Pre-Análisis Ryse: Son of Rome

(One)

Estás en: JuegosAdn > Xboxgo > Xbox One > Artículos > Pre-Análisis Ryse: Son of Rome (Xbox One)

Venganza bajo la sombra del Imperio

El general Marius Titus desembarca sus tropas en Xbox One con el objetivo de demostrar quién manda en la guerra de consolas de sobremesa

Miguel Alcántara
01/11/2013 16:00
El Imperio Romano está a punto para la llegada de Xbox One. 'Ryse: Son of Rome' es el resultado final del proyecto de 'Codename: Kingdoms', un título de Crytek que supuestamente estaba pensado para Xbox 360 y, específicamente, para aprovechar al máximo las posibilidades de Kinect. Descartado ese concepto, la compañía de los hermanos Yerni se centró en la nueva consola, Xbox One, y en aprovechar al máximo su potencia. Por ello se acabó diluyendo el uso de Kinect a favor de los QTE

Marius Titus planea su venganza en la nueva generación

La historia de este general romano estuvo a punto de llegar a la actual generación de consolas. De hecho, ya estaríamos disfrutando de ella si en las oficinas de Crytek no hubieran cambiado de idea. Los creadores de sagas como 'Far Cry' o 'Crysis' y responsables del motor gráfico 'Cry Engine' pensaron que este proyecto tendría más relumbrón y recorrido en la nueva consola de sobremesa de Microsoft. Xbox One está a punto de ver la luz, y 'Ryse: Son of Rome' es uno de sus títulos de primera hornada más potentes. Un exclusivo que viene a demostrar de lo que es capaz la consola.

Del juego en primera persona y basado íntegramente en Kinect que era inicialmente, pasamos a un juego en tercera persona con una gran cantidad de acción y una historia épica detrás. Como ya hemos comentado, en el juego controlamos al general Marius Titus, un gran soldado cuya sed de venganza lo hace ascender en el ejército y convertirlo en un gran general. De pequeño, Marius vivía pacíficamente en Roma junto a su familia, hasta que un traumático suceso trunca su destino.

Ryse: Son of Rome

Más o menos en el 68 d.C., él es testigo directo de como un grupo de bárbaros asesinan sin piedad a sus seres queridos, sumiéndolo en un gran dolor. Ese dolor le lleva al deseo de venganza, y el camino que toma para ello es enrolarse en el ejército romano para combatir a esas tribus. Impulsado por la imagen de su familia muerta, asciende rápidamente de cargo hasta convertirse en general, el centurión de las tropas, formando un grupo de valientes soldados a los que él mismo dirige: la XIV. Es entonces cuando inicia una épica misión en busca de la venganza.

Esa misión le lleva por una campaña desde Roma hasta los albores del Imperio, muchas localizaciones donde la guerra es la constante. La historia se irá desvelando poco a poco, y Marius irá descubriendo secretos que no conocía en un principio. Por ello, ese viaje que cada vez le lleva más lejos de casa, le hará volver a la patria Roma para consumar su venganza. Esa será la trama del modo Historia, con varios niveles en localizaciones variopintas y en situaciones cada vez más complejas. Eso sí: la espectacularidad siempre estará presente.

El otro modo de juego es el llamado Gladiador, un modo destinado al multijugador tanto online como en local con, como mínimo, un amigo más. En este modo llegaremos a la arena del Coliseo romano, con el objetivo de satisfacer la sed de sangre de los miles de espectadores. Junto a nuestros compañeros, combatiremos contra bestias, guerreros e incluso tropas enteras que entrarán en combate para simular una auténtica guerra. A medida que vayamos combatiendo en este espectáculo iremos subiendo de nivel, por lo que nuestra salud y nuestro poder ofensivo crecerá y seremos capaces de afrontar retos más complicados.

