Total War: Warhammer

Impresiones

Estás en: JuegosAdn > Clic > PC > Artículos > Impresiones - Total War: Warhammer

Orcos y humanos se citan en Total War

Los turnos y la táctica en tiempo real se mezclan en un mundo de fantasía, en el que será el episodio más diferente de la serie 'Total War'

Sin avatar
22/06/2015 21:55
'Total War', la famosa serie de táctica en tiempo real de Sega y The Creative Assembly dará en 2015 un nuevo salto, llevando a los jugadores a un mundo de fantasía, en donde no son extraños los monstruos y las criaturas de todo tipo. 'Total War' y 'Warhammer' se unen en una misma entrega, combinando ambos universos de forma atractiva para los fans de ambos juegos. Te contamos nuestras impresiones del E3 2015.

La serie 'Total War' siempre se ha caracterizado por su realismo. Desde aquel 'Shogun' inspirado en el Japón feudal, cada una de sus entregas se ha ambientado en una época y región histórica. Si bien existen otros grandes juegos de gestión y estrategia, los 'Total War' probablemente hayan marcado la diferencia gracias a sus batallas. Como juegos de táctica en tiempo real, exhiben un grado de realismo y fidelidad histórica difícilmente alcanzables por otros juegos. Es éste el motivo por el que sorprende que los chicos de Creative Assembly se hayan decidido a llevar a nuestras casas un 'Total War' inspirado en el universo ficticio de 'Warhammer'.

El proyecto, del que se prevé su lanzamiento en 2016, lleva gestándose desde diciembre de 2012, cuando Creative Assembly cerró un acuerdo de colaboración con Games Workshop. En el gameplay al que tuvimos acceso a una batalla entre humanos y orcos en un paraje volcánico. Concretamente, el combate se desarrollaba en un valle flanqueado por dos montañas boscosas de las que emanaban ríos de lava y fumarolas. La entrada al mismo estaba presidida por enormes estatuas de guerreros enanos. Se trataba de un escenario que, sin ser muy exquisito desde el punto de vista gráfico, contaba con los elementos necesarios para transmitir la hostilidad el entorno y permitir diversas variantes tácticas, como emboscar a unidades de choque en las faldas de la montaña o situar a la artillería en posiciones elevadas.

Total War: Warhammer

A ambos lados del valle pudimos observar a un ejército de humanos, comandado por un héroe montado en un glifo, y a una horda de orcos liderados por un caudillo montado en un dragón. Esta disposición sugiere varias de las novedades más notables que ofrecerá 'Total War: Warhammer': la presencia de distintas razas, la importancia de los héroes y el estreno de las unidades aéreas en el universo 'Total War'. Las distintas razas, según los responsables del juego, han permitido incluir una variedad de unidades nunca vista en la serie. Hasta el momento, los distintos tipos de ejércitos que podíamos controlar se dividían en facciones. Aunque estas facciones contaban con diferencias significativas entre ellas, existía un cierto solapamiento entre las unidades de unas y otras. Esto hacía que, esencialmente, se controlasen de un modo similar. Las razas de este nuevo 'Total War: Warhammer', sin embargo, serán radicalmente distintas entre unas y otras, obligando al jugador a adaptar su forma de jugar en cada ocasión.

En cuanto a los héroes, parece ser que en esta entrega contarán con una importancia capital. Se trata de algo inusual en la serie 'Total War', donde tradicionalmente se ha dado prioridad a la gestión de unidades tácticas en lugar de a la de individuos concretos. En el ejército humano pudimos ver a un guerrero y a un cazador de brujas, mientras que en el ejército orco vimos en acción a un mago capaz de destruir a una unidad de caballería con un solo gesto, o de invocar al espíritu de un gigante para que aplastase, mediante pisotones, a sus adversarios.

Total War: Warhammer

Con respecto a las unidades aéreas, vimos ejemplos de ataques aire-aire, en los que el glifo y el dragón se enzarzaban en un combate singular. También vimos ataques tierra-aire y aire-tierra. Una vez batido el glifo, una unidad de humanos armados con rifles disparó contra al dragón desde la distancia, a lo que éste respondió haciendo un picado sobre ellos. Otra unidad que tuvimos la ocasión de ver y podríamos considerar aérea es el "doom diver". Se trata de un orco equipado con alas de madera que es lanzado por una catapulta diseñada expresamente para este fin. El jugador tiene la posibilidad de controlar al sujeto durante el vuelo (si es que se le puede llamar así) con el fin de guiar su trayectoria y asegurar su impacto contra la unidad enemiga deseada. Según nos aseguraron los responsables del juego, el rudimentario diseño de las alas hará que el control sea complejo, cosa que pudimos comprobar cuando uno de ellos intentó acertar en su objetivo sin éxito.

Durante el gameplay también pudimos ver a varias de las nuevas unidades en acción. El ejército de orcos contaba con gigantes capaces de arrancar las cabezas de los pobres humanos de un bocado, arañas gigantes que devoraban a sus víctimas, goblins montados en lobos y jabalíes, trolls enfermos que vomitaban y despedazaban a sus adversarios durante la batalla, etc. En cuanto a los humanos, destacaban los sacerdotes, los artefactos mecanicos de artillería (una rareza en el mundo de Warhammer) y, sobre todo, caballeros montados en semiglifos que, aprovechando la cobertura que les brindaba uno de los bosques situados en la ladera de la montaña, sorprendieron por la retaguardia con las garras y los picos de sus monturas a una unidad de orcos oscuros.

Total War: Warhammer

El aspecto visual del juego esta en la línea de anteriores entregas. Sin ser necesariamente espectacular, es convincente. Además de los detalles del escenario anteriormente descrito, tuvimos la ocasión de apreciar la caracterización de cada personaje. El grado de independencia de cada uno de los integrantes de una unidad es asombroso. No sólo en lo relativo a su aspecto fisico y atuendo, sino también en su comportamiento y animaciones. Mención especial merecen estas últimas, pues alcanzan un alto grado de naturalidad y fluidez incluso en el caso de las criaturas ficticias.

'Total War: Warhammer' nos ha causado una muy buena impresión. Nuestros temores acerca de un distanciamiento de la simulacion tactica se fueron disipando a medida que la batalla a la que asistimos se iba desarrollando. Si bien es cierto que esta entrega se alejará del realismo y el rigor histórico de las anteriores, promete ganar en extensión debido a una variedad de criaturas sin precedentes. Algunas de las novedades, en especial el combate aéreo, parecen resueltas con solvencia. No obstante, deberíamos permanecer atentos al efecto de unidades y habilidades singulares, como los héroes y la magia, en el equilibrio y la profundidad del juego.

1 comentarios
¿Quieres ver toda la actividad de la comunidad?Visita nuestra Red Social
Mensajes recientes
Rumic
Rumic 22/06/15 22:09:58
00
siempre los mismos ejércitos que decepción
0 0
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.