Análisis Let it Die

(PS4)

Estás en: JuegosAdn > PS4 > Análisis > Let it Die (PS4)

Let it Die: Entre la vida y la muerte

Suda 51 vuelve a la carga con Let it Die, un free-to-play de acción que nace de las cenizas de Lilly Bergamo, en exclusiva para PS4

Plataforma analizada: PS4
Álvaro Miranda Sertal
13/12/2016 20:30
Let it Die ha sufrido un desarrollo incierto, el último proyecto bajo el sello de Suda 51 permaneció durante mucho tiempo bajo la incógnita de la cancelación, pero finalmente esta propuesta tan alejado de los cánones del creativo nipón ha efectuado su estreno en PlayStation 4.
Let it Die

Let it Die: Un free-to-play insólito en la carrera de Suda51

Muchas son las personas que creen que Let it Die es la solución a un mal menor, y teniendo en cuenta alguno de los hechos que preceden a su lanzamiento no parece una afirmación descabellada. El proyecto nació de las cenizas de Lilly Bergamo, un título presentado en exclusiva para PlayStation 4 bajo el sello del reconocido Suda 51. Tras su primer tráiler el desarrollo fue cancelado y parece que de los fragmentos sobrantes nació Let it Die.

En su primer tráiler de 2014 se presentó como un título free-to-play con un alto componente online, una propuesta completamente insólita en la carrera del creativo nipón. Este movimiento parecía insinuar que el acuerdo de exclusividad con Sony era lo suficientemente importante para que del mismo naciese un proyecto, independientemente de las pautas y directrices del reconocido japonés. Este malestar en torno al desarrollo pareció volverse latente tras un largo periodo de silencio en torno al mismo que desató de nuevo los rumores de una posible cancelación.

Finalmente a lo largo de este mismo año Goichi Suda reapareció ante el gran público tras meses de silencio, confirmando que 'Let it Die' aún seguía con vida. Desde ese mismo momento la información recibida comenzó a volverse constante y finalmente, durante la celebración de la PlayStation Experience de hace algunos días, su lanzamiento se convirtió en una realidad.

Desde entonces 'Let it Die' ya está disponible en PS4 y a pesar de que el bueno de Suda51 ya no es tan responsable de gran parte del proyecto, el sello de su estudio creativo parece bastante latente. Su propuesta aún no parece del todo clara sobre el papel, pero tras jugarlo durante varias horas intentaremos poner orden y darle sentido a sus delirios.

Escalando la Torre de Barb

'Let it Die' nos traslada a un futuro próximo en el año 2026 en el que la Tierra es azotada por diferentes terremotos que provocan catástrofes medioambientales, instaurando la anarquía y la ley del más fuerte en la mayoría del globo. En medio de este caos la parte sudeste de Tokio se divide, formando una única isla en la que crece de su interior una torre natural de grandes dimensiones. Esta torre arrastra todo tipo de construcciones y algunos aseguran que en su parte superior se hayan grandes riquezas y tesoros.

Estos rumores motivan a un gran número de luchadores a enfrentarse a las numerosas amenazas que encontraremos a lo largo de esta empinada escalada. Nosotros empezamos la aventura tomando el control de uno de ellos, pero pronto descubriremos que a lo largo de nuestro trayecto se ha montado un negocio por parte de diferentes individuos que precisamente vienen a aprovecharse de la avaricia de estos hombres.

A pesar de ser un free-to-play, el sello de Grashopper y del propio Suda 51 está muy presente. La gran mayoría de sus proyectos nos presentan una estructura similar, nuestro objetivo es ascender hasta la cumbre de un objetivo atravesando por el camino una serie de enfrentamientos y encuentros con personajes bastante únicos y variopintos difíciles de olvidar. Algunos de ellos hacen referencia a diferentes obras de ficción y tendencias actuales, dándoles un punto de vista ridículo y paródico en la mayoría de ocasiones. Este toque permanece también en esta obra pero es menos notable al ensombrecerse por medio de otras mecánicas que cobran más importancia.

Su historia y ambientación no es su punto más relevante pero sabe acompañar y mantenernos interesados por este universo, en ciernes de ver a que oscura o extraña creación nos enfrentaremos a continuación. Sabe mantener la esencia y probablemente ese sea el principal motivo por el que os mantendréis pegados al mando.

