Análisis Mario Party: Star Rush

(3DS)

Estás en: JuegosAdn > Nintendo 3DS > Análisis > Mario Party: Star Rush (Nintendo 3DS)

Mario Party: Star Rush. La última fiesta de 3DS

Mario regresa a la portátil de Nintendo trayéndonos un título que modifica las bases principales de la franquicia para ofrecernos nuevos modos de juegos

Plataforma analizada: Nintendo 3DS
Angel de la Iglesia
11/10/2016 17:53
La franquicia fiestera de Nintendo lleva varios años con diversos altibajos en lo que respecta a sus títulos, siendo vigilada con lupa por los más fanáticos a fin de encontrar el título que le devuelva la gloria que tuvo en su día. Ante esto, la compañía nipona ha intentado traer de nuevo la magia de antaño, pero con ideas frescas, a fin de no ofrecer siempre la misma fórmula. Con Mario Party: Star Rush han conseguido en parte su objetivo al ofrecer un título pensado para partidas rápidas y con amigos, pero que no termina de conquistar con su uso prolongado
Mario Party: Star Rush

Cambiando las bases por completo

A lo largo de estos años, y más concretamente desde el lanzamiento de ‘Mario Party 8’, hemos podidos ver como la saga fiestera de Nintendo ha sido objeto de críticas, algunas con fundamentos y motivación, mientras que otras parecían efectuarse por vicio, siendo esta la razón para que hayamos visto tantos cambios desde el mencionado episodio hasta ahora, con ‘Mario Party: Star Rush’.

Es por ello que, si debemos de destacar algo de este título, es la ya evidente, y también criticada antes de su lanzamiento, eliminación de los turnos para ofrecernos partidas muchos más dinámicas en las que no tenemos que esperar a que nuestros amigos o la CPU haga su respectiva jugada para volver a tirar. Por el contrario, ahora todos lanzaremos el dado al mismo tiempo de la misma forma que nos moveremos a unísono, lo que puede ayudar a que nuestros rivales no vean nuestras estratagemas.

Asimismo, no sólo se ha simplificado el sistema en este aspecto, sino que también los tableros han sufrido una remodelación por completo, eliminándose las casillas para mostrarnos en su lugar simples plataformas en las que podrá haber monedas, bloques con objetos, globos especiales, entre otros tantos elementos según el tipo de escenario.

No es lo único que ha cambiado en la saga, de la misma forma que el modo de acceder a los minijuegos no es ni de lejos el visto en anteriores capítulos, siendo así que estos sólo se jugarán cuando alguien obtenga uno de los globos ya mencionados, pudiendo elegir entre cuatro elegidos al azar por la consola.

Ahora bien, puede parecer que más allá de esto el juego no presenta más contenido. Y podríamos tomar esta información por un lado como cierta, mientras que por el otro no estaríamos siendo del todo correctos. Para tratar este tema con una mayor claridad, debemos decir que el principal modo que ofrece el título es el que os detallamos en las líneas posteriores, aunque con alguna variante que mencionaremos a continuación. No obstante, además de este, también contamos con una serie de modos de juegos extras para hacernos la experiencia más rejugable, aunque sin profundizar en exceso en este aspecto.

Es por ello que, una vez iniciemos el juego, lo primero que veremos será una plaza completamente vacía a excepción de tres caminos que nos conducirán a los modos iniciales. El primero de ellos nos permitirá elegir nuestro personaje en la plaza, algo anecdótico, así como ver una extensa galería de los personajes presentes en el título. El segundo corresponderá a los Minijuegos, los cuales iremos desbloqueando según vayamos progresando. Y finalmente, el tercer camino nos dará acceso a Toads a la aventura, el cual es el equivalente al Modo Party en este título.

El modo de juego principal será Toads a la aventura, en el que controlaremos a uno de estos simpáticos personajes

Este último es el que debemos destacar por encima de todos los demás, ya que de por sí es el único con algo de profundidad en lo que respecta a su contenido, al contrario de otros que relataremos más adelante.

