Overwatch: ¿Por qué seguir jugando un año después de su lanzamiento?

Opinión

Estás en: JuegosAdn > Ps3p > PC > Artículos > Opinión - Overwatch: ¿Por qué seguir jugando un año después de su lanzamiento?

Con la celebración del evento Aniversario de Overwatch, cientos de miles de jugadores descubren el shooter mientras otros siguen jugando un año después

Fernando Borjas
06/06/2017 20:00
Después de un año en el mercado y con una legión de seguidores detrás, Overwatch consigue captar la atención de los jugadores con constantes actualizaciones de contenido y mejoras para conseguir mantenerse siempre de actualidad. Mientras se celebra su evento de primer aniversario, te contamos las razones que nos mueven para seguir invirtiendo nuestro tiempo en él, tanto en consolas como en PC.
Overwatch

Overwatch

Overwatch: nuestra experiencia tras un año enganchados

Sin duda, Overwatch es uno de los títulos online de los que más hemos disfrutado este último año en la redacción de JuegosADN. Ya con cientos de horas a las espaldas, hemos encontrado un buen bálsamo de partidas cortas e intensas con el que finalizar muchos días e incluso descansar y desconectar, intercalándolo con juegos más profundos, de historia, para un solo jugador y que requieren muchas horas.

Tras un año, hemos conseguido aprender a dominar a varios personajes poco a poco, cumpliendo roles diferentes en las partidas, nos hemos aprendido cada rincón de cada mapa y nos hemos hecho útiles, sabiendo qué necesita nuestro equipo en cada momento, adaptándonos a las circunstancias. También nos hemos empapado de su lore, que Blizzard va desvelando poco a poco y estamos ansiosos por ver cómo se desarrolla Overwatch en la escena eSports, pues los planes de la compañía son muy ambiciosos. Desde luego, tras conseguir alcanzar la cifra de 25 millones de jugadores, al menos se han ganado la atención de la comunidad global.

¿Por qué pagar por Overwatch si otros juegos similares son gratuitos? (¿De verdad esos juegos son gratuitos?)

Como muchos sabéis, estamos en medio del evento de celebración del primer aniversario de Overwatch, lo que ha supuesto una bajada considerable en el precio del juego (además del lanzamiento de una edición GOTY) que ha atraído a muchos jugadores nuevos. Además, Blizzard ha hecho "jornadas de puertas abiertas" con un fin de semana gratuito, asegurándose de que cualquiera pueda probar Overwatch y plantearse su compra en PC, PS4 o Xbox One. Sin embargo todavía muchos se preguntan qué distingue a Overwatch de otros títulos del mercado y por qué sigue en pleno apogeo un año después de su lanzamiento (versus algunos desastres comerciales cooperativos-competitivos como Battleborn o Evolve). 

La gente sigue jugando, ¿simplemente porque es una nueva licencia de Blizzard? ¿Hay sitio para ti si no estás acostumbrado a los shooters en primera persona? ¿Por qué pagar por él si otros juegos similares son gratuitos?

1. Todos encontramos nuestro rol como jugadores

La razón de mayor peso, la que justifica que sigamos jugando como el primer día después de un año con Overwatch instalado en nuestro PC es el balance de personajes que ha diseñado Blizzard. En Overwatch no es imprescindible que seas un especialista en el apuntado o en giros 360º a toda velocidad con tu ratón; hay 24 héroes de 4 clases diferentes para que puedas cumplir cualquier papel en las partidas, y dominar cada uno de ellos requiere mayor o menor dificultad.

La clave es que si inviertes tiempo en aprenderte los mapas y conocer las ventajas y limitaciones de tu personaje, podrás ser determinante en las partidas, sin por ello tener que convertirte en el mejor francotirador. Personajes como Reaper, Reinhardt, Mei, Roadhog o Mercy son accesibles desde un principio y bien utilizados pueden ser determinantes para que nuestro equipo gane la partida, sin perdirle al jugador una habilidad desmedida con el apuntado. Además de esto, en Overwatch también es fácil encontrarnos cómodos con la exigencia y el compromiso en las partidas: si buscamos dificultad y sacarle todo el partido al juego, tenemos las partidas competitivas; si queremos seguir aprendiendo, tenemos las partidas rápidas y si queremos desconectar y divertirnos, hay infinidad de modos Arcade.

2. Somos nosotros quienes progresamos, no nuestro personaje

Uno de los factores que más nos ha convencido de Overwatch estos meses (y coincidimos con muchos jugadores) es el hecho de que los personajes no progresen, ni en cuanto a nivel ni en cuanto a habilidades. Esto es clave en Overwatch para mantener siempre el balanceo entre héroes y que no nos centremos en un solo personaje en el que invirtamos decenas de horas, si no que siempre estemos abiertos para probar otros nuevos. 

