Análisis Need for Speed Heat

(Pc, PS4, One)

Estás en: JuegosAdn > PC > Análisis > Need for Speed Heat (PC, PS4, Xbox One)

Análisis Need for Speed Heat: Mucha policía, mucha diversión

Ghost Games vuelve a tomar las riendas de Need for Speed con la que sin duda es su entrega más completa en los últimos años

Plataforma analizada: Xbox One
Fran Pineda
08/11/2019 09:24
Desde hace unos años parece que EA estaba lejos de ofrecer una entrega de Need for Speed que contentara a los fans. Estaban los que querían una apuesta más cercana a la subserie Underground. Por otra parte también los seguidores de la franquicia pedían un juego parecido a Shift, su variante más pareja a la simulación. Tras Payback, su capítulo más criticado, Ghost Games nos ofrece ahora sí con Heat un juego capaz de hacer felices tanto a los jugadores más clásicos, pero también a los que deseaban volver a la conducción pura y dura.
Need for Speed Heat

Need for Speed Heat

Análisis Need for Speed Heat para PlayStation 4, Xbox One y PC

Ha costado varios años, pero parece que Ghost Games ha dado con la clave. No fueron muchas las expectativas puestas en Need for Speed Heat con su anuncio. En el E3 2019 pasó realmente desapercibido, por no hablar que la época en la que llega a las tiendas lo hace bajo la sombra de grandes esperados como Death Stranding o Pokémon Espada y Escudo. Incluso la propia EA compite contra sí misma debido al cercano lanzamiento de Star Wars Jedi Fallen Order. Sí, títulos para un target muy diferente, sin duda, pero los fans de la conducción arcade pueden respirar tranquilos. Need for Speed Heat merece la pena. 

Por supuesto no nos encontramos con un videojuego perfecto, pero tal vez y sin temor a equivocarnos, con la mejor entrega de la veterana saga en los últimos años. La premisa de Need for Speed Heat no se anda por las ramas. Desde el comienzo el juego es consciente que la máxima para sus jugadores será la de subirnos a un vehículo y comenzar a correr en todo tipo de competiciones y tunear el consiguiente vehículo. Es por ello que en apenas 2 minutos Ghost Games nos pone en contexto con una historia que, como ya estaréis imaginando, es lo menos importante. 

Palm City: Una ciudad entera para nosotros, literalmente

Palm City es la gran protagonista de Need for Speed Heat. Por primera vez en la saga el videojuego nos deja explorar con total libertad la ciudad. Con ello nos despedimos de muros invisibles que nos impedían visitar, por ejemplo, una playa que veíamos a lo lejos por el puerto marítimo, entre otros lugares. Palm City está cargada de áreas bien diferenciadas y que por supuesto dan un aspecto completamente diferente según juguemos en el día o la noche. 

Por desgracia, no es oro todo lo que reluce. Aunque las dimensiones de Palm City son perfectas para un juego de este tipo, sin llegar a las magnitudes de Forza Horizon o The Crew, aunque tampoco es lo necesario, la ciudad carece de vida. Por las mañanas podremos explorar la urbe con tranquilidad. La policía estará más relajada, por lo que se convierte en el momento perfecto para recordar ciertas rutas o viajar sin temor a las persecuciones. Una tarea de lo más habitual para los juegos de mundo abierto en la conducción, pero que se torna aburrida debido al nulo tráfico. Por la noche la cosa no mejora. Es sin duda el momento del día donde más reluce Need for Speed Heat pues las persecuciones con policía demuestran las escenas de más acción y tensión, pero en las que el tráfico -aunque ligeramente mayor- tampoco está muy presente. 

Need for Speed Heat
Míralo en Amazon En stock. Envío gratis.
Need for Speed Heat

59.95€

amazon.es

La sensación general de Palm City es la de sentirnos ante una ciudad artificial, 'muy de videojuego'. Forza Horizon, aunque contaba con determinados elementos muy claros en el mapa, nos instaba a la exploración para encontrar ciertos secretos como coches abandonados. En Palm City todo está absolutamente indicado. Desde los secretos pasando por los desafíos que encontraremos repartidos por el mapa. De esta manera el jugador no siente que se encuentre ante un reto natural, sino que se tome estos segmentos como algo que está ahí y que puedes completar en caso de que necesites el recurso de turno. 

