The Last of Us Parte 2; el principal problema del juego

Opinión

Estás en: JuegosAdn > Ps3p > PS4 > Artículos > Opinión - The Last of Us Parte 2; el principal problema del juego

Os contamos cuál es el principal problema que encontramos en The Last Of Us Parte 2 para PlayStation 4

Angel de la Iglesia
22/06/2020 11:01
Cuando un producto desprende calidad por todos sus poros, uno no puede evitar ser más tiquismiquis con lo que tiene delante. The Last of Us Parte 2 sufre de esto, ya que proviene de un juego que marcaría un antes y un después. Quizás no en la industria del videojuegos o quizás sí, pero aquellos que lo jugaron acabaron enamorados de su crudeza y realidad, sobre todo en torno a los personajes de Joel y Ellie. Y es por ello que vengo a contaros porque pienso que esta segunda parte tiene un problema bastante evidente
The Last of Us Part II

The Last of Us Parte 2

¿Cuál es el principal problema de The Last of Us Parte 2?

Ellie es lesbiana. Ese es el gran problema de The Last of Us Parte 2. Quiero aclarar esto desde un inicio para que, si eres de los que piensas así, mejor ve saliendo ya que aquí no vas a encontrar lo que buscas. El sexo, raza, orientación sexual o cualquier otra circunstancia personal o social de un personaje no debería ser determinante para jugar un videojuego o consumir cualquier otro producto. Madura. 

Por si acaso alguien no entiende lo que digo: NO, que Ellie sea lesbiana NO es un problema, lo anterior era ironía. De hecho, es incluso positivo que un personaje tan querido por la comunidad forme parte de la comunidad LGTB, sobre todo cuando lleva más de media década siéndole. Sin embargo, si que es cierto que, haciendo un símil con lo sucedido en Pokémon y su polémica de la Pokédex, el árbol no está dejando ver el bosque (con la diferencia de que la sexualidad de Ellie no llega ni a brizna de hierba). 

'The Last of Us Parte 2' es un juego extremadamente bueno y cuidado hasta el más mínimo detalle en la mayoría de sus apartados. De hecho, en el análisis del título ya plasmé esto, aunque es ahora, cuando el juego ya ha salido, que estoy viendo muchos más detalles de lo bien hecho que está, como el vídeo de una simple bolsa revoloteando en el aire (hasta ese punto han cuidado los detalles). Y pese a ello, hay algo que no termina de cuadrar. 

Obviamente no puedo hablar de esto sin mencionar algún SPOILER, por lo que si seguís leyendo, es bajo vuestra exclusiva responsabilidad. De la misma forma, esta es mi opinión y no pretendo decir que el juego sea malo, sino que, por todo lo que he jugado, no lo veo como el juego que consiguió superar al original, tal y como pregonan muchos. Y eso es debido a su principal problema: la narrativa

The Last of Us Part II

The Last of Us Parte 2

El argumento de The Last of Us Parte 2 presenta problemas relevantes

Empiezo con lo spoilers. Muchos recordarán perfectamente el final de The Last of Us, y los que no lo tengan muy reciente, tienen el prólogo de la secuela para resumirlo. Joel y Ellie habían pasado toda clase de penurias hasta llegar a su objetivo, momento en el cual nuestro protagonista fue testigo de la cruel realidad: había sido el guardia que acompañaba a Ellie en el corredor de la muerte. 

El problema ya no era que una niña fuese a morir por su cometido, sino que era la persona que le había devuleto las ganas de vivir tras la muerte de Sarah. La hija a la que perdió y cuya historia se repetía. Y eso es algo que no podía permitir. Es en este punto donde el juego alcanza su cénit, por mostrarnos a Joel como el villano que condena a la raza humana en favor de sus propios y humanos deseos. Y es por eso que su conversación final con Ellie vale su peso en oro. 

