Análisis World of Warcraft: Battle for Azeroth

(Pc)

Estás en: JuegosAdn > PC > Análisis > World of Warcraft: Battle for Azeroth (PC)

World of Warcraft: Battle for Azeroth. Proclama tu lealtad

Durante dos semanas hemos exprimido al máximo el primer paquete de contenido que Blizzard nos ofrece y que ha conseguido convertir a Battle for Azeroth en la expansión que más rápido se ha vendido en la historia de World of Warcraft.

Plataforma analizada: PC
Laura Ramírez
29/08/2018 13:30
El 14 de agosto asistimos al lanzamiento mundial de Battle for Azeroth, la última expansión de World of Warcraft. El juego se encuentra en su mejor momento gracias a la cantidad de jugadores que han vuelto y, si Blizzard es capaz de mantener el ritmo de lanzamiento de parches de contenido que ya se estableció previamente en Legion¸ es posible que se mantenga así durante mucho tiempo. Análisis World of Warcraft: Battle for Azeroth.
Imagen asociada al video 38327

Battle for Azeroth - Nueva vida para WoW

Después de dos expansiones de colaboración entre la Horda y la Alianza para detener a la Legión Ardiente de Sargeras, la guerra entre facciones ha vuelto. El lanzamiento del preparche 8.0.1 establece los cimientos para la llegada de World of Warcraft: Battle for Azeroth, la séptima expansión para un juego que lleva casi 14 años en activo. Antes de ser devuelto al Panteón junto al resto de los Titanes, Sargeras clavó su espada en el corazón de Azeroth, creando una herida profunda en el planeta de la que ahora mana un recurso llamado Azerita. Esta sustancia será el catalizador para la guerra entre las dos facciones, que lucharán entre ellas para hacerse con este preciado recurso.

Battle for Azeroth se centra en el creciente conflicto entre la Horda y la Alianza. Tras la quema del árbol Teldrassil por parte de la Horda y el intento de la Alianza de reconquistar Lordaeron, ambas facciones se embarcan rumbo a dos nuevas islas en busca de aliados para reforzar sus filas en la guerra que tendrá lugar a lo largo de esta expansión.

Al contrario de lo que Blizzard nos tiene acostumbrados, Horda y Alianza subirán de forma separada en estas dos zonas hasta el nivel 120, experimentando dos tramas completamente diferentes. Esto nos obliga a subir un personaje de cada facción para poder conocer a fondo la historia de la expansión.

World of  Warcraft: Battle for Azeroth

Battle for Azeroth

La batalla entre la Horda y la Alianza

Si jugamos con un personaje de la Alianza, acompañaremos a Jaina a Kul Tiras, donde deberá de hacer frente a su pueblo y a su madre por los hechos ocurridos en el Warcraft III. La temática de piratas y marineros predomina en toda Kul Tiras: desde la ciudad portuaria de Boralus (que será nuestro centro de operaciones durante presumiblemente el desarrollo de la expansión) hasta el refugio para piratas de Fuerte Libre. Cabe destacar que Blizzard se ha esforzado mucho por hacernos sentir que estamos dentro de una película de piratas, con una banda sonora espectacular muy acorde al entorno que nos rodea.

Aquí no encontraremos piratas como en Kul Tiras pero sí algo mejor: dinosaurios de todas las formas, colores y tamaños

Por otro lado, la Jefa de Guerra Sylvanas nos enviará en una arriesgada misión para sacar a Colmillosauro y a la princesa trol Talanji de las mazmorras de Ventormenta. Tras una persecución por parte de la Alianza, la flota de la Horda llegará a Zandalar y allí nos encontraremos con un reino amenazado por la corrupción del consejo del rey, trols de sangre y un general sospechoso de tratar con Dioses Antiguos. Aquí no encontraremos piratas como en Kul Tiras pero sí algo mejor: dinosaurios de todas las formas, colores y tamaños. A pesar de no poder explorar la zona contraria libremente hasta el nivel máximo, se nos ofrece la posibilidad de hacer visitas esporádicas mediante la campaña de guerra cada 4 niveles (110, 114 y 118).

Al principio realizaremos diferentes cadenas de misiones para avanzar en la historia, pero más adelante desbloquearemos las expediciones insulares. Se trata de instancias de 3 jugadores divididas en tres dificultades: Normal, Heroica y Mítica. En ellas lucharemos contra PNJ o contra otros jugadores de la facción contraria por la Azerita que hay en toda la zona. Las expediciones, y cualquier contenido en general, nos recompensarán con este nuevo recurso para potenciar el collar que se nos entregará al comenzar la expansión: el Corazón de Azeroth. Es una actualización del sistema de artefactos que ya vimos en Legión, con la diferencia de que las habilidades adicionales que podemos desbloquear se encontrarán en las piezas de pecho, cabeza y hombros que vayamos consiguiendo a lo largo de nuestra aventura.

