Hitman Absolution

Impresiones

Estás en: JuegosAdn > Ps3p > PC > Artículos > Impresiones - Hitman Absolution

Él pone los medios. La forma de acabar con el objetivo, la elegimos nosotros

Fernando Borjas
05/06/2012 05:00
Hemos probado la última aventura del Agente 47, traicionado por sus superiores y buscado por la policia. De nada servirá liarnos a tiros entre la multitud, corriendo el riesgo de ser localizado y abatido en cuestión de segundos por nuestros enemigos. Deberemos utilizar nuestra astucia e imaginación para llevar a buen puerto nuestro trabajo de implacable asesino. Disfrazados, desde los tejados, por la espalda: el límite lo pondremos nosotros.

La trama nos llevará de nuevo al lado del Agente 47, un asesino sin escrúpulos que será traicionado por todos aquellos en los que una vez confió y perseguido por la policía. Nuestro protagonista se verá envuelto en una oscura conspiración entre la que deberá buscar la verdad de lo que está pasando.

En esta prueba pre-E3, hemos tenido la ocasión de manejar al Agente 47 en un nuevo nivel, titulado 'King of Chinatown' en el que debíamos deshacernos del llamado 'rey de Chinatown', que tenia sobornada a toda la policía, que trabajaba como su escolta personal. El nivel estaba bañado con una multitud de transeúntes y edificios a los que podíamos acceder. Existían múltiples formas de acabar con el objetivo: utilizando un rifle de francotirador en un piso elevado, haciéndonos pasar por un narcotraficante de su confianza, volando por los aires su vehículo personal, haciendo caer sobre él todo el peso de unos materiales de obra suspendidos en el aire, o simplemente cosiéndolo a tiros cara a cara -algo nada recomendable-.

Tras nuestro objetivo

El Agente 47 vuelve con ganas de esclarecer toda la verdad

Para no levantar demasiadas sospechas, los disfraces jugarán un papel fundamental. Como Agente 47, deberemos encontrar las maneras más creativas para entrar en edificios protegidos o simplemente no levantar sospechas entre los cuerpos de seguridad a nuestro paso -para lo que será muy útil esconder los cadáveres que dejemos a nuestro paso-. Para ello, el juego nos brinda la posibilidad de robarle la ropa a nuestros enemigos después de acabar con ellos. En el citado nivel de Chinatown, una de las múltiples maneras que hemos elegido para cumplir nuestro objetivo incluía el deshacernos de un camello para después ponernos su ropa y así conseguir acceder sin levantar sospecha alguna a un edificio vigilado por la policía -a sueldo de nuestro objetivo-.

Acabar con nuestro objetivo a tiros entre la multitud no es propio de un buen asesino, pues al vernos en inferioridad, nos machacarán en cuestión de segundos. Para no tener que caer en este error, podremos beneficiaros de la masa de gente que inunda algunos niveles en vez de verla sólo como un impedimento para realizar correctamente nuestro trabajo. Para ello, podremos infundir el pánico más absoluto haciendo explotar por ejemplo el coche del rey de Chinatown para, en la confusión deshacernos de él y posteriormente escapar confundiédonos entre la muchedumbre que huye despavorida. También podremos despistar a la policía parapetándonos entre los peatones y así, conseguir que dejen de seguirnos.

Anterior
12 3
Siguiente1 de 3 páginas
0 comentarios
¿Quieres ver toda la actividad de la comunidad?Visita nuestra Red Social
Mensajes recientes

No hay ningún comentario en este muro social

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.