DiRT 4

Impresiones

Estás en: JuegosAdn > Ps3p > Playstation 4 > Artículos > Impresiones - DiRT 4

DiRT 4: Carreras todoterreno llenas de adrenalina

Codemasters prepara la entrega más completa y variada de DiRT, la saga con mayor tradición en la simulación de rallies

Fernando Borjas
15/05/2017 12:30
Codemasters domina con puño de hierro el subgénero de las carreras en trazados todoterreno. Pese a que no han pasado ni 12 meses desde el lanzamiento del sobresaliente DiRT Rally, los británicos aprovechan su buen estado de forma para lanzar al mercado la cuarta entrega de la saga principal. Puedes esperar un juego de carreras mucho más amplio, menos exigente y multidisciplinar, que da cabida a todos los tipos de pilotos, sea cual sea su estilo de conducción.
DiRT 4

DiRT 4

DiRT 4: Codemasters quiere prolongar su reinado en la simulación

El próximo 9 de junio Codemasters, el estudio británico especialista en el género de la conducción, lanza al mercado el esperado DiRT 4. Seis años después de la última entrega numerada, lo cierto es que las cosas han cambiado mucho; con DiRT 3, en la generación pasada nos encontramos un juego de conducción todoterreno con un abanico amplísimo de competiciones y modalidades. Dejando atrás épocas doradas unidos a la licencia Colin McRae, Codemasters quiso llevar su licencia de rallies más allá abrazando disciplinas como el Rally Cross (en circuito cerrado), las carreras de trucks y las polémicas pruebas de derrapes de habilidad. Decimos polémicas porque se salían demasiado del enfoque de la saga hacia las carreras.

DiRT 3 además nos prononía un estilo de conducción marcadamente arcade, muy divertido y satisfactorio, pero que dejaba bastante que desear en cuanto a profundidad, sin llegar a entregar la esencia que buscan cualquier aficionado a la simulación de rally. DiRT 3 fue un juego de conducción notable, pero quizás apuntaba a demasiados blancos y no llegaba a afinar el tiro en ningún apartado, por eso los planes en la saga cambiaron radicalmente para Codemasters, a los que no se puede tachar de hacer oídos sordos a las peticiones de la comunidad. La decisión de los británicos fue separar productos y enfoques, lanzando DiRT Showdown (centrado en el mundo de las pruebas de habilidad y las competiciones en circuito americanas) en 2012 y DiRT Rally en 2016.

Prolongando el buen sabor de boca de DiRT Rally

DiRT Rally llegó para ganarse de nuevo la confianza de los aficionados a la simulación más pura en trazados de tierra, asfalto y nieve, muy concentrados en Europa, y vaya si lo consiguió. El juego de simulación de Codemasters, con un tiro mucho más certero que nunca, se convirtió en un todo un éxito, llevando con orgullo la medalla de sucesor espiritual de la saga Colin McRae que tan buenas tardes nos ha dado. Eso sí, DiRT Rally no era un juego de conducción para todo el mundo, con uno de los controles más complejos y sensibles que hemos visto en juego de esta clase y para el que era casi obligatorio disponer de un volante para sacarle todo el partido. 

DiRT 4 llega con la intención de ser un juego de carreras todoterreno más completo y democrático con los fans de la conducción.

Habiendo delimitado muy bien sus proyectos y conseguido contentar a los fans más veteranos y exigentes del estudio británico, tan solo un año despues llega el esperado DiRT 4, con la intención de lanzar al mercado el juego de carreras todoterreno más completo y democrático con los fans de la conducción. Ya lo hemos podido probar y nos hemos encontrado con un juego más variado que nunca, con novedades interesantes y en el que sentirán como pez en el aua tanto los amantes de la conducción arcade como los que disfrutaron con el control exigente de DiRT Rally y se han quedado con ganas de más. El mismo estudio lo afirma, su intención es "combinar los niveles de emoción y realismo de DiRT Rally con las carreras de adrenalina, emoción y accesibilidad de DiRT 2 y DiRT 3".

DiRT 4 se adapta bien a todo tipo de jugadores gracias a sus modos de conducción Gamer y Simulación, siendo primero mucho más arcade y accesible para los nuevos jugadores (tipo DiRT 3) y el segundo mucho más exigente (directamente sacado de DiRT Rally), con físicas realistas de los coches y sin duda una de las mejores experiencias en el género. Los dos estilos de conducción son radicalmente diferentes y aunque nos decantamos por el segundo, que casi exige volante, la introducción de un modo más arcade hace que DiRT 4 pueda ser disfrutado al 100% con mando, algo que no era del todo posible en DiRT Rally.

