Análisis Ni no Kuni: La Ira de la Bruja Blanca

(PS4)

Estás en: JuegosAdn > PS4 > Análisis > Ni no Kuni: La Ira de la Bruja Blanca (PS4)

Análisis Ni No Kuni Remastered para PS4: Regresa el arte de Studio Ghibli

Level-5 vuelve a traernos Ni No Kuni, en esta ocasión con la aventura original remasterizada

Plataforma analizada: PS4
Adrián Míguez
23/09/2019 09:33
El que sin duda es uno de los videojuegos más venerados por los fans de la animación japonesa, regresa remasterizado a PlayStation 4 y PC, mientras que Nintendo Switch recibe una versión adaptada. Analizamos la versión mejorada.
Imagen asociada al video 40809

Análisis Ni No Kuni Remastered para PlayStation 4

Nada más iniciamos nuestra partida en 'Ni no Kuni: La Ira de la Bruja Blanca', nos damos cuenta de la categoría que goza esta obra. Con la prestigiosa compañía de animación Studio Ghibli al cargo de las animaciones, y la Orquesta Filarmónica de Tokio dando sonido al juego, cualquiera se dará cuenta que no está delante de un videojuego "del montón", precisamente. Pocas veces en el sector de los videojuegos nos encontramos con colaboraciones de esta clase.

Una vez lo vemos en movimiento, sería muy pretencioso tratar de hacer crítica hacia el apartado gráfico. Ni siquiera en lo más puramente técnico hay nada que achacar al juego. Es simplemente bello, una obra de arte con personajes y entornos perfectamente trasladados de la animación de Studio Ghibli a los polígonos cell-shading de Ni No Kuni. En PlayStation 4 podemos apreciar incluso una pequeña mejora gráfica con respecto a la versión de PlayStation 3 gracias a una mayor resolución.

Por su parte, la banda sonora también cuenta con piezas sencillamente maravillosas. Eso sí, para un videojuego de la envergadura de 'Ni no Kuni: La Ira de la Bruja Blanca' quizás echemos en falta alguna que otra melodía diferente para las batallas y la exploración del mapa principal. En líneas generales el repertorio puede antojarse algo corto, aunque de gran calidad.

Ni no Kuni: La Ira de la Bruja Blanca

Una historia de ensueño

'Ni no Kuni: La Ira de la Bruja Blanca' está claramente enmarcado en el género de la fantasía. De hecho, su trama requiere de una complicidad absoluta por parte del jugador, pues pocos elementos de la misma pueden ser traspolables a la realidad. Esto no quiere decir que la historia sea incomprensible o ilógica, pues sus creadores se han preocupado de mantener un equilibrio al tratar temas complejos convirtiéndolos en situaciones bastante sencillas a simple vista.

Así nos encontramos con el crecimiento de Oliver, un niño que hizo una grave travesura de pequeño, pero que luego se esforzará al máximo para poder enmendar su error. Según vamos avanzando en la historia Oliver va madurando, si bien su aspecto físico de niño se mantiene. Por el camino iremos conociendo a muchos nuevos personajes, así como a unas criaturas fantásticas llamadas únimos, quienes a su vez se unirán a nuestro equipo para las batallas. Sin ánimo de destripar la trama más de lo necesario, sería injusto no mencionar a Drippy, una especie de duende amarillo que conoceremos al poco tiempo de comenzar el juego. Este personaje destaca por el gran sentido del humor que desprende en cada diálogo que participa, todo ello combinado con sarcasmo y el uso de un lenguaje coloquial que hace de Drippy un personaje con mucho carisma.

En el plano jugable, 'Ni no Kuni: La Ira de la Bruja Blanca' es un título RPG con batallas en tiempo real. A lo largo de la aventura nos tocará ir explorando diferentes lugares para tratar de llevar a cabo los objetivos que nos marca el juego. La mayor parte del tiempo estaremos viajando y combatiendo, con algunas pequeñas pausas destinadas a la libre exploración o a la resolución de puzles. En este sentido se echa en falta un mayor equilibrio de contenidos diferentes, pues si bien el título puede llegar a darnos casi medio centenar de horas únicamente para terminar la trama principal, no es menos cierto que casi todo el tiempo estaremos haciendo la misma rutina, llegando a ser lógicamente monótono.

Ni no Kuni: La Ira de la Bruja Blanca

Ayudando en todo momento

Quizás lo que más impacto negativo causa en el juego es la gran cantidad de facilidades que ofrece, o más bien, prácticamente impone. Algo a lo que estarán ya acostumbrados los jugadores de otros videojuegos de Level-5. Cada objetivo a cumplir cuenta con un punto en el mapa marcándote a donde debes dirigirte. Ciertamente es posible ocultar el mapa, pero entonces pasamos al otro extremo: nos será complicado orientarnos por sitios no explorados (algunos de ellos con mapas casi laberínticos) y además puede que nos encontremos con un gran número de enemigos en medio de nuestra búsqueda, convirtiéndola en una actividad un tanto tediosa.

