Análisis Ni-Oh

(PS4)

Estás en: JuegosAdn > PS4 > Análisis > Ni-Oh (PS4)

Nioh: Caminando la senda del samurái

Tecmo Koei lanza Nioh en exclusiva para PS4 buscando atrapar a esos jugadores amantes de los verdaderos retos, con una visión alternativa del planteamiento clásico Souls

Plataforma analizada: PS4
Álvaro Miranda Sertal
02/02/2017 09:15
Tras diez años en la sombra los creadores de sagas como Ninja Gaiden nos traen de vuelta Ni-Oh, un exigente juego exclusivo de PlayStation 4 que toma como referencia clara a los tan reconocidos en los últimos años con elementos diferenciadores como una ambientación basada en el Japón feudal o un novedoso sistema de combate
Ni-Oh

Nioh: Resurgiendo de las cenizas

Pocas eran las personas que recordaban 'Ni-Oh' tras su primera muestra a lo largo del ya pasado 2005 como uno de los títulos de presentación de la ya anticuada PlayStation 3. Por motivos como este la confirmación de su regreso a lo largo de 2015 nos pilló un tanto desprevenidos, ya que lo mínimo que se le auguraba al título era una cancelación sin confirmar.

Por medio de un nuevo video que parecía mostrar gameplay confirmó su vuelta al ruedo, sorprendiendo con un apartado gráfico bastante llamativo y un pulido sistema de combate que llegaría en exclusiva para PlayStation 4. Su propuesta parecía haber cambiado a lo largo de los años con un planteamiento que con facilidad recordaba a la tan reconocida en los últimos años saga Souls. Este enfoque más exigente tiene cierto sentido ya que detrás de este proyecto está nada más y nada menos que el Team Ninja, creadores de gran parte de la saga Ninja Gaiden la cual se recuerda entre otras cosas por su extrema dificultad.

Para convencer a los más escépticos, a lo largo de esta espera se han ofrecido varias demostraciones jugables que nos ofrecían una perspectiva más o menos real de lo que nos podría ofrecer más allá de comparaciones, brindándonos una propuesta diferente dentro de los cánones de estas obras que consiguió conquistar a más de un reticente. El próximo 7 de febrero Nioh realizará su lanzamiento en PlayStation 4 con ciertas mejoras técnicas en su versión Pro. Veremos si este inesperado regreso ha merecido la pena.

Holocausto en el Japón feudal

Nioh nos traslada al Japón feudal en una época en la que nuestro país (España) está conquistando gran parte del globo para disgusto de Inglaterra, los cuales para frenar su avance deciden hacer uso de un material de origen desconocido, la Amrita. Nosotros tomaremos el papel de William, un prisionero irlandés de la fuerza inglesa que tras unos años como pirata fue encarcelado.

Pronto descubrimos que nuestro encarcelamiento se debe principalmente al espíritu guardián de William, el cual le salvó de su muerte en el enfrentamiento de su país de origen contra Gran Bretaña. Conocido como Aoirse, se nos arrebata rápidamente debido a sus capacidades para localizar Amrita con facilidad, por lo que nos embarcamos en un viaje a un Japón en ruinas tras su búsqueda ya que nuestro personaje lo considera su único familiar con vida.

A nuestra llegada al archipiélago nipón descubrimos que el conflicto civil entre diferentes facciones está dejando el país en ruinas, sumiéndolo en una oscuridad que provoca la aparición de los Oni, unos demonios nacidos de experiencias traumáticas o desgracias. No tardamos demasiado en integrarnos en el lugar y pronto nos aliaremos con diferentes facciones para actuar de particular ejecutor de estas bestias.

La cultura y el folclore tradicional japonés empapa todo el conjunto del título y las influencias basadas en mitos y leyendas populares son fácilmente identificables. Por lo general están bastante bien llevadas y saben ofrecerle al título un toque diferenciador que se convierte en uno de su mayores atractivos. Nuestros enemigos están basados en claras representaciones demoníacas de estas tierras y los diferentes espíritus guardianes en sus bestias mitológicas. Muchos de sus personajes hacen hincapié en el honor entre combatientes y en el cómo un hombre puede convertirse en bestia a través de sus cuestionables actos. Sí este planteamiento tan oriental os llama mínimamente la atención Nioh os resultará muy atractivo ya que representa alguno de estos temas con gran acierto.

Ni-Oh

La senda del samurái

Uno de los apartados en los que más se diferencia Nioh respecto a otros títulos de corte similar es su particular sistema de combate. A nuestra disposición tenemos en su inmensa mayoría, armas de procedencia oriental ya que por si no lo recordáis estamos en Japón, dividiendo así en diferentes posturas nuestros movimientos tomando como influencia artes marciales como el kendo.

