Análisis Hatsune Miku: Project Mirai DX

(3DS)

Estás en: JuegosAdn > Nintendo 3DS > Análisis > Hatsune Miku: Project Mirai DX (Nintendo 3DS)

Miku marca el ritmo en 3DS

La siempre adorable Miku Hatsune llega al mercado internacional gracias a este título de Nintendo 3DS, con mucho contenido extra más allá del propio baile

Plataforma analizada: Nintendo 3DS
Miguel Alcántara
04/09/2015 18:00
Llega al mercado un nuevo título basado en la idol virtual Miku Hatsune, con el principal atractivo de ser el primer título ideado específicamente para un lanzamiento mundial. Una licencia con buena acogida en su país de origen, Japón, pero que en el resto del mundo es claramente de nicho. Por ello SEGA se ha esforzado en que el juego goce de bastante contenido más allá de los bailes y las canciones. Un juego lleno de sorpresas y de desbloqueables. ¿Será suficiente para expandirse más allá de sus seguras fronteras?

A por los fans de Miku en todo el mundo

SEGA sigue sacando partido a la licencia de Miku Hatsune, la cantante virtual más famosa en Japón, con juegos en plataformas portátiles tanto de Sony como de Nintendo. En el caso de esta última, la compañía tuvo que cambiar un poco el estilo visual de estos juegos, adoptando un aspecto más chibi que, a decir verdad, le sienta de maravilla a serie de juegos. Tras dos entregas de 'Project Mirai' inéditas más allá de Japón, la compañía nipona prepara para el lanzamiento internacional 'Project Mirai DX', una versión mejorada del anterior juego con algunas novedades en su haber.

Como es normal en los juegos sobre Miku, la música y el baile tienen una gran presencia en este 'Hatsune Miku: Project Mirai DX'. Contamos con nada menos que 48 versiones completas de canciones que podremos bailar y disfrutar en nuestra consola Nintendo 3DS, pudiendo elegir entre control por botones o táctil gracias a la pantalla inferior de la consola.  En ese sentido el juego tiene unos mínimos estándares de calidad que se cumplen, como lo ha hecho todo juego bajo esta licencia, y las sensaciones son buenas de cualquiera de las dos formas de control. De todos modos, no es un juego musical que vayan a disfrutar los que no estén familiarizados con la música de Miku y, más ampliamente, del gusto del público japonés o amante de lo que allí se cuece. Si bien el control es directo y sencillo, algunos gestos no concuerdan del todo con el ritmo de la canción, lo que extrañará a los más habituados a este tipo de juegos musicales en los que hay que pulsar el botón indicado en la pantalla con la mayor exactitud posible.

Hatsune Miku: Project Mirai DX

El aspecto chibi de los perosonsajes es encantador y muy adecuado

Pero la verdadera gracia del juego, o al menos el principal aliciente para avanzar, es vivir la vida de uno de estos idol, acompañado de otros, e ir personalizando a nuestro entorno y a nosotros mismos para desbloquear más contenido. Ese es el espíritu: ofrecer algo más que música para que el jugador pueda vivir una experiencia tan larga como quiera, o como le permita su amor por la figura de Miku. El juego ofrece ingente cantidad de contenido que desbloquear, y muchas maneras de pasar el tiempo en él, aunque puede que ninguna de las actividades ofrecidas nos interese si no vamos con la mentalidad apropiada. Vamos a ver las posibilidades más allá de la faceta musical de este juego.

El "duro" día a día de un idol

Empezamos creando un perfil y eligiendo un compañero de habitación entre los seis existentes, todos ellos del universo de Hatsune Miku u otros vocaloid. Podemos elegir, concretamente, entre Miku, Rin, Len,Luka, Kaito y Meiko (sin diferencias jugables más allá de la voz en el sintetizador, del que hablaremos más adelante), aunque podemos cambiar de compañero en cualquier momento durante la partida. Tras decidir también el estilo de casa en el que queremos habitar en un principio, podremos comenzar a vivir como un idol más. Eso significa desde decorar nuestra casa o a nuestro compañero como ir a otros edificios de la ciudad, como el centro comercial (para comprar ropa o muebles), el cine (para ver vídeos desbloqueados) o ir al estudio de baile (para ver algunos pasos o crear los nuestros propios con un intuitivo editor). No esperéis grandes mapas tridimensionales ni mundos abiertos; todo en el juego es accesible y visual.

