¿Cómo se juega a Sekiro? Nuestros consejos antes de jugar

lll➤Descubre las zonas, enemigos, habilidades, objetos primarios y secundarios, y prótesis disponibles de Sekiro: Shadows Die Twice

¿Cómo se juega a Sekiro? Consejos antes de jugar

Red ADN
08/04/2021 10:14
Imagen asociada al video 40408

¿Qué es Sekiro: Shadows Die Twice?

From Software lleva muchos años haciendo sufrir a todos aquellos usuarios que se hacen con uno de los títulos que desarrollan, tales como la serie Dark Souls o Bloodborne, entre otros. ¿Nos hacen sufrir por ser malos juegos? Al contrario, son auténticas obras maestras. Entonces, ¿por qué nos hacen sufrir? Sencillo: son juegos cuya dificultad es bastante elevada; juegos que requieren cierta habilidad. Por si Dark Souls o Bloodborne no eran ya lo bastante complicados, el equipo que dirige Hidetaka Miyazaki ha querido llevar el reto hasta un extremo más alejado con el nuevo proyecto que han desarrollo y que ya está disponible en PC, PS4 y Xbox One. Hablamos, por supuesto, de Sekiro: Shadows Die Twice, entrega que rompe con todos los esquemas vistos hasta la fecha.

El nuevo título de From Software presenta un estilo jugable muy diferente al que hemos visto en las licencias antes mencionadas; en una primaba la defensa y el parry (Dark Souls), mientras que en la otra era el ataque, el parry y los esquives (Bloodborne). En el caso de Sekiro: Shadows Die Twice nos encontramos con algo diferente; algo que conjuga lo visto en anteriores juegos para ofrecer la experiencia jugable más completa hasta la fecha, así como la más desafiante. El estudio japonés, con el fin de ofrecer una jugabilidad perfecta (o casi), ha realizado un trabajo excepcional, pero que nos requerirá tiempo tanto entender como de dominar debido a las variables que existen. Una vez conseguido, disfrutaremos de un juego apasionante y que nos hará disfrutar y sufrir a partes iguales

¿Cómo se juega a Sekiro: Shadows Die Twice?

Antes de adentrarse en lo que ofrece la nueva obra de From Software, queremos ofreceros una serie de parámetros para que no tengáis problemas a la hora de entender cómo se juega. El título difiere mucho de lo visto en Dark Souls y Bloodborne en varios aspectos, siendo uno de ellos el combate contra los enemigos. A la hora de enfrentarnos a los jefes, sub-jefes o enemigos estándar que pueblan las diferentes zonas tendremos que aprender bien sus patrones de movimiento (ataque y defensa) y elegir cuál es el mejor momento para atacar, defendernos o esquivar. Aquí no vale apretar únicamente el botón hasta que se quede encajado, pues los enemigos se defenderán de nuestros envites y podrían causarnos ciertos problemas; tampoco podremos defendernos eternamente ya que la postura se romperá.

En el caso de que esto pase, quedaremos a merced de los enemigos y estos nos atacarán de tal forma que podríamos acabar muertos muy rápidamente, cosa que no queremos ya que “pasar al otro barrio” se castiga mucho en este juego. Así pues, Sekiro: Shadows Die Twice nos exigirá máxima concentración no solo contra jefes y mini