Análisis Sid Meier's Civilization VI

(Pc)

Estás en: JuegosAdn > PC > Análisis > Sid Meier's Civilization VI (PC)

Sid Meier's Civilization VI: Resistiendo el paso del tiempo

Firaxis lanza la sexta entrega de su saga de estrategia más carismática, que guarda un potencial enorme que veremos expandido en el futuro con actualizaciones

Plataforma analizada: PC
Guillermo Conde García
02/11/2016 23:40
Los amantes de los juegos de estrategia están de suerte con la vuelta de uno de los pesos pesados del género. La sexta entrega de la saga ‘Civilization’, desarrollada por Firaxis Games, ya está aquí para el deleite de los jugadores de PC. Con la difícil misión de superar a su antecesor, veamos qué hay de nuevo en este ‘Civilization VI’.
Sid Meier's Civilization VI

Civilization VI: Un imperio que desafíe al propio tiempo

Ya han pasado 25 largos años desde que el primer ‘Civilization’ viera la luz allá en el lejano 1991. No ha sido un camino fácil y eso da todavía más mérito a la franquicia, que ha sabido renovarse entrega tras entrega hasta convertirse en todo un referente en cuanto a juegos de estrategia en ordenador. Los que se acerquen a este Sid Meier's Civilization VI’ por vez primera pronto se darán cuenta de que estamos ante un título de proporciones gigantescas, basado en un sistema por turnos y que sabe combinar a la perfección la dupla formada por historia y estrategia. Nuestro objetivo en el juego es fácil de decir pero complicado a la hora de conseguir: nada más y nada menos que formar nuestro propio imperio y mantenerlo en lo más alto con el paso del tiempo; desde la Edad de Piedra hasta la Era de la Información. Demuestra que tu civilización no tiene rival.

Lo primero que llama la atención al entrar en el universo de ‘Civilization VI’ es el enorme abanico de posibilidades jugables que tenemos para llevar a nuestra civilización hacia el éxito. Podemos afirmar con toda seguridad que, tanto los jugadores que se acerquen por vez primera a la saga como aquellos más veteranos en cualquiera de sus entregas, se verán desbordados durante los primeros compases del juego. Prueba de ello es el extenso tutorial de más de una hora de duración en el que desde Firaxis Games han querido asegurarse de que las nociones básicas de ‘Civilization VI’ queden claras desde el inicio. En este apartado podremos elegir entre la civilización sumeria o la egipcia para empaparnos de las diferentes actividades que podemos realizar: construir ciudades, acelerar el crecimiento de la población, explorar el mapa, escoger entre las numerosas investigaciones a las que queremos tener acceso, construir monumentos o elegir el tipo de gobierno que queremos establecer; son solo algunos de los puntos que se tratan en el tutorial. Como podéis imaginar es un título complejo que puede echar para atrás a más de un jugador que busque una propuesta más directa, simple y que no requiera largas horas para comprender su funcionamiento y posibilidades.

Tremenda rejugabilidad, nunca dos partidas serán iguales

Al iniciar la partida, después de haber elegido cuál será nuestra civilización y su líder histórico de entre un total de 20 disponibles, lo primero que tendremos que hacer es fundar la capital de nuestro imperio. Este punto es importante, ya que la ubicación de las ciudades va a definir el ritmo de los primeros compases de cada partida en función de los recursos que tengamos en las cercanías del mapa. Lo cierto es que la forma en la que se empieza cada partida es un poco a suertes, favoreciéndonos en algunas partidas y en otras poniéndonos las cosas algo más complicadas. A la vez que conseguimos que nuestra civilización vaya creciendo poco a poco, nos tocará lidiar con los temidos bárbaros: tribus manejadas por la IA que no pertenecen a ninguna de las civilizaciones rivales pero que nos atacarán una vez nos detecten. Si somos capaces de pasar desapercibidos a su mirada o bien eliminar su campamento, estaremos listos para empezar a buscar a civilizaciones vecinas.

Y es en este punto cuando la partida se torna más interesante. En función del tipo de mapa en el que hayamos elegido jugar, podremos tener más o menos rivales a batir; pudiendo empezar guerras contra alguna civilización, entablar amistades, alianzas, o simplemente exigir tratos. No hay una única forma válida de jugar a ‘Civilization VI’ y ahí radica su grandeza y complejidad. Cada líder cuenta con sus propias características, habilidades y unidades exclusivas, que nos darán unas pautas para afrontar la forma de juego pero para nada son obligatorias. El objetivo es ganar, y las formas son tan diversas que existen hasta cuatro tipos de victorias. Encontramos así la victoria científica tras lanzar un satélite, aterrizar en la Luna y formar una colonia en Marte.

