Nvidia pasa al ataque con la GTX Titan X

Columnistas

Estás en: JuegosAdn > Clic > Artículos > Columnistas - Nvidia pasa al ataque con la GTX Titan X

Nvidia siempre se ha caracterizado por dos cosas en sus productos de gama alta y eso es ofrecer algo por encima de la media esperada y no poner límite a los precios de estos

Carlos Sánchez
25/04/2015 13:21
La compañía desarrolladora de unidades gráficas acaba de poner a la venta hace escasos días su nueva GPU, un auténtico monstruo que debería estar capacitado para mover todo lo que se le ponga por delante y sin despeinarse. Nvidia ha dado un paso al frente para intentar poner freno al avance que AMD lleva con sus nuevas tarjetas de la serie R. La carrera por la supremacía en el campo de la GPU es algo que no tiene fin. Cada día que pasa, las dos ensambladoras nos sorprenden con algo nuevo. En este caso concreto le toca a Nvidia marcar un nuevo punto de referencia con la GPU Nvidia Titan X.
crónicas de hardware

Nvidia al ataque

1.200 euros es mucho dinero, pero el disfrutar de lo último en tecnología es lo que tiene. Para estar a la vanguardia hay que rascarse un poco el bolsillo, sobre todo si estamos hablando en el mercado del PC. Conforme avanza la tecnología, los estudios de desarrollo son capaces de elaborar entornos visuales cada vez más detallados. Esto tiene un coste que solo los PC de gama alta son capaces de permitirse gracias a la posibilidad de poder actualizar su hardware interno siempre que sea necesario. Pero claro para ello hay que tener cash en el banco o en la cartera, aunque no sea estrictamente necesario gastarse un dineral en la última tecnología que hay disponible. No obstante, el que pueda permitírselo que no dude ni un solo momento. Ahí es donde entra la última creación de Nvidia, una GPU capacitada para todo lo que se le ponga por delante.

Nvidia siempre se ha caracterizado por dos cosas en sus productos de gama alta y eso es ofrecer algo por encima de la media esperada y no poner límite a los precios de estos. Como todo lo bueno, Nvidia es cara pero lo suple con una calidad fuera de toda duda. Y eso precisamente en lo que ofrece la nueva GPU Titan X, un precio prohibitivo a cambio de ser la GPU más potente que hay en la actualidad. Una piza de hardware capacitada para ir más allá de los 1080p de resolución y ampliar más todavía la experiencia visual de los videojuegos. La Nvidia GTX Titan X llega para hacer realidad los sueños del jugador de PC más exigente. Ese jugador que quiere disfrutar de los videojuegos tal y como los ven los desarrolladores en sus estaciones de trabajo. Una GPU destinada al jugador que no se impone límites.

Hardware

Para eso se ha creado la NVIDIA GeForce GTX Titan X, para que los jugadores más exigentes, y con un poder adquisitivo superior a la media o que no tengan muchos gastos, puedan hacer realidad todas sus peticiones. La nueva GPU de Nvidia hacer honor a su nombre (Titan) al ofrecer unas especificaciones muy superior a los modelos actuales que hay de otras gamas de GPU, tanto en Nvidia como en AMD. La Titan X es una versión muy mejorada de la primera Nvidia Titan ya que duplica la memoria visual del sistema para conseguir un rendimiento que su antecesora, pese a ser una GPU también muy capaz, no podía alcanzar. La GPU Nvidia Titan X, por supuesto, no se queda solo en un aumento de memoria. Todos sus parámetros han visto un incremento sustancial para no quedarse en una mera actualización de memoria GDDR y ya. El precio tiene que estar justificado.

Objetivo, experiencia completa

Además de la memoria de la GPU, la Titan X ha visto un incremento notable en los núcleos CUDA, el principal encargado de conseguir que los programadores puedan sacarle el máximo rendimiento a la tarjeta gráfica. De los 2.668 núcleos CUDA de la Titan normal hemos pasado a una cifra superior a los 3.000 en la Titan X. Un aumento más que respetable para poder llevar el rendimiento de la GPU a cotas más altas. Las frecuencias de reloj de la GPU también han sido aumentadas en su configuración base, aunque en este caso concreto no ha sido demasiado. No obstante, en Titan X se eleve por encima de 1.000, siendo una frecuencia más que respetable. Por supuesto, sobra decir que está más que preparada para meterle un buen overclocking. La frecuencia de la memoria ha aumentado de 6 a 7 Gbps y el ancho de banda máximo ha pasado de 288 a 336 GB/s.

Hardware

Esta golosina creada por Nvidia es la GPU perfecta para todo jugador de PC que desee por encima de todo romper la barrera de los 1080p de resolución. Durante años, la FULL HD ha sido a todo lo que un jugador aspira en un videojuego. Matizo, un jugador que primero busca el máximo rendimiento visual y luego ya el resto. Los hay, sobre gustos no hay nada escrito. Luego está el jugador que apuesta por otros aspectos más importantes. Volvemos al tema que nos concierne. La Nvidia GeForce Titan X es la GPU perfecta para derribar esa barrera y mantener una calidad visual estable del juego en cuestión.  Por supuesto, cuanta más resolución pongamos más sacrificios hay que hacer. Por eso nos hacemos esta sencilla pregunta: -“¿merece la pena sacrificar otros aspectos visuales solo para aumentar la resolución?”-.  No es el único punto que hace brillar el aspecto técnico de un juego.

Nvidia ofrece en la actualidad una tecnología llamada HairWorks para simulación real de pelo en personas y animales. Algo así, unido a la tesellation, texturizado fotorrealista, mejores efectos de iluminación dinámica global 3D, modelos más detallados, etc., logran que el acabado del juego sea mucho más sobresaliente. Otra cosa, la tasa de frames puede sufrir también los excesos de una resolución por encima de los 1080p. Salvo que optemos por un SLI de la Titan X (2.400 euros de gasto) los juegos más punteros a resoluciones 2K o 4K no irán a 60 frames fijos con todo al máximo. Para poder conseguirlo hace falta un equipo muy capaz y que no sale precisamente barato. Se necesita un PC acorde con la GPU y un monitor capacitado para soportar estas resoluciones. ¿La gente sacrificaría otros aspectos por la resolución? Dejamos la pregunta en el aire.

Clic

El contraataque de AMD

Nvidia ya ha realizado su primer ataque para recuperar el trono de máximo exponente GPU. Ahora le toca mover ficha a su rival. AMD lleva bastante tiempo pegando cañonazos a Nvidia con la gama Rx y sus precios tan competitivos. Bueno, realmente lleva así mucho tiempo con sus otras tarjetas gráficas. La guerra entre estos dos gigantes del hardware no ha terminado ni lo hará nunca. AMD tiene en su mano la respuesta a la GeForce Titan X con el modelo AMD R9 390X, una GPU mono core que podría poner en serios aprietos al Titán de Nvidia. Pese a que no hay todavía conformación oficial por parte de AMD, los primeros datos técnicos arrojan una GPU que podría rivalizar con Titan X y encima ofrecer un precio menor que el homólogo de Nvidia. AMD sabe jugar sus cartas ya que busca ofrecer  al usuario una relación calidad/precio más acorde a la realidad.

0 comentarios
¿Quieres ver toda la actividad de la comunidad?Visita nuestra Red Social
Mensajes recientes

No hay ningún comentario en este muro social

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.