Análisis Bravely Default 2

(Switch)

Estás en: JuegosAdn > Nintendo Switch > Análisis > Bravely Default 2 (Nintendo Switch)

Análisis Bravely Default 2 para Nintendo Switch

Una joya del JRPG más clásico se estrena en Nintendo Switch: Bravely Default 2 nos traslada a la época dorada de los combates por turnos.

Plataforma analizada: Nintendo Switch
Fabio Fraga
25/02/2021 15:19
Tras decenas y decenas de horas de juego con Bravely Default 2 para Nintendo Switch, del que hemos podido disfrutar largo tiempo y sin prisas, queda claro que el JRPG clásicos y los combates por turnos son como el vino, mejoran con los años. Y no sólo hablando sobre la esencia de la mecánica en sí, que hoy en día se ha perdido en los grandes AAA, también teniendo en cuenta que probablemente sean los jugadores de mediana edad los que mejor sepan disfrutar y valorar este juego. Una joya que es perfecta para estrenar Switch en 2021, a esperas de próximos lanzamientos como Monster Hunter y Pokémon Snap.
Imagen asociada al video 41625

Como ya avanzamos en sus impresiones, Bravely Default 2 no es el prototipo de juego más común hoy en día, en donde los turnos han dejado paso a la acción directa en los combates en los grandes AAA (por norma general). Sin embargo, no es necesario el presupuesto de un AAA para realizar un juego bueno, divertido y que nos entretenga durante decenas de horas. Este es el caso de Bravely Default 2, que podemos calificar como una pequeña joya dentro del catálogo de juegos de Switch y que debería ser imprescindible para los amantes del género. No es el mejor JRPG que existe, tiene algunas carencias, pero sin duda son decenas de horas de diversión y reto.

¿Es Bravely Default 2 mejor que Bravely Second?

Una de las principales preguntas de los jugadores de la licencia, que pudieron disfrutar de las dos primeras entregas en Nintendo 3DS, es si este episodio es más similar al primero o tiene más carencias como el segundo, el cual era poco novedoso y en muchos casos fácil en demasía -con argumentos un poco trillados-.

Por suerte para el jugador, los chicos de Claytechworks y Square Enix han comprendido las críticas de la citada segunda entrega y han decidido cambiar aquello que no funcionaba, dejándonos un juego que sin ser perfecto (ahora hablaremos de ello), es sin duda mejor que Bravely Second. Por supuesto, no se trata de perder la esencia, el espíritu de la saga, y en todo momento sabremos que estamos jugando a un Bravely.

Bravely Default 2

Bravely Default 2

¿A quién le gustará Bravely Default 2? ¿Quién lo debe comprar sí o sí?

Si no eres un apasionado de los RPG clásicos, si no eres un gran fan de los combates por turnos estratégicos o de la gestión de habilidades y equipo, entonces claramente Bravely Default 2 no es tu juego. Para eso es recomendable esperar a Monster Hunter… Sin embargo, si realmente gustas de un JRPG tradicional, en donde la estrategia y los combates por turnos son el foco principal, y disfrutas de horas configurando el mejor equipo posible de héroes, entonces debes hacerte con este nuevo título para Switch.

¿Qué es lo mejor de Bravely Default 2?

Hay dos cosas que destacan del juego, siendo una inherente a todos los Bravely que han llegado al mercado y de la que hablaré más adelante: el apartado artístico. Pero por encima de todo, en el juego, está su mecánica. Los combates por turnos, muy del estilo de los Final Fantasy clásicos de Super Nintendo o PlayStation, son el foco central de la experiencia. Aportan diversión y entretenimiento, dándole una vuelta de tuerca con el sistema propio brave y default, que nos permite ahorrar o tomar por adelantado hasta 3 turnos.