Otro elemento que pierde mucha efectividad es el uso de los hechizos, movimientos especiales que aprendemos conforme avanzamos en la aventura, pero que activamente Drippy nos indicará explícitamente en cada momento que debemos utilizarlos. Sin duda, los hechizos habrían dado mucho juego de haberse utilizado como un elemento más de puzzle.

Esta "facilitación" del juego también se nota en el sistema de batallas, del cual nos irán enseñando todos sus entresijos paulatinamente. Al contrario que otros RPG en los que tenemos mil opciones nada más empezar la aventura, en 'Ni no Kuni: La Ira de la Bruja Blanca' iremos desbloqueando poco a poco las diferentes habilidades, tipos de movimientos y estrategias, conforme avanzamos en la historia. Para los jugadores menos curtidos en el género, esto es lo idóneo, pues evita un probable abandono prematuro. Sin embargo, para jugadores más experimentados esto puede suponer un pequeño lastre a cargar durante las primeras horas de juego.

Ni no Kuni: La Ira de la Bruja Blanca

Este sistema de batallas es uno de los elementos más ingeniosos de 'Ni no Kuni: La Ira de la Bruja Blanca'. Su funcionamiento se aleja de los estándares clásicos del rol por turnos, así como de los sistemas modernos de los RPG en tiempo real actuales. En las batallas luchamos con un equipo conformado por niños y únimos. Cada niño tiene asignado un subequipo de hasta tres únimos y podemos elegir luchar con quien queramos en todo momento. Eso sí, los únimos tienen un tiempo límite de uso, después necesitan descansar unos segundos. Una vez escogemos el niño o únimo con el que luchar, la IA se encarga de manejar los otros subequipos para luchar junto a nosotros. En batalla tenemos la posibilidad de atacar de forma física o con magia, así como podemos realizar movimientos de defensa o lanzar hechizos curativos.

Como en casi todo RPG, en la obra de Level-5 también vamos ganando experiencia conforme vamos ganando las batallas. De esta forma subiremos de nivel a cada personaje y únimo (a todos por igual). Los únimos tienen la característica de poder transformarse hasta dos veces una vez llegan a determinado nivel. Aunque por la contra, al transformarse vuelven a empezar a progresar desde el nivel 1. Tampoco faltan los tipos y debilidades, haciendo más propicio utilizar determinados únimos y movimientos según qué enemigos nos toca hacer frente.

Ni no Kuni: La Ira de la Bruja Blanca

Una pieza de museo, una obra de arte

Pese a contar con un envoltorio apetitoso, el "caramelo" de 'Ni no Kuni: La Ira de la Bruja Blanca' no llega a alcanzar el sabor que queríamos imaginar. Seguimos hablando de un juego muy bueno, pero que cuya altura gráfica y sonora sobrepasa a la de un gameplay que por momentos adolece de monotonía y facilidad. Su historia de fantasía o su ingenioso sistema de batalla tampoco llegan a la categoría de excelencia, si bien desbordan creatividad y entretenimiento a partes iguales.

Sin temor a dudas también podemos decir que juegos como este serán siempre bienvenidos al sector. Rara vez podemos encontrar en un videojuego la unión de entidades tan importantes como Studio Ghibli o la Orquesta Filarmónica de Tokio. Esto sin duda tiene que ver con la mentalidad que tienen en Japón, en donde los videojuegos son una parte importantísima de su cultura llegando a la categoría de ARTE.

Para los poseedores de la entrega de PlayStation 3, 'Ni no Kuni: La Ira de la Bruja Blanca' para PlayStation 4 y PC únicamente ofrece una mejora gráfica visible. Por lo que en este sentido, las nuevas versiones del juego van más dirigidas a quienes no pudieron degustar el título en la antecesora consola de Sony. Aunque por descontado, los mayores fans tampoco dejarán pasar la oportunidad de gozar de nuevo de esta obra genial de Level-5 y Studio Ghibli.

8

Lo mejor

La calidad artística de Studio Ghibli, transformada en videojuego

Banda sonora orquestada por la Filarmónica de Tokio, todo un lujo

Sistema de combate singular y entretenido

Grandes dosis de humor

Lo peor

El juego es demasiado explícito a la hora de marcarte el siguiente objetivo

Combates muy directos, poco estratégicos para un RPG

¿Cómo analizamos?
3 comentarios
Mensajes recientes
Sin avatar
Hipster_yay 23/09/19 03:11:27
01
"Oye no le veo ningún defecto a este juego, que le pongo?" -"Ponele que el juego es demasiado explícito para marcar los objetivos, ya fue."
0 1
Kase
Kase 22/09/19 21:24:49
00
Este juego es un 10 se juegue cuando se juegue.
0 0
Utilizamos cookies para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información pulsando 'aquí'.