De esta forma, la jugabilidad aquí será tal y como la hemos descritos en las líneas posteriores, con la peculiaridad de que tendremos a un Toad de un determinado color por defecto como personaje controlable. Puede parecer monótono, o incluso insultante para aquellos a los que el simpático personaje no sea de agrado, pero todo tiene su razón de ser y es que a lo largo de la partida, además de conseguir estrella y monedas, tendremos que ir recogiendo a los diferentes personajes del universo Mario para que sean nuestros aliados.

Lo anterior será parte fundamental para hacernos con la victoria, ya que estos nos podrán ayudar de diversas formas, ya sea interactuando con el escenario o lanzando dados especiales, con características únicas en cada personaje, o ayudándonos en los minijuegos de jefes para quedar en primera posición.

Mario Party: Star Rush

No obstante, no será lo principal a la hora de ganar la partida, ya que, como todo buen Mario Party, el objetivo será hacernos con las estrellas, las cuales se nos entregarán o bien o ganando a los minijuegos de los jefes o bien consiguiendo monedas, dándonos 1 al final de la partida por cada diez monedas recolectadas.

Respecto a estos minijuegos contra los jefes, su base será por un lado la cooperación y por el otro la competencia debido a que los jugadores deberán unir fuerzas para derrotar al jefe, teniendo siempre en cuenta que el que acumule más puntos será el ganador. Por desgracia, la competencia se termina convirtiendo en el día de la marmota tras unas pocas partidas, debido a la presencia de muy pocos jefes y mecanismos simples y poco originales, lo que hará que a la larga acaban convirtiéndose en un mero trámite para avanzar en la partida.

Según vayamos jugando en este modo de juego, observaremos otra de las peculiaridades del título, y es que según lo bien o mal que lo hagamos, se nos dará un número de experiencia que nos dará la oportunidad de subir de nivel, requisito necesario para desbloquear no sólo los restantes modos de juegos, sino también a otros personajes seleccionables.

En lo que respecta a estos modos de juego extras, debemos mencionar que pueden llegar a servir para partidas rápidas, pero, por desgracia, no llegan a la profundidad del modo ya mencionada, siendo monótonos e insulsos en comparación a éste.

La gran mayoría de modos de juego no suponen un reto

De esta forma, encontramos en primer lugar Maratón Monetaria, en el que tendremos que recolectar monedas para avanzar casillas en un escenario mientras competimos con otro personaje, siendo su principal traba el hecho de que algunos de los minijuegos se basan meramente en la suerte, por lo que habrá partidas que perdamos sin que podamos hacer nada, obligándonos a empezar desde el principio.

Por otro lado, Fiesta de Globos es similar al dedicado en los Toads, pero con escenarios más recortados y eliminando varias mecánicas como los aliados, dándonos un modo de juego que no es más que una copia del mencionado con escenarios olvidable (con sus memorables excepciones) cuyo objetivo será explotar globos, aunque al menos presenta minijuegos cada vez que alguien consigue un globo.

En cuanto a los cuatro modos restantes, estos denotan un claro síntoma de relleno de contenido debido a que no presentan una profundidad excesiva, convirtiéndose en meros extras que terminarán por aburrir a las pocas partidas.

Mario Party: Star Rush

Finalmente, podemos decir que Mario Party lo conforman diversos elementos, pero ninguno de ellos es tan fundamental como el de los minijuegos, encontrándonos aquí otro problema en el título. En primer lugar, encontramos menos minijuegos que en entregas anteriores, pero esa no es la principal traba, sino lo exagerado que se vuelve el factor suerte en una amplia mayoría, más de los que deberían teniendo en cuenta la cantidad. Asimismo, se echa en falta los minijuegos de batallas 1vs1, por pareja, así como otras modalidades ausentes en el título, las cuales habían podido suplir muchas de las carencias presentes, como es, sin ir más lejos, el hecho de que las “disputas” para robar aliados a los rivales se lleve a cabo a través de juegos de azar como es sacar la carta más alta.

