Análisis Broken Age

(Vita, Pc, Mac, PS4)

Estás en: JuegosAdn > PS Vita > Análisis > Broken Age (PS Vita, PC, Mac, PS4)

La metáfora del crecer

Tim Schafer vuelve a su género fetiche con 'Broken Age', esta vez con Double Fine, dejándonos degustar la historia de cómo dos jóvenes se hacen adultos en un mundo onírico

Plataforma analizada: PS4
Fernando Borjas
30/04/2015 13:05
Tres años han pasado ya desde que Double Fine llamara a filas a los fieles veteranos de las aventuras gráficas para buscar su apoyo en un nuevo proyecto que necesitaba financiación en Kickstarter. Los jugadores respondieron colmando todas las expectativas, casi multiplicando por diez la cifra inicial de 400.000 dólares necesaria para llevar el desarrollo adelante. En 2014 pudimos ver su fruto en forma de primer acto, pero es este mes de abril cuando por fin tenemos ante nosotros la obra de Tim Schafer completa; una vuelta a los orígenes, rememorando las aventuras gráficas que tantas satisfacciones nos dieron en los 90.

Hecho por y para aficionados al género

Hace poco más de un año los jugadores que apoyaron el desarrollo de 'Broken Age' a través de Kickstarter pudieron tener acceso como anticipo al primer acto de la aventura gráfica del equipo de Double Fine. Como muestra de agradecimiento por su apoyo, pudieron disfrutar de la mitad de una aventura que sin duda sorprendió por unos ingredientes bien cocinados: unos personajes secundarios muy trabajados, una ambientación sobresaliente y sobre todo, un desenlace muy prometedor que dejaba buenos mimbres para lo que nos esperaba con su conclusión este mes. 

Pese a que el primer acto ya estaba accesible, muchos jugadores se adentrarán en 'Broken Age' este mes de abril por primera vez, por lo que en esta ocasión analizamos esta aventura en su conjunto, intentando valorar el resultado final, que queda algo por debajo de nuestras expectativas al sumarse este segundo acto. Sin duda, la primera mitad de 'Broken Age' está a un nivel mucho más alto, llegando a acercarse a cierta distancia de las mejores producciones de Tim Schafer en los años 90; en las siguientes líneas os contaremos por qué.

'Psychonauts', 'Brutal Legend', 'The Cave', 'Costume Quest'... La lista de trabajos de Double Fine esta última década es muy extensa y prolija; también en cuanto a distintos géneros. Pero lo que muchos echábamos de menos es que los ex de LucasArts, con el genio Schafer a la cabeza, volvieran a recordarnos por qué llegaron a alcanzar tan gran fama en los años 90 en el género de las aventuras gráficas, con clásicos como 'Grim Fandango', o las sagas 'Maniac Mansion' y 'Monkey Island'. Los reyes del point-and-click han estado muchos años dedicándose a otros menesteres, pero ahora, cuando la aventura gráfica parece que goza de una segunda juventud estos últimos años, vuelven a asomar la cabeza con una apuesta tremendamente clásica quince años después.

Dos caras de la misma moneda

La historia de 'Broken Age' nos presenta dos realidades paralelas protagonizadas por dos personajes muy diferentes: Vella y Shay. Vella es una niña presa de la tradición de su pueblo, que acostumbra a aplacar la ira de un enorme monstruo, el mog Chothra, dando como ofrenda varias jóvenes entre las que la bestia elige a cambio de dejar el pueblo en paz. Lo cierto es que la ofrenda no parece ser demasiado traumática ni para el pueblo ni para las jóvenes chicas, pero aun así Vella quiere escapar y se las apaña para salir volando en busca de nuevas aventuras.

