Análisis Kingdom Come: Deliverance

(Pc, PS4, One)

Estás en: JuegosAdn > PC > Análisis > Kingdom Come: Deliverance (PC, PS4, Xbox One)

Kingdom Come: Deliverance - Un RPG solo para exigentes

Warhorse Studios ofrece a los amantes del RPG de corte occidental un título profundo, con un trasfondo histórico real y donde la exigencia es muy elevada

Plataforma analizada: PS4
Carlos Sánchez
19/02/2018 16:10
El género RPG de corte occidental tiene en nómina algunos títulos que todo jugador amante de esta clase de experiencias debe tener siempre en cuenta si quiere vivir una aventura única, cargada de cosas por hacer y que ofrezca horas y horas de juego. Son muchos los ejemplos que hay disponibles, pero debemos añadir uno más a la lista y procedente del estudio Warhorse, quien lleva varios años trabajando en un proyecto llamado Kingdom Come: Deliverance que no va a dejar indiferente a nadie, sobre todo a aquellos que estén buscando una experiencia muy compleja y, por encima de todo, lo más realista posible. Análisis Kingdom Come: Deliverance.
Imagen asociada al video 38659

Kingdom Come: Deliverance – Historia hecha videojuego

Los juegos de rol occidental, por norma general, suelen ofrecer a los jugadores un mundo donde la magia, la fantasía y las criaturas fantásticas están a la orden día. Un buen ejemplo de ello pueden ser juegos como la serie The Elder Scrolls, Diablo, Dragon Age y otros tantos más. Los juegos donde un trasfondo histórico real suele ser el gran protagonista no suelen abundar, por eso es raro ver que un estudio apueste por hacer uso de un argumento real para dar forma a la experiencia de su creación. Kingdom Come: Deliverance lo hace. Esta entrega, ambientada en el s.XV, introduce a los jugadores en la región de Bohemia: gobernada por la casa de Luxemburgo en plena era del Sacro Imperio Romano Germánico (Primer Reich) y donde las disputas entre dos hermanos –Wenceslao y Segismundo-, están causando problemas en toda la región por culpa de la indolencia de uno y del belicismo del otro. Problemas a la vista.

El inicio de esta historia, que cuenta con personajes reales como los ya citados hijos de Carlos IV y muchos otros más procedentes de la nobleza y el alto claro, tiene lugar en el pueblo de Skalice, donde los jugadores tomarán el control de un joven muchacho de familia humilde y cuyo padre se dedica en cuerpo y alma a la herrería. Despreocupado, más pendiente de aprender el arte de la espada y del "bebercio" que de seguir los pasos de su padre, y de meterse en líos con sus amigos, pronto recibirá una dosis de realidad y deberá aventurarse en una experiencia que le llevará a descubrirse a sí mismo y poner a prueba sus límites. Pero antes, deberá cumplir una serie de tareas para su padre a modo de tutorial y ser testigos de una matanza pertrechada por el ejército cumano de Segismundo I, quien ataca su aldea y mata a casi todos los habitantes, entre ellos su familia.

La premisa de Kingdom Come: Deliverance es sencilla, pero tan compleja que puede llevar a abrumar a los jugadores menos inexpertos.

Herido y sin ningún talento evidente, Henry huirá para avisar a un poblado cercano de la matanza de la que acaba de ser testigo. Solo en el mundo, con una espada que debe entregar al antiguo señor de Skalice y una promesa de venganza dará comienzo una aventura que le llevará a recorrer la vasta región de Bohemia, conocer y tratar con toda clase de personajes, enfrentarse a numerosos peligros, realizar toda clase de tareas, algunas más honrosas que otras, y crecer como persona. La premisa de Kingdom Come: Deliverance es sencilla, pero tan compleja que puede llevar a abrumar a los jugadores menos inexpertos. El trasfondo histórico y algunos conceptos de la obra de Warhorse Studios pueden echar para atrás a los que busquen una experiencia fácil, es decir, un paseo en el que el jugador será Dios y el resto peleles a los que machacar sin piedad. No, esta vez no es así ni mucho menos.