Let it Die

Al subir una escalera empieza por el primer peldaño

Al comenzar nuestro viaje las únicas posesiones con las que contará nuestro personaje son su ropa interior y una máscara de gas, que evita nuestra muerte por la intoxicada atmósfera. Nuestro objetivo a partir de ese momento es conseguir equipo y mejoras por medio de derrotar a nuestros enemigos.

El sistema de combate no es demasiado complejo. Al principio contamos con un solo ataque por cada tipo de arma, un botón para cubrirnos y esquivar, además de también poder correr y saltar para superar ciertas zonas. Nuestro punto de vista siempre será en tercera persona, recordando bastante a un clásico hack'n'slash en el que tendremos que actuar con cautela. El truco erradica en que cuanto más usemos un arma más efectivos seremos con ella, independientemente del tipo que sea, ya pueden ser nuestros puños como un fusil de asalto, con el tiempo mejorarán y nos ofrecerán nuevas posibilidades y ataques. Al derrotar a nuestros enemigos nuestro propio personaje también ganará experiencia que le permitirá subir de nivel para aumentar sus estadísticas y especializarlo en diferentes aspectos. Otra de las opciones que se nos brinda es la de actuar con sigilo pero no siempre termina siendo una opción viable.

Si caemos en combate todos los objetos que llevemos encima, así como nuestra experiencia y dinero desaparecerán.

El principal problema proviene de que si caemos en combate todos los objetos que llevemos encima, así como nuestra experiencia y dinero desaparecerán, e incluso nuestro propio personaje creado podría llegar a hacerlo si no lo derrotamos en el mismo lugar en el que pereció. Estos luchadores de jugadores reanimados, llamados “haters”, representan nuestro mayor peligro; son más inteligentes que los enemigos básicos y están mejor preparados, son bastante impredecibles y pueden hacer su aparición en cualquier momento. Por lo general el resto de los enemigos no representan una gran amenaza tras haberlos enfrentado un par de veces, pero si no vamos lo suficientemente preparados caeremos en apenas unos golpes.

Para poder progresar adecuadamente estamos obligados a que, cada vez que superamos un punto importante o creemos que tenemos un botín lo suficientemente valioso como para retirarnos, emprender el camino de vuelta a nuestra base. Sí nos encontramos en pisos altos esta ruta podría ser demasiado larga y peligrosa por lo que un gran número de pisos cuentan con ascensores que nos llevarán a nuestra sala de espera a un módico precio.

Let it Die

Este punto se vuelve bastante cuesta arriba cuando comenzamos con el juego, pero tras repetir este patrón durante varias veces, conseguiremos que nuestro personaje se vuelva lo suficientemente fuerte para que superemos cierto número de pisos sin problema alguno. Aquí es donde radica la clave del juego: si utilizamos adecuadamente este proceso no nos será demasiado difícil avanzar, pero si pecamos de impacientes nuestros recursos mermarán y esta escalada se hará muy cuesta arriba, volviéndose nuestro avance más tedioso y pesado.

Claves para la supervivencia

Como mencionábamos con anterioridad, las diferentes piezas de equipo pueden ser obtenidas por medio de derrotar a nuestros enemigos, pero debido a que la mayoría de ellos son combatientes resucitados, éste se encuentra en condiciones que dejan bastante que desear. ¿Qué significa esto? Pues básicamente que tras unos pocos golpes se romperán y deberemos sustituirlos. Para evitarlo a nuestra disposición tenemos una sala de espera que actúa como nuestra base de operaciones.

En ella podemos comprar equipamiento, mejorar a nuestro personaje o guardar algunos recursos. Para conseguir nuestro propio equipo deberemos encontrar diferentes planos a lo largo de los pisos que nos permitirán construir diferentes partes de equipo a cambio de un coste y unos materiales que también encontramos a lo largo de los diferentes niveles. Una vez los hayamos completado ese objeto estará siempre disponible para comprarlo en nuestra tienda, dándonos también la posibilidad de mejorarlo y convertirlo en un nuevo tipo mejor de equipo.