La recta final de The Last of Us fue su cénit al mostrar como el protagonista condenaba a la raza humana en favor de sus deseos

Es aquí donde The Last of Us Parte 2 falla. Del final ya hablaré en otra ocasión, pero si el original alcanzaba su punto más álgido en este último tramo, la entrega de PlayStation 4 lo hace en las primeras horas con la muerte de Joel. No os mentiré. En este momento dejé el mando en la mesa. Ya no sólo era ver moribundo al protagonista de la primera entrega, sino que la puesta en escena con los gritos de Ellie fue magistral por lo que te transmite: Impotencia

No sé si fue en tu cabeza o en voz alta (en mi caso lo estuve pensando), pero había unas palabras que resonaban constantemente: "No", "Por favor", "Joel, levántate". Y todo eso sin poder hacer nada para evitarlo. Ellie y el jugador se sienten en ese momento más identificados que nunca. Vives en tus carnes lo que siente ella y acabas deseando la muerte de todos los que han provocado aquello.

The Last of Us Part II

The Last of Us Parte 2

Seattle no termina de explotar su historia

Sin embargo, a partir de este punto el título empieza a decaer argumentalmente. Nos embarcamos en un viaje con Dina en busca de venganza y de Tommy, lo que irremediablemente nos lleva a Seattle, hogar de dos facciones enemigas: la organización paramilitar de los Lobos y los extremistas religiosos Serafitas, ambos enfrentados en una guerra civil con múltiples bajas en cada bando. 

En Seattle empecé a notar que ya no era The Last of Us. No por nada, el primer juego se sentía como una aventura personal donde la relación de Joel y Ellie eran el eje conductor dentro de un mundo donde el ser humano ha perdido todo rastro de bondad. Los Infectados, los bandidos de Pittsburgh, los caníbales y los Luciérnagas eran enemigos que iban a por nosotros y con los que creabas un vínculo aunque fuese antagónico.

Una vez pasado Jackson, no vuelves a sentir lo mismo salvo contadas ocasiones

Los Lobos y Serafitas, por el contrario, te quieren matar porque creen que estás con los otros. No sientes esa conexión que debería, lo que te hace desconectar por completo de Seattle, algo muy negativo ya que supone la mayor parte del juego. Asimismo, el juego también plantea ciertos agujeros que simplemente no se explican, lo que en el análisis bauticé como momentos "Porlaca"

Un ejemplo de esto lo encontramos en el personaje de Dina, el cual durante el primer tercio de Ellie es un personaje badass que puede hacer lo que sea. Y todo ello tirado por tierra porque en el momento en el que dice que está embarazada, pasando a ser un personaje que no puede ni cargar una pistola por sí misma. Y ojo, no es porque se haya quedado embarazada, sino por decirlo (ya lo estaba de antes), como si soltar un "Estoy embarazada" fuese su kriptonita. Y hablando de embarazadas ¿cómo llegó Mel al acuario estando además herida?

The Last of Us Part II

The Last of Us Parte 2

Los personajes no te importan tanto

Y ya que estamos hablando de los personajes, otro fallo que comete esta narrativa pasa por los personajes, ya que esta falta de vínculo se nota también con los aliados que acompañan a Ellie y Abby con una única excepción. Empezando por Ellie, Dina no termina de despegar del todo y esto es debido a lo que explico en el párrafo de arriba: nos la quitan de en medio más pronto que tarde. 

Y esto es un grave error, ya que la mayor parte del juego lo pasaremos yendo en solitario, perdiendo ahí uno de los principales componentes del anterior: las conversaciones. De hecho, este recurso se viene notando en todos los monólogos que lanzan las dos protagonistas hablando consigo mismas, algo que no se notaría tan forzado si tuviesen compañía. 