Kingdom Come: Deliverance

Kingdom Come: Deliverance

De herrero a guerrero: un duro camino de aprendizaje

Una vez que hemos sido testigos de una masacre indiscriminada y una huida a la desesperada, dará comienzo una aventura en primera persona junto a un personaje sin talento alguno. No obstante, los hechos vividos harán que Henry sufra un cambio muy importante en su forma de ver el mundo y de actuar con aquello que le rodea. El hijo del herrero ha tomado el camino de la venganza y no le resultará nada fácil seguirlo, pues estamos ante un inútil integral en el arte de la espada y de la lucha en general, algo que veremos nada más empuñar un arma blanca. Henry no es el Lobo Blanco o el Sangre de Dragón, y deberá aprender con el tiempo cómo se maneja un arma –ya sea espada, hacha, maza o arco-, la forma de atacar y moverse en combate y muchos otros aspectos más. Esto, por supuesto, se aplica también al jugador ya que el sistema de combate de Kingdom Come: Deliverance tiene una ejecución bastante interesante.

Moverse por el escenario sin parar, cambiar la estrategia de ataque, aprovechar  el momento adecuado para golpear y no aporrear los botones a lo loco es una parte fundamental de los combates, los cuales recomendamos evitar durante las primeras horas de juego. Sin experiencia previa y el equipamiento adecuado es muy fácil caer derrotado contra un enemigo; si hay más de uno… La huida siempre es una opción recomendable. Kingdom Come: Deliverance, además, cuenta con un sistema de golpeo por zonas que controlaremos con el stick derecho, ya sea con armas o sin armas, que nos requerirá tiempo para dominarlo y sacarle todo el jugo que ofrece. No es algo que se aprenda en una sesión de cinco de minutos, por lo que deberemos invertir mucho tiempo hasta alcanzar cierto control sobre él. Henry contará con una serie de características que podrá mejorar, como: fuerza, agilidad, vitalidad y diálogo. Cada una de ellas tendrá varias habilidades que desbloquearemos usando acciones relacionadas.

Sin experiencia previa y el equipamiento adecuado es muy fácil caer derrotado contra un enemigo; si hay más de uno… La huida siempre es una opción recomendable

Kingdom Come: Deliverance ofrece mucha profundidad a la hora de ver cómo evoluciona el personaje, entre las cuales podemos encontrar su desempeño para el combate (uso de armas), las habilidades (alquimia, herboristería, cacería, hurto, etc.), donde encontraremos habilidades secundarias en ambos parámetros y que desbloquearemos automáticamente según subamos de nivel, y la reputación ganada. El comportamiento de Henry es como el de un humano real en todos los sentidos y necesita cuidarse para no sufrir las adversidades que provocan el hambre y el sueño, cuyos efectos prolongados harán que sus capacidades vayan mermando poco a poco. Por supuesto, los combates también harán mella en Henry y cualquier herida, cortes o hemorragias, deberá ser tratada para no vaya a más. Además, seremos testigos de otros efectos nocivos, como partes del cuerpo dislocadas por una mala caída, envenenamiento por comer alimentos en mal estado, borrachera por beber más de la cuenta o empacho por comer mucho.

Kingdom Come: Deliverance

El tiro con arco, una de las habilidades más complicadas

La paciencia, una virtud fundamental en Kingdom Come

Kingdom Come: Deliverance es un juego de inicio y desarrollo muy lento donde no se nos dará nada hecho desde el principio, por lo que tendremos que currarnos hasta el más mínimo detalle para hacer de Henry un personaje lo más completo y complejo posible. Desprovistos de armas, dinero y de un equipamiento que nos proteja de los asaltantes, nuestros primeros pasos por el juego deben ser lo más cautelosos posibles e ir avanzado poco a poco, sin prisa y sabiendo en todo momento elegir las misiones que puedan reportarnos dinero fácil sin mucho esfuerzo. A modo de consejo, la moralidad es algo que en este juego no vale para nada, por lo que si veis a algún transeúnte por un camino aislado y no hay un guardia a la vista… Basta con dejarle grogui para poder robarle, no es necesario que corra la sangre. La exploración también será fundamental, pues podremos encontrarnos con cadáveres que entre sus enseres tengan algo interesante y que pueda servir para equipamiento o conseguir algunas monedas.