Este equipo es muy variado y dependiendo del que usemos podremos configurar a nuestro personaje de diferentes formas. De esta forma se nos abre un abanico de combinaciones bastante extenso si tenemos en cuenta las diferentes clases de personajes que desbloqueamos con el tiempo. Sí a esto le añadimos la posibilidad de equipar a nuestros personajes con calcomanías que nos aportan bonificaciones únicas, las posibilidades son tan variadas como efectivas.

Let it Die

Esta no será la única clave para nuestra supervivencia ya que nuestro personaje también tendrá necesidades. La única forma que tenemos de recuperar nuestra vida en medio de nuestra travesía es por medio de ingerir algún tipo de alimento. Estos pueden ser encontrados a lo largo de los diferentes niveles y contarán con diferentes efectos. Los anímales en su mayoría nos recuperarán salud en menor o mayor medida pero a nuestra disposición se nos ofrecen una gran variedad de setas con hilarantes efectos. Entre algunas de las opciones que nos encontramos tenemos setas que aumentan nuestro ataque o defensa, curativas, somníferas, explosivas, trampa, etc… siéndonos de utilidad en una gran variedad de situaciones.

Por desgracia para nosotros la sala de espera no es tan segura como mencionábamos en un principio y a pesar de ser nuestra base de operaciones también puede ser atacada y saqueada. De aquí nace la principal funcionalidad online del título ya que por medio de la organización conocida como Tokyo Death Metro podremos acceder a las salas de espera de otros jugadores y saquear sus reservas monetarias, e incluso secuestrar a alguno de sus personajes para hacerlo nuestro. Nuestros materiales y recursos permanecerán a salvo y nuestros personajes secuestrados podrán ser rescatados por nosotros mismos o por algún miembro de nuestro equipo, el cual elegimos al realizar nuestro primer saqueo. Sí nos preocupan especialmente nuestras posesiones podremos dejar a alguno de nuestro personajes defendiéndolas o endurecer nuestras reservas para hacerlas más resistentes, aunque en el caso de no ser así las perdidas tampoco son demasiado significativas.

Un modelofree-to-playbien resuelto

Por lo general y al menos hasta la fecha no es imprescindible el uso de micropagos, tanto para disfrutar de la aventura como para poder superar sus niveles, de hecho hasta hace poco tiempo ni siquiera estaban activos. Por medio de estos pagos se nos ofrecen dos opciones diferentes para agilizar nuestro viaje, que ahora detallaremos.

A nuestra disposición tenemos la opción de adquirir una moneda alternativa llamada Death Metal; ésta actúa como un seguro de vida que podemos utilizar cuando nuestro personaje muere, permitiéndonos continuar desde el mismo punto en el que caemos con todos los recursos recogidos. Este Death Metal también puede ser utilizado para intercambiarlo por monedas básicas del juego que tampoco suponen una gran diferencia, ya que solo superando un nivel que dura unos cinco minutos conseguimos una cantidad monetaria equivalente. También nos ofrece la posibilidad de acelerar nuestras construcciones si somos muy impacientes, pero de nuevo los tiempos de espera no son demasiado largos y perfectamente podemos ocuparnos de otros asuntos al mismo tiempo.

Let it Die

Esta moneda viene a cumplir la misma función que las clásicas vidas que todos conocemos, pero no necesariamente es obligatorio comprarlas con dinero real ya que de forma gratuita se nos aportan varias de forma diaria e incluso se pueden llegar a “farmear” cumpliendo diferentes misiones. Siempre y cuando repitamos el proceso de regresar a nuestra base cada vez que realicemos un progreso importante no dependeremos de ellas.

La segunda opción que se nos ofrece es la de adquirir un pase vip que nos permite entre otras cosas cargar más objetos en nuestra mochila, realizar viajes en ascensor a coste cero o diferentes ventajas a la hora de invadir otras salas de espera. Este pase que agiliza bastante nuestra progresión y facilita bastante las cosas, pero de nuevo no es completamente necesario e incluso de forma puntual se nos ofrecen de forma gratuita pases diarios.