Los personajes están tan poco cuidados que la única "muerte" que afecta es la de Tommy

El mayor ejemplo de esto lo tenemos con Jesse, personaje con el que apenas pasamos unos 20 minutos de reloj y el cual acaba muriendo sin habernos aportado nada. No exagero cuando digo que con Jesse con un agujero en la sien estaba más nervioso por lo que le pudiese pasar a Tommy, hasta el punto de que cuando Abby le disparó sentí lo más parecido a la agonía inicial con la muerte con Joel

Algo parecido pasa con los acompañantes de Abby, los cuales van y vienen sin que de tiempo a tomarles cariño. Sin embargo, pese a que tengan más tiempo en pantalla, principalmente Owen, no es tan fácil que los aprecies por una sencilla razón: mataron a Joel. Considero que no hay razón para debatir sobre esto, ya que el propio juego lo dice, pero pese a que merecía lo que pasó, Joel era un personaje al que queríamos. Y Naughty Dog no puede pretender que nos importen sus asesinos.  Y esto nos lleva a Abby

The Last of Us Part II

The Last of Us Parte 2

El personaje de Abby no funciona

Quiero aclarar que poco me importa que no esté sexualizada, que no cumpla los cánones de belleza y demás quejas que nos han dejado las redes sociales. Por mí como si en lugar de Abby ponen a un destornillador de Manny Manitas o como se llame, seguiría teniendo el mismo problema. Cuando ya llevamos en torno a 10-15 horas de juego, te dan la sorpresa al meterte a Abby como personaje jugable para que veas lo que hizo ella durante los 3 Días de Seattle. Y lo siento, pero no.

Es obvio que en el juego te intentan dar a entender que los Lobos no son tan malos, siendo lo primero que ves de ellos unos niños inocentes entrando en sus aulas y luego a gente yendo a la cafetería como si no pasase nada. De esta forma el juego te intenta dar a entender que no se trata de una lucha de buenos contra malos, sino de personas que han llegado a los extremos. 

Que nos presenten a Abby asesinando a Joel es el mayor ejemplo de la anti-empatía

Sin embargo, Abby podría recibir el premio Nobel de la Paz, pero jamás la podré ver con buenos ojos. Y todo ello porque no lleva ni 20 minutos en pantalla y lo primero que vemos es como le clava a Joel un palo en la cabeza. Antes puse que la muerte de Joel estaba tan bien hecha que nos sentíamos identificados con Ellie en todo momento. Y es justo por eso que tiene 0 sentido que manejemos a Abby, ya que le estás dando al jugador la obligación de llevar durante la mitad del juego a un personaje que odia. 

Para más inri, uno de los últimos momentos en los que controlamos a Abby es durante un combate con Ellie tras disparar a Tommy. Y en ese momento los desarrolladores pretenden que le demos una paliza de muerte a Ellie, cosa que tenemos que hacer para seguir avanzando. Ya no es que esté pasando por un momento desagradable, sino por uno en el que directamente no quiero estar. 

The Last of Us Part II

The Last of Us Parte 2

Lev es el único personaje nuevo que vale la pena

Con los Lobos, como ya he dicho, pasa lo mismo. Los quería muertos. La única que quizás era algo salvable era Mel, y por el simple hecho de estar embarazada, ya que en el Chalé fue de las que insistió en matar a Ellie y Tommy. De hecho, digo más, no negaré que sonreí cuando v i (en un capítulo que solo existe para justificar su muerte) que le volaban el cráneo a Manny, el mismo que dijo "Púdrete pendejo". 

Todo lo que he comentado hasta ahora, tanto de Jesse como de Dina y los Lobos se debe a que no están bien desarrollados. Los dos primeros por salir poco. Los segundos por la presentación. Simplemente Naughty Dog se ha equivocado en este aspecto, hasta el punto de que me dio un vuelco al corazón con lo de Tommy no por su versión de este juego, sino por la del original. 