Por el otro lado, tenemos la historia de Shay, un jóven que habita en una nave espacial, continuamente vigilado por un ordenador programado con un instinto muy maternal, que se encarga de mantenerle entretenido y alejado del peligro del exterior. Como Vella, Shay se siente preso de su entorno -en su caso radicalmente protector-, y no puede reprimir sus ansias de escapar en busca de verdaderas aventuras en cuanto se le presenta la menor oportunidad. De esta manera, Shay conoce a Marek, un personaje secundario que llega para poner su existencia patas arriba y que le hará replantearse todo. 

Las dos historias de 'Broken Age' parecen totalmente ajenas, pero en el fondo están íntimamente entrelazadas

Las dos historias de 'Broken Age' parecen totalmente ajenas una respecto a la otra, pero en el fondo, como comprobaremos tras unas horas, están íntimamente entrelazadas. En todo su desarrollo, 'Broken Age' nos consigue trasladar muy bien esa premisa principal del traumático paso a la adultez, cuando los jóvenes dejan de ser niños y por lo tanto quieren dejar de ser tratados como tal, tomando sus propias decisiones. El mundo es demasiado grande como para que Shay y Vella se conformen con vivir en el espacio que los demás han diseñado para ellos y por ellos, así que como corcho que sale despedido de una botella de champán cuando la agitamos, inevitablemente ambos buscan la manera de revertir su situación.

Broken Age

Grandes secundarios

Como jugadores en un principio podremos decidir en cualquier momento seguir la historia del personaje que queramos, pudiendo intercalar el control en cualquier momento desde el menú. Esto le da bastante variedad al desarrollo; se agradece bastante poder cambiar de realidad en momentos en los que nos podamos quedar algo atascados, haciendo una especie de descanso. Por otra parte comentar que pese al interés que nos puedan haber suscitado tanto Vella como Shay, el verdadero atractivo del desarrollo de esta historia lo hemos encontrado en los personajes secundarios. Muchos de ellos están ideados con verdadero tino, con personalidades muy atractivas y divertidas, fruto todo ello seguramente de unos diálogos verdaderamente inspirados que han conseguido arrancarnos más de una sonrisa. El humor de LucasArts está por alguna parte, aunque sea en pequeñas dósis, en el fondo de este 'Broken Age'; de eso se ha encargado Tim Shafer sin duda. La gran virtud de los diálogos recae en que son realmente cortos, pero a la vez llenos de información importante, logrando no aburrirnos y logrando captar siempre nuestra atención.

Los inspirados diálogos son los responsables de mantenernos enganchados a 'Broken Age', queriendo obtener más y más información de los personajes con los que nos encontraremos. No obstante, este interés decae mucho en el segundo acto, donde la narrativa se vuelve bastante repetitiva respecto al primero. Tendremos que volver constantemente a lugares donde ya hemos estado y hablar con los mismos personajes, una decisión que no hemos terminado de entender teniendo en cuenta la variedad de la que hizo gala el primer acto cuando pudimos jugarlo. El desenlace del juego también palidece respecto al tremendo final con el que Double Fine nos deleitó en el primer acto, haciéndonos creer que las sorpresas iban a seguir yendo in crescendo, algo que finalmente no se ha producido. 

Broken Age

Con ratón o con gamepad, tú decides

Dejando de lado la narrativa, que como ya hemos comentado va de más a menos en el juego, comentar que algo que realmente nos ha convencido son las mecánicas de avance y el ritmo que se ha impuesto, bastante adecuado y apelando siempre a la lógica. En cuanto a los puzles que nos encontraremos en el juego, hemos notado cierto incremento en la cantidad en el segundo acto respecto a lo visto en el primero. No será muy habitual quedarnos atascados en estos; como en toda aventura gráfica que se precie tendremos que verter todo nuestro ingenio en el caldero para lograr dar con la clave que nos permita seguir adelante, pero con 'Broken Age' la llave siempre estará en aplicar un poco de sentido común, nuestra mejor arma, para dar con la solución. Esto permite que el avance en el juego siempre guarde un ritmo correcto y no nos haga perder el interés rápidamente; a lo que también ayuda un uso sencillo, claro y rápido del sistema de objetos del inventario.

