanservice aeroespacial, y si es en compañía, mejor

Lo peor

Pero llegado un momento se hace repetitivo

Se echa en falta más variedad en los enemigos

Tanto la historia como las misiones podrían haber sido más imaginativas

¿Cómo analizamos?
8 comentarios
¿Quieres ver toda la actividad de la comunidad?Visita nuestra Red Social
Mensajes recientes
iruden
iruden 16/10/18 17:07:59
17
Mira que me llama el juego, que parece haber salido redondo y todo, pero el tema de los juguetes no me convence nada de nada. Me gustaría tener el juego "asecas" sin estar encarecido por los juguetes. La versión digital también sale carísima con un precio similar al que trae los juguetes (pura sablada para cualquier bolsillo). Me tendré que esperar a verlo de segunda mano o rebajado porque sino ni en broma.
1 7
Utilizamos cookies para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información pulsando 'aquí'.