Análisis Hitman - Episodio 3 - Marrakech

(Pc, PS4, One)

Estás en: JuegosAdn > PC > Análisis > Hitman Episodio 3 - Marrakech (PC, PS4, Xbox One)

Hitman Episodio 3 - Marrakech. Objetivo, la Perla del Sur

Tras haber disfrutado de las agradables vistas del pequeño pueblo marítimo de Sapienza, el agente 47 pone rumbo a un nuevo destino, la ciudad conocida como 'La Perla del Sur'

Plataforma analizada: PS4
Carlos Sánchez
08/06/2016 09:45
Tras haber disfrutado de las agradables vistas del pequeño pueblo marítimo de Sapienza, el agente 47 pone rumbo a un nuevo destino. En esta ocasión, el deber lleva a nuestro calvo favorito a la exótica ciudad de Marrakech, donde debe dar caza a dos nuevos objetivos, cada uno más complicado que el otro. El Agente 47 abandona un lugar plácido de Europa para adentrarse en la concurrida ciudad de Marrakech, un lugar plagado de gente, gran cantidad de callejones y muchos recovecos para poder escapar en caso de que lo necesitemos.
Hitman

Turismo en Marrakech

Tras pasear su brillante calva por la glamurosa París y deleitarse con preciosas vistas en el pueblo costero de Sapienza, el agente 47 pone rumbo en el tercer episodio de 'Hitman' a una de las ciudades más exóticas de Marruecos; nos vamos a Marrakech, donde el calor y la afluencia de personas son la tónica más predominante. La denominada Perla del Sur es el nuevo destino de nuestro asesino favorito, quien deberá adentrarse en un ambiente cargado de todo tipo de sensaciones. Un ambiente lleno de peligros, de opresión, de cautela y, por supuesto, de oportunismo. Marrakech es un lugar en el que no podemos despistarnos un solo momento y debemos permanecer atentos a todo lo que nos rodea. Al contrario que las misiones anteriores, la propuesta del tercer episodio de 'Hitman' requiere aún más precisión y elaboración para llegar hasta nuestros objetivos. Ya no estamos en una mansión o en un pueblo idílico y nuestros objetivos son peces muy gordos. La misión es seria.

En el episodio III de 'Hitman', los dos objetivos del agente 47 son: un banquero y un coronel del ejército, ambos bien separados y cuyos caminos nunca se van a cruzar, lo cual nos permite poder planificar con total libertad y tomándonos el tiempo necesario la forma de acabar con ellos. En anteriores episodios, los objetivos estaban muy juntos y eso nos impedía poder actuar con tranquilidad y cometer algún que otro fallo. El error, por ende, estaba muy castigado. En Marrakech, si bien tampoco debemos ir con el pensamiento de cometer un error, tenemos algo más de cancha para meter la pata y no salir escaldados de la situación. Gracias al diseño arquitectónico de este nuevo nivel, los callejones y la gran cantidad de personas que hay paseando por Marrakech nos pueden servir como una buena vía de escape. La ciudad es, en comparación con Sapienza, un entorno más bullicioso, muy similar a lo visto en la misión de Paris en cuanto a cantidad de personas se refiere.

Hitman

Ahora bien, ¿es Marrakech el escenario más elaborado y mejor presentado hasta la fecha? La respuesta es no. En comparación con el mapa de Sapienza (el mejor sin duda alguna), este nuevo escenario pierde algunas cosas por el camino, siendo la principal la extensión del mapeado y la variedad de situaciones. Sapienza estaba cargado de posibilidades de todo tipo para acabar con los objetivos o para adentrarnos en los lugares principales. Si bien Marrakech sigue ofreciendo dichas opciones, el número se ha reducido y no es tan variado con el pueblo costero. No es malo, pero tampoco es de sobresaliente. Viendo el trabajo hecho en el mapa de Sapienza, cabe decir que esperábamos algo más por parte de Io Interactive. Quizás en el siguiente el estudio se redima y nos entrega algo más digno. Por supuesto, eso no significa que estemos ante un mal episodio. Marrakech es, cómo decirlo, un entorno más íntimo, más clásico y mucho más peligroso dicho sea de paso.

Se te acabó el crédito

El primer objetivo (aunque podéis empezar por el que más rabia os dé) del episodio 3 de 'Hitman' no es otro que un banquero de origen suizo, llamado Claus Hugo Strandberg y al cual encontraremos escondido como una rata en la embajada suiza de Marruecos. El señor Strandberg, como buen banquero honrado que es, se ha convertido en todo peligro debido a su tendencia de apropiarse de aquello que no le pertenece. Sí, es un ladrón, un estafador y un sociópata que debe acabar sus días cuanto antes, mejor. El banquero suizo ha estafado una gran cantidad de millones al pueblo marroquí y este exige –entre altercados y violencia callejera-, que su país de origen lo entregue a las autoridades de Marrakech. No obstante, la situación no es la esperada por el pueblo –indignado, estafado y robado-, y ahí es donde entramos nosotros. ¿La embajada suiza no quiere soltar al señor Strandberg para que sea juzgado? Bueno, pues se toman otras medidas.

Hitman

Si el banquero no quiere salir de su fortaleza, la mejor opción es que el agente 47 ponga los pies en dicha fortaleza. En este objetivo, el jugador deberá infiltrarse en la embajada de Suiza y dar con el señor Strandberg quien, a pesar de estar recluido y sin poder salir, sigue disfrutando de una vida de lujo. Será que robar cansa… Para poder adentrarnos en la embajada y dar por finalizada la vida de este ladrón, el agente 47 dispondrá un buen número de Oportunidades para colarse y dar por concluido el primer objetivo. Evidentemente, la embajada suiza no es un paseo por el parque y debemos estar pendientes del escenario en todo momento para evitar al personal de seguridad y a los trabajadores, entre otras cosas. Llevar el disfraz correcto en el momento adecuado será, como en otras tantas ocasiones, algo primordial para pasar desapercibidos en todo momento. Eso sí, en esta ocasión no habrá tanta variedad en comparación con el anterior episodio.