World of  Warcraft: Battle for Azeroth

World of Warcraft: Battle for Azeroth

En busca de la Azerita y la importancia de la Reputación

La Azerita también podremos conseguirla haciendo uso de la mesa de misiones que se encontrará en Boralus o Dazal’alor. Se trata del mismo sistema de seguidores y tropas que hemos visto en Legion y Warlords of Draenor y con el que mandaremos a varios personajes de renombre (como Falstad Martillo Salvaje en el caso de la Alianza) junto con distintas tropas a realizar misiones de larga duración con la esperanza de que nos traigan Azerita, reputación o incluso oro. Nuestro progreso en la historia no se verá detenido por misiones de la mesa de 12 horas de duración como ocurría en Legion, sino que se tratará de algo completamente opcional.

El conseguir reputación es una parte importante del desarrollo de nuestro personaje. La campaña de guerra contra la Alianza o la Horda avanzará según nuestro nivel de reputación con la Séptima Legión o los Defensores del Honor. Llegar a Exaltado con estas facciones será uno de los requisitos para desbloquear a los enanos Hierro Negro para la Alianza o a los orcos Mag’har para la Horda como razas aliadas.

Las razas aliadas se introdujeron al final de Legion con cuatro nuevas razas: elfos Nocheeterna, Tauren Monte Alto, Elfos del Vacío y Draenei Forjados por la Luz. En Battle for Azeroth se pretende añadir, además de los orcos y los enanos, los trols Zandalari y los humanos de Kul Tiras para dar una mayor diversidad a cada facción. El proceso para desbloquearlas no es sencillo, requiriendo varias gestas de reputación que pueden resultar bastante aburridas.

World of  Warcraft: Battle for Azeroth

World of Warcraft: Battle for Azeroth

Incrementando el nivel de los personajes

Como ya hemos mencionado previamente, se ha incrementado el nivel máximo en 10 niveles con respecto a la expansión anterior, hasta llegar al 120. Se ha querido continuar con el sistema de escalado de zonas que se estrenó en Legion, lo que quiere decir que los enemigos que nos encontremos estarán siempre a nuestro mismo nivel. Tampoco se han olvidado de la flexibilidad que ofrecía la pasada expansión a la hora de explorar los nuevos territorios: una vez lleguemos a Boralus o Dazal’alor se nos pedirá escoger entre el Valle Canto Tormenta, Drustvar y el Estrecho de Tiragarde si somos Alianza; o Nazmir, Vol’Dun y Zuldazar si pertenecemos a la Horda. El camino hasta el 120 no es excesivamente largo y podremos completar las tramas principales de cada zona antes de llegar al nivel máximo.

Las primeras mazmorras que estarán disponibles entre los niveles 110 y 119 nos mostrarán el final de las historias de cada zona y una vez lleguemos al 120 se desbloqueará el acceso al resto

Dichas tramas serán desarrolladas a través de las cadenas de misiones que irán guiando nuestro camino. A pesar de que las típicas misiones de eliminar enemigos y recoger objetos siguen presentes, tienen un propósito y nos ayudan a entender mejor la situación en la que nos veremos envueltos. Todo esto se combina con otras misiones mucho más divertidas: desde montar en un loro para bombardear a piratas desde el cielo con guano hasta hacernos selfies para promocionar un resort de vacaciones. Las primeras mazmorras que estarán disponibles entre los niveles 110 y 119 nos mostrarán el final de las historias de cada zona y una vez lleguemos al 120 se desbloqueará el acceso al resto. En total, podremos elegir entre 10 mazmorras diferentes que vuelven a presentarse en tres dificultades: Normal, Heroica y Mítica.

Blizzard ha querido aumentar su dificultad en todos los niveles y ha añadido nuevas mecánicas tanto a los jefes como a los enemigos menores que nos encontraremos a nuestro paso. Será necesario que los cinco jugadores interrumpan hechizos, eviten daños y estén pendientes de sus alrededores si quieren avanzar en la instancia. En general, se pretende implicar a todos los jugadores independientemente de su clase. Por ejemplo, en el Templo de Sethraliss el sanador deberá curar al avatar de una diosa para poder liberarla de la prisión y completar la mazmorra.

