Análisis Fist of the North Star: Lost Paradise

(PS4)

Estás en: JuegosAdn > PS4 > Análisis > Fist of the North Star: Lost Paradise (PS4)

Análisis Fist of the North Star: Lost Paradise: La epopeya de Kenshiro

Kenshiro continua la búsqueda de su amada en Fist of the North Star: Lost Paradise, aventura exclusiva de PlayStation 4

Plataforma analizada: PS4
Álvaro Miranda Sertal
17/10/2018 10:20
Como uno de los precursores del Shonen, El puño de la Estrella del Norte es una licencia que atesora un renombre y séquito de fans que hacen interesantes este tipo de adaptaciones. A pesar de ello, la última vez que Kenshiro se paseó por nuestros lares se encontraba lejana. En esta ocasión regresa con, tal vez, la propuesta más ambiciosa de la licencia hasta la fecha, al estar detrás de su concepción un estudio de renombre en nuestro sector
Hokuto Ga Gotoku

Fist of the North Star: Lost Paradise: En busca de la fórmula perfecta

A lo largo de los últimos días, Sega ha presentado los datos financieros de alguna de sus franquicias más reconocidas en la actualidad. Esta noticia guarda cierta relación con este texto en cuestión, ya que nos viene a mostrar cuál es el actual panorama sobre el que se maneja el Yakuza Team. Este estudio nació bajo el propósito de producir nuevas entregas de la franquicia Yakuza, que según arrojan estos datos ya atesora la cifra de más de 11 millones de copias vendidas a lo largo de todo el mundo.

Con el gran número de entregas con las que esta cuenta, podríamos considerarla una fecha asequible, pero tal vez el dato más relevante del informe sea la confirmación de que Yakuza 6 ha vendido un número de copias similar en territorio occidental y oriental. En los últimos años, se ha aumentado la inversión en mejorar su base jugable y se está viendo reflejado en un aumento general de las ventas de la misma y en un renovado renombre atesorado en occidente que va en aumento. Esto permite que protagonicen el desarrollo de varios lanzamientos al año y que se les cedan licencias como la que a continuación os venimos a presentar. 

Y es que si algo no termina de sorprender es que, a pesar de que acumulan más trabajo que nunca, el acabado general de sus productos no termina decayendo. En esta ocasión nos encontramos ante una faceta novedosa en ellos, adaptar una licencia de terceros al terreno del videojuego. En concreto hablamos de El puño de la Estrella del Norte, una licencia manganime que vio la luz alrededor de los 80 y que es todo un icono del shonnen a nivel mundial. Sus cánones ofrecen un potencial interesante para crear una propuesta cargada de testosterona, pero hasta la fecha Kenshiro no ha brillado demasiado bajo al control de un mando. Perfectamente podríamos estar hablando del título relacionado con su historia más prometedor hasta la fecha y cualquier conocedor de sus aventuras no debería apartar de su radar esta propuesta, que a lo largo de las siguientes líneas os intentaremos detallar en profundidad.

Imagen asociada al video 39361

La epopeya de Kenshiro

Como en su fuente de origen, Fist of the North Star: Lost Paradise nos traslada a un mundo postapocalíptico azotado por el holocausto nuclear, inspirado fuertemente por referentes de género como Mad Max, en el que el control de recursos como los vehículos es parte fundamental de la supervivencia. Sin embargo, cuenta con una característica seña de identidad, en este mundo las artes marciales han sido prácticamente olvidadas y cualquiera que maneja sus técnicas atesora un gran poder que supone un valioso recurso en una cruda sociedad. Así nace una serie de escuelas diferentes que manejan con cuidado quién aprende y quién no estos movimientos, ya que podrían determinar cuál será el futuro de lo que de nuestro legado queda. 

