Mass Effect: ¿Por qué DEBES jugarlo en 2020?

Reportaje

Mass Effect es una de las sagas más importantes de los videojuegos y a pesar del tiempo transcurrido de su estreno, todos deberían darle una oportunidad en pleno 2020

Fran Pineda
15/05/2020 15:03
Mass Effect es a los videojuegos lo que Star Wars al cine. Bioware ha sido capaz de crear un universo que cuenta con innumerables razas, acontecimientos históricos y en definitiva una saga que a pesar del tiempo transcurrido desde su primera entrega perdura en el tiempo, dejando las puertas abiertas a más aventuras para próximas entregas. A pesar de que Mass Effect Andromeda supone una historia completamente nueva, incluyendo planetas, personajes y razas, es la trilogía original la que se ha ganado a pulso estar en el punto de mira de ser una de las más influyentes en la industria.
Mass Effect

Mass Effect

Cómo jugar la trilogía de Mass Effect en 2020

En PC podemos jugar a través de Origin las tres entregas numeradas de la saga. En PlayStation 3 podemos hacer lo propio con Mass Effect Trilogy, mientras que los usuarios de Xbox One pueden hacer lo propio gracias a la retrocompatibilidad, también con el pack que incluye los tres juegos.

Son los jugadores de PC quienes pueden presumir de contar con la experiencia más completa. Gracias a la dedicada comunidad de usuarios podemos implementar todo tipo de mods en cada uno de los juegos. Dicho lo cual, se nos abre la posibilidad de mejorar notablemente las texturas, la iluminación, armas e incluso añadir aún más misiones y elementos que profundizan en el universo de la historia del Comandante Shepard. Independientemente de la plataforma escogida, has de saber que estás frente a uno de los mejores juegos de rol de la historia.

Un viaje épico que ha marcado un antes y un después en los juegos de ciencia ficción

El género de la ciencia ficción nos ha dejado grandísimos videojuegos, pero con Mass Effect Bioware llegó un paso más allá. Hablamos de una Space-Opera como mandan los cánones. Un viaje del héroe que comenzó en 2007 y concluyó en 2012, poniendo punto y final a la trama del comandante Shepard.

Continuando con la comparación de Mass Effect y Star Wars, el primer título de la franquicia es un gran juego de acción y RPG en el que la aventura cobra especial importancia. Se nos pone en contexto sobre las diferentes tecnologías, los conflictos entre razas, siendo la llegada de los Segadores y el misterio que encierran los Proteanos el eje central en torno al que gira la trama. Un camino que recorreremos acompañados por personajes de lo más variopinto, cada uno con sus motivaciones mientras recorremos la galaxia.

Mass Effect 2 ofrecía una apuesta menos amplía en cuanto a exploración, pero no nos dejemos engañar por esa jugabilidad ligeramente más encorsetada. Si por algo Mass Effect 2 es considerado uno de los mejores juegos de la generación pasada y posiblemente el favorito de los fans es por su amplísimo abanico de personajes. Bioware dio un salto cualitativo en términos de construcción de personajes y guión, manejando los tiempos en cada momento como pocas veces se ha repetido en la industria. El resultado es un juego de acción altamente cinematográfico en su dirección, pero que no se olvida de lo importante: el jugador es clave. Dicho y hecho. Mass Effect 2 destaca por su puesta en escena, pero también por servir al usuario un constante torrente de decisiones que lo pondrán de manera asidua contra las cuerdas, debiendo resolverlas en varios momentos en cuestión de segundos. La misión final de Mass Effect 2 sigue siendo recordada como una de las más intensas y épicas hemos podido disfrutar.

Mass Effect

Personajes Mass Effect

Mass Effect 3 nos dejó una de cal y otra de arena. La conclusión de un viaje que comenzó años atrás. Bioware tenía sobre la mesa un proyecto harto complicado en el que debían finalizarse las tramas de los personajes que nos habían acompañado desde 2007 y con Mass Effect 2, resolver las decisiones importantes referentes a los Segadores y los Proteanos y en definitiva dejarnos un final que siempre recordemos.

Algunos puntos se resolvieron con maestría, como por ejemplo el referente al combate, pero otros no fueron bien recibidos por la comunidad. La exploración de planetas pasó a mejor vida, o misiones secundarias poco más que insulsas en las que la búsqueda de objetos era el principal escollo a superar. No obstante fue precisamente el final de Mass Effect 3 el que más revuelo creó. A pesar del lanzamiento posterior de una conclusión algo más extensa y la llegada del DLC La Ciudadela - puro producto fan service - el ‘daño’ ya estaba hecho.

