Análisis Mafia 3

(Pc, PS4, One)

Estás en: JuegosAdn > PC > Análisis > Mafia 3 (PC, PS4, Xbox One)

Mafia III: La venganza se cobra barrio a barrio

Lincoln Clay protagoniza Mafia 3, una historia de violencia, racismo y crimen organizado con un comienzo redondo que se desinfla poco a poco

Plataforma analizada: PS4
Fernando Borjas
14/10/2016 13:45
Tan solo vuelves de Vietnam, parece que tu vida vuelve a la normalidad y de repente te lo arrebatan todo. Es hora de ajustar cuentas con la mafia barrio por barrio, destrozando todo lo que han construido, pieza por pieza, hasta llegar hasta el elefante blanco, es hora de aplicar todo lo que has aprendido en la guerra, que ahora se libra en tu propia ciudad. Hangar 13 se estrena con su propia interpretación de un sandbox de acción, con un toque cinematográfico omnipresente, pero que naufraga en lo jugable en muchos puntos.
Mafia 3

Mafia 3: Narrativa y ambientación como pilares centrales

Desde hace ya algunos días podemos disfrutar de 'Mafia 3' en PS4, Xbox One y PC, un lanzamiento rodeado de cierta polémica, sobre todo por ciertas restricciones técnicas en su versión para ordenadores y que hoy desmenuzamos tras completar su extensa campaña, que se va por encima de las 30 horas. El estudio californiano Hangar 13 debuta bajo el paraguas de 2K Studios con la ambición por las nubes, trayéndonos un sandbox de acción con una carga narrativa enorme que nos intenta sumergir en la guerra urbana de bandas en una ficticia Nueva Orleans a finales de los 60. 

En 2016 la cantidad y calidad de juegos de mundo abierto en el mercado es abrumadora; es uno de los géneros más populares entre los jugadores, de eso no hay duda, y por también es uno de los que más ha evolucionado positivamente, con estudios cargados de grandes ideas para el disfrute de los jugadores. Es precisamente esa gran recepción por parte de los jugadores y la enorme competencia que lucha por convencerles lo que ha puesto el listón por las nubes en cuanto a calidad y exigencia. Cada obra maestra establece nuevos límites, introduciendo mecánicas jugables que hacen envejecer todo lo que dábamos por sentado rápidamente, un arma de doble filo para muchos estudios.

Ya no vale con brillar en un apartado, los jugadores exigen experiencias redondas y cada vez es más fácil para cualquiera localizar los agujeros, sobre todo teniendo referencias tan buenas; los fallos, por pequeños que sean no se perdonan. Ese es precisamente el caso de Mafia III, un juego de mundo abierto y acción notable, que ofrece una gran cantidad de horas de diversión pero que podría haber sido mucho más, dejando de lado su sobresaliente narrativa, que es por donde vamos a comenzar. 

Lincoln Clay: la mafia italiana no sabe a quién ha cabreado

Nosotros somos Lincoln Clay, un destacado soldado en la guerra de Vietnam, que regresa a su ciudad natal como punto de paso para visitar a su familia y emprender un nuevo futuro. Sin embargo la situación de su gente más cercana y una serie de traiciones y desafortunados acontecimientos cambian por completo su vida, escribiendo a fuego en su mente una sola palabra: venganza. Clay se pone el objetivo de arrebatarle la ciudad de New Bordeaux a la mafia italiana distrito por distrito, aprovechando sus habilidades letales para acabar con todo el que se le ponga por delante, un planteamiento a priori básico, pero que introducirá una gran cantidad de personajes con diferentes perfiles y motivaciones que conseguirá que el jugador se sumerja en la trama con bastante facilidad.

La narrativa cinematográfica de Mafia III incluye gran cantidad de secuencias cinemáticas de gran factura, con notables actuaciones y que relatan la historia paso por paso sin fisuras, todo ello genialmente ambientado con una banda sonora de temas clásicos licenciados muy bien elegidos. Las cuatro primeras horas de Mafia III son impresionantes, dando lugar a uno de los comienzos de videojuegos más rotundos vistos últimamenten, pero sin embargo, todo se viene abajo cuando la traición se completa y da comienzo la historia de venganza de Clay. 