Una banda sonora de auténtico lujo

Siendo sinceros el título a pesar de utilizar el Unreal Engine 4 como motor gráfico es bastante justito técnicamente. No sorprende ni despliega grandes efectos en pantalla, básicamente destacando en el diseño de sus personajes secundarios y algún que otro efecto en momentos puntuales de la aventura al utilizar ciertos objetos o al realizar ciertas ejecuciones.

La mayoría de niveles del juego repiten diseño y a aparte de algunas modificaciones en su mapeado la mayoría de ellos se construyen en base a un número discreto de arquetipos predefinidos. Por encima del resto destaca la ambientación y temática que se le ha otorgado con puntos álgidos puntuales cuando se utilizan técnicas muy extravagantes que recuerdan a alguno de los mejores momentos del estudio, en otros títulos como Shadows of the Dammed.

Let it Die

El encargado de la banda sonora del título es uno de los compositores más reconocido de nuestro medio, Akira Yamaoka. Este hombre es el principal responsable de la banda sonora de la saga Silent Hill, aparte de acompañar a Suda 51 en la mayoría de sus trabajos. El compositor ha realizado temas propios, que acompañan la mayoría de nuestras reyertas, de una gran calidad que abarcan todo tipo de géneros musicales, pero la palma se la lleva la sala de espera. Dentro de esta sala tenemos a nuestra disposición una radio en la que disponemos de más de 100 canciones diferentes compuestas por un abultado número de grupos musicales reales (de más o menos renombre) en exclusiva para el juego. Entre ellas encontramos temas de gran calidad que encajan a la perfección en la ambientación del título y aumentan exponencialmente su calidad.

Atractivo a pesar de arrastrar tópicos del género

'Let it Die' es un título free-to-play y nunca debemos olvidarnos de ello. Esto implica que lastre muchos de los defectos que arrastra este modelo de negocio, pero no por ello deja de ser atractivo. El futuro de Suda51 parece un tanto incierto y tal vez no haya sido tan responsable de este proyecto, pero el sello de su marca y estudio creativo están en el título y en parte consiguen hacerlo único.

Por otro lado sus micropagos no son abusivos ni instauran una gran desventaja entre jugadores, tampoco llegan a tener una gran repercusión ya que principalmente solo afectan en la velocidad de nuestro avance. Requiere que seamos pacientes y dediquemos esfuerzo por nuestra parte, pero en cuanto nos familiaricemos con su particular fórmula se volverá muy disfrutable, consiguiendo enganchar.

Con un avance más acelerado y menos necesidad de conseguir recursos podría ser perfectamente un juego clásico que se vendiese a un precio completo, ya que su estructura está basada en una progresión constante hasta un punto y final, que dejando de lado sus carencias es bastante disfrutable.

7.8

Lo mejor

Los micropagos son bastante opcionales

Banda sonora de escándalo

Personajes únicos y delirantes

Mantiene la esencia de Grasshopper

Lo peor

Las primeras horas se hacen bastante cuesta arriba

La necesidad de recoger materiales constantemente lo lastra bastante

A pesar de usar Unreal Engine 4 gráficamente es discreto

¿Cómo analizamos?
4 comentarios
¿Quieres ver toda la actividad de la comunidad?Visita nuestra Red Social
Mensajes recientes
Arin
Arin 17/12/16 07:59:38
00
Quiero mi Lilly Bergamo!! :'( :'( :'(
0 0
Sasuke
Sasuke 14/12/16 02:18:47
00
Lo jugué un rato y sé que no terminará gustándome.
0 0
dinofast
Staff
dinofast 13/12/16 22:49:23
10
Sin duda es uno de los que más ganas tengo de la PS4
1 0
Miniviciao@
Miniviciao@ 13/12/16 22:16:40
30
Nota muy baja, me parece un juego muy bueno, las primeras horas se hacen cuesta arriba?, al reves luego es cuando se hace cuesta arriba... lo veo infravalorado, claro viene con la vitola de free to play, y no se le toma como hay que tomarlo, no tiene supergraficos y se llama let it die, no es una licencia conocida, cuantos juegos he visto que ni tienen ni la mitad de profundidad que este mejor valorados, hasta a un pokemon de bolsillo lo valoran mas porque está de moda...
3 0
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.