Gracias a esto podemos, en un solo movimiento, realizar varias acciones que luego pagaremos estando varios turnos inmóviles. Sin embargo, lo mejor aquí son las estrategias que este sistema aporta al jugador, ya que habrá ataques y habilidades que nos permitan regalar turnos, añadir un turno extra a uno de nuestros personajes, robar turnos de un personaje rival, etc. Todo esto añadido a las estrategias clásicas de un RPG por turnos, desde estados alterados hasta protección de aliados (el típico tanque que protege a los magos, por ejemplo).

Bravely Default 2 brilla con luz propia en los combates, recogiendo el estilo de los clásicos del género; una lástima que en términos de historia padezca de ciertos fallos

Por ello, tengo claro que aquello en lo que no debía fallar Bravely Default 2, que es ser divertido y entretenido en los combates -sabiendo que el 70% del juego lo pasas en batallas-, podemos decir que ha cumplido con buena nota.

¿Y lo peor?

Lo peor, quizás, es la historia. Me explico. No hablamos de un juego que podamos decir que la historia está pensada para niños, no… Tampoco es un proyecto y un estilo de juego pensado para los más pequeños, no es su público, así que esa idea queda descartada. De hecho, en esta historia de Bravely Default 2 podemos ver (e intuir) cosas tan serias como genocidios, santas inquisiciones a la caza de “brujas” particulares, asesinos en serie que usan los restos de sus víctimas para crear obras de arte, engaños, etc.

Pero en lo que peca esta historia es que, sin duda, se la ve venir en todo su devenir y giros argumentales. Cuando ves a un personaje sabes, prácticamente de inmediato, que probablemente sea el villano de la historia. Pocos giros argumentales te sorprenderán, aunque ciertamente no impide disfrutar del juego, pero hablamos claramente de un elemento secundario. Que nadie se espere encontrar una gran historia como las de los RPG clásicos que marcaron a generaciones, porque no lo es.

Otro fallo, además de la previsibilidad, es que quizás se nota una repetición de patrones bastante identificada. Ve a este sitio, haz una mazmorra, descubre el misterio, lucha contra el jefe, gana la recompensa. Lo dicho, previsible. Funciona, nos mantiene entretenidos, pero sorpresas… las justas.

Bravely Default 2

Bravely Default 2

¿Cuánto dura Bravely Default 2 para Switch?

Como buen RPG clásico, las horas están aseguradas. No sólo por las batallas, que algunas pueden durar hasta 30 minutos mínimo si hablamos de un jefe final, aquí no se trata de aporrear botones. También pasaremos mucho tiempo en el inventario, comprando las mejores armas o configurando las mejores habilidades pasivas y activas para nuestros personajes, combinando sus trabajos, etc. Es bueno que las misiones de recadero, aunque hay algunas, no son demasiadas en la historia principal (si en las secundarias) y no nos aburran de un lado para otro mientra lo que nos interesa es seguir con la historia principal.

El título cuenta con varios modos de dificultad: los típicos tres modos para inexpertos, jugadores avanzados y los que buscan un gran reto. El modo de dificultad medio no podemos decir que sea un paseo. Es cierto que en los combates más básicos, los combates con monstruos del mapa y de las mazmorras, no deberías correr demasiado peligro si vas bien equipado y no descuidas la estrategia. No recuerdo, ciertamente, una zona en la que haya tenido que levear para superar sus monstruos base…

En cuanto a los jefes finales, el juego mejora con el paso de las horas y crece en dificultad. Aquí sí he tenido problemas con algunos jefes, especialmente aquellos cuyas características no casaban demasiado bien con los trabajos de mis personajes, teniendo que variar mi estrategia y pensando soluciones. Algún jefe me ha tenido unas cuantas horas o días a raya, incluso obligándome a levear en algunas ocasiones -pocas- para poder resistir mejor sus acometidas. Pero finalmente avanzamos. No deja de ser uno de los atractivos, que los jefes nos pidan algo de esfuerzo para superarlos. Por tanto, en el modo más difícil Bravely Default 2 no es un paseo, ni mucho menos.

