Análisis Knack 2

(PS4)

Estás en: JuegosAdn > PS4 > Análisis > Knack 2 (PS4)

Knack 2: Why are we still here?

Tras una agria presentación Knack está de vuelta con una segunda aventura, Knack 2, que pretende revindicar al entrañable personaje

Plataforma analizada: PS4
Álvaro Miranda Sertal
05/09/2017 15:00
Seamos realistas, las expectativas entorno a Knack 2 no son precisamente altas. El ambiente está caldeado y poca gente espera realmente esta secuela. Si se convierte en una sorpresa la mala reputación que le precede jugará en su favor, por lo que la ocasión se antoja determinante en el futuro del personaje. A lo largo de sus diferentes presentaciones parece que las intenciones han sido mejorar aquella imberbe propuesta original, descubramos qué destino le depara a Knack 2.
Knack 2

Knack 2: Why are we still here?

Desde que los videojuegos son videojuegos, han existido una serie de buques insignia que definen las posibilidades de diferentes dispositivos. Si nos remontamos a PlayStation encontramos a personajes como Crash Bandicoot, Jak & Daxter y Nathan Drake, compartiendo una misma procedencia que fácilmente define la evolución del estudio y su principal plataforma de trabajo. Sin embargo, en la cuarta generación de consolas de Sony, falta ese estandarte, aunque eso no significa que no haya existido ningún intento de instaurarlo.

Aunque a ciencia cierta no sabemos si esa era su primordial intención -con Mark Cerny como enlace a la idea– como título tempranero de PlayStation 4 efectuó su estreno Knack. Como nueva IP tal vez no llamaba demasiado la atención, pero en aquel momento pocas alternativas había supervisadas directamente por Sony con todo lo que ello implica. El proyecto contaba con una oportunidad que muchos estudios hubiesen deseado y sin embargo terminó decepcionando en su mayoría, convirtiéndose en el rarito del catálogo al que señalar con el dedo.

Aún con todo, su situación era demasiado favorable como para que pasase completamente desapercibido y al menos no terminó cayendo en el olvido. No sabemos hasta qué punto era factible una secuela, pero Mark Cerny no da su brazo a torcer y regresa con su ensamblable personaje que carga a sus espaldas un estigma difícil de eliminar. Como regresado del exilio, Knack tiene una segunda oportunidad para dejar una huella que no dejó en su momento y que puede utilizar como carta a su favor si consigue darle la vuelta a la tortilla.

Errores en Matrix

Vale, ya que estamos aquí seamos totalmente francos, la primera toma de contacto con Knack 2 no es precisamente buena. Con todos sus peros una de sus verdaderas cualidades es la de transmitir una constante sensación de deja vu, recuerda a muchas cosas, pero no es precisamente mejor que ninguna de ellas. Centrémonos para indagar algo más en la afirmación.

Comenzamos con un escenario asediado, una ciudad amenazada por el ataque de una serie de robots de todos los tipos y tamaños, y como “héroes” nuestro objetivo es atravesar diferentes dependencias a puñetazo limpio mientras Knack suelta una serie de coletillas para relajar el ambiente. Nuestro set de movimientos se compone de dos tipos de ataque, un salto y una esquiva, que a su vez desembocan en un set de movimientos que probablemente podáis contarlo con los dedos de una mano. Contamos con pequeños tramos de plataformas que en ningún momento se complican demasiado y esas ricas secuencias Quick Time Event que todos queremos. Transformers: Devastation, ¿eres tú?

La linealidad es elemento común y no existen demasiadas rutas alternativas; en cuanto a los acertijos es difícil no resolverlos de un simple vistazo

Pero, de repente, retrocedemos en el tiempo y ahora nos encontramos en entornos naturales en los que a su fórmula se añade el componente de la exploración y los puzles. La linealidad es elemento común y no existen demasiadas rutas alternativas; en cuanto a los acertijos es difícil no resolverlos de un simple vistazo, pero si vuestra ineptitud os supera, tranquilos, Knack está aquí para ayudaros con una apañada interfaz que te indica todos los pasos que tienes que realizar -juraría haber mencionado antes algo de un tal Nathan Drake-

Dejando de un lado ya la bromita, no es condenable tomar influencias directas de otras obras. Existen ahí fuera grandes ejemplos de videojuegos notables que siguen este mismo patrón, pero a cambio se debería aportar un toque diferenciador, ese extra de calidad que se le pedía al título original o esa vuelta de tuerca que te hace único. Knack 2 se limita simplemente a eso, explotar un recuerdo positivo que tal vez sea suficiente para hacerte disfrutar y no percatarte de que está por debajo de todos sus referentes con un popurrí de ideas simples.

