The Last Tinker: City of Colors

Impresiones

Estás en: JuegosAdn > Clic > PC > Artículos > Impresiones - The Last Tinker: City of Colors

Aventuras de plastilina

Mimimi Productions trae a PC, Mac y PlayStation 4 un título de aventuras 3D que recuerda a clásicos ya olvidados, con muy pocos exponentes en la actualidad

Carlos Sánchez
03/04/2014 10:35
Llega a Steam un nuevo título de plataformas destinado a los más pequeños de la casa. El equipo Mimimi (sí, este es el nombre) nos ha permitido acceder a una beta temprana del proyecto en el que está inmerso. De nombre 'The Last Tinker: City of Colors', este colorido plataformas de papel -ahora lo explicamos-, llega a la plataforma de Valve para adentrarse en un género que en PC apenas cuenta con efectivos. Los títulos en 2D proliferan por encima de los 3D de este corte.

Mimimi Productions se acuerda de los más chiquitines

Lo que hemos podido probar en esta versión anticipada de 'The Last Tinker' ha dejado bien claro a quién va dirigido el juego. Está muy mal decir que un título de este corte es para críos solo por su aspecto, pero es la premisa del estudio. Con esto no queremos decir que los jugadores más avanzados no puedan dedicarle toda su atención por supuesto. Si hay algo que tienen estos juegos es que pueden ser disfrutados por todos. Por si fuera poco, el estudio de tan curioso nombre ha incluido diferentes niveles de dificultad, por lo que 'The Last Tinker' amplía su radio de acción a los jugadores que peinan canas. Eso sí, hay mucho que pulir para que estos caigan en la red.

La historia del juego nos sitúa en TinkerWorld, un colorido mundo construido en papel y cartón y habitado por diferentes tipos de criaturas. Antes de empezar con la aventura, una voz en off nos irá narrando algunos hechos dela historia. Puede que un niño/a no se dé cuenta por donde van los tiros, pero un adulto verá rápidamente la crítica social que el estudio hace contra el racismo y la segregación de las razas. Mensaje profundo que, bien explicado a un joven, servirá para romper esas barreras sociales. No debería ser misión de un juego dar un mensaje así, pero el carácter universal del medio hace que llegue a todos los rincones.

The Last Tinker: City of Colors

Tras la introducción conoceremos al personaje principal, un joven de gran parecido al Rey Mono Sun Wukong, de la leyenda china. Este responde al nombre de Koru, que contará con compañía, de nombre Tap, una especie de cerdito volador, más o menos. Tap nos servirá como guía en la aventura para mostrarnos donde están los objetivos a realizar. Al ser un plataformas 3D, los mundos son de un extensión amplia, lo que nos permite tener libertad a la hora de recorrerlos. A muchos les traerá muy gratos recuerdos de obras como 'Donkey Kong 64' o la serie 'Jak & Daxter', por ejemplo. La beta solo nos ha permitido acceder a algunas zonas del primer mundo, pero hay varios más, cada uno de un color diferente.

Las zonas del mundo de Tinker no estarán precisamente vacías. Los diferentes distritos son un hervidero de personajes, construcciones y tareas a realizar. El estudio se ha esmerado en ofrecer un juego completo en todos los niveles. No solo tendremos que seguir la aventura principal, además de eso tendremos diferentes sub-misiones que hacer, recoger objetos ocultos, un dojo para practicar nuestro arte de combate y claro, disfrutar de las panorámicas de los escenarios del juego. Hay muchas cosas que hacer en 'The Last Tinker'. La linealidad es algo que se han dejado en el tintero y buscan ofrecer una experiencia lo más abierta posible.

The Last Tinker: City of Colors

Fácil de controlar y de entender

El sistema del control del juego es fácil y sencillo. El estudio Mimimi no ha intentado reinventar la rueda metiendo mecánicas de juego complejas. Correr, pegar puñetazos para romper cajas o derrotar enemigos o rodar son las acciones básicas de Koru. El salto es automático por lo que no puede ejecutar esta acción de forma libre. Ahora bien, pese a la simpleza que presenta, también tiene sus fallos, en forma de falta de fluidez y tosquedad. Es una beta, por lo que esperamos que la versión final esté completamente pulida. Pese a este fallo típico de versión sin finalizar, el juego sigue la estela de los grandes del género con una mecánica similar, efectiva en ejecución y sin rarezas.

Además de las acciones de toda la vida en este tipo de juegos, también podemos interactuar con el escenario de varias maneras. Por ejemplo, en el primer mundo hay diferentes obstáculos que debemos sortear como piedras en el agua, que nos dañará, unos railes por los que podremos movernos rápidamente entre zonas o romper cajas para ir recogiendo unos cristales azules que nos servirán como moneda. Koru contará con una barra de vida compuesta por unas esferas amarillas, sobra decir lo que pasa cuando llega a cero, ¿no? Para evitarlo, recogemos las esferas amarillas y listo. No se han dejado nada en el tintero. Esperamos que la versión final siga el mismo patrón que nos ha permitido ver esta demostración.

The Last Tinker: City of Colors

Cartón, plastilina y Unity

No podía ser otro el motor que diese forma a esta obra del estudio indie. Unity vuelve a ser la piedra angular de un estudio con presupuesto limitado y el resultado es cuanto menos prometedor. El juego entra por los ojos desde un primer momento gracias a una paleta de colores muy chillona y alegre. No es un desborde visual, ni técnico tampoco, pero el aspecto del juego es limpio, nítido y resultón. Mención especial al estilo arquitectónico del juego, que mezcla de una forma muy creíble el cartón y la plastilina. Con esto se consigue un apartado artístico llamativo y que agradará a los usuarios más jóvenes.

Pese a su enfoque de juego de bajo presupuesto, el juego es rico en opciones de configuración. Resolución, tasa de refresco de imagen, tratamiento de texturas, iluminación, calidad del terrero, mejora de borde u oclusión ambiental son algunos de los parámetros disponibles. Eso sí, la optimización es un punto que necesita de una mano de chapa y pintura. En el equipo probado, con todos los parámetros al máximo, resolución 1920x1080p los 60 frames son fáciles de conseguir. Sin embargo, las caídas que se sufren son muy serias, llegando a bajar hasta los 30. El juego viene con la opción de habilitar el modo para daltónicos, por si alguien tiene problemas con los colores, que son muchos y con muchas mezclas entre sí.

The Last Tinker: City of Colors

Para acabar, el juego tiene tres ranuras para guardar partidas y varios niveles de dificultad. A todo esto hay que añadir el citado modo dojo y total compatibilidad con el mando de Xbox 360. Pese a que el audio está en inglés, el juego viene totalmente traducido al castellano en los textos. Su lanzamiento está previsto en verano no solo en PC a través de la plataforma Steam, PlayStation 4 también está en el objetivo del estudio como consola de destino

1 comentarios
¿Quieres ver toda la actividad de la comunidad?Visita nuestra Red Social
Mensajes recientes

No hay ningún comentario en este muro social

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.