Guerra en ciernes

Una vez que hayamos dado caza al banquero y esté criando malvas, nuestro próximo objetivo será el general Reza Zaydan, un peligroso militar que pretende aprovechar la revuelta social provocada por el banquero ladrón para dar un golpe de Estado. Las armas del general para provocar un estado de excepción son: la manipulación social, la extorsión, el capital y la mala propaganda. Gracias a estar armas, el general Zaydan pretende provocar una revuelta nacional para conseguir el poder que tanto ansía. La única arma que hay para detenerlo es el agente 47, quien deberá infiltrarse en el Cuartel General de Reza Zayzan (un colegio, muy apropiado), y acabar con él ante todos sus compañeros militares. Era evidente que el general no iba a estar solo en esta cruzada, por supuesto. A su lado estarán un buen puñado de militares armados hasta los dientes que nos obligarán a ser muy cuidadosos con cada movimiento, muy meticulosos con las acciones que realizamos y a tener 1.000 ojos puestos en el mapa.

Hitman

El general Zaydan no será un objetivo fácil de ejecutar ya que está rodeado por sus más fieles y radicales seguidores, lo cual nos obligará a estar muy atentos a las rutinas del objetivo y de los soldados que están bajo su mando. La dificultad de la misión dependerá de la forma de actuar, siendo un objetivo algo complicado en el caso de querer ir por nuestra cuenta o un objetivo algo más asequible en el caso de querer usar las diferentes Oportunidades que nos presenta el Episodio III de 'Hitman'. En este sentido, el tercer capítulo sigue ofreciendo un nivel de variedad bastante elevado para acabar con los objetivos. En este aspecto, el Episodio III de 'Hitman' ofrece una puesta en escena mucho más seria y profesional que los anteriores, lo cual es un arma de doble filo. ¿Qué busca el usuario, seriedad y simpleza o variedad y diversión? En este caso, el capítulo de Marrakech opta por lo primero.

Exotismo árabe

Adentrándonos en el ámbito técnico y visual, este tercer episodio ofrece un cambio radical a todo lo visto con anterioridad a nivel visual. El motor gráfico, por lógica, sigue siendo el Glacier, con todas sus bondades y pegas. Pese al tiempo transcurrido, parece que el equipo de Io Interactive sigue sin encontrar solución a algunos de los problemas que están presentes desde el inicio, es decir, inestabilidad en el frame-rate, tiempos de carga excesivos y algunos fallitos gráficos tales como pop-in o clip-in. Lo típico. Dejando esto de lado y centrándonos en el punto  más brillante del juego, decir que el aspecto que presente la ciudad de Marrakech es brillante. La ciudad rebosa vida en cada callejón, mostrándonos un buen número de viandantes en casi todos los rincones de la ciudad. A nivel arquitectónico, Marrakech se nos presenta como una intrincada ratonera: llena de lugares estrechos y con una actividad muy bulliciosa. En este aspecto, es muy parecida a la misión de París, aunque más cerrada.

Hitman

Evidentemente, otro de los aspectos más llamativos del Episodio III de 'Hitman' es el plano artístico, donde Io Interactive ha recreado con especial fidelidad el estilo musulmán en todos y cada uno de los edificios, salvo la embajada suiza, que desentona con la estética del lugar y le aporta más variedad al conjunto. La iluminación, la paleta de colores y el diseño estructural, unido a la gran cantidad de personas que hay, hacen que Marrakech rebose vida y belleza. Por supuesto, no toda la ciudad será lugar de bullicio; hay algunas partes donde el silencio y el control militar hacen que Marrakech presente un estado casi inerte, sin vida y actividad social de ningún tipo. En comparación con Sapienza, vemos que Marrakech presenta una mayor concentración de gente, aunque también que se trata de un mapa más pequeño y, por ende, menos elaborado. Se ha perdido en extensión y complejidad; se ha ganado en afluencia de gente. Empeora en unas y mejora en otras.

Por debajo de lo esperado

Tras haber disfrutado de Sapienza, hemos de admitir que esperábamos un poco más de Marrakech. Es cierto que a nivel argumental y en lo que a presencia de NPC’s se refiere ha mejorado de forma ostensible, pero se ha dejado por el camino una mayor complejidad en el mapeado, desafíos (79 por los más de 100 del anterior), etc. Por suerte, el Episodio III de Hitman nos sigue ofreciendo el suficiente contenido extra para mantenernos unas horas pegados al mando como: contratos de Intensificación y Objetivos escurridizos, nuevo equipamiento para el Agente 47 y, en el caso de los usuarios de PlayStation 4, un nuevo contrato de "Los Seis de Sarajevo". La próxima parada de 'Hitman' será con el Episodio IV, el cual nos llevará hasta Tailandia. De momento, seguiremos exprimiendo la oferta de Marrakech y todas las opciones que ofrece este capítulo.

7

Lo mejor

Los objetivos, mejor planteados que en anteriores episodios

A nivel argumental, mucho más serio y llamativo para el jugador

El diseño de Marrakech, muy cuidado...

Lo peor

... aunque en comparación son Sapienza nos encontramos un entorno menos elaborado

Los tiempos de carga siguen sin mejorarse

Se ha reducido algunos aspectos del contenido

¿Cómo analizamos?
0 comentarios
¿Quieres ver toda la actividad de la comunidad?Visita nuestra Red Social
Mensajes recientes

No hay ningún comentario en este muro social

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.