 Todas estas instancias son entretenidas, pero a veces pueden resultar frustrantes a la hora de conseguir piezas de equipo. Blizzard hizo cambios importantes en su sistema de botín (con el fin de evitar abusos en grupos grandes) que han provocado que 10 o 15 minutos de mazmorra se conviertan en una pérdida de tiempo por la posibilidad de no conseguir ni una sola pieza de equipo.

World of  Warcraft: Battle for Azeroth

World of Warcraft: Battle for Azeroth

Rumbo al Modo Guerra

Como es habitual en cada expansión, todas las clases han recibido actualizaciones. La pérdida de la habilidad de los artefactos de Legión ha supuesto cambios en todas las especializaciones, cambiando talentos para acomodar la inclusión de estas habilidades o introduciendo nuevas pasivas. En general, han sido cambios positivos que han hecho que clases que se veían como aburridas y monótonas en la expansión pasada ahora se vuelvan más divertidas de jugar.

World Of Warcraft 5.0
Míralo en Amazon En stock. Envío gratis.
World Of Warcraft 5.0

13.89€14.99€

Ahorras: 1.1 (7.34%)

amazon.es

Todo principio de expansión no está libre de problemas en cuanto a rendimiento: algunas clases destacan más que otras en daño y capacidad de regeneración de vida, algo muy importante en el contenido PvE. La reducción de estadísticas que aplicó Blizzard recientemente ha provocado que algunas especializaciones queden completamente inservibles para realizar misiones debido al poco daño que hacen y a lo fácil que es morir contra varios objetivos. Sin embargo, se espera que todos estos problemas se vayan solucionando con equipo y bufos a todas aquellas especializaciones que más lo necesitan.

En cuanto al contenido PvP, se ha querido hacer hincapié en que la temática de la expansión es la guerra entre facciones introduciendo el llamado Modo Guerra. Este nuevo modo pone solución a un problema que llevaba varias expansiones existiendo: la creciente desaparición de combate PvP entre facciones en el mundo abierto. Cuando activemos el Modo Guerra en Orgrimmar o Ventormenta, quedaremos marcados para PvP y arriesgándonos a ser eliminados por el primer pícaro enemigo que pase por nuestro lado. 

Con el fin de hacer el Modo Guerra más interesante para aquellos jugadores que no son amigos del PvP, al tenerlo activado conseguiremos en 10% más de experiencia y de recompensas de las misiones de mundo mientras está activado y el acceso a los talentos de PvP en el mundo abierto sin importar si nos encontramos luchando contra otro jugador o no.

World of  Warcraft: Battle for Azeroth

World of Warcraft: Battle for Azeroth

Siguiendo la senda de Legion, pero con cambios

Battle for Azeroth sigue el camino de Legion realizando cambios que mantienen el juego fresco sin alterar su esencia, complaciendo a los jugadores veteranos y a aquellos que han llegado hace poco por igual. Vuelven las grandes batallas en mundo abierto entre facciones, las mazmorras con mecánicas diabólicas y las emocionantes historias que hacen que nos sumerjamos en un mundo que con cada nueva expansión es más grande y elaborado. Nos encontramos ante un inicio de expansión de un nivel espectacular, accesible para todos los jugadores gracias a la subida instantánea al 110 que se incluye. Si Blizzard repite el plan de actualizaciones y parches que utilizó durante Legion para mantener a su público entretenido dentro del juego, Battle for Azeroth llegar a ser una de las expansiones mejor recordadas en la trayectoria de World of Warcraft.

8.5

Lo mejor

Trama muy cuidada con personajes carismáticos e interesantes.

Resurgimiento del PvP global gracias al Modo Guerra.

Mazmorras únicas con encuentros muy bien diseñados.

El proceso de subir de nivel es divertido y rápido.

Lo peor

El proceso de acumular Azerita en el collar es tedioso a partir del 120.

El número de misiones de mundo disponibles es demasiado grande y puede llegar a abrumarnos si se intentan hacer todas en un mismo día.

El cambio del sistema de botín provoca que los quince minutos que pasemos dentro de una mazmorra no nos brinden ni una sola pieza de equipo.

Las nuevas razas aliadas se desbloquean tras maximizar una reputación que sólo se sube mediante misiones de mundo.

¿Cómo analizamos?
0 comentarios
¿Quieres ver toda la actividad de la comunidad?Visita nuestra Red Social
Mensajes recientes

No hay ningún comentario en este muro social

Utilizamos cookies para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información pulsando 'aquí'.