Análisis Othello

(Switch)

Estás en: JuegosAdn > Nintendo Switch > Análisis > Othello (Nintendo Switch)

Othello: Un juego para cabezas pensantes que no se rinden

El juego de mesa Othello continúa poniendo a funcionar nuestras neuronas, como viene haciendo desde los tiempos de NES y Atari. Ahora le llega el turno a Nintendo Switch

Plataforma analizada: Nintendo Switch
Adrián Mateos
06/04/2017 14:20
Arc System Works, tras haber hecho versiones de este juego en DS, Wii, Wii U, PSP y PS Vita, nos lo trae ahora para la recién llegada Switch. Os contamos las dificultades a las que nos hemos enfrentado con este tablero de juego mientras comentamos los trucos y bases para ir avanzando y ganar. ¡Prepara tus neuronas! Análisis Othello.
Nintendo Switch

Othello, el juego de mesa convertido en videojuego

Aunque para la mayoría de jugadores este videojuego no resultara destacable entre toda la presentación de salida de juegos de Nintendo Switch, habrá sido un buen lanzamiento para aquellos aficionados a los juegos de mesa, a los que le gusta competir, sea con amigos o contra la computadora. Este videojuego está basado en un antiguo juego de mesa llamado “Reversi”, que se remonta al siglo XIX.

Esta versión de Othello nos permite jugar sólos, o en compañía de otro jugador. En el caso de que juguemos sólos, podremos utilizar un único Joy-Con, ambos, o la pantalla táctil en el modo portátil. 

Othello para Nintendo Switch está basado en la forma clásica del juego de mesa, sin ambicionar grandes novedades ni muy elevadas expectativas. Pretende únicamente que juegues con él de una forma funcional y educativa. Esta versión de Othello nos permite jugar sólo, o en compañía de otro jugador. En el caso de que juguemos solos, podremos utilizar un solo JoyCon, ambos, o la pantalla táctil en el modo portátil. Para mi entender, el modo multijugador es el más interesante, ya que podremos jugar dos personas en la pantalla táctil, o usar cada uno un JoyCon para jugar delante del televisor. Aunque el juego únicamente dispone de un modo de juego (ya sea para uno o dos jugadores), contamos con dieciséis niveles de dificultad del CPU, en el caso del modo para un jugador.

¿Cómo se juega a Othello?

Consta de un tablero de 64 casillas, distribuidas en 8 columnas y 8 filas, formando un cuadrado. También se dispondrá de 64 fichas con una cara de color negro y una cara de color blanco. Cada color es asignado a uno de los jugadores, en el caso de que sean dos, o un color para el jugador y otro para la CPU en el caso de que juegue solo. El juego se inicia con 4 fichas colocadas en el centro del tablero, dos con el lado negro hacia arriba y dos con el lado blanco hacia arriba. Las dos fichas con el lado negro hacia arriba estarán colocadas diagonalmente en un sentido y las dos fichas con el lado blanco se situarán diagonalmente en el sentido contrario a las anteriores. En esta versión, comienzan siempre a moverse las fichas negras.

En el momento en que no son posibles los movimientos por parte de ninguno de los dos jugadores o el tablero esté completamente lleno, el juego estaría acabado

El juego consiste en convertir las fichas de tu adversario en fichas de tu color. Para ello, los jugadores colocarán sus fichas por turnos, horizontal, vertical o diagonalmente, teniendo presente la premisa de que todas las fichas que se encuentren entre dos tuyas se volverán de tu color. ¿Parece fácil? Pues la cosa se complica más. Como mínimo, tiene que haber una ficha del rival atrapada entre las tuyas, sin espacios vacíos. Si en algún momento no te es posible mover ficha, perderás tu turno y tu rival podría aprovechar y preparar una remontada. En el momento en que no son posibles los movimientos por parte de ninguno de los dos jugadores o el tablero esté completamente lleno, el juego estaría acabado y ganaría aquel jugador que tenga más fichas de su color en el tablero. En raras ocasiones, se podrá dar un empate si las fichas blancas y las fichas negras que están en el tablero en el momento en el que es imposible seguir jugando, coinciden en número.

Nintendo Switch

Los trucos de esta versión

Los movimientos de las fichas pueden realizarse mediante el joystick y el botón A de tu JoyCon. En el caso de que te veas apurado, puedes usar el botón X para iluminar las casillas donde podremos colocar nuestra siguiente ficha y así también ver qué fichas se voltearán. Con esta ayuda te será más fácil decidir tu próximo movimiento, aunque no puedes pensar solamente en darle la vuelta al mayor número de fichas de tu rival, sino que es más importante pensar en el contraataque de éste. Con el botón Y puedes retroceder a la anterior jugada para poder planificar mejor cuál va a ser tu siguiente estrategia, como si el movimiento que has hecho antes jamás hubiera existido. Con el botón L puedes acceder al menú en el caso que necesites cambiar los JoyCons o salir de la partida.

Acostumbrados a otros juegos de la compañía Arc System Works, Othello presenta unos gráficos bastante simples y poco realistas, aunque al no existir personajes (menos los iconos de jugador y de CPU (un robot pequeño)) ni escenarios, no resulta mal a la vista e incluso, nos puede llevar a la confusión de que estamos jugando a algo más simple de lo que nos vamos a encontrar después. Al igual que le ocurre en el aspecto gráfico, en el sonoro también destaca la simpleza, con solo dos canciones, que cuando llevas, digamos, media hora jugando te resultan totalmente tediosas. En lo que respecta al multijugador, es bastante decepcionante que, habiendo salido en una consola tan versátil como Nintendo Switch, no dispongamos de multijugador Online.

Estos son unos consejos para que triunfes incluso en los niveles más altos de la CPU:

Las casillas más importantes a controlar son las que están en los bordes del tablero y en las esquinas.

Debes tratar de ocupar las casillas de las esquinas, ya que las fichas que están en ellas no pueden ser giradas.

Intenta ver, cuando la partida vaya más avanzada, en cuántas direcciones puedes hacer tu siguiente ataque, ya que es posible atacar hasta en 8 direcciones diferentes.

Nintendo Switch

Conclusiones

Aunque el juego se presenta solo en inglés y japonés, con un manual de instrucciones conectado al navegador secreto de Nintendo Switch, si comprendes el funcionamiento del damero y la utilización de los Joy-Con, podrás jugar a Othello cómodamente, ya que al no ser un juego con historia, no existen diálogos que tengas que entender.

Al principio, puede ser muy difícil derrotar a un CPU de bajo nivel, pero si vas aprendiendo de tus jugadas anteriores y usas correctamente las pistas que te ofrece el juego, podrás ir avanzado de nivel hasta que llegue el momento en el que derrotes por fin al CPU de Nivel 16.

Este juego puede darte horas de mucho pensar y te puede ayudar a desarrollar tus capacidades mentales. ¡Pásalo bien con Othello!

6.5

Lo mejor

16 niveles de CPU que pondrán a prueba tus habilidades

Puedes competir con tus amigos y ver quién es más astuto y estratega

Lo peor

El juego y el manual solo se presentan en inglés y japonés

Existe un único modo de juego, lo que puede resultar monótono

No tiene multijugador online, solo local

¿Cómo analizamos?
7 comentarios
¿Quieres ver toda la actividad de la comunidad?Visita nuestra Red Social
Mensajes recientes
szayel
szayel 06/04/17 19:51:42
04
Porque se llama Othello? XD
0 4
andresitour
andresitour 06/04/17 16:31:31
11
Gracias por el análisis.
1 1
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.