Somos nosotros los únicos que progresamos como jugadores, subiendo de nivel, aunque el nivel sólo sirve como "nota de corte" para acceder a partidas competitivas y para obtener cofres con recompensas estéticas (aspectos, frases, poses o grafitis). La intención de Blizzard es que lo que de verdad decante la victoria de unos equipos frente a otros sea la habilidad de los jugadores, su conocimiento del juego y escenarios y su capacidad para trabajar juntos en equipo codo con codo. 

3. Atractivo a primera vista: nuevo universo Blizzard

Sin discusión, lo primero que captó nuestra atención con Overwatch es que se tratara de una nueva licencia de Blizzard tras más de una década explotando los mismos universos. Sin embargo, Overwatch logró entrarnos por los ojos gracias al diseño de sus 20 héroes iniciales, que desde un primer momento vimos como producto de un trabajo de diseño inteligente y muy pulido. Los diferentes cortos protagonizados por estos nuevos personajes hicieron el resto, ayudando a que nos identificáramos con ellos y sobre todo a situarlos en el nuevo universo, conociendo algunas pinceladas (las justas) de su pasado y motivaciones.

Seguramente no estaríamos jugando a Overwatch (por muy sólida que fuera su jugabilidad) si no fuera por el carisma de muchos de sus personajes, a los que tenemos que ver contínuamente durante horas y horas en pantalla. Este nuevo universo de "superhéroes", apoyado por cómics y cortos de animación, ha calado profundamente en la comunidad de jugadores (y no solo en la propia de Blizzard), e incluso sirviendo de inspiración para muchos artistas que inundan la red con creaciones basadas en estos personajes. Ese es uno de los síntomas del éxito de Overwatch: en tan solo 12 meses personajes como Tracer, Reaper, D.Va o Winston ya son reconocidos como iconos de los videojuegos (y no exageramos en absoluto).

4. Un juego en constante evolución y que sigue sorprendiendo

Overwatch es un juego en constante evolución y crecimiento, sin contenidos descargables de pago como otras licencias de Blizzard tipo Heroes of the Storm y Hearthstone. Todo el contenido nuevo que va llegando al juego (mapas, héroes y modos de juego) es totalmente gratuito y se añade sin coste alguno automáticamente para todos los jugadores. La clave que hace que esto sea posible es que hay que pasar por caja para hacerse con Overwatch en un primer momento, pero la buena noticia es que una vez hecho esto, todos los contenidos de pago (a través de cofres sorpresa) con los que nos vamos a encontrar son meramente estéticos.

De esta manera Blizzard blinda la jugabilidad y se gana el favor de su exigente comunidad de jugadores, manteniendo el balance entre personajes bajo control (aunque nunca llueve a gusto de todos). En este primer año hemos recibido nuevos héroes como Sombra, Orisa o Ana, nuevos mapas y nuevos modos como Arcade que han cambiado y ampliado profundamente el juego y ya está confirmado que en 2017 hay muchas nuevas sorpresas todavía por anunciar. Por tanto, la capacidad de sorpresa de Overwatch de momento se mantiene intacta: puedes abandonarlo durante varios meses y cuando vuelvas, todo el juego habrá cambiado.

5. Promete dar guerra por muchos años; también en los eSports

Al hilo del anterior punto, incidir en que lo mostrado por Overwatch en este primer año parece ser solo la punta del iceberg de lo que nos espera. Blizzard tiene la intención de cimentar paso a paso, sin prisas, esta nueva licencia y convertirla en un pilar más junto a sus otros universos fantásticos y para ello la estrategia es que Overwatch se mantenga fresco y de actualidad por muchos años, dando motivos a los jugadores para estar atentos a todos sus anuncios.

Además Overwatch supone un arma fundamental en Blizzard para asaltar los eSports a lo grande, tras haber pasado con nota exámenes como el de Hearthstone o Heroes of the Storms. Sin embargo la compañía norteamericana quiere ir mucho más allá con el lanzamiento de la Overwatch League, un nuevo entorno profesional en los eSports que cree estabilidad para jugadores y equipos, repartiendo grandes cantidades de dinero y dando a luz a auténticas estrellas que inspiren a millones de jugadores en todo el mundo. El resultado apunta a una escena competitiva de lo más atractivo que no solo nos proporcione buenos momentos como jugadores dentro de Overwatch, si no como espectadores de una competición profesional global.

14 comentarios
¿Quieres ver toda la actividad de la comunidad?Visita nuestra Red Social
Mensajes recientes
Lilith
Lilith 07/06/17 11:14:36
10
Cuando salió no me llamaba la atención pero luego vi el juego más en profundidad y aquí llevo 6 meses jugando casi diariamente.
1 0
Sin avatar
MaxNova 06/06/17 17:51:10
00
¿Por qué jugar League of Legends 9 años después de su lanzamiento?

Yo me divierto, por eso lo juego.
0 0
jorge123
jorge123 06/06/17 15:14:48
011
Este juego es para jugarle un rato y con amigos. Si lo juegas sólo es basura. ¿Y este juego era el que iba a eliminar al LOL?
Demasiada gente ha dejado este juego porque se hace soporífero y por no hablar del sistema de franquicias que querían meter...
0 11
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.