Análisis Yakuza: Kiwami 2

(PS4)

Estás en: JuegosAdn > PS4 > Análisis > Yakuza: Kiwami 2 (PS4)

Yakuza Kiwami 2: Solo puede quedar uno

La segunda entrega de la saga Yakuza regresa con un lavado de cara que renueva prácticamente todos sus apartados

Plataforma analizada: PS4
Álvaro Miranda Sertal
23/08/2018 16:10
Tras haber cerrado la historia de Kazuma Kiryu, Sega continua dándole continuidad a una de sus actuales franquicias insignia por medio de nuevas entregas. En el día de hoy nos encontramos con un nuevo remake de su segunda entrega, una de las más valoradas de la franquicia. Entre los cambios nos encontramos el uso del nuevo motor gráfico Dragón Engine, que mejora sus capacidades de forma exponencial.
Yakuza: Kiwami 2

Yakuza Kiwami 2: El declive del clan Tojo

Como franquicia debutante con sus dos primeras entregas en la ya añeja PlayStation 2, el recorrido de Yakuza ha derivado en un ascenso constante que ha mejorado de forma exponencial su ya prometedora propuesta inicial. Consagrada ya como una licencia a tener en cuenta, por parte de Sega, parece que se busca renovar esa fórmula original que tal vez con los años ya no se mantenga tan fresca. A lo largo del año pasado, su primera entrega fue revisada a conciencia y hoy nos toca hablar sobre el rediseño de la que en su día fue su segunda entrega. 

A nivel de crítica general, siempre se ha ha señalado a Yakuza 2 como una de las mejores entregas de la saga, por lo que la llegada de esta nueva versión es una gran oportunidad para comprobarlo de primera mano. Por parte de sus responsables, parece que la intención es ensalzar una base que de por sí ya fue más que disfrutable en su día, añadiendo toda una serie de novedades de peso que se nos han ido adelantando a lo largo de los meses anteriores a su lanzamiento. Con el anuncio de las remasterizaciones de su tercera, cuarta y quinta entrega, parece que es la última vez que una de sus entradas recibirá este tipo de tratamiento, por lo que disfrutemos y observemos en detalle de lo que a priori parece un excelente trabajo que viene a celebrar el éxito que la marca ha terminado atesorando. 

Imagen asociada al video 39493

Oda al Dragón de Kansai

Los hechos acontecidos en Kiwami 2 funcionan como consecuencia directa a su primera entrega, estableciendo su argumento como una extensión de la misma, aportando nuevos personajes y puntos de vista que profundizan en su concepción. Aunque así sea, ante nosotros tenemos un nuevo escenario en el que Kazuma Kiryu regresa al cuartel de un clan Tojo en ruinas, para enfrentarse a la amenaza de la alianza Omi y un nuevo enemigo en expansión de origen coreano. Cómo no en esta serie, no todo iba a ser tan sencillo y el juego de influencias afectará tanto a nuestros aliados como a nuestros enemigos. 

Cabe destacar la cantidad de nuevos personajes que en esta entrega se incorporan para dar forma al argumento. La faceta narrativa de la saga siempre ha sido una de sus principales características y en esta ocasión tenemos un nuevo elenco que sin duda dejará huella, como ya la dejo en su día. Mención especial se merece Ryuji Goda, sucesor directo del actual líder de la alianza Omi y que casi coprotagoniza junto a Kiryu esta excelente trama. Alrededor de su figura se construye prácticamente el conjunto de esta nueva historia, viendo evolucionar su propia forma de ver el juego de los Yakuza, fuera de los valores que le han sido inculcados e imponiendo su propia visión dentro del crimen organizado. A nivel de Carisma poco o nada tiene que envidiarle al propio Kiryu y, tras haber podido ver su actuación a lo largo de la aventura, no es de extrañar que sea uno de sus personajes más icónicos. 

A nivel de Carisma poco o nada tiene que envidiarle al propio Kiryu y, tras haber podido ver su actuación a lo largo de la aventura, no es de extrañar que sea uno de sus personajes más icónicos

En su conjunto, destaca por encima de la media, añadiendo nuevos componentes al juego como diferentes divisiones policiales implicadas, donde también encontramos un par de interpretaciones estelares por parte del Inspector Kawara o Sayama. De fondo también se teje esta historia de venganza por parte de la mafia Jingweon que empapa todos los estratos de este puzzle que se antoja especialmente cautivador al combinar tantos elementos de interés en un mismo ecosistema de forma notable. Sin duda, es uno de los principales motivos por los que plantearse embarcarse en esta aventura, ya que todo ha sido meticulosamente hilado para que no queramos despegarnos del mando durante horas. 

