Estás en: JuegosAdn > Dswii > Noticias > Nuevo personaje desbloqueado: Gonzo Suárez

Nuevo personaje desbloqueado: Gonzo Suárez

Fabio Fraga
03/12/2009 11:47
Una vez más, nuestro compañero Miguel, de nuestra web hermana XboxGo, ha realizado un extenso artículo sobre uno de los personajes más relevantes del sector. En esta ocasión no hablará de ningún archiconocido director de juegos, como podría ser el caso de Shigeru Miyamoto, Hideo Kojima, Fumito Ueda o Warren Spector. También hay importantes personalidades en nuestro país, personas que en su momento, crearon una época dorada de los videojuegos en España, aunque luego esto se perdiera. Muchas de esas personas siguen trabajando en este sector, como la que hoy nos ocupa, Gonzo Suárez: Hubo un momento, a lo largo de los 80, en que los videojuegos españoles tuvieron mucha relevancia en todo el mundo. Es cierto que la situación no era como ahora: los videojuegos podían desarrollarse entre un par de personas (los llamados "juegos de garaje") y obtener distribución fácilmente (aunque no necesariamente buena) si el proyecto era mínimamente bueno. Además, como es obvio, un proyecto no costaba lo mismo de desarrollar entonces que ahora. Pero lo que nadie nos va a quitar nunca en el palmarés del orgulloso producto nacional es que desarrolladoras como Opera Soft, Dinamic, Topo Soft o Zigurat nos elevaron a una posición privilegiada en el mundo del entretenimiento digital, y nos llegaron obras como La Pulga, Sir Fred, La Abadía del Crímen, Livingstone Supongo o el dificilísimo Game Over. De estas empresas tan solo quedan restos, grandes mentes esparcidas por medio mundo e involucrados en diversos proyectos. De si habrá una segunda edad de oro gracias a emprendedores como Mercury Steam u Over The Top Games hay mucho debate y mucha tela que cortar. Pero siempre podemos rescatar a algunos genios de aquel entonces. Quien hoy nos ocupa no participó activamente en esta época, pero si que la cogió en su ocaso, absorbió toda la experiencia que pudo de la mítica Opera Soft e intentó reavivar la industria española durante los decadentes 90. Hablamos de Gonzalo "Gonzo" Suárez. Este desarrollador catalán vivió una época donde la industria española se mantenía básicamente del inolvidable PC Fútbol y de algún lanzamiento esporádico tipo Artic Movies. Tuvo una trayectoria inicial muy buena para ser principiante, y algunos problemillas al intentar independizarse. Pero no entremos en detalles aún. Si quieres conocer la vida y gloria de uno de los grandes desarrolladores españoles de los últimos 20 años, lee a continuación el personaje desbloqueado de este mes.

20091203_00015.jpg

Gonzo Suárez nació en Barcelona en 1963. Hijo del conocido (aunque no afamado) director Gonzalo Suárez, desde muy joven participó en algunas películas de su padre, como El Jardín secreto. También participó en algunas campañas publicitarias a la temprana edad de 14 años. Su carrera parecía estar encarada al arte dramático y el mundo del celuloide, pero parece que no llenaba del todo a Gonzo, con lo que se decantó por otra rama del mundo audiovisual a pesar de contar con la ayuda de su padre para entrar fácilmente en el cine. No fue hasta los 20 años, después de todo lo comentado, cuando descubrió el apasionante mundo de la informática y la programación gracias a su primer ordenador personal, un Spectrum. Con él empezó a coquetear con el diseño de software. N20091203_00020.jpgunca acudió a clases de informática, pero a base de consultas, de búsqueda y sobretodo de interés por aprender, Gonzo logró unos grandes conocimientos en programación. Ya con una buena base y algunas referencias, Gonzo Suárez pasó a formar parte de la legendaria Opera Soft. Si bien la desarrolladora tuvo una exitosa pero corta existencia, ya le sirvió a Suárez para codearse con figuras del videojuego que allí trabajaban, como el tristemente desaparecido Paco Menéndez. La experiencia que adquirió, por lo tanto, fue impagable. Allí, en Opera Soft, Suárez desarrolló títulos como Goody, su opera prima tanto en la desarrolladora como en el mundo de los videojuegos. Se trataba de un título de plataformas que daba bastante vicio y se convirtió en uno de los estandartes más divertidos de la edad de oro del software español. Este título, como todos los que siguieron, se lanzó en todos los compatibles de la época. Su siguiente trabajo fueron Sol Negro, con un buen éxito pero que sobretodo sirvieron para aumentar el renombre de Gonzo. Se despidió de Opera Soft con Mot, un juego bien recordado y con buenas ventas. Trabajó en Crazy Billiards, un título que finalmente no se lanzó. Gonzo salió de Opera Soft a finales de los 80 a vivir su propia aventura, y la desarrolladora fue tambaleándose hasta su cierre pocos años después. Adiós a una de las grandes productoras de buenos títulos españoles. Él y su colega de trabajo Javier Fáfula trabajan durante un corto periodo de tiempo para otro coloso del software español: Dinamic. Su tarea consiste en realizar versiones de títulos para la desarrolladora. ¿El resultado? Arantxa Sánchez Vicario Tenis, que tampoco salió al mercado. Compaginó durante ese periodo la conversión de algunos títulos con su trabajo en aplicaciones para software de distintas e importantes empresas.