A nuestras disposición tenemos tres diferentes: una alta, la cual potencia nuestro daño pero ralentiza nuestros ataques, una media, la cual se centra en tácticas defensivas pero sin ofrecer restricciones si simplemente decidimos seguir atacando y una baja que aumenta nuestra velocidad de ataque pero con la que hacemos menos daño. A nuestra disposición tenemos dos botones de ataque, los cuales podemos combinar para realizar diferentes variaciones, la posibilidad de esquivar y bloquear los ataques de los enemigos, además de atajos para usar objetos y armas a distancia.

Contamos con un arsenal de armas de bastante extenso pero que solo incluye cinco tipos diferentes. Todas ofrecen un arsenal de movimientos numeroso y variado que incrementará con el tiempo, bastante diferenciado entre si y que ofrece funcionalidades varias. Por ejemplo: las hachas nos ofrecen una opción contundente con un buen alcance, pero con lentitud de movimientos, mientras que las kuras nos ofrecen ataques rápidos de área y la posibilidad de aturdir temporalmente a nuestros enemigos con algunos movimientos.

También podemos elegir entre armaduras más pesadas o ligeras que afectarán en la velocidad de nuestro esquives y en la resistencia que gastaremos con ellos o con nuestro diferentes ataques. Un punto bastante importante es el uso responsable de esta, ya que si se agota quedaremos expuestos durante unos segundos en los que nuestro enemigo nos podría rematar, por lo que el aporreo de botones innecesario será castigado.

Ni-Oh

Al principio puede llegar a abrumar un poco ya que no sabemos a ciencia cierta cuál es el momento adecuado para utilizar las diferentes posturas y estrategias, pero al final nos ofrece un gran número de posibilidades que al fin y al cabo se agradecen en un título de tan exigentes características. Por lo general es lo suficientemente fluido y cómodo como para que con las horas nos acostumbremos con facilidad, pero eso no significa que dejemos de caer en combate de forma rutinaria.

Exigente y en ocasiones frustrante

Como ya mencionábamos con anterioridad la dificultad de Nioh está planteada para dar lo mejor de nosotros mismo o morir en el intento. Los enemigos cuentan con amplios set de movimientos, hay una gran variedad de ellos y cada uno nos ofrece diferentes desafíos, por lo que en cuanto nos toca hacerles frente no serán pocas las veces que caeremos en combate. Como penalización por nuestra muerte perderemos toda nuestra Amrita acumulada, la cual obtenemos al derrotar a nuestros enemigos y la cual nos sirve para aumentar nuestras estadísticas y adquirir habilidades.

Su obtención es indispensable para poder avanzar por lo que no temáis en pasaros de cautos cuando vais con la “cartera llena”. El problema proviene principalmente de que en ocasiones es un tanto irregular. Al comienzo si estamos acostumbrados a este tipo de juegos no os encontrareis en demasiadas situaciones comprometidas, pero más adelante prácticamente cualquier enemigo os eliminará de un par de golpes, los cuales en su mayoría son fáciles de evadir pero pagaremos caro los errores de cálculo.

El mismo caso se aplica a los jefes finales, independientemente de nuestro equipamiento cada uno de sus golpes mermará en gran cantidad nuestra vida, el fenómeno “insta-kill” no es habitual pero contra ellos en un par de segundos podemos caer a vida completa. Ese toque masoquista es una de las principales gracias de estos juegos pero en este caso hay momentos en los que realmente te puedes llegar a sentir muy superado por los rivales y hasta un largo número de intento es difícil plantar cara.

Ni-Oh

El nivel de los enemigos escala muy rápidamente mientras que a nosotros cada vez nos piden más dinero y Amrita para mejorar nuestros recursos, teniendo que renovar casi nuestro equipo al completo cada pocos niveles, ya que la mejora del mismo alcanza precios desorbitados dependiendo del objeto en cuestión. Sí queremos plantar cara a estos gastos es casi obligatorio cumplir todos los objetivos secundarios, que por otro lado se agradece que estén ahí ya que si no fuese por ellos nuestros problemas sí que se volverían realmente serios, ofreciéndonos una buena fuente de recursos.

Por lo general es perfectamente disfrutable pero es inevitable tener varias rabietas, por lo que si sois personas que os enfadáis con facilidad o simplemente no jugáis con la intención de acumular rabia para lanzar un mando a la pantalla, este no es vuestro juego. Otra opción que tenemos en el tintero es la de completar los niveles por medio de su modalidad online cooperativa para dos jugadores, la cual vuelve la situación algo más relajada y que se vuelve muy recomendable si ya os encontráis en vuestros límites y no sois capaces de realizar avance en algún nivel.

Rocoso y bello al mismo tiempo

El diseño de los escenarios juega un papel bastante importante también en nuestro avance. A nuestra disposición tenemos una gran variedad de caminos y atajos que facilitan nuestro avance, además de territorios ocultos a los que solo podrán llegar los más avispados. El tamaño de la mayoría de ellos no es demasiado extenso pero hay una variedad bastante notable sintiéndose únicos tanto a nivel mecánico como estético.