Yakuza: Kiwami 2

Majima Constructions comanda la remodelación

Como remake, la serie de novedades que Kiwami 2 nos ofrece merece mención aparte. Lo más evidente y perceptible para cualquiera, es la incorporación del Dragon Engine como principal motor gráfico del título. Gracias a ello, nos encontramos con el nivel técnico culmen de la saga, tanto a nivel de animaciones como de efectos. El aspecto general de ciertas escenas y enfrentamientos es impresionante, mostrando una solvencia más que respetable dentro del catálogo de la consola en lo que a lo puramente técnico se refiere. Tema de debate es si este nivel de detalle elevado compensa un sistema de combate (que si bien es espectacular) pierde en fluidez, variedad y es algo más tosco que en otras entregas. 

Además de lo visual, se han incorporado algunas de las actividades secundarias más recientes de la franquicia. Así de nuevo nos encontramos con un sistema de gestión de clanes por medio de Majima Constructions. La nueva institución del perro loco, nos permitirá gestionar una plantilla con la que entablar combates basados en la estrategia en los que atajar un buen número de oleadas enemigas. De nuevo contamos con diferentes apariciones estelares de la NJPW, teniendo a nuestra disposición un amplio número de efectivos a reclutar y en general mejorando sus posibilidades para convertirlo en una alternativa a su propuesta principal más disfrutable en general. Kiryu también se podrá iniciar en la gestión de su propio Cabaret por primera vez en la saga, pero en este apartado sí que no encontramos demasiadas novedades, a pesar de seguir siendo disfrutable. 

Ponernos a los mandos de tan excéntrico personaje es una delicia, pero hay que reconocer que la duración del mismo es bastante limitada, los sistemas jugables no llegan a estar tan pulidos y no llega a captar un nivel de atención equiparable a de la campaña principal

Ya que tocamos el tema de Majima, hay que tener también en cuenta que un nuevo arco argumental protagonizado por él mismo, ha sido incorporado como característica inédita de esta nueva versión. Como siempre, ponernos a los mandos de tan excéntrico personaje es una delicia, pero hay que reconocer que la duración del mismo es bastante limitada, los sistemas jugables no llegan a estar tan pulidos y no llega a captar un nivel de atención equiparable a de la campaña principal (a pesar de contar con buenos momentos).  Como personaje, el bueno de Goro está comenzando a ser especialmente explotado de forma más que merecida, pero probablemente sea más justa una nueva aventura en solitario (al estilo de Yakuza 0) que un aperitivo tan escueto como el que aquí nos encontramos. 

Yakuza: Kiwami 2

Yakuza sigue evolucionando de cara al futuro

Si algo ha dejado claro el paso del tiempo para la obra magna de Yoshihiro Nagoshi, es que su evolución es constante en pos de pulir cada vez más lo que ofrece a su legión de fans. No sabemos lo que le deparará a la misma, pero de cara al futuro los avances realizados en tan poco tiempo desde Yakuza 6 son más que notables. A nivel técnico nos encontramos el techo de la saga, sumado a una de sus mejores historias y con uncompendio de alguna de las mejores actividades secundarias que hemos disfrutado a lo largo de estos años. 

Sumando cada uno de estos factores nos encontramos con una aventura bastante redonda con cierto margen de mejora, pero que es digno de reverencia como homenaje a la obra original y como punto de partida para lo que se nos viene encima. Si hasta ahora has seguido la senda de Kiryu probablemente no necesites más motivos para darle una nueva oportunidad a esta nueva entrada, y si aún no lo has hecho desde aquí siempre recomendamos darle una oportunidad, pero no desde este punto de partida. 

8.5

Lo mejor

El acabado general del Dragon Engine ha ganado enteros desde Yakuza 6

Un remake de lujo, que renueva en todos sus aspectos una de las mejores entregas de la saga

El papel de Ryuji Goda y la mafia Jingweon no dejará indiferente a nadie

Lo peor

Su duración es corta comparada a otras entregas

La historia independiente de Majima es prácticamente anecdótica

¿Cómo analizamos?
0 comentarios
¿Quieres ver toda la actividad de la comunidad?Visita nuestra Red Social
Mensajes recientes

No hay ningún comentario en este muro social

Utilizamos cookies para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información pulsando 'aquí'.