Puede que el final de Mass Effect 3 generara divisiones de opiniones, pero todos los jugadores parecen coincidir en un punto: realmente de la saga nos quedamos con el viaje, el momento en el que damos forma a nuestro/a Shepard y nos convertimos en los auténticos salvadores - o no - de la galaxia.

Racismo, violencia, guerras e intereses: La galaxia como reflejo del mundo actual

Aunque Mass Effect pueda parecer un juego de ciencia ficción, hay muchísimos componentes que vemos a diario reflejados en el título de Bioware. El racismo o la violencia son dos de los elementos más presentes, entre otros.

Son habituales los diálogos de razas que reniegan de otras especies por su pasado o incluso simplemente por su aspecto. Un caso lo encontramos en Ashley, uno de los primeros personajes que conocemos en Mass Effect. Si bien se muestra totalmente leal a Shepard, no tarda en sacar a la luz su pensamiento pro-humanista y lo incómoda que se siente en la nave cuando decidimos llevar a otras razas como acompañantes.

Mass Effect

Garrus

Uno de los puntos en los que podemos apreciar con más nitidez este racismo lo encontramos en Mass Effect 2. La presencia de Cerberus, una organización que promulga con el supremacismo humano, no despierta la simpatía de las especies de la galaxia, surgiendo todo tipo de comentarios al respecto y en los que nos vemos inmiscuidos por motivos propios que descubriréis poco a poco.

En líneas generales Mass Effect hace que surjan preguntas de todo tipo frente a temas tan presentes en la actualidad como los intereses políticos, la justificación de conflictos bélicos o incluso el sexo. Las decisiones son el pan nuestro de cada día en la trilogía, pero las preguntas filosóficas y otras de índoles más cercanas no faltan. Sin duda uno de los puntos fuertes de la saga de Bioware.

Mezcla perfecta de acción y RPG: cuando la toma de decisiones sí que importa

Uno de los aspectos clave de Mass Effect es la toma de decisiones. En Bioware ya eran expertos en este campo. Lo dejaron claro con dos de las joyas del RPG como fueron Baldur’s Gate y Knights of the Old Republic. Mass Effect llegó un paso más lejos siendo capaz de aunar el auténtico juego de rol con elementos de acción.

Durante la trilogía de Mass Effect nos veremos envueltos en constantes decisiones que repercutirán al devenir de tramas y subtramas de mil maneras. Hasta la misión más pequeña puede tener su repercusión más adelante, por no hablar de otros encargos o viajes que podrían afectar al futuro de la galaxia.

El viaje de Mass Effect, con su trilogía, es uno de esos que se recuerdan durante años, quedándose grabado a fuego en la retina

Es aquí cuando Mass Effect se crece y hace fuerte, más aún con Mass Effect 2 y que como decíamos líneas atrás nos pone delante decisiones de manera casi abrumadora, que deberemos meditar, con resoluciones que no podremos conocer hasta su siguiente capítulo con Mass Effect 3.

Cualquier jugador es capaz de encontrar su estilo en Mass Effect

Como ya mencionáramos, la trilogía de Mass Effect también es una saga que destaca en el campo de la acción. Si bien no es redonda a nivel jugable, más aún el primer título en lo que al control respecta, cualquier tipo de jugador podrá encontrar su estilo de juego. Los que prefieran combate a larga distancia podrán decantarse por la clase Biótico, enfocada en el uso de ‘magias’ con un amplio repertorio de recursos para utilizar frente a sus enemigos.

No faltarán por supuesto clases más centradas en las armas de fuego, o incluso la creación de híbridos entre bióticos y soldados, sin duda una de las más divertidas de cara a ofrecer variedad. ¿Quieres ir por las malas en todas las situaciones? Adelante. ¿Prefieres meditar tu siguiente acción y tratar de no abrir fuego para resolver la misión? También es otra opción que podrás sopesar.

En pleno 2020 no se me ocurre mejor saga a recomendar, ya sea para rejugar o bien descubrir por primera vez. De hecho, si sois de esos que pertenecéis a este último grupo debo confesaros que me dáis mucha envidia. Mass Effect, con su trilogía original, es uno de esos viajes que se queda grabado a fuego, un periplo inolvidable que siempre recordaréis gracias a los momentos y personajes que desfilan frente a vuestros ojos.

0 comentarios
Mensajes recientes

No hay ningún comentario en este muro social

Utilizamos cookies para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información pulsando 'aquí'.