Xbox Series X: Analizamos en profundidad la nueva consola de Microsoft

Reportaje

Hemos pasado varios días con la flamante y nueva consola de Microsoft, la máquina más potente de nueva generación. Te contamos qué nos ha parecido

Fran Pineda
05/11/2020 15:22
¿Merece la pena Xbox Series X? Tras pasar varios días con la nueva máquina de Microsoft no podemos estar más ilusionados con el futuro que depara a la plataforma. Una auténtica bestia parda en lo técnico, pero ofreciendo cuantiosas mejoras y características que harán la vida mucho más fácil al más dedicado de los jugadores.
Imagen asociada al video 41624

Xbox Series X: Mirando de tú a tú al PC

Con la llegada de la generación que iniciara Xbox One en 2013, siempre nos hemos referido a las consolas como máquinas que en cierta manera podrían competir con el PC en el panorama técnico. El paso de los años y la constante evolución en procesadores y tarjetas gráficas no tardó en dejar muy por debajo a las plataformas de sobremesa. La línea se difumina mucho menos con Xbox Series X, ofreciendo lo mejor de las consolas a la par que lo más destacado del mundo del PC.

Las especificaciones técnicas de Xbox Series X hablan por sí solas. Nos encontramos con una máquina que es capaz de ofrecer de garantizar lo que la gran mayoría de equipos a nivel usuario no pueden. Hablamos de jugar a resolución 4K a una alta tasa de imágenes por segundo, activar Ray Tracing o contar con tiempos de carga casi anecdóticos.

Son varios los juegos que han pasado por nuestras extensas pruebas con Xbox Series X. Monster Hunter World, por ejemplo, ha sido uno de ellos. El aclamado título de Capcom ofrecía una framerate algo inestable si optábamos por la tasa de imágenes por segundo desbloqueada en Xbox One. En Xbox Series X podemos alcanzar 60 fps sin despeinarnos, garantizando así una experiencia mucho más fluida, tal es el caso de Sekiro: Shadow Die Twice, no teniendo nada que envidiar a la versión de PC. Las sensaciones han sido idénticas en otros juegos como DOOM Eternal o The Witcher 3: Wild Hunt, mención especial para éste último y en el que los tiempos de carga son inferiores a un segundo si optamos por el viaje rápido en plena partida.

Fran

Xbox Series X

Xbox Series X nos ofrece por delante un futuro prometedor, a pesar de que por ahora no hayamos tenido la oportunidad de disfrutar de la plataforma con un juego que exprima al menos su potencial. Forza Motorsport 7 o Gears 5 son dos ejemplos que tal vez se acerquen, pero tratándose de títulos pertenecientes a la generación que termina, todavía tendremos que esperar para ver los resultados que todos esperábamos.

Xbox Series X es capaz de ofrecer de garantizar lo que la gran mayoría de equipos a nivel usuario no pueden

De lo que no nos cabe duda es que Microsoft quiere hacer que todos los juegos ya publicados se jueguen y vean mejor en Xbox Series X. Contamos con un catálogo protagonizado por miles de juegos de Xbox, Xbox 360 y Xbox One que son retrocompatibles, a excepción de los lanzados para Kinect. Además del aumento de resolución o una tasa de imágenes por segundo estable como una roca en el caso de aquellos que cuentan con un framerate desbloqueado.

El mando: Si algo funciona, no lo cambies

Mucho se ha hablado del estancamiento de Microsoft con el diseño de su mando. Pero seamos sinceros, ¿para qué cambiar algo que funciona a la perfección? El gamepad de los de Redmond y en este caso para Xbox Series X será sin lugar a dudas el estándar en PC, como ya vinieran haciendo desde hace unas generaciones, pero también el más cómodo en consolas.

Aunque los cambios son pequeños, sutiles, se dejan notar permitiéndonos incluso para asegurar que volver al gamepad de Xbox One se nos antoja complicado por no decir casi imposible. El periférico ha visto reducido su tamaño, tanto a nivel general como en secciones del tipo gatillos (tanto superiores como inferiores) o sticks.

Las sensaciones son ahora mucho más agradables, pudiendo pasar largas horas jugando sin el menor de los problemas. Se suma además la textura rugosa incorporada en los cuernos y los gatillos, garantizando un mayor agarre aunque nos suden las manos.

Fran

Mando Xbox Series X

También es espacio para las nuevas incorporaciones. Hablamos del botón Share, uno de los más demandados y que en Xbox One tuvieron que introducir a modo de parche tras la solicitud multitudinaria de los jugadores de la consola. Ahora, y con una simple pulsación, podremos compartir una captura de pantalla. En cambio, si mantenemos pulsado el botón comenzaremos a grabar. El sistema funciona muy bien, siendo inmediata la acción.