Lev es un chico odiado por sus enemigos y por su familia

Y lo triste es que no han olvidado como crear grandes momentos, ya que en el propio juego hay escenas que te llegan al alma, como los flashback de Joel y Ellie en el museo o el personaje de Lev. Este personaje tiene una presentación excelente, lo que viene acompañado de un desarrollo bueno y una historia de fondo con la que empatizar. Y todo se debe al tiempo en pantalla para conectar con él, cosa que no tienen los demás, ni siquiera Yara

Hay muchos más ejemplos, pero tampoco quiero alargarme demasiado. Simplemente Naughty Dog ha cometido un grave error por mostrarnos a más personajes en lugar de aprovechar mejor unos pocos. Y esto es algo que sé porque a día de hoy aún recuerdo lo trágica muerte de Tess, el suicidio de Sam tras disparra a Henry o el intento de David de matar/violar a Ellie. Momentos que me marcaron y que, por desgracia, esta vez solo ha ocurrido una vez con Joel tirado en el suelo. 

7 comentarios
Mensajes recientes
Armnd
Armnd 26/06/20 02:32:15
14
La verdad, creo que has dado en el clavo. Todo sea dicho, siendo franco, a mí el primer juego, en su conjunto, no me parece la obra maestra que ven muchos. Sin embargo, su final es algo que valoro profundamente. Lo que Joel hizo podrá no tener perdón de Dios, pero yo no soy Dios, sino un hombre, y fueron esos actos tan cargados, a su vez, de egoísmo como de amor, los que me hicieron darme cuenta de que él, a diferencia de muchos otros personajes ficticios, era como yo, un mero hombre, que arrastraba consigo sentimientos complejos y contradictorios, ideales frágiles, miedos y errores.

Lo que quiero decir es que, pese a que los pecados de Joel lo convierten en alguien aparentemente irredimible, es en su irredención donde radica su carácter más humano, y a mí, eso me importa. Él me importa, y es por eso que no puedo evitar tomarme esto más personal de lo que, quizá, debería. Pero ahí está el meollo del asunto, ¿no? En el primer juego, Joel hizo algo que no debía, priorizando a una persona por sobre un mundo entero, y eso fue hermoso. Por incorrecto o inmoral que haya sido, en mis adentros jamás pude condenarlo, aunque desde una óptica más lógica, quizá lo mereciera. ¿Por qué? Pues muy simple: durante el juego, él construyó junto a Ellie un lazo que, desde mi perspectiva y mi limitada agencia de jugador, quería proteger. Del mismo modo en que Joel estaba dispuesto a salvar a Ellie aunque no fuese correcto, yo también quería verlo triunfar a pesar de todo, así fuese él una mala persona, y así hiciese eso de mí una mala persona también.

