Estás en: JuegosAdn > PC > Noticias > Los fallos de Anthem y el ocaso de Bioware

Los fallos de Anthem y el ocaso de Bioware

Kotaku destapa la casa de los horrores en la que se ha convertido Bioware, un estudio en el que no hay capitán ni tripulación.

Fran Pineda
03/04/2019 09:52
Anthem

Cuando un trabajo se hace bien hay que alabarlo. Kotaku se ha sacado de la manga, como ya hiciera con Mass Effect: Andromeda, un artículo en el que se ha destapado todo el desarrollo detrás de Anthem. Y es que ya en pleno abril no hace falta tener el juego para darse cuenta que lo nuevo de Bioware vuelve a ser la enésima piedra que pone en serias dudas la calidad del estudio. Los padres de nada más y nada menos que Dragon Age Origins, Baldur’s Gate o la trilogía original de Mass Effect atraviesan una crisis digna de mención para una empresa de carácter Triple A.

Si con Mass Effect: Andromeda el daño quedó amortiguado por frases como “no, es que se trataba de un juego hecho casi por un equipo secundario de Bioware”, con Anthem no hay excusas. Anthem se ha forjado por veteranos de Mass Effect, gente que lleva literalmente años en la empresa y que, a priori, tienen una visión del RPG Occidental como pocos. Tal vez sea precisamente eso, el seguir confiando en que son los “reyes del mambo” lo que falla actualmente en el estudio, más aún cuando otros equipos como CD Projekt RED les ha pasado a 200km/h sin despeinarse.

Fase 1: la autoestima de Bioware es la más alta en todo EA

Todo videojuego consta de una fase en la que se crean unos conceptos, ideas preliminares y bocetos de lo que posteriormente será llevado a la realidad. Ciertos conceptos se aplican, otros se quedan en el camino. En Kotaku, durante la conversación que han tenido con ya ex-desarrolladores de Anthem, se habla de autoestima del equipo principal de Bioware como la más alta de todo EA según los propios psicólogos de la compañía.

Todo el mundo quería trabajar en Anthem. No es para menos cuando las ideas que se reflejaban hablaban de un mundo en el que se mezclaban conceptos como Shadow of the Colossus, Dark Souls y Darkest Dungeon, ahí es nada. Dragon Age Inquisition fue todo un éxito de crítica y público, y en líneas generales se vislumbraba en el horizonte un concepto que aunaba supervivencia, acción y RPG como pocas veces se había visto en la industria, todo ello con un toque de ciencia ficción. En definitiva, Bioware y toda EA estaba como loca con el proyecto que tomaba el nombre de Anthem.

Anthem

Fase 2: No es oro todo lo que reluce

¿Qué ocurre cuando divides un juego en varios estudios? Apostillo, ¿qué pasa si encima uno de esos estudios sigue creyéndose que son los auténticos genios del RPG Occidental? No hace falta la respuesta, ¿verdad? En una industria que, actualmente, casi cualquier estudio puede dar el campanazo, Bioware pecó de ser demasiado prepotente.

Las divisiones de Bioware Edmonton y Austin tenían la tarea por delante de crear un juego que engrandeciera el nombre del estudio, aún más si cabe, pero el resultado durante el desarrollo fue bien diferente. Cuando juegas a Anthem se nota que hay ideas que se quedaron a medio camino, otras que literalmente fueron introducidas con calzador, por no hablar de errores técnicos impropios de un estudio de este calibre que cuenta con respaldo de EA.

En los últimos años los juegos de Bioware han perdido complejidad, calidad narrativa y jugable

Riñas constantes entre una y otra parte del estudio, por no hablar de la llegada casi impuesta desde las altas esferas de EA del uso del motor Frostbite que, aunque resulte muy vistoso, llega a convertirse - y aún a día de hoy - en un auténtico dolor de muelas.

Fase 3: El comienzo del fin

Junio de 2017. Conferencia de Xbox en el E3 del mismo año. Bioware nos deja literalmente con la boca abierta con Anthem… pero ¿de verdad alguien se creyó aquella presentación? Puede que a nivel técnico nos pareciera una auténtica barbaridad que la demo corriera sobre una Xbox One X, pero lo más doloroso de todo es que Bioware por aquel entonces no tenía planteado ni la jugabilidad básica ¡ni tan siquiera una sola misión!

Los problemas con la narrativa de Anthem y su jugabilidad durante el desarrollo se palpan en cada uno de los planteamientos que propone en la versión final. Hay incoherencias de guión, el aburrimiento no tarda en hacer acto de presencia, elemento casi impensable en un estudio de este calibre, por no hablar de los bugs entre otros elementos.

Anthem

El que EA haya obligado a pasar por el aro a la mayoría de sus estudios a trabajar con Frostbite, cuando muchos de éstos tienen experiencia cero con el mismo - junto a los problemas que ocasiona y que se remontan no sólo a ME: Andromeda o DA: Inquisition - sumado a la obsesión de la empresa por los juegos como servicio, son el vivo reflejo de que ni Bioware se ha librado de un concepto de entretenimiento que dista mucho del que sí ofrecen otras empresas: obra y jugador van de la mano.

Desconozco si Anthem será capaz de levantar cabeza, pero está claro que el estudio está lejos, muy lejos, de ofrecer sus mejores estándares de calidad. Atrás quedaron aquellas obras que guardo en forma de recuerdos como oro en paño: Mass Effect 2, Dragon Age Origins, Baldur’s Gate, KOTOR… ¿Tiene EA la culpa? Por mi parte es un rotundo sí. Cuando obligas, y quiero recalcar ese verbo, a utilizar a tus estudios ciertos hábitos de manera imperativa mirando al horizonte lo que serás capaz de recaudar sin prestar la más mínima atención a los consumidores, tienes un problema.

No me considero un gran apasionado de los universos que crea Nintendo (oye, para gustos, colores) pero no me cabe duda que junto a ellos, además de los anteriormente citados CD Projekt RED, From Software y parece que ahora Ubisoft - entre otros - se ha creado una relación única entre el usuario y el juego en el que cada obra cuenta con su propia personalidad, sumergiendo al jugador en una experiencia absorbente. Anthem, ¿puedes decir tu lo mismo?

Noticias populares
Noticias relacionadas
1 comentarios
Mensajes recientes
Lobo_Negro
Lobo_Negro 04/04/19 13:52:40
00
A ver, el problema no es tanto del estudio, o de la gente que hace la mayor parte del curro. Lo que se puede leer entre líneas del artículo de Kotaku es que no había un director que llevara la voz cantante y dijera "vamos a hacer esto así y asá, y si surgen dudas, ideas o problemas lo vamos viendo y las decisiones las tomo yo". Ese es el problema, que la industria del videojuego ha crecido tanto que necesitas un buen director que sepa lo que quiere hacer.

Con Anthem lo que comentan es que no había tal figura, que surgían problemas o dudas que no se resolvían hasta meses después. O que se cambiaban, quitaban o añadían cosas sin ton ni son.

Vamos, se han marcado un Nomura en FF XV.
0 0
Utilizamos cookies para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información pulsando 'aquí'.