El título de Warhorse Studios tiene un componente social muy profundo y eso nos permitirá tratar con toda clase de personajes, desde nobles y clérigos hasta mercaderes que nos venderán toca clase de productos. En este juego, la compra/venta es un factor muy bien llevado ya que nos permite regatear para bajar el precio de los productos o intentar conseguir más dinero con aquellos que queramos vender. Eso sí, cuidado con la cifra o el mercader con el que negociemos nos mandará a paseo y encima nos ofrecerá menos dinero en la próxima intentona. Evidentemente, las sesiones de charla con los NPC’s también serán muy complejas, pues algunas de las respuestas que Henry ofrezca estarán marcadas con una serie de símbolos que servirán para profundizar en la conversación siempre y cuando dicho parámetros superen a los de nuestro homónimo. Nuestras decisiones, por supuesto, tendrán impacto en la historia y habrá consecuencias que descubriremos más adelante; poco queda al azar.

El viaje de un lado a otro del mapa será constante debido no solo a las misiones principales, sino también a las secundarias (algunas nos obligar a visitar varios puntos) y otras tareas

El mapeado de Kingdom Come: Deliverance es de un tamaño bastante considerable y que podremos recorrer tanto a pie como a caballo, o haciendo uso del viaje rápido para ir de un lugar a otro sin tener que invertir mucho tiempo. Esta opción, lejos de quedar en una simple pantalla de carga, ha ido un poco más allá y ofrecerá a los jugadores la posibilidad de ver el mapa, una figura tallada del personaje y el trazado que seguirá. Además, durante el viaje veremos que los parámetros relacionados con el hambre y el sueño bajarán en tiempo real y puede que surja algún evento en el camino, como por ejemplo: una lucha, de la que podremos huir o inmiscuirnos, realizar un hallazgo y más cosas. En resumen, que no soltéis el mando por si acaso. El viaje de un lado a otro del mapa será constante debido no solo a las misiones principales, sino también a las secundarias (algunas nos obligar a visitar varios puntos) y otras tareas que hay disponibles, que nos mantendrán pegados al juego muchas horas.

Kingdom Come: Deliverance

El motor de Crutek da una de cal y otra de arena

Las luces y sombras del Cry Engine

Warhorse Studios ha hecho uso para el desarrollo de esta entrega de uno de los motores gráficos más vistosos de la industria: el Cry Engine. De sobra conocido por la comunidad, todos hemos visto qué es capaz de hacer la herramienta de Crytek a nivel visual, sobre todo en las manos adecuadas. ¿Son dichas manos las de Warhorse? Sí y no. El estudio ofrece un juego con luces y sombrar en este aspecto concreto: por un lado, tenemos a nuestra disposición uno de los parajes más bonitos y detallados que podemos encontrar en un juego, donde una verde campiña, con bosques frondosos y riachuelos que cruzan Bohemia, se extiende hasta nuestro ojos y en la que los ciclos de día y noche, los cambios en el clima y la arquitectura del lugar crearán una estampa digna de ser capturada en imagen. Pasear por el escenario es un absoluto placer, sobre todo cuando entran en escena los cambios de iluminación. Una de cal para el motor.

En lo que respecta a los personajes, el diseño de todos y cada uno de ellos goza de una calidad bastante elevada, siendo los más trabajados aquellos que representan a personajes importantes o al propio protagonista, con un texturizado y nivel de detalle bastante llamativo. Los NPC’s, por su parte, si bien no están al mismo nivel que los principales, presentan un aspecto sólido y que cumple. Otro aspecto muy reseñable del juego y que sirve para enfatizar la época en la que nos encontraremos es el uso de diseños conceptuales propios de la era medieval, donde veremos representaciones tan características como miembros del clero, ángeles y demonios, imágenes de santos, personas de la alta nobleza y más. El mapa del juego es una fiel representación de todo lo que hemos citado. En este aspecto, el trabajo realizado por los chicos de Warhorse Studios es digno de mención y una muestra de que han estudiado a fondo lo que hay que hacer.

A pesar de ser un juego visualmente detallado y con una manufactura muy bella, presenta algunos problemas técnicos muy evidentes

A pesar de todas las bondades mencionadas, el juego presenta algunos problemas técnicos muy evidentes, siendo lo más claros una inconsistente tasa de frames, un streaming de texturas muy pronunciado, algunos tirones en la imagen, una I.A. algo deficiente en algunos comportamientos animales y de soldados, y una animaciones un tanto erráticas a la hora de realizar ciertos movimientos, sobre todo cuando montemos a caballo, y algunos problemas de cámara en los que veremos ángulos incorrectos. He aquí la de arena. Cabe destacar que hemos analizado la versión 1.2 del juego en el sistema PlayStation 4 Pro, pero a pesar de ello sentimos que  aún le falta mucho pulido para ser perfecto. El estudio sigue trabajando en ello y en un futuro llegarán más actualizaciones, que servirán para corregir algunos bugs presentes y para mejorar el rendimiento de esta recomendable entrega.