La noche de las bestias

Palm City no sería nada sin el transcurso de día y noche. Sin duda es una de la grandes novedades del videojuego y el que da un toque completamente diferente a la marca. Durante el día nos veremos obligados a explorar la ciudad y participar en carreras de todo tipo, competiciones de estilo más clásico y cercanas a lo visto en sagas como GRID, por citar otro ejemplo. Novedad también en Need for Speed es incluir no sólo carreras que pasan por el asfalto, sino también a terrenos como la tierra. El día será el momento adecuado en el que reunir la mayor cantidad de dinero para mejorar nuestro coche. 

Es la llegada de la noche cuando la cosa cambia por completo. Es aquí cuando Need for Speed Heat se convierte en una mezcla de Underground con Most Wanted, sumando por supuesto la estética tunning. Las competiciones pasarán a ser urbanas, mucho más espectaculares fruto de la iluminación en la ciudad, pero sobretodo por la presencia de la policía. Ésta no nos dará ni un sólo respiro, encontrándonos ante la 'pasma' más agresiva que hemos visto jamás en videojuego alguno. Toda la reputación que ganemos en las carreras nocturnas nos permitirá subir en los escalafones urbanos del resto de bandas, pero pobre de nosotros comos nos cace la policía. Además de tener que pagar una gran cantidad de dinero, perderemos una enorme parte de las recompensas que hayamos conseguido.

Deberemos por ende mantener un timing perfecto de saber cuándo volver a nuestras casas para gastar lo adquirido, pero también arriesgar un poco más para aumentar los fondos y subir la reputación. Una auténtica lástima que tanto en la noche como en el día la IA no esté a la altura. Disponible en tres niveles de dificultad (Fácil, Medio y Difícil) la IA es bastante arcaica, con patrones que se rigen en comportamientos extremadamente simples. En las carreras nos dejarán una gran ventaja, para sorprendernos en las dos últimas curvas apretando a más no poder los últimos 50 metros. En el caso de la policía y su agresividad la cosa no mejora. Aunque es destacable que tengan ese desapego hacia los conductores ilegales, ¿era necesario lanzarse hacia los coches como si en lugar de un coche policial llevaran un tanque? Es aquí cuando enlazamos con la jugabilidad pura y dura de Need for Speed: Heat. 

Need for Speed Heat

Need for Speed Heat

Espera, ¿Need for Speed Heat es también un juego de supervivencia?

Puede parecer una exageración, pero lo cierto es que Need for Speed Heat tiene ciertos retazos de juego de supervivencia. La jugabilidad durante la mañana presenta su sistema más clásico y directo: compite y gana dinero. Por la noche todo cambia. Además del factor competitivo tendremos que tener muchos otros puntos en mente. Uno de ellos y sin duda el más importante una vez la policía aparece es la 'barra de vida' de nuestro coche. Aunque tendremos gasolineras repartidas por las que pasar para repararlo (al más puro estilo Most Wanted) sólo podremos realizar esta acción un total de 3 veces. 

Como decíamos líneas atrás, la policía no da ni un sólo minuto de respiro. Da igual que os metáis por la playa o un campo de golf, allí tendréis a los todopoderosos vehículos dispuestos a embestiros a cualquier precio. Generalmente al término de cada carrera nocturna ésta dará paso a la persecución. Se presentan varias opciones por delante. ¿Darás esquinazo a la 'pasma' para volver al piso franco y gastar el dinero? ¿O por el contrario optas por escapar de la policía y competir en otra carrera sabiendo el riesgo que conlleva también en el aumento de reputación y por ende de agresividad con la policía? 

Medir el momento justo en el que nos involucramos en la noche de Need for Speed es crucial para progresar. Es una de las cosas que más nos ha gustado, pues el factor riesgo está presente durante esta etapa y somos precisamente nosotros los que medimos el nivel tanto de escalada en la reputación y por supuesto las recompensas. Eso sí, nos hubiera encantado ver una transición entre el día y la noche. Queda demasiado austero y brusco el que sólo podamos escoger pasar de una a otra sección. Imaginad por ejemplo competir o explorar durante el atardecer y con ello dando comienzo a una mayor presencia policial. Mismo caso con el amanecer, donde los de la ley vuelven a sus casas. 