El planteamiento del juego es muy sencillo: tenemos que recuperar los distritos de la ciudad arrebatándoselos a los vasallos de Sal Marcano, el jefe de la mafia italiana con el que queremos acabar. Para ello hay que desplazarse a cada uno de sus feudos para realizar ciertos encargos, que pueden resumirse en destrozar sus negocios de drogas, prostitución etc, generando daños hasta llevar a un valor indicado previamente. La idea principal es hacer todo el ruido posible para conseguir que el líder de cada zona venga a nuestro encuentro para ver que está pasando y acabar con él o reclutarlo como socio a nuestro bando. 

Mafia 3

Expandiendo nuestro poder barrio por barrio

Las misiones de historia de Mafia 3 principalmente se centran en encargos, como colocar dispositivos de escucha, extorsionar a confidentes, rescatar a determinados personajes, acabar con alijos de droga o liberar prostitutas. Hay que conseguir información para localizar los negocios de la mafia para luego llegar cargados de armas hasta los dientes y arrebatarles cada barrio, una mecánica de juego que se repetirá una y otra vez durante todo el juego. Este planteamiento a la larga se hace realmente repetitivo y es más propio de misiones secundarias clásicas de este tipo de juegos que las propias de la historia. Se echa mucho de menos más imaginación por parte de sus desarrolladores y sobre todo, variedad.

En su lucha por acabar con el imperio de la mafia italiana, Clay irá entablando una serie de relaciones comerciales con varios socios, personajes fundamentales en la trama a los que podremos asignarles nuevos barrios para que los gestionen y a cambio nos den nuestra "tajada". De esta manera iremos adquiriendo fondos de manera recurrente, y lo más importante, sumando recursos a nuestra rueda de habilidades, de tal forma que podremos solicitar un camión con arsenal para abastecernos, alejar a la policía si nos persiguen, cortar comunicaciones o pedir refuerzos para algunas misiones. En definitiva, poder pedir favores en momentos puntuales para hacernos las cosas más llevaderas.

Sin embargo lo cierto es que nuestra experiencia en New Bourdeuax no ha sido especialmente difícil, no nos hemos encontrado un gran reto por delante. Pese a que como ya es costumbre en este tipo de juegos, siempre se nos da al jugador la opción de optar por la acción directa o el sigilo, en Mafia III la elección es meramente estética, pues se diferencia en cómo preferimos ejecutar a los enemigos o lo rápido que deseemos limpiar una zona de ellos. Apostar por el sigilo conlleva no levantar sospechas e ir acabando con todos los enemigos con nuestro machete, sin embargo entrar en cada localización pegando tiros y apostados en las coberturas es igualmente satisfactorio, ya que las sensaciones controlando a Clay y disparando están bastante bien conseguidas.  

Mafia 3

Clay es más letal con unos enemigos tan torpes

El principal problema para que Mafia III nunca alcance ser un reto para los jugadores es la errática y limitada IA, con la que ya nos topamos hace algunas semanas cuando probamos el juego antes de su lanzamiento. Los enemigos son realmente torpes y no saben aprovechar los escenarios para ponernos las cosas difíciles en los combates tras coberturas, por lo que acabar con ellos es cuestión de paciencia y repetición, mientras que en el caso del sigilo, bien podemos acabar con los enemigos de manera brutal con nuestro machete, que sus compañeros cercanos nunca se darán cuenta de nuestra presencia a menos que nos vean cara a cara a un metro de distancia. La poco desarrollada IA es uno de los factores que lastran más la jugabilidad, algo que los jugadores no deberían encontrarse en pleno 2016.

Lo que sí nos ha dejado muy buen sabor de boca es el apartado de la conducción. Ya se ha demostrado en otros títulos pasados como Watch Dogs que no cuidar este aspecto o menospreciarlo puede hacer un verdadero roto en la valoración final de un juego de mundo abierto, toda vez que los jugadores se verán obligados a pasar literalmente horas desplazándose de una zona a otra. En Mafia III afortunadamente no tenemos este problema y de hecho nos encontramos con uno de los sistemas de conducción más pulidos y convincentes que hemos visto últimamente en este tipo de juegos. La recreación de los vehículos de la época (prototipos inspirados en automóviles reales) es tremenda y la sensación de peso al girar, frenar o derrapar es convincente. Por otra parte la elección de los vehículos es acorde con el lugar y el momento: autos destartalados con décadas en las ruedas, como los vistos en los barrios negros pobres y deportivos más modernos en los barrios más ricos, pasando por los atemporales tipo Cadillac.