Kingdom Come: Deliverance

Kingdom Come es un RPG muy exigente

Kingdom Come: Deliverance – La exigencia hecha RPG

Exigencia. Esa es la palabra perfecta para describir a Kingdom Come: Deliverance. Nos encontramos ante un juego que tiene muchas capas de profundidad y de las que solo hemos rasgado la superficie. Contar todo lo que puede ofrecer esta entrega se antoja imposible y es mejor que cada uno de vosotros experimente por sí mismo qué esconde el juego desarrollado por Warhorse Studios en todos los aspectos posibles: desde la exigencia en el sistema de combate hasta la exploración del entorno, desde socializar con los personajes hasta mejorar cada habilidad mediante su uso para convertir a Henry en una persona muy completa; desde estar pendientes de su estado hasta vigilar nuestros pasos. Es un juego en el que hay que profundizar desde el principio, y para ello no hay nada mejor que el Códice, donde encontraremos tutoriales muy completos e información relacionada con eventos históricos, lugares, personas e historia medieval para conocer dónde estamos, las costumbres y otros aspectos que surgirán durante la aventura.

El menú desde el que podremos gestionar todo es muy completo (a la par que complejo) y cuenta con toda clase de estadísticas para representar las aptitudes del personaje, las cuales os recomendamos estudiar antes de adentraros en la aventura para saber cómo funcionan y usarlas en beneficio propio. Kingdom Come: Deliverance es el juego perfecto para todos aquellos que buscan una experiencia compleja, de avance lento que deje saborear cada entresijo del juego, con un trasfondo histórico real, donde el combate sea algo más que aporrear botones sin sentido hasta acabar con el enemigo y en la que el grado de dificultad sea elevado. Además, el juego tiene mecánicas muy curiosas, como por ejemplo no poder guardar la partida de forma manual, a no ser que se tenga una poción especial (schnapps redentor, que podremos comprar o sustraer) o hasta descansar en una cama. Si morimos y no hemos guardado de alguna de estas formas, el mando puede correr serio peligro... 

8.5

Lo mejor

Muy profundo, con un trasfondo histórico real y cargado de posibilidades

Uno de los RPG's occidentales más exigentes que hay; perfecto para los que busquen un reto

Un sistema de combate donde prima la estrategia y no el machacar botones

Lo peor

...aunque presenta algunos problemas de rendimiento

Debido a su exigencia, no está hecho para todos los públicos y podría afectarle

El combate, aunque interesante, es algo tosco; necesita un poco de pulido

¿Cómo analizamos?
8 comentarios
¿Quieres ver toda la actividad de la comunidad?Visita nuestra Red Social
Mensajes recientes
Miniviciao@
Miniviciao@ 19/02/18 21:53:54
10
Simplemente es un juego de culto, una maravilla, una currada mastondontica, el rey de reyes de los juegos indie, ver como se comporte el mundo y los personajes un alucine, sinceramente pa mi no bajaq del 9.5 , me la pelen errores graficos, que si es dificil y lo noobs lloran etc etc,el juego e suna maravilla, es un juego que hoy dia es el juego ANTISISTEMA de la in industria, NO ONLINE, SINGLE PLAYER, REALISTA, DIFICULTAD QUE NO SE CASA CON NADIE, vamos en estos dias un tipo de juego asi es ORO PUTO, el juego quitando el brujo, barre por completo los demas RPG, y en algunas cosas es incluso mejor que The Witcher 3, tiene comportamientos mas reales personajes por ejemplo, y la disposicion geografica de escenarios la veo mas creible,. En fin mi total apoyo a este tipo de juegos que no pliegan a los pateticos cánones actuales de la industria de los videojuegos.
1 0
MANDRIL
MANDRIL 19/02/18 17:25:58
00
Ojalá tuviera el tiempo que este juego necesita para jugarlo, hasta que no pille unas largas vacaciones no entra en casa XD
0 0
Musty_666
Musty_666 19/02/18 16:28:12
53
Lo mejor: es exigente
Lo peor: es exigente

Bien.
5 3
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.