Knack 2

Knack, todavía queda esperanza

Bueno, vamos a calmarnos, tal vez Knack sí tenga algo que ofrecer a cierto sector de público. Es evidente que si Knack apuesta por la simpleza es porque se orienta hacia primerizos en los videojuegos. Hacerse a él puede ser bastante sencillo sin experiencia previa, mostrando así alguna de las posibilidades únicas que tiene nuestro medio. Es una buena estrategia para hacer crecer enteros un videojuego como tal, pero para ello hace falta algo que determine al jugador a seguir adelante y, en este aspecto, ¿realmente no existe nada mejor ahí fuera?

En general es algo bastante común en videojuegos con los que Knack guarda relación, pero en este caso ya hemos mencionado que el desafío a nivel jugable es nulo. Se nos van terminando las opciones así que, tal vez, en su argumento hallemos una respuesta. La exigencia por norma general cuando se apunta hacia ciertos targets de edad disminuye de forma equivalente y con que simplemente contentes exigencias ya puedes hacer mella. Tenemos cinemáticas con un estilo de animación bastante majo, personajes estereotipados y un universo por conocer. Bien, de momento esto funciona, pero falta algo: una identidad para no perdernos entre la masa y, por fortuna, contamos con Knack. El bichejo formado por reliquias antiguas puede formar y deformarse a gusto, hacerse más grande y desbloquear nuevos poderes si utiliza diferentes componentes y, además, cuenta chistes, qué más se le puede pedir.

Mantener el interés y seguir cualquier tipo de continuidad se antoja increíblemente difícil, la transición entre escenas y diálogos es brusca y buscar cualquier tipo de concordancia o sentido no es nuestro objetivo aquí

Pues bastante más, compañero. Mantener el interés y seguir cualquier tipo de continuidad se antoja increíblemente difícil, la transición entre escenas y diálogos es brusca y buscar cualquier tipo de concordancia o sentido no es nuestro objetivo aquí. No se ofrecen lecturas, no se transmite, simplemente es un ruido de fondo para que las alarmas de los puristas no se enciendan y las pocas posibilidades que tiene se desaprovechan por no haber ni siquiera intentado explotar el verdadero potencial que de por si deja la idea. Así que, no sé, poder patear goblins de vez en cuando es divertido. Sí, he dicho goblins.

Knack 2

Ni bien ni mal, normal

Valorar en su conjunto Knack 2 es una tesitura complicada. Se agarra a demasiados clavos que a la larga pueden hacer que la gente suelte ese “pues no estaba tan mal”. Sus particulares apuestas pueden hacer que no sea repudiado pero es fácil enumerar el número de cosas en las que podría mejorar, pero simplemente es eso, mejorar. Su mayor fallo es el argumental, en el resto apartados solo peca de simple y falto de ambición. Incluso técnicamente no es sorprendente, pero cumple sobradamente.

Supongo que depende del nivel de exigencia de cada uno y de las ganas que tengáis de invertir vuestro tiempo en algo como esto. Por mi parte lo voy a dejar en un punto medio, a la hora de jugar más que por números suelo guiarme por pesos; puede que un título sea mediocre en algo, pero destaque por encima de la media en otros aspectos, haciéndolo completamente viable como propuesta. En Knack 2 no hay nada que lo eleve la balanza hacia "lo bueno", pero tampoco hay nada indigesto que convierta su experiencia en ampliamente negativa.

5

Lo mejor

A nivel de físicas está bastante bien llevado

Puede ser un punto de entrada para aquel que aún no se ha iniciado en el sector

Lo peor

Peca de simple en casi todos sus apartados

No destaca prácticamente en nada

Aparte de motivos puramente mecánicos no cuenta con grandes incentivos para seguir adelante

¿Cómo analizamos?
1 comentarios
¿Quieres ver toda la actividad de la comunidad?Visita nuestra Red Social
Mensajes recientes
Sin avatar
rileydollfie 05/09/17 20:36:52
00
me pregunto que notá hubiese tenido knack 2 si hubiese sido un exclusivo de switch, también sería curioso ver el trato de los medios hacia el mismo en ese caso, no es por defenderlo a mi en lo personal no me llama en lo más más mínimo, probé el uno en su momento por falta de catálogo y me pareció simplón en todos los aspectos.
0 0
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.