Ryse: Son of Rome

La historia no será históricamente exacta por muchos motivos. El primero y más importante es que los hechos que suceden en el juego no sucedieron en realidad ni están basados en sucesos reales. A pesar de ello, veremos tácticas reales y archiconocidas del ejército romano, así como localizaciones verídicas con una representación bastante fiel de las construcciones reales. El segundo, es que a pesar del realismo de la trama, habrá algunas apariciones de deidades o momentos algo más "sobrenaturales", por así decirlo, que no serán frecuentes y que estarán basados obviamente en la mitología romana.

De Kinect a los Quick Time Events

Aunque la historia es algo realmente importante en este título, sin duda la jugabilidad es el punto que ha causado más revuelo alrededor de 'Ryse: Son of Rome'. Como decíamos al comienzo del artículo, el juego inicialmente se pensó como un juego para Xbox 360 que haría un uso exclusivo de Kinect. En algunos pequeños gameplays de hace un par de E3 pudimos incluso ver ese concepto: una especie de on rails (aunque Crytek luego negó que así fuera) en primera persona en que participábamos en grandes batallas realizando movimientos frente al Kinect.

Un concepto que sonaba interesante, pues pocos títulos han conseguido aprovechar las capacidades de Kinect en Xbox 360. Pero finalmente se abandonó, aunque nosotros no lo supimos hasta más adelante. Fue cuando se presentó Xbox One cuando vimos cómo se había transformado el proyecto. De juego destinado a explotar Kinect a juego destinado a explicar cómo va a ser la nueva sobremesa, y con Kinect relegado a un papel secundario en la jugabilidad. Incluso cuando todos dábamos por hecho que volvería basarse en el detector de movimiento, Crytek aclaró el concepto.

captura

Así era 'Ryse: Son of Rome' en Xbox 360

'Ryse: Son of Rome' tendrá una jugabilidad clásica de los hack'n slash en tres dimensiones, con dos botones para atacar y hacer combos y un tercero para defendernos de los ataques enemigos. Eso nos permitirá combatir cuerpo a cuerpo contra uno o varios enemigos, con una jugabilidad rápida y directa que sin embargo no se basará en pulsar botones rápidamente y sin sentido. El juego premiará la precisión del timing al pulsar los dos botones de ataque, ya que no hacerlo al ritmo correcto hará que no ataquemos bien y podamos recibir daño. No es un hack'n slash alocado, sino uno en el que la paciencia es un valor.

Uno de los puntos más polémicos de la jugabilidad son los Quick Time Events. Crytek confirmó la aplicación de esta mecánica, y muchos pensaron que al igual que otros juegos, la propia jugabilidad estaría basada en ella. En realidad, los QTE servirán para finalizar las batallas y hacer ejecuciones brutales a uno o varios enemigos a la vez. Estos combos pueden ejecutarse correctamente, y entonces la finalización será perfecta y muy sangrienta. Si no los hacemos del todo bien, puede que con suerte acabemos con ellos de una forma no tan espectacular, que incluso recibamos daño o que no podamos acabar con el enemigo.

Son más de cien ejecuciones distintas, que como decimos serán bastante brutales y podrán llevarse a cabo con varios oponentes a la vez si somos habilidosos. Por lo tanto, esta mezcla de jugabilidad hack'n slash, con combos y QTE no es baladí. Premiará la precisión y la paciencia, y será muy necesario conocer a la perfección las combinaciones de botones y cuándo las pulsamos para vencer en la batalla. 'Ryse' quiere implantar su propia personalidad en la jugabilidad, y parece que va camino de conseguirlo. La variedad en la jugabilidad se reforzará con la variedad en el arsenal, tanto de armas como de armaduras, que se cuentan por decenas.

Anterior
12
Siguiente1 de 2 páginas
1 comentarios
¿Quieres ver toda la actividad de la comunidad?Visita nuestra Red Social
Mensajes recientes
Neipol
Neipol 02/11/13 12:37:53
00
Lo estuve probando en el Salón del Manga de Barcelona y desde luego la idea tiene potencial. Pero que hayan anunciado un pase de temporada cuando todavía no ha salido el juego y se trata de una nueva IP, da que pensar.
0 0
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.