En 'Broken Age' la llave siempre estará en aplicar un poco de sentido común, nuestra mejor arma, para dar con la solución y avanzar

Como muchos sabéis, 'Broken Age' llega de lanzamiento no solo a PC, sino a PS4 y PS Vita. Nosotros hemos podido analizar la versión para la sobremesa de Sony y pese a tener nuestras reticencias respecto a sustituir teclado y ratón por el gamepad de PS4, hay que admitir que la adaptación se ha hecho realmente bien. El control se limita a un botón para abrir el sistema de objetos y un segundo para aceptar, dejando el control del cursor al stick izquierdo. Todo funciona sin problemas sin afectar un ápice a nuestra comodidad con un control sencillo que nos hará olvidar que no tenemos un ratón entre las manos. 

Broken Age

Atención obsesiva por el detalle

En lo artístico, 'Broken Age' sobresale por el esmero por el detalle que muestra en cada uno de sus escenarios. El diseño de cada uno de los elementos que se presentan en el juego se ha cuidado al máximo, haciendo gala de un cuidado que consigue ponernos delante un conjunto muy atractivo y diferente. El juego está cargado de un tinte onírico y surrealista; 'Broken Age' es un lienzo donde mostrarnos dos sueños gemelos, una aventura que no nos dejará indiferentes y que por encima de todo entra por los ojos. El juego parece un cuadro en movimiento. Como curiosidad comentar que si queremos trasladarnos un poco más a la época dorada de las aventuras gráficas, 'Broken Age' nos da la opción de jugar en un modo pseudo 8 bits, que aplica un filtro para mostrar un aspecto pixelado.

Los valores de producción de lo nuevo de Double Fine no solo giran en torno al apartado visual; también al sonoro, donde destaca la inspirada banda sonora, a cargo de Peter McConnell, una institución en la industria. A su larga lista de éxitos en el videojuego, siendo responsable de poner música a lo más importante de LucasArts y Double Fine, la saga 'Sly Cooper' o incluso el brillante 'Hearthstone: Heroes of Warcraft', McConnell ahora tiene que incorporar su trabajo en 'Broken Age'. No podemos olvidarnos el enorme trabajo en el apartado de voces, crucial en la personalidad del juego, que cuenta en su elenco con actores como Elijah Wood ('El Señor de los Anillos'), Jack Black ('School of Rock') o Wil Wheaton ('Star Trek: La nueva generación'). Sus interpretaciones ponen el listón por las nubes en su doblaje en inglés, que podemos disfrutar con textos en castellano.

En definitiva, 'Broken Age' se alza como una gran aventura gráfica que en pleno 2015 nos sabe trasladar sabores de otras épocas, pero que se queda inevitablemente a la sombra de las joyas de la corona del género. El nivel alcanzado por Schafer y su equipo en los noventa parece inalcanzable y aunque nos hemos quedado prendados del primer acto lo cierto es que el remate final de 'Broken Age' se convierte en un disparo desviado e irremediablemente afea el acabado del juego. No obstante, tanto si somos aficionados al género como si no tuvimos la oportunidad de vivir sus mejores tiempos, 'Broken Age' es una gran opción, dando el salto además del PC a las consolas, lo que acercará el juego a otro tipo de públicos no habituados.

8

Lo mejor

Personajes y diálogos muy interesantes

Un mundo onírico muy bien recreado y atrayente

Lo peor

El segundo acto supone un bajón importante respecto al primero

Final atropellado

¿Cómo analizamos?
1 comentarios
¿Quieres ver toda la actividad de la comunidad?Visita nuestra Red Social
Mensajes recientes
DamonGant
DamonGant 01/05/15 00:06:46
00
No dejo de escuchar que el acto 2 no es tan bueno como el primero, el cual jugué en su día y me pareció una maravilla... bueno, igual así lo voy a probar, el final del acto 1 te deja en un momento de mucha tensión y prefiero ver por mí mismo como continúa la historia.
0 0
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.