Dejando atrás todos los problemas jugables, hay que reconocer que Hangar 13 ha hecho un notable trabajo en la recreación de New Bordeaux, una ciudad tremendamente marcada por las diferencias sociales y raciales, algo habitual en la Louisiana de finales de los 60. Esto conlleva que cada barrio está caracterizado con un acabado totalmente diferente, variando el tipo de ciudadanos que nos encontraremos e incluso los vehículos, algo que ayuda mucho en la inmersión de la historia. La arquitectura de los edificios, las zonas naturales, los muelles, puentes el puerto, todo está colocado con sentido y de forma creíble, añadiendo además que el mapa es realmente extenso, lo que cabría esperar de un juego de mundo abierto como este.

Mafia 3

Muchos altos y bajos en lo técnico

Sin embargo, donde Mafia III vuelve a naufragar es en el apartado técnico, demasiado irregular, algo que se percibe sobre todo en los espacios abiertos, cuyo aspecto queda muy por debajo de lo que esperábamos. El equipo se ha esmerado en traernos unas cinemáticas generadas por el motor del juego de altura, pero que se intercalan con secciones jugables en exteriores que no están a la altura de los lanzamientos de 2016, con una distancia de dibujado ínfima y problemas en la iluminación, por no hablar de las texturas, muy por debajo de lo esperado. Las calles de New Bordeaux están demasiado vacías y realmente no tenemos la sensación de que los entornos estén vivos, algo que sin embargo no ocurre en los interiores de los locales, donde sí hay la sensación de que "ocurren cosas". 

Mención aparte merece la selección de temas musicales clásicos, presentes tanto en los momentos de conducción como en las cinemáticas, muy notable y que representa fenomenalmente la contracultura post-Vietnam de finales de los 60 en Estados Unidos, un enorme caldo de cultivo. Tampoco se queda atrás la localización al castellano, de gran factura y con voces muy reconocidas, algo que era totalmente necesario para estar a la altura de esta narrativa y sus cinemáticas.

El sandbox de Hangar 13 se ha quedado en un nivel inferior a lo que todos esperábamos, lastrado por algunos fallos técnicos y misiones poco trabajadas pero eso no significa que no hayamos disfrutado nuestra aventura por New Bordeaux, realmente larga y con una ambientación y guión sublimes. Mafia III se ve inevitablemente comparado con otros grandes títulos sandbox de los últimos años, que han sido muchos y muy buenos, y ahí es donde sale mal parado. Sin tener que recurrir al ejemplo clásico de Grand Theft Auto V, auténtica vara de medir aquí, encontramos otros casos, como el de Sleeping Dogs, que además de aportar un guión y ambientación notables como Mafia III, además brillaba jugablemente. Para dejar una marca en los juegos de acción y mundo abierto actualmente hay que hacerlo realmente bien y es muy difícil evitar caer en la repetición, algo que solo logran algunos elegidos.

Mafia 3

Una oportunidad desaprovechada pero donde hay mucho que rescatar

Mafia III no es un mal juego, ni un mal sandbox de acción, pero más allá de su narrativa cuidada y profundamente cinematográfica, no aporta nada nuevo en su género y de hecho algunas de sus mecánicas suponen un paso atrás en este tipo de juegos. Sin embargo el juego tiene mucha personalidad, gracias a su narrativa o sus personajes, y la sensación al llevarnos por delante a todo y a todos es muy gratificante. Si te ves atraído realmente por los sandbox, te atrae la ambientación de New Bordeaux y sus personajes y no te importa pasar más de 30 horas haciendo misiones muy poco variadas, Mafia III es un juego largo y divertido por momentos al que quizás le debas echar un vistazo. Si esperabas el sandbox revelación del año, lo cierto es que se ha quedado corto jugablemente.

7

Lo mejor

La trama de venganza de Lincoln Clay es muy atractiva

La ambientación de New Burdeaux está muy conseguida

La elección de su banda sonora licenciada es genial

La localización al castellano es magnífica

Lo peor

Las misiones son repetitivas hasta la saciedad

Encontramos errores técnicos de manera constante

Las mecánicas jugables son limitadas

La inteligencia artificial de los enemigos es pobre

¿Cómo analizamos?
2 comentarios
¿Quieres ver toda la actividad de la comunidad?Visita nuestra Red Social
Mensajes recientes
Infinity
Infinity 14/10/16 17:27:36
01
Mucho me parece ese 7 para los contras que se indican.

Y eos que la version analizada sera la de consolas porque no veo en los contras la mierda de rendimiento que han sacado en PC.

@DarkRuffy mira otro 7 XDD
0 1
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.