Es por eso mismo que, cuando pienso en Abby, por mucho que lo haga, en el fondo sé que jamás podré quererla o aceptarla. No es que el personaje sea inherentemente malo, no es que no tenga cualidades que, en otro contexto, pude haber apreciado. No soy ni un monstruo, ni un estúpido; puedo empatizar, incluso con aquellos que son diferentes, que piensan distinto a mí, o que son antagónicos con respecto a mis deseos y objetivos. Pero que sea capaz de ello no significa que quiera hacerlo, o que pueda perdonarlo todo, especialmente cuando este alguien ha pasado un límite, una cierta línea a partir de la cual nada será lo mismo. La idea de ponerme en los zapatos de alguien a quien desprecio, alguien que quiere acabar con aquellos que me importan y que quería proteger a toda costa... pues, ¿qué puedo decir? Ciertamente tiene impacto, hay definitivamente algo ahí, y es contundente, pero carece de esa belleza que hizo especial al primer juego, y sin la cual, para mí, no vale lo suficiente la pena.
1 4
Miniviciao@
Miniviciao@ 25/06/20 23:09:12
00
Llevo 23h en superviviente y aun me queda bastante juego, estoy esperando a acabarlo para responder como es debido, pero la nota de la review,me parece un insulto al arte, y al juego y lo que tengo entre manos, y teneis una bsesion con Joel que parece que la gent eno pasa pagina y se veia desde el primer juego que en este mundo de the last of us,donde The Walking dea docmparado con esto parece los teletubis, la iba palmar tard eo temprano, y quedarse solo con la escenita es lo mas absurdo y una vez mas que demuestra la obsesion del que escribe la review y este articulo(no se si la misma persona) es d elo mas exagerado con todo lo que ofrece el juego, que artisiticamente, juegablemente y con unas decisiones de historia, (que no es lineal como la del primero), pero contada de una forma digamos "manipuladora" mediante flashbacks, predisponiendo al juego, las decisiones que tomaron lo hac euno de los juegos mas valientes que he visto en su historia, que para nada es mala ni peor que la premira, y que tambien tiene momentos para el recuerdo, como todo el nivel del cumpleaños y mucho mas, dejan al primer juego en practicmanete todos los apartados en evidencia.
0 0
Sin avatar
Albert_Dupin 23/06/20 17:09:08
10
Pues mira precisamente yo opino lo contrario. Y me explico, *contiene spoilers* A mi el personaje de Abby precisamente es el que más me gusta de esta historia. Sinceramente, ves todo el arco narrativo de Ellie y el fallo de argumento viene por su parte, no por la parte de Abby. La trama de Ellie es vacía, se siente muy vacía. Al principio te pintan Seattle como un lugar abierto que explorar, que descubrir (durante hora y pico estas rondando por edificios, buscando pistas, consiguiendo objetos) pero una vez pasa eso Seattle pasa de ser un escenario a ser una pantalla sin más por la cual avanzar con el proposito de ir matando enemigos y ya, es un desierto decorado pero nada más. Ellie no interactua con nadie como sí pasaba en el primer The Last of Us, tenías a Tess, Nora, a Bill, a Sam y Henry, incluso David. Pero en este de Last of Us (con Ellie) te presenta a Dina, a Jesse y a Tommy (que ya lo conociamos de antes) y ya esta. No son personajes (a excepción de este último) interesantes. La historia de Ellie con Abby es un sine qua non, "razón sin la cual no" y te compraría (pese a que es muy pobre) que terminara en la graja, omitiendo toda la parte final pero se pasa toda su parte persiguiendo y matando a todo el que se le cruce sin importarle lo más mínimo, para al final dejarlo a medias, sin importar todas las bajas que ha causado y haciendo un lapsus de más de 9 meses. Para luego retomar una busqueda que al final se queda en nada, creando una disonancia ludonarrativa, ¿De que ha servido matar a toda esa gente por qué sí sin llegar a lograr tu objetivo? Y no pasa una vez, la cual Abby deja vivir a Ellie, si no dos veces la segunda peor aún.
La parte de Abby es todo lo contrario, vale que sus compañero tampoco son "importantes" pero al menos tienen más interacción con Abby, hasta llegar a la parte de Lev y la hermana... Al contrario que la de Ellie, la de Abby se siente más The Last of Us, y para mi el juego toma relevancia hasta tal punto de pensar que Abby y Lev iban a ser los verdaderos protagonistas de esta parte dos y terminaron metiendo a Joel y Ellie con calzador con una historia más simple que el mecanismo de un botijo, en completas pantallas desiertas con una cantidad ingente de enemigo a los cuales a Ellie, ni a Dina, ni a Jesse les importa matar (para luego decirte que la venganza y el asesinatos no son buenos) es un mensaje que se queda pobre. Siguiendo con la parte de Abby, es bastante más interesante explorar el conflicto entre esas dos facciones, en la historia de Lev y Yara y su religión... que te va guiando desde que buscas a Owen y te capturan y te rescatan, y luego tienes que ir a salvarlos, después al hospital porque tienen que "operar" a Yara... el espacio se queda pequeño pero sientes que estás haciendo algo diferente al matar por matar (pese a que te pongan enemigos a los que sortear). Por lo general, para mí toda la parte de Ellie es irrelevante, y te deja un mensaje tan vacío cómo el mensaje a medias que te dan.
Para tocar el final quiero remarcar que ni siquiera me pesa la muerte de Joel al uso, o el como muere, en el primero ya se da a entender y se dice que Joel ha hecho cosas aberrantes, de hecho el final es aberrante en sí... No me cae mal Joel pero tampoco puedo decir que no se merecía ese final.
1 0
Utilizamos cookies para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información pulsando 'aquí'.