20091203_00022.jpg

Gonzo Suárez juntó a unos cuantos amigos del sector y creó Arvirago Software, desarrolladora que aún a día de hoy no ha sacado ningún título al mercado (aunque lo intentó con Head Hunter, que por problemas con la distribuidora no se lanzó). Si es cierto que la desarrolladora en sí cerró sus puertas tras esta decepción y años después Suárez decidió volverla a abrir, pero por medio pasarían ciertas cosas que lanzarían a nuestro protagonista de hoy a la fama mundial absoluta. 1996. Gonzo Suárez se asocia al proyecto de Ignacio y Javier Pérez para crear una desarrolladora de videojuegos mediática. De esa unión surge la que sin duda se convierte en la desarrolladora más productiva (en calidad al menos) de los años 90: Pyro Studios. Los dos directivos quieren que Suárez se convierta en el director de los proyectos de Pyro. Y con una libertad casi total, y quien sabe si queriendo o sin pensar en lo grandioso que era lo que estaba creando, fue gestando un pelotazo de dimensiones descomunales. Ese primer lanzamiento fue Commandos: Behind Enemy Lines. Desde una vista isométrica, controlábamos a un grupo de soldados 20091203_00018.jpgde élite que debían infiltrarse tras las líneas enemigas nazis sin ser descubiertos, para llevar a cabo misiones de espionaje y sabotaje. Cualquiera que lo haya jugado sabrá que es un juego largísimo, con un desarrollo impecable, una calidad gráfica muy buena para la época y sobretodo muy viciante. El título logró éxito nacional e internacional, y sobretodo consiguió grabarse a fuego en la memoria colectiva. ¿O quién no recuerda la fuerza de Boina Verde, la astucia del Zapador y la sutileza del Espía? El exitoso título se vio ampliado con la expansión Commandos: Beyond the Call of Duty, que añade 6 misiones a las 20 originales, además de nuevas habilidades y una ligera mejora en los gráficos. Tras el exitazo de la primera entrega, Gonzo ni se lo pensó y creó Commandos 2: Men of Courage en 2001. El título mejoraba enormemente los gráficos y proponía algún que otro nuevo personaje jugable, y además ofrecía un nuevo frente en el que luchar: el Pacífico. La versión de PC y Mac tuvo muchísimo éxito y se considera la mejor de la saga y, de hecho, es considerada por muchos como el mejor juego de infiltración. También fue lanzado en PlayStation 2 y Xbox, suponiendo un sonado fracaso en ventas debido a su difícil jugabilidad con un pad. Con esta guinda, Gonzo abandonó Pyro para nuevamente establecerse por su cuenta, dejando un tremendo legado: la serie Commandos se había situado como el segundo juego más vendido de PC en Europa, y de hecho en 1998 consiguió ser el tercer título más vendido del mundo. Casi na'. 20091203_00016.jpgDe hecho, poco antes de que Pyro iniciara el desarrollo de Commandos 3: Destination Berlin sin Gonzo Suárez, el único creado sin la supervisión de su "padre" junto con el extraño experimento Commandos Strike Force, él ya había reabierto la desarrolladora Arvirago bajo el nombre de Arvirago Entertainment. Comenzó a desarrollar el videojuego Lord of Creatures, título que aún no ha salido al mercado y que, de momento, ya tiene el premio de ser el videojuego con el desarrollo más largo de la historia del software español (2002 - 2009 y sumando). El juego promete bastante, pero habrá que ver si finalmente se lanza al mercado o no es más que un bulo. Aparte de estos quehaceres, Gonzo está muy implicado en la sensibilización social de los videojuegos. Se ha subido al modo de venta free to play, que espera implantar en Lord of Creatures, y además fue uno de los impulsores del movimiento para que el Gobierno español reconociera a los videojuegos como "arte".

20091203_00021.jpg

Sin duda, uno de los desarrolladores españoles más influyentes de las últimas dos décadas, incluso podríamos decir que el que más. Aprendiz de los mejores maestros posibles, esperemos que este genio Made In Spain no deje de lado la creación de títulos con la calidad que ya ha demostrado, ya que sin duda sería un gran impulso para que la industria española reciba de nuevo el reconocimiento mundial.
Noticias relacionadas
4 comentarios
¿Quieres ver toda la actividad de la comunidad?Visita nuestra Red Social
Mensajes recientes
a3hmax
a3hmax 04/12/09 05:30:04
00
Vaya, yo jugue el commandos para PC, la parte 2 la jugue en ps2 (no me parecio mala de ninguna manera), de hecho me parecio increiblemente mejor que la primera.
0 0
xofox
xofox 03/12/09 20:22:32
00
Muy buen artículo... ojalá le llegue una 2da Edad de Oro, y todas las Edades de Oro que pueda tener.
0 0
travestorro
travestorro 03/12/09 17:37:11
00
me parece simpatico y guapo
0 0
HugoFraga
Staff
HugoFraga 03/12/09 14:03:22
00
Buenisimo este "Personaje", me ha encantado.
0 0
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.