Análisis Roving Rogue

(Wii U)

Estás en: JuegosAdn > Wii U > Análisis > Roving Rogue (Wii U)

Final Boss derrotado. ¿Y ahora?...

Teletranspórtate desde el final hasta el principio de este original videojuego que nos propone empezar después de acabar con el enemigo final

Plataforma analizada: Wii U
Uxío P. R.
15/07/2015 10:40
Un nuevo título indie llega a la eShop de Wii U, con el mérito de haber resultado la idea ganadora en la feria del talento en videojuegos iDÉAME, 'Roving Rogue' nos propone una jugabilidad de plataformas en scroll lateral o vertical en el que tendremos que ser diestros, ya que tendremos siempre un gran peligro acercándose. Cuenta con un planteamiento realmente original, un humor muy divertido y una habilidad especial, el teletransporte.

Que "finalice" la aventura...

‘Roving Rogue’ es un título indie creado con un presupuesto limitado, pero hecho con ilusión y talento. Su orígenes se remontan a la feria iDÉAME, un evento organizado por Nintendo Ibérica en colaboración con la Universidad Complutense de Madrid (y que de verdad se echa de menos), en donde se buscan y apoyan talentos emergentes para la industria.

El título que nos ocupa resultó ganador, y el premio es que Padaone, la distribuidora de la universidad, publicase el juego, que con mucho trabajo han logrado concluir profesionales recién terminados sus estudios superiores. Esto se ha traducido también en que por ejemplo, encontremos nombres como el de José Arcas, ex de Nintendo, y a otras figuras que apoyan el desarrollo independiente en España en los créditos del juego.

Al iniciar el juego conoceremos a Kurt, el protagonista de la historia, acompañado por una múscia de aventura épica. Pero estamos ante un título con un planteamiento ciertamente alternativo. Nada más comenzar, acabaremos con el enemigo final del juego… Es decir, todo empieza por el final; ‘Roving Rogue’ explora la faceta del “qué pasa al concluir el juego”, algo a lo que en ningún caso estamos acostumbrados los jugadores.

Roving Rogue

¡A por ese castillo!

Kurt tendrá que volver sobre sus pasos porque, en primer lugar, su memoria le falla; no recuerda qué es lo que ha pasado exactamente (lo que resulta frustrante para alguien que se supone que es un héroe) y encima el castillo en el que está se viene abajo, teniendo que poner pies en polvorosa y salir de allí cuanto antes, con la lava a un paso.

Así, con un estupendo sentido del humor (antes de empezar cada fase recibiremos mensajes realmente graciosos), comenzará nuestra aventura por el final. La información que nos da el juego, en estos carteles al principio de cada fase, nos ha recordado a ‘World of Goo’, con su genial escritor de carteles que nos guíaba a la par que nos hacía reír. Por poner un ejemplo, en ocasiones bromean con la necesidad de esperar a un DLC para completar algo en contreto, o se meten con las nulas habilidades de los enemigos de las primeras pantallas. Un enfoque de "metagame" hilarante.

Se nota la mano de Josué Monchan, figura conocida en el sector que trabaja como guionista para Péndulo Studios, donde ya ha dado buenas muestras de su humor desternillante. Destacar los usos de hashtags y jerga variada de Internet, que choca de pleno con un juego de ambientación “medieval” como éste.

¿Cómo se juega a ‘Roving Rogue’?, tenemos un título con estética 8 bits total, sin pretensiones gráficas, en el que constantemente una amenaza (sea la lava o una cascada de piedra) nos obliga a avanzar sin titubeos. Lo haremos tanto en scroll vertical como horizontal, evitando o eliminando enemigos y solventando las dificultades de la arquitectura del castillo.

Roving Rogue

Kurt tiene un interesante poder; se trata del poder del teletransporte. Puede aparecer en un lugar cercano a donde está en cualquier momento, y atravesar las paredes con detalles dorados del castillo; una habilidad que tendremos que dominar a la perfección para superar sus 42 fases.

El verdadero reto es conseguir los tres ítems que se esconden en lugares realmente retorcidos. A veces las cosas están tan apuradas que tendremos que hacerlo todo perfecto para conseguir recoger el ítem y huir del peligro que nos persigue a tiempo. Será decisión del usuario ir a por este reto o no, pero lo cierto es que aquellos que decidan no hacerlo se perderán la mayor parte de la diversión y dificultad que representa el título. Y es que si nos dedicamos sólo a avanzar, el juego se nos hará bastante corto o repetitivo.

Otras posibilidades de juego

En cuanto al uso del gamepad, se limita al juego Off-tv, y es que podremos completar totalmente el juego sin utilizar el televisor. Al tratarse de un videojuego con un apartado gráfico tan limitado, no debemos tener ningún reparo en usar el gamepad para jugar cuando la TV esté ocupada, ya que lo disfrutaremos igual en el mando de Wii U.

Personalmente sí le hemos dado un uso adicional al gamepad, y es que no podíamos evitar mirarlo cuando aparecen textos en la televisión; son tan pequeños que teníamos que leerlos en el gamepad donde podíamos acercarlo a los ojos. No entendemos esta tendencia general de los videojuegos de mostrar los textos de pantalla tan pequeños.

Además de la aventura principal, en ‘Roving Rogue’ disponemos de un multijugador local, donde no nos convertiremos en el héroe que superó la aventura, sino en todos los patanes que se quedaron por el camino (así lo explica el juego).

Roving Rogue

La dinámica de juego es la misma pero con más protagonistas en pantalla todo será más caótico. Como es habitual en este tipo de juegos, los participantes podrán optar por ayudarse o hacerse la vida imposible. Y en un juego que necesita de tanta precisión en el salto y el teletransporte como éste, puede llegar a ser un alivio, o un infierno. Es una lástima que sea sólo local, un modo multijugador por internet sería también muy interesante.

Apuesta arriesgada que se sale de lo común

Estamos ante un interesante indie de la eShop, en donde se han implementado diversas características para sorprender al jugador, como iniciar un juego cuando supuestamente la historia acaba de finalizar y tener que volver atrás. Además goza de un estupendo sentido del humor que nos invitará a leer cada uno de sus textos porque realmente sabe sacarnos sonrisas.

Su dinámica de juego es realmente exigente, volviéndose más complicado según avancemos, pero el verdadero reto estará en conseguir las tres estatuas de cada nivel. Estos ítems se ocultan en los lugares más caprichosos y retorcidos que podamos imaginar, y en ocasiones nos obligarán a hacerlo todo perfecto para tener éxito.

Roving Rogue

Su concepto de juego, en el que siempre tenemos que correr y teletransportándonos junto a su estética de 8 bits sin pretensiones gráficas, puede que no convenza a todo el mundo, pero para eso existen los juegos de este corte y los estudios independientes, para ofrecer juegos que se salgan de lo común y arriesguen en sus planteamientos.

No estamos ante un título que pueda contentar a la mayoría; no está dirigido a las masas y se nota que ha sido realizado con un presupuesto muy limitado. Pero aún así es de apreciar el esfuerzo por traernos un juego lleno de retos para nuestra habilidad y de un humor realmente divertido.

7

Lo mejor

Lleno de un genial humor

Supone un verdadero reto

El modo mulijugador añade interés

Lo peor

Con el paso de las fases puede hacerse repetitivo

Su estética y dinámica no será del agrado de la mayoría

Se echan en falta más mecánicas jugables y modo online

¿Cómo analizamos?
0 comentarios
¿Quieres ver toda la actividad de la comunidad?Visita nuestra Red Social
Mensajes recientes

No hay ningún comentario en este muro social

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.