Podemos optar a la victoria cultural si somos capaces de atraer muchos turistas extranjeros a las ciudades de nuestra civilización. Otra opción es ganar mediante la dominación si es que hemos conseguido formar un ejército fuerte que conquiste las capitales del resto de jugadores. Y por último, cuando ha pasado una gran cantidad de turnos (500 turnos por defecto) y ninguna civilización ha logrado otro tipo de victoria, el ganador se decide por puntuación. Como veis, el abanico de posibilidades es envidiable y hace que ‘Civilization VI’ brille por su rejugabilidad, siendo imposible encontrarse ante dos partidas iguales.

Sid Meier's Civilization VI

Divertido, accesible y que sabe recompensar a los jugadores

Uno de los cambios que podemos ver respecto a la anterior entrega es en el apartado gráfico. Estamos ante un estilo visual más “cartoon” que se aleja en parte de lo visto en ‘Civilization V’, pudiendo gustar algo menos a los jugadores que vengan de la entrega anterior. Aún con todo, hay que elogiar el rendimiento y la buena optimización llevada a cabo; dando además la opción a realizar pruebas de funcionamiento dentro del propio juego. Aparte de a nivel visual, el título destaca por un apartado sonoro cuidado al detalle, en el que se ha realizado una selección de temas que casan a la perfección con el contenido histórico y épico que tenemos delante.

Como no podía ser de otra manera, junto a la posibilidad de jugar directamente contra la IA del ordenador, ‘Civilization VI’ cuenta con un completo modo multijugador en el que crear nuestras propias partidas o bien unirnos a otras ya creadas. También podemos configurar, entre otros, tanto el número de jugadores como el tamaño de los mapas y las condiciones para alcanzar la victoria. Dentro de este apartado multijugador encontramos hasta tres opciones: internet, red local y un modo especial bajo el nombre “De uno en uno (hotseat)” en el que se nos da la posibilidad de jugar una partida con amigos desde un único ordenador, alternando para ello “el asiento”.

Recapitulando, ¿es ‘Civilization VI’ un juego recomendable? A poco que nos gusten los juegos de estrategia, la historia o incluso los juegos de mesa; la respuesta es sí. Es un juego divertido, con gancho, accesible gracias a los extensos tutoriales y que sabe recompensar al jugador siempre y cuando sepamos qué tipo de producto tenemos delante. Como todo juego basado en un sistema por turnos, las partidas pueden hacerse eternas (en muchas ocasiones de más de 5 horas, tirando por lo bajo) pudiendo no gustar a los más impacientes.

Sid Meier's Civilization VI

Una propuesta de estrategia con gran potencial por explotar

Otra de las cosas a tener en cuenta es que aunque aparecen continuamente ubicaciones, personajes y referencias históricas ‘Civilization VI’ no es (ni pretende) ser un juego que se ajuste a la realidad de los hechos. Desde nuestras primeras partidas veremos incoherencias de forma contínua como por ejemplo la coexistencia del presidente Roosvelt de los Estados Unidos con la mismísima Cleopatra. Es algo que ha caracterizado a la franquicia Civilization desde siempre, pero es cierto que un modo de juego extra, basado en campañas más reales hubiera sido todo un acierto.

Pese a todo lo dicho, el principal punto negro de ‘Civilization VI’ es la IA de las civilizaciones vecinas. Dado el tipo de juego que es, este elemento debería estar más pulido ya que nos encontramos de forma continua con decisiones un poco aleatorias por parte de la máquina que no parecen responder a un patrón lógico que siga el rumbo de la partida. Por poner un ejemplo, podemos ver como el líder que hace un turno nos ofrecía alguna ventaja como puede ser en forma de oro, nos declara la guerra al instante siguiente. No llega a lastrar las partidas pero sí que genera un poco de desconcierto innecesario.

En resumen, a día de hoy (y teniendo en cuenta que estamos ante sus primeros días de vida), ‘Civilization VI’ es un título notable con ciertos elementos a mejorar pero que deja relucir su gran potencial. Con distintas actualizaciones que están de camino y la llegada de DLC ya confirmados, es casi seguro que la sexta entrega acabe convirtiéndose en un producto redondo. Mientras tanto, es una buena oportunidad tanto para iniciados como para los más veteranos. Si somos pacientes, la diversión está asegurada.

El hombre, en su mejor momento, es el más noble de los animales, pero sin el derecho y la justicia es el peor”

- Aristóteles

8

Lo mejor

La variedad de estrategias posibles. Todas válidas.

Gran rejugabilidad. Horas y horas de contenido.

Excelente optimización y rendimiento.

Lo peor

La IA, por momentos bipolar.

Ciertas partidas con varios jugadores pueden hacerse eternas.

La falta de verosimilitud. Se podía haber solucionado con algún modo extra.

¿Cómo analizamos?
1 comentarios
¿Quieres ver toda la actividad de la comunidad?Visita nuestra Red Social
Mensajes recientes

No hay ningún comentario en este muro social

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.