Así nosotros nos ponemos en la piel de Kenshiro, uno de los aprendices supervivientes del Hokuto Shinken, centrando su habilidad en destruir los puntos vitales del enemigo desde sus adentros. El único motivo que siempre ha movido a Kenshiro a seguir adelante en un mundo en el que apenas queda esperanza, es el vivir junto a su amada Yuria. La trama parte del secuestro de la misma por parte de uno de los principales rivales de Ken, Shin (el cual es responsable de sus tan características siete cicatrices). Kenshiro en busca de venganza somete a Shin, para que este le confirme que el motivo por el que siempre ha luchado ya no tiene sentido, ya que Yuria ha nuerto. 

Tal vez sea producto de su tiempo y se antoje un tanto casposo por momentos, pero sabe tomar la esencia del universo y plantear un misterio que nos motiva a seguir adelante, acompañado de unas espectaculares escenas que se encuentran al nivel de los mejores momentos que este estudio nos ha dado

Y a partir de aquí es donde las cosas comienzan a tomar un nuevo rumbo. La trama de Fist of the North Star: Lost Paradise funciona como punto de vista alternativo llegando cierto punto de su desarrollo. Aquí toma un papel protagonista la ciudad de Eden, un Oasis en medio del Yermo en el Yuria todavía se presupone viva a pesar de las palabras de Shin. Así conocemos a toda una serie de nuevos personajes, a la vez que se reconstruyen algunos lazos y se recrean bajo nuevos patrones encuentros clásicos de la serie. Como cualquier otro título que tome como base la fórmula Yakuza, en el argumento recae un especial peso. Tal vez sea producto de su tiempo y se antoje un tanto casposo por momentos, pero sabe tomar la esencia del universo y plantear un misterio que nos motiva a seguir adelante, acompañado de unas espectaculares escenas que se encuentran al nivel de los mejores momentos que este estudio nos ha dado.

Hokuto Ga Gotoku

El Hokuto Shinken en todo su esplendor

Poco o nada tiene que aprender ya el equiponipón en cómo dar forma a un buen sistema de combate tras todos estos años al pie del cañón, pero las exigencias de esta nueva fórmula hacían necesario un replanteamiento. La base de Yakuza está ahí, aunque las posibilidades se han multiplicado y parecen tomar un nuevo tono. En concreto parece que nos encontramos a medio camino entre lo que Kiwami 2 nos ofrecía y el toque extra de agilidad y verticalidad que parece que se nos ofrecerán con el próximo gran proyecto del estudio, Project Judge. Kenshiro es casi más ágil que cualquier otro protagonista que hasta ahora hayan dado forma a pesar de su envergadura, y cuenta con un rango de movimientos más variado, efectivo y espectacular. Su principal punto de partida son las técnicas del Hokuto Shinken, que harán saltar en pedazos a nuestros enemigos en apenas unos golpes. Golpear los puntos vitales será fundamental para desatar al máximo nuestros poderes, ganando en rango efectivo, movilidad y contundencia. 

La profundidad de una forma u otra ha crecido, así como nuestro arsenal de movimientos. A pesar de ello es innegable que a veces cuesta seguirle el ritmo a pesar de que, en conjunto, es una mejora sustancial que se adapta a las mil maravillas al nuevo estilo

Y es que si hablamos de elementos indispensables es porque el combate ha ganado en dificultad respecto a lo visto hasta la fecha. El número de enemigos en pantalla ha crecido lo suyo y será complicado mantener nuestras combinaciones de ataques si no realizamos ataques de zona para evitar interrupciones. Además contando con una serie de jefes finales más habilidosos que nunca que cuentan con estilos de combate únicos a los que deberemos adaptarnos.A ello se le suma la inclusión de diferentes arquetipos de enemigo que requieren de seguir ciertos patrones para derrotarlos de forma óptima. La profundidad de una forma u otra ha crecido, así como nuestro arsenal de movimientos. A pesar de ello es innegable que a veces cuesta seguirle el ritmo a pesar de que, en conjunto, es una mejora sustancial que se adapta a las mil maravillas al nuevo estilo. 