DiRT 4

DiRT 4

Una herramienta para crear nuestros propios tramos

Metidos de lleno en las novedades de este DiRT 4, adelantar que uno de sus principales atractivos es la inclusión de una herramienta para crear nuestros propios circuitos, basados en diferentes parámetros, en hasta cinco localizaciones y generados totalmente al azar. De esta manera, podemos dar vida a infinitos tramos de rally personalizados más enfocados a la conducción técnica o más cortos y sencillos, centrados en los que buscan velocidad y diversión arcade directa; se trata de una herramienta muy completa y que además nos permite compartir nuestras creaciones con la comunidad y retar a nuestros amigos. Sin embargo echamos de menos más localizaciones; Codemasters únicamente ha incluido Suecia, Michigan, España, Gales y Australia, con las que se cubren todas las superficies posibles (nieve, tierra, polvo, asfalto, barro), pero que siguen sabiendo a poco.

La modalidad de carreras en tramos es sin duda el núcleo de DiRT 4 y lo cierto es que seguimos encontrando una propuesta tan cuidada y exigente como en DiRT Rally, pese a que este estuviera mucho más enfocado en esta variante. Tanto si elegimos el modo Simulación o el modo Gamer, vamos a encontrarnos con una la mejor experiencia que se puede encontrar en un videojuego de rally actualmente, con físicas realistas tanto de los vehículos como de las diferentes superficies y un acabado visual que va todavía más allá de DiRT Rally.

En la versión prelanzamiento que hemos podido probar las notas de voz del copiloto ya se encontraban en español y lo cierto es que el doblaje sigue manteniéndose a buen nivel; por otro lado, el plantel de vehículos es suficientemente extenso, con más de 50 coches de todas las épocas, entre los que se incluyen algunos modelos participantes del mundial de rally. Mención a parte merecen los siempre demandados vehículos históricos, entre los que destacan los salvajes modelos de finales de los 80 (Lancia Delta S4, Peugeot 205 T16, Audi Quattro), pertenecientes a la época dorada de este deporte. Estos vehículos, a su vez incluidos en diferentes categorías conforman la modalidad Historic Rally, sin duda el mayor reto para las manos de los pilotos más veteranos y toda una gozada si los conducimos con un buen volante.

DiRT 4

DiRT 4

La cultura del rally no solo vive de los tramos

Por otro lado y como ya sucedía en DiRT Rally, Codemasters sigue dando mucho apoyo a la modalidad de competición RallyCross, que consiste en carreras en circuitos cerrados con público y cambios de superficie (asfalto y tierra), donde se miden unos pilotos con otros directamente y no por tramos cronometrados. DiRT 4 hace las veces de juego oficial del campeonato del mundo de esta categoría organizado por la FIA, incluyendo hasta cuatro circuitos reales: Montealegre, Lohéac Bretagne, Hell y Holjes & Lydden Hill. 

Otra de las grandes apuestas de DiRT 4 es la divertida categoría Landrush, que nos propone dejar de lado por un momento el técnico y solitario mundo del rally para subirnos a potentes pickups todoterreno, boogies y todo tipo de vehículos para competir en circuitos de de tierra con obstáculos en una lucha sin cuartel llena de golpes. Esta categoría va mucho más en la línea arcade de DiRT 3, ofreciendo carreras donde prima el espectáculo sin contemplaciones (muy al gusto americano) en hasta tres localizaciones: California, Nevada y México. 

Codemasters sigue dando mucho apoyo a la modalidad RallyCross, que consiste en carreras en circuitos cerrados con público y cambios de superficie.

Todas las categorías descritas anteriormente son accesibles desde un modo de Juego Libre y desde un Modo Carrera bastante variado en el que podemos ir desarrollando nuestra carrera de piloto en todas las disciplinas, ganando créditos con los que ir progresando, tal y como sucedía en anteriores entregas. En esta ocasión encontramos la novedad de decidir si alquilamos o compramos los vehículos, corriendo mayor o menor riesgo si tenemos que acometer reparaciones, y ganando así más o menos dinero. Dejando de lado los modos puramente offline, como no podía ser de otra manera DiRT llegará con modos de juego offline a través de la liga RaceNet de Codemasters, con clasificaciones globales, además de un modo competitivo en el que se publicarán desafíos semanales y mensuales, aunque para saber qué tal funciona todo tendremos que esperar para probar la versión final del juego.

DiRT 4

DiRT 4

Abriéndose a más jugadores, pero sin descuidar la simulación

Nuestras sensaciones con DiRT 4 son muy positivas en cuanto a que respeta al 100% la vertiente más purista que tanto nos gustó de DiRT Rally el año pasado, pero abriendo mucho más el abanico a otros jugadores menos experimentados. Para lograr esto nos parece un verdadero acierto la inclusión de dos modos tan diferenciados de conducción desde un principio, que ya de por sí plantean dos formas opuestas (pero compatibles) de entender el juego. Codemasters apunta a continuar su reinado en el subgénero del rally con una entrega más completa que nunca que apuesta por contentar a todos sin renunciar a nada. Lo que muchos valorarán positivamente es que a diferencia de lo que sucedía con DiRT 3, la saga mantiene su planteamiento de simulador de referencia.

0 comentarios
¿Quieres ver toda la actividad de la comunidad?Visita nuestra Red Social
Mensajes recientes

No hay ningún comentario en este muro social

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.