Bravely Default 2

Bravely Default 2

Nuestra partida más larga ha sido en el modo de dificultad medio y podemos estimar una historia principal de unas 55 o 60 horas mínimo, sin atender a demasiadas misiones secundarias -aunque el tiempo es algo bastante subjetivo dependiendo de la habilidad de cada uno-. Muchas más horas para completar las misiones secundarias, vencer a enemigos especiales, subir todos los trabajos, etc. En la línea de los juegos anteriores.

¿Dónde se encuentra la profundidad en Bravely Default 2?

En donde más tiempo pasaremos en Bravely Default 2, a parte de en los combates con los jefes finales -hay muchos y variados-, es en el menú de personalización de nuestro equipo de 4 héroes (en ocasiones tendremos la ayuda de otros personajes, pero no podremos controlarlos). El juego cuenta con una buena cantidad de trabajos, algunos heredados y otros completamente nuevos, y a medida que vamos consiguiendolos, ganamos en profundidad.

Cada personaje puede tener dos trabajos a la vez, por lo tanto las combinaciones son esenciales, teniendo en cuenta las estadísticas, el uso de armas, los tipos de habilidades, etc. Podemos hacer grandes luchadores o errar el tiro y asociar dos trabajos que no se llevan bien juntos. A medida que subimos de nivel cada trabajo ganamos en habilidades activas para el combate, como magias y ataques, y habilidades pasivas que se activarán automáticamente (como ser inmune a un elemento, por ejemplo).

A todo este sistema de trabajos, en donde encontraremos más de una veintena, hay que unir y asociar el sistema de equipo habitual en un JRPG. Qué personajes cumplen cada función dentro de nuestra estrategia, qué armas deben empuñar, qué escudos y armaduras, qué habilidades debemos potenciar, qué objetos debemos colocarles, etc. Y todo esto teniendo en cuenta que a menudo los jefes finales nos obligarán a, por lo menos, tener dos o tres estrategias diferentes para poder superarlos.

Bravely Default II

Bravely Default 2

Pese a todo, no es un juego inaccesible para inexpertos y no te obligará a coger libreta y lápiz para apuntar las estadísticas, estrategias, etc. En ese sentido es profundo pero manejable, aquí se ha hecho un buen trabajo de adaptación a los tiempos que corren...

Uno de los juegos más bonitos de Nintendo Switch

Si algo tenemos que destacar de Bravely Default 2 es, sin duda, su apartado artístico. Ya acostumbrados a la excelencia en anteriores episodios, este título nuevamente nos lleva por escenarios de un estilo artesanal muy bellos, en donde querrás pararte a observar todos los detalles y ampliar la cámara de las ciudades para deleitarte con su belleza. También los escenarios de batalla o el diseño de criaturas es destacable. En este sentido, es uno de los juegos más bonitos de Switch, pese a su sencillez y simpleza visual previa.

En cuanto a la banda sonora, aunque cumple con buena nota, no diría que destaque demasiado. En algunos momentos quizás peca un poco de repetitiva, especialmente algunos temas que suenan en largas mazmorras o en los combates, pero en general el trabajo de Revo, quienes ya hicieron las melodías del primero, es notable. Quizás no tengamos temas que recordemos durante décadas o años, pero cumplen perfectamente con su cometido y roza un gran nivel.

8.5

Lo mejor

Los combates por turnos de la vieja escuela con el sistema brave y default. Siguen siendo frescos y divertidos.

Gran cantidad de jefes finales con estrategias diversas.

Profundo, pero manejable para cualquier jugador.

Artísticamente es una delicia.

Lo peor

La historia es más adulta, pero sigue siendo muy previsible.

Un tanto repetitivo en algunas etapas del juego.

Reutilización de monstruos comunes bastante habitual.

¿Cómo analizamos?
0 comentarios
Mensajes recientes

No hay ningún comentario en este muro social

Utilizamos cookies para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información pulsando 'aquí'.