Hokuto Ga Gotoku

Edén, la ciudad que nunca duerme

Kenshiro nunca había estado tan atareado, y es que si algo también se toma como pilar fundamental es la vida que desprende el escenario en el que pasaremos la mayor parte de la aventura. Desde todo tipo de hilarantes subhistorias, que nos meterán tanto en situaciones crudas como inverosímiles, hasta toda una serie de nuevos minijuegos en las que dar rienda suelta de forma alternativa a nuestras habilidades. Desempeñaremos el rol de barman, médico, bateador... bajo diferentes parámetros en los que será prioritario factores como el ritmo o el timing de nuestras respuestas. Junto a ello nos encontramos otros emplazamientos en los que ganar suculentas recompensas: como el casino, la arena de combate o un sistema de cazarrecompensas en el que dar caza a poderosos forajidos. 

El principal problema es que su control es tosco como poco, su respuesta a nuestras órdenes es lenta y las físicas que afectan a su control son cuanto menos pésimas. A esto le sumamos un escueto mundo abierto prácticamente plano que incluso, a veces, se nos obliga a explorar a regañadientes

Y aquí es donde empezaremos a tomar en cuenta el que probablemente sea el pie del que más cojea el título en sí. Como al comienzo del texto señalábamos, en este universo los vehículos juegan un papel fundamental en la supervivencia frente a las numerosas condiciones adversas. A nuestra disposición tendremos un vehículo propio que deberemos utilizar con bastante frecuencia para avanzar en la historia y realizar ciertas actividades. Podremos desbloquear y personalizar ampliamente sus características, para adaptarlo a nuestro gusto o a diferentes tipos de pruebas. El principal problema es que su control es tosco como poco, su respuesta a nuestras órdenes es lenta y las físicas que afectan a su control son cuanto menos pésimas. A esto le sumamos un escueto mundo abierto prácticamente plano que incluso, a veces, se nos obliga a explorar a regañadientes. Es cierto que en este aspecto sí que la experiencia del equipo de desarrollo es bastante corta, eso no quita que sea una parte completamente prescindible.

Hokuto Ga Gotoku

No existe el paraíso perdido

Como adaptación hasta la fecha de la mítica Hokuto no Ken, es más que seguro que nos encontramos ante su mejor experiencia. El particular estilo de sus responsables le sienta como anillo al dedo a la licencia, e incluso mejora sus estándares con un tono más adulto y una estética cell shadding que sobre todo destaca en los hechos acontecidos dentro de la ciudad de Edén. Su dificultad está mejor medida y tiene en mayor cuenta la habilidad del jugador, nos ofrece más posibilidades y en general es muy espectacular y disfrutable. 

Su principal problema es ese tan irritante mundo abierto, en el que el manejo del vehículo es infernal y su desarrollo no se reduce a un mero tránsito. Si el título hubiese estado únicamente ambientado en Eden se sentiría bastante m´s liviano, ya que estas fases ralentizan mucho el ritmo y hacen que las ganas de seguir jugando se vayan. Sin embargo, el trabajo en general es digno de reverencia y de forma sincera esperamos que más licencias lleguen a las manos de esta gente que normalmente suele ofrecer tan buenos resultados.

8

Lo mejor

Excelente adaptación de la mítica licencia

Sistema de combate rediseñado para atender las exigencias de Kenshiro

Variedad de modos de juego y actividades secundarias

Lo peor

El yermo no es el mundo abierto más atractivo que os podáis encontrar

Las fases de conducción están bastante menos inspiradas que el conjunto general

¿Cómo analizamos?
0 comentarios
¿Quieres ver toda la actividad de la comunidad?Visita nuestra Red Social
Mensajes recientes

No hay ningún comentario en este muro social

Utilizamos cookies para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información pulsando 'aquí'.