Hatsune Miku: Project Mirai DX

Podremos elegir Miku, Rin, Len,Luka, Kaito o Meiko como compañeros de piso

Pero para todo ello necesitaremos bailar, que no deja de ser el eje central del juego. Como decíamos anteriormente, el sistema de baile, aunque mejorable, cumple su función. Cuanto más bailemos y mayor puntuación consigamos, más desbloquearemos y más elementos podremos comprar. Es el leitmotiv del propio juego, simple pero efectivo para el que tenga clara su adquisición. A través de ese camino es por el que avanzaremos en el juego, y por su dificultad no nos llega a poner en excesivos apuros para superar canciones, desbloquear algunas nuevas y conseguir buenas puntuaciones. Aunque a medida que avanzamos, vamos a ver que la cosa no es tan fácil como se nos plantea en un inicio.

Cuando no estemos bailando, estaremos comprando diferentes objetos, decorando nuestra habitación, vistiendo a nuestro compañero idol o jugando con él al Reversi

De modo que cuando no estemos bailando, estaremos comprando diferentes objetos, decorando nuestra habitación, vistiendo a nuestro compañero idol con diferentes ropas o jugando con él al Reversi, entre otras actividades. También nos encontramos con opciones meramente de 'fan-service', donde destaca por ejemplo un despertador que podemos programar para que sea la dulce voz de Miku o sus amigos la que nos levante por las mañanas. No dejan de ser una buena cantidad de posibilidades, aunque cada una de ellas no nos vaya a entretener más que unos minutos y no haya más que un par de ellas de peso real.

Una de las funciones que pueden resultar muy interesantes, y que está abierta desde el principio, es la posibilidad de componer nuestras propias canciones. Utilizando a los distintos vocaloids del juego, y teniendo, eso sí, un buen oído, podemos componer temas a nuestro gusto. No es que el editor rebose de opciones, pero sin duda los más interesados en trastear con este sistema de voces sintéticas pasarán bastante horas intentando crear esa canción que no pueden sacarse de la cabeza. Podemos mezclar voz con diversos instrumentos, e incluso crear temas a dos voces. Una opción de las más destacadas del juego, junto a la editar nuestros propios bailes.

Hatsune Miku: Project Mirai DX

Las fases de baile son divertidas en un principio, pero rápidamente caen en la repetición

Limitado a los muy fans de la licencia y el personaje

'Hatsune Miku: Project Mirai DX' tiene bastantes opciones sociales, como por ejemplo compartir nuestras canciones y coreografías, nuestro apartamento ideal o nuestro compañero idol personalizado, entre otras. Incluso podemos echar algunas partidas multijugador a 'PuyoPuyo 39!', 'Puyo Pop' para los amigos, mejorando nuestro nivel y título del juego. Al ser un juego muy de nicho, seguro que los fans de esta idol nipona sacan mucho jugo a estas funciones, pensadas específicamente para ellos. Para los que no, costará sacarle partido a esta faceta, por no decir que va a ser prácticamente testimonial

Ciertamente ambas facetas del juego se acabar retroalimentando: si no superamos las canciones no podremos conseguir los elementos de personalización del juego, y de hecho, a no ser que seamos muy fans de este tipo de juegos, esa será la única motivación que veremos a realizar estas canciones en sus diferentes modos de dificultad. La fórmula puede gustar al principio, cuando empezamos con casi nada y tenemos tiempo y motivación para descubrir lo que el juego nos puede ofrecer. Pero rápidamente la técnica se hace repetitiva, y no llega a sorprender en su desarrollo. Es un juego musical de manual, que no quita ni pone nada a lo que ya hayamos visto cien veces.