La importancia de Quick Resume para los jugadores más dedicados

Quick Resume es una de las características en las que Microsoft ha hecho más hincapié desde la presentación de Xbox Series X. Se trata de un elemento más importante de lo que pueda parecer a simple vista y a la que sacarán partido los jugadores más dedicados.

Mediante este sistema podremos abrir varios juegos, pero dándonos la posibilidad de recuperarlos en el momento en el que los dejamos sin tener que volver a iniciarlos. Quick Resume funciona como una auténtica bala, fruto también de la inclusión de un SSD que hace también sus funciones a las mil maravillas.

Hemos iniciado juegos disponibles en el catálogo de Xbox Game Pass como DOOM Eternal, Forza Motorsport 7, Batman Arkham Knight y PlayerUnknown’s Battlegrounds. Cambiar entre ellos a placer es algo que se hace con una velocidad pasmosa, siendo equiparable a movernos entre carpetas en un PC.

Quick Resume es más importante de lo que pueda parecer a simple vista; le sacarán partido los jugadores más dedicados.

Recuperar un juego justo donde lo habíamos dejado porque estamos esperando a ese amigo para echar una partida a PUBG es sin duda un soplo de aire fresco para los usuarios que disfrutan de la plataforma y la tienen como su centro neurálgico de diversión en casa. Cada vez es más normal tener más y más juegos instalados en una consola, especialmente si hablamos de servicios como Xbox Game Pass donde tendemos casi a tener en el disco duro uno por género. Quick Resume permite que la experiencia como usuario a la hora de jugar sea ágil y fluya a la perfección.

Imagen asociada al video 41441

Eso sí, a la larga puede que tan sólo 1TB de espacio en el disco duro se quede corto. Son cada vez más los juegos que demandan más y más GB, a lo que también hay que añadir el espacio destinado a actualizaciones y el propio SO de la consola. Si bien es cierto que Microsoft ha puesto a disposición de los jugadores diferentes tarjetas a modo de disco duro, la inclusión de 2TB como base hubiera sido perfecto.

Xbox Series X despeja el miedo a las primeras hornadas de las consolas

Desde hace unas generaciones y aunque reconocemos que somos un poco ansias, la primera hornada de consolas suelen salir en muchas ocasiones rana. Xbox Series X despeja las dudas por completo. Llevamos varios días con ella funcionando a pleno rendimiento y durante largas sesiones y los resultados no podían ser más espectaculares.

Xbox Series X no se caliente ni un ápice, incluso ofreciendo mejores datos que los vistos en Xbox One X. Por otra parte, la nueva consola de Microsoft es silenciosa a más no poder, por lo que podremos tenerla sobre la mesa del escritorio, en caso de que este sea su lugar en la habitación, sin temor a que invite a pensar que pueda salir ‘disparada’.

Fran

Interfaz Xbox Series X

Xbox Series X está perfectamente refrigerada, por mucha actividad que le echemos encima, ya sea abriendo varios juegos a la vez o pasando largas horas de juego con ella.

Microsoft ha trabajado activamente el hardware de la consola, no cabe duda, pero también el diseño. Una vez la tenemos en las manos somos conscientes de lo bien pensada que está a nivel estético, una decisión que no es casual. ¿Recuerdas el Apple Mac Pro de 2013? En cierta manera su diseño bebe directamente de él, aunque por supuesto apostando por formas más angulosas. El efecto chimenea como lo han llamado desde Redmond permite que la máquina esté perfectamente refrigerada por mucha actividad que le echemos encima a la consola, ya sea abriendo varios juegos a la vez o pasando largas horas de juego con ella.

Lo que más nos gusta de Xbox Series X

Diseño espectacular

Silenciosa incluso sacando el máximo partido de Quick Resume, manteniendo una temperatura mínima por debajo de Xbox One X

Quick Resume es una auténtica maravilla, una característica que exprimirán al máximo los jugadores más dedicados

El mando introduce sutiles cambios que lo convierten en el nuevo referente en cuanto a ergonomía

Aunque todavía no hay juegos que expriman el potencial de la máquina, los primeros resultados en títulos ya publicados es espectacular

Compatibilidad total con el catálogo de Xbox, Xbox 360 y Xbox One, ¿se puede pedir más?

Lo que menos nos gusta de Xbox Series X

El espacio de 1TB, mucho menos con actualizaciones y SO, se quedará corto en poco tiempo

Aunque no defrauda y es mucho más clara que las vistas anteriormente, ha faltado algo más de ambición con la interfaz

0 comentarios
Mensajes recientes

No hay ningún comentario en este muro social

Utilizamos cookies para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información pulsando 'aquí'.