Análisis Steel Battalion: Heavy Armor

(360)

Estás en: JuegosAdn > Xbox 360 > Análisis > Steel Battalion: Heavy Armor (Xbox 360)

La promesa de un juego para el público más gamer de Xbox con Kinect se transforma en una enorme masa de acero, engranajes y polvo. Steel Battalion: Heavy Armor llega para convencer

Plataforma analizada: Xbox 360
Javier Franco Lozano
27/07/2012 14:00
Las viejas reliquias de la guerra son rescatadas para enfrentarse a una guerra sin cuartel. Combinando el mando tradicional y los gestos nos meteremos de lleno al pilotaje de una de estas bestias de metal para ganar la guerra o tal vez solo intentar sobrevivir
Steel Battalion: Heavy Armor

"Las capacidades de Kinect son ilimitadas", repetía Microsoft cuando presentó en sociedad un sensor capaz de detectar nuestros movimientos para prescindir así del mando de control. "No nos olvidaremos del público habitual" - tranquilizaban mientras que los gamers habituales de Call of Dutys, Gears of War y Halos veían que las primeras propuestas de Kinect se reducían a minijuegos deportivos, de baile o acariciaban tiernas mascotas de ojos brillantes.

La compañía de Redmond reculó olvidando el slogan de juego sin mandos, empezando a ofrecer control híbrido y añadir características únicas a títulos como Mass Effect 3 o Ghost Recon: Future Soldier. La combinación de mando y sensor ofrecía una variante que facilitaba que juegos tradicionales pudiesen combinarse con gestos y comandos de voz sin lastrar la jugabilidad.

Pero aún quedaba un hueco, un juego hardcore que apostara de verdad por Kinect y demostrara que el sensor puede dar más de sí. Capcom hizo resurgir una franquicia olvidada como Steel Battalion apostando por el equipo de From Software (Dark Souls, Tenchu, Armored Core, Ninja Blade).

mando steel battlalion

Si con esto notas que te faltan botones...tienes un problema

El primer Steel Battalion nació en 2002 para la primera Xbox y usaba un controlador propio con dos palancas y unos 40 botones... sí, habéis leído bien, un auténtico mastodonte de plástico que elevaba el precio del juego hasta los 200 dólares y que no le ayudó precisamente a triunfar. La segunda entrega, dos años más tarde titulada Steel Battalion: Line of Contact se olvidó de parafernalias y apostó por el mando clásico de Xbox.

Un mundo sin silicio

En el año 2020 el mundo se vio asolado por una plaga microscópica que devoró todo el silicio de la tierra y terminó con toda la tecnología del planeta. La ventaja tecnológica de algunos países no tardó en desaparecer, algo que fue aprovechado por otros países como oportunidad única para atacar. La recesión, el hambre y la guerra sumieron al mundo en un caos en el que no era fácil sobrevivir. 

Anterior
12 3 4
Siguiente1 de 4 páginas
4.5

Lo mejor

La inmersión lograda es superior a la de otros títulos de su género

Sentiremos cada impacto y viviremos la histeria de la guerra

Lo peor

Los fallos de detección nos dejarán vendidos más de una vez

Más modos de juego y menos linealidad no hubiesen sobrado

El diseño de algunas misiones no parece bien resuelto

¿Cómo analizamos?
3 comentarios
¿Quieres ver toda la actividad de la comunidad?Visita nuestra Red Social
Mensajes recientes
SergioDeus09
SergioDeus09 17/09/15 09:37:23
00
A mi solo me gusto por la tematica de la guerra y me entretuvo unas horas, eso si, jugabilidad desastrosa en momentos el kineck no reconocia mis movimientos.
0 0
Ares
Ares 07/08/12 11:28:28
00
Genial análisis Javi, como siempre! No se merece mucho más este juego, no XD
0 0
Rumic
Rumic 28/07/12 11:44:09
10
es que pasar del mando armatoste, al que disfrute como un condenado, a jugar con las manos es un poco complicado... no se por que pero me lo veía venir, me gusta kinect pero es mas un complemento para los juegos hardcore que un control completo, por que es imposible implementarlo todo.
1 0
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.