Hatsune Miku: Project Mirai DX

Hay muchísimas posibilidades de personalización de los idols, verdaderos protagonistas del juego

A pesar de eso, hay un cierto cariño en su desarrollo. Técnicamente tiene un nivel notable, con un diseño de personajes realmente adorable y una presentación de los contenidos sencilla y limpia. Qué decir del apartado sonoro, con muchísimas canciones que podemos escuchar y a las que podemos sumar nuestras propias creaciones, que pueden llegar a sonar francamente bien. Tenemos vídeos, imágenes, secretos, bailes, coleccionables...existe una gran cantidad de material por conocer en el juego, y seguro que los seguidores de Miku avanzaran ansiosos para conocerlo todo.  Es un homenaje muy completo a su figura. Además, el juego incluirá 19 cartas de realidad aumentada que podemos utilizar en el juego para desbloquear nuevas opciones.

Su faceta de baile podría haber sido mejor, más acertada con los ritmos y con alguna sorpresa en su desarrollo, y cierto es que el contenido ofrecido, aunque muy extenso y variado, no aporta demasiado. Pero es un juego destinado a un público muy concreto que, posiblemente, celebre lo mucho que le puede aportar. Todos los demás, por favor, absténganse de darle una oportunidad.

6.5

Lo mejor

Un apartado técnico bastante bueno y unos diseños muy adorables

Muchísimo contenido por desbloquear

El creador de canciones y bailes

Lo peor

La parte musical del juego es excesivamente plana en lo jugable, muy repetitiva

Muchas de las opciones del juego no tienen prácticamente peso ni objetivo

Muy pensado para los fans de Miku, sin aliciente para el novato

¿Cómo analizamos?
3 comentarios
¿Quieres ver toda la actividad de la comunidad?Visita nuestra Red Social
Mensajes recientes
SoraFinal99
SoraFinal99 05/09/15 17:34:27
10
Me encantan vuestros análisis, pero las notas que dais a los juegos de corte nipón (Tears to Tiara II o Fairy Fencer F por ejemplo) apestan.
1 0
Omega-Max
Omega-Max 05/09/15 13:07:45
60
-Es el juego de la saga "Project" que más canciones tiene hasta el momento, 48 comparado con el segundo que es Project Diva F2nd el cual trajo 46.
-Comparado con Mirai 1 y Mirai 2 (no salieron de japón) este trae muchos más PVs en 3D siendo en los originales imágenes en 2D no usando a los nendoroid (aspecto chibi).
-Las canciones en la saga Mirai vienen en versión FULL (en la saga Diva las acortan) haciendo que para alguien que no esté metido en el tema vocaloid puedan ser demasiado largas pero ese es el único elemento que se te puede hacer largo o repetitivo puesto que no tiene sentido criticarle a un juego de ritmo que su gameplay sea siempre igual.
-Es uno de los pocos juegos de Miku que trae minijuegos (PuyoPuyo en este caso) y con multijugador, sumado a la cantidad de opciones fuera del gameplay original que ofrece.
-La "Diva Room" es mucho más amplia en características que en la saga diva, los vocaloid interactuan mucho más con ella y las opciones de personalización son más amplias pudiendo combinar las partes de los módulos a nuestro antojo.
Mi nota en lo personal evidentemente no sería comparable a los juegos de la saga "Project Diva" pero si más de un 6.5, definitivamente.
6 0
NekoLuffy
Staff
NekoLuffy 04/09/15 23:41:01
00
Japón, que como siempre tiene el miedo a que algo así no sea aceptado. Osea, podemos cogerle cariño a un personaje totalmente desconocido de cualquier juego anime, tipo Sorey en Tales of Zestiria o Shulk en Xenoblade, pero no a Hatsune Miku ni aunque hayamos podido conocerla de oídas (ya de sobra el público otaku la conoce porque siempre en los salones del manga hay algo sobre ella), pero parece que piensan que no. Menos mal que los tiempos están haciendo ver que por fin podemos tener cosas así en nuestro país. Ya solo falta que Capcom nos traiga Taiko no Tatsujin. Y obviamente me lo compro porque soy un amante, primero de los juegos musicales y segundo de Vocaloid.
0 0
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.