Sinceramente es fácil que Nioh entre por los más por lo artístico que por lo técnico. Los diferentes tipos de enemigos no son tan numerosos como en otros títulos del estilo, pero cada uno de ellos goza de un gran diseño visual que toma como inspiración la mitología nipona con gran fidelidad y acierto. Este mimo también se traslada a las diferentes piezas de nuestro equipo, así como a los escenarios y personajes, manteniendo una armonía bastante creíble y vistosa, con momentos culmen como la invocación de nuestros espíritus guardianes o algunos jefes finales.

Ni-Oh

Para amenizarnos estos trayectos tenemos una discreta banda sonora que no destaca demasiado sobre lo que tenemos en pantalla, pero que sin duda aumenta el ritmo frenético de alguno de nuestros combates. Técnicamente este es un juego que cuenta con diferentes modos gráficos para adaptarse a diferentes necesidades, los cuales varían en rendimiento dependiendo de la versión de nuestra consola. El primero de ellos se centra en ofrecernos 60 fps constantes, el segundo prioriza la resolución a unos 30 fps estables, mientras que el tercero prioriza la resolución con unos fps variables a la alza. En general luce bastante bien, destacando principalmente las espectaculares escenas cinemáticas, pero siendo un juego de este estilo es más que recomendable priorizar los fps para tener la mayor fluidez posible en detrimento de la resolución.

La gran alternativa

La comparación con la saga Souls siempre ha sido el mayor lastre de Nioh, las influencias son más que evidentes y al jugarlo es prácticamente imposible no encontrar similitudes. A su vez también puede ser su mayor virtud, ya que para el que ya conozca esta saga 'Ni-Oh' es una gran alternativa para la ya finiquitada franquicia de From Software.

A pesar de coger una gran parte de sus ideas Nioh tiene personalidad y sabe diferenciarse de su homónimo, con un sistema de combate muy flexible que nos permite usar una misma arma de formas diferentes y con una excelente ambientación japonesa. Sí a esto le añadimos el diseño de niveles laberíntico, obtenemos un título muy exigente que en ciertos momentos roza lo ridículo pero que tras el cabreo inicial es muy disfrutable.

Si sois amantes de este estilo de juegos Nioh es para vosotros, es capaz de aportar un toque fresco que os hará disfrutar y que demuestra que no siempre es malo ofrecer propuestas parecidas entre sí siempre y cuando se aporte algo nuevo. Armáos de paciencia y preparad vuestras katanas ya que los Oni no os darán ni un respiro…

9

Lo mejor

Ambientación japonesa de auténtico lujo

Sistema de combate flexible

Cada tipo de arma es un mundo diferente

Lo peor

Absurdo y frustrante por momentos

Los requisitos para mejorar nuestro equipo a niveles altos son ridículos

¿Cómo analizamos?
10 comentarios
¿Quieres ver toda la actividad de la comunidad?Visita nuestra Red Social
Mensajes recientes
Sin avatar
Elias_Riera_Oli 06/02/17 15:12:35
00
Dibujos animados por psicoero!
https://www.youtube.com/watch?v=nd8JZFHTuFU
0 0
CristianconH
CristianconH 03/02/17 01:28:57
00
El juego se ve bien, pero el sistema de combate me parece aburrido. darksouls y bloodborne también. No es una aberración como skyrim, pero siento que no han evolucionado en ese aspecto.
En fin ya me compraré la ps4 y lo probaré a fondo.
0 0
mamafoca
mamafoca 03/02/17 00:53:04
00
Ya me he hecho a la idea... Preparado para morir 1000 veces estoy. Allá voy!
0 0
DarkVaati
DarkVaati 02/02/17 21:16:05
01
Otra gran exclusiva que, a juzgar por varios medios, cumple de sobra con las expectativas. No hay tiempo ni dinero para jugar a todo lo que llega a PS4 este año u_u
0 1
Miniviciao@
Miniviciao@ 02/02/17 19:34:59
00
Lo mejor es que han dado 3 demos y ya sabemos como es el juego.
0 0
dinofast
Staff
dinofast 02/02/17 19:08:30
00
Bien, al parecer merece la pena, en cuanto pueda a pillarlo
0 0
thoril
thoril 02/02/17 16:10:53
00
el único junto con bloodborne que envidio de ps4, que polloso se ve
0 0
DanielDash
DanielDash 02/02/17 16:04:41
00
Un titulo para PS4 que desde su primer momento me llamó la atención, agrade ver que la critica lo reciba con buenos ojos, tocará probarlo en la casa de un amigo.
0 0
STORMER93
STORMER93 02/02/17 14:35:58
00
Después del épico mes de enero tenemos otro señor juegazo para PS4, y ahora con el triplete Bloodborne, Dark Souls 3 y Ni-Oh es la plataforma de los juegos estilo "souls" por excelencia.
0 0
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.