Total libertad para personalizar tu vehículo

El tunning era una de las grandes apuestas para Need for Speed Heat y no ha defraudado. Tenemos la más completa personalización del vehículo hasta la fecha en una entrega de la franquicia. A medida que ganemos dinero podremos emplearlo en mejorar las prestaciones del coche con infinidad de piezas a incluir. Pero como todos sabemos, es precisamente el tunning el gran protagonista en este tipo de juegos. 

Need for Speed Heat

Need for Speed Heat

Total libertad para decorar de los faros, llantas, incluir vinilos, pegatinas, laterales ¡incluso el color del humo o el sonido el tubo de escape! Ghost Games ha trabajado muy duro en este campo y vaya que si se nota. Además podrás compartir tus diseños con la comunidad e integrar a tu vehículo los que hayan hecho otros usuarios, un toque que sin duda siempre gusta. Además el juego nos permitirá cambiar ciertos reglajes durante la propia partida con solo apretar un botón, una opción genial para cuando tengamos que improvisar frente a la policía o lucirnos con derrapes en la exploración. 

Uno de los aspectos en los que el juego hace especial hincapié es la vertiente online. Ya desde el menú de inicio encontramos dicha característica. En Need for Speed Heat podremos unirnos a bandas o crear la nuestra propia, por supuesto a la que se unirán nuestros amigos. Need for Speed, la entrega de 2015, ya coqueteaba con esta opción y finalmente la hemos tenido en su variante más completa. Aunque su impacto en el juego no es tan alta como cabría esperar, nunca está de más recorrer Palm City o participar en las pruebas acompañados. 

Una entrega que cumple pero a la que le falta más ambición

Lo he dicho varias veces en el texto, Need for Speed Heat está a la altura de las expectativas para todos aquellos jugadores que querían de vuelta la auténtica esencia de Underground con elementos de Most Wanted e incluso pequeños retazos de Shift. Tenemos competiciones por doquier, bastante variadas para tratarse de un NfS, y por supuesto el factor adrenalina que añade la presencia de la policía. Need for Speed Heat contentará tanto a los fans de la marca así como aquellos que lleven unos años despegados de la saga y tengan ganas de un título de conducción arcade sin grandes pretensiones. 

Y es ese punto, la falta de ambición, una de las grandes pegas de Need for Speed Heat. Encuentro ciertos aspectos incomprensibles a día de hoy, en pleno 2019, y que deberían de estar mucho más camuflados. Desde una IA que se vuelve por momentos exasperante, pasando por unas competiciones algo descafeinadas en la mañana poniendo el gran foco de atención en la noche. Y es que parece que es precisamente ésta, con las carreras nocturnas, donde más atención ha puesto Ghost Games.

Need for Speed Heat

Need for Speed Heat

Existen motivos para pensar que así sea. El tráfico por la mañana es completamente nulo, por no hablar de que aunque en lo gráfico el juego es correcto, brilla - nunca mejor dicho - con luz propia en las fases nocturnas. Por suerte el título compensa estas carencias con una progresión que invita a pasar por ambas secciones y ampliar el garaje entre los más de 100 coches disponibles. 

Dicho lo cual y como valoración final para este Need for Speed Heat, me quedo sin duda con el componente arcade y ese ambiente macarra, aunque excesivamente forzado en ocasiones. A pesar de sus aspectos negativos, para muchos será fragrantes en términos de control, la propuesta de Ghost Games es divertida a nada que te guste el estilo arcade cargado de opciones para el más fanático del tunning y la diversión sin altas pretensiones que las de correr y sentir esa sensación de progreso.  

7.5

Lo mejor

Gráficamente es espectacular

Las secciones nocturnas brillan con luz propia

El nivel de personalización es enfermizo

NfS Heat recoge lo mejor de Most Wanted y Underground, fijádose en otras marcas como Forza Horizon

Lo peor

Palm City está carente de vida

Las carreras diurnas no están al nivel de las nocturnas

La IA. Auténticos kamikazes en forma de policía, mientras que los rivales abusan de ciertas 'trampas' forzadas

El control está poco depurado

¿Cómo analizamos?
0 comentarios
Mensajes recientes

No hay ningún comentario en este muro social

Utilizamos cookies para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información pulsando 'aquí'.