La suerte no está presente sólo en los minijuegos, sino prácticamente en todos los modos de juego

Y aquí encontramos otra de las trabas principales del título, ya que la suerte no está presente sólo en los minijuegos, sino prácticamente en todos los modos de juego, con la cuestionable excepción de Toads a la aventura. Tradicionalmente se ha dicho que Mario Party es un rompe-amistades, pero se debía en parte al uso de la estrategia a la hora de usar los objetos, a la habilidad en los minijuegos, entre otros factores. En ‘Mario Party: Star Rush’, por el contrario, una situación injusta no se deberá a nada de lo anterior, sino que la culpa será por completo del propio videojuego al crear una situación de injusticia que no nos hemos buscado.

La suerte mancha la experiencia jugable con su presencia excesiva

Por otro lado, en el apartado técnico debemos de mencionar que el título cuenta con el estándar al que nos tienen acostumbrados Nintendo, sin llegar a destacar en su aspecto, mientras que la banda sonora cuenta con alguna pieza con ritmo, pero sin ser ninguna memorable. Aunque en Dando la nota al menos contamos con alguno de los mejores temas de la franquicia principal.

Finalmente, debemos de hablar de modo multijugador, siendo esta su principal baza no sólo por ofrecer la oportunidad de jugar cuatro jugadores con un único cartucho, sino que todas las medidas llevadas a cabo para hacerlo más dinámico ha conseguido que la portabilidad del título sea más fructífera, sin obligarnos a estar demasiado tiempo jugando, evitando así que si un jugador se tenga que marchar dejando a medias una partida con horas a sus espaldas.

En conclusión, ‘Mario Party: Star Rush’ se puede contemplar desde dos puntos de vista diferentes. En el primero de estos es el juego de la franquicia ideal para consolas portátiles, permitiéndonos echar partidas rápidas y dinámicas en un modo de juego en el que recorreremos libremente escenarios según veamos pertinentes. En el segundo, hemos visto un gran potencial perdido al no querer centrarse en reforzar Toads a la aventura, siendo este un modo de juego que podría haber dado mucho más de sí con un poco más de mimo y ambición en contraste a la mayor parte del resto de modos, simplemente anecdóticos y orientados a la experiencia de un jugador, pero sin conseguir que estemos pegados a la consola más allá de un par de partidas.

6.5

Lo mejor

Poder jugar con cuatro amigos usando un sólo juego

El dinamismo de Toads a la aventura

Lo peor

Los modos de juegos carecen de profundidad

La gran mayoría del tiempo dependeremos de la suerte

¿Cómo analizamos?
10 comentarios
¿Quieres ver toda la actividad de la comunidad?Visita nuestra Red Social
Mensajes recientes
FlechaVerde
FlechaVerde 16/10/16 18:37:15
00
Parece que esta generación tampoco recobrará la grandeza de los Mario party 2 y 3 los mejores de lejos a partir de ahí a menos a menos y cada vez a menos, a ver si lo parten en NX
0 0
Jordi
Jordi 12/10/16 14:17:48
00
Buen análisis, no tanto el juego...
0 0
pippermint
pippermint 12/10/16 11:07:26
00
Si blogocio le ha puesto menos de un siete solo puede significar que es el peor juego del año.
0 0
andresitour
andresitour 11/10/16 22:16:48
00
Ya como por sacar uno mas, ni tiene gracia cuando no se hace con ese toque especal
0 0
MIGUEL12
MIGUEL12 11/10/16 19:55:47
00
Hay demasiados tableros más bien, sólo que claro, so como "fases" ( 3 de cada temática diferente ) y aún así tampoco se diferencian mucho unos de otros, tienen algún añadido o trampa de turno y ya.

Eso si, he de decir que me está gustando y los minijuegos están bien, aunque temo que sean pocos.
0 0
jteran
Staff
jteran 11/10/16 19:39:08
32
Entre el Paper Mario y éste, hay más Toads que en todos los juegos de Nintendo anteriores xD
3 2
pokepaul234
pokepaul234 11/10/16 18:16:12
00
Viendo el análisis, este juego destaca por ser completo o a la vez incompleto, completo por la cantidad de modos de juegos variados, e incompleto por el número de los minijuegos (la gracia de Mario Party) y la poca profundidad de los modos de juegos, y por lo que he visto en los tráilers parece que la calidad de los tableros no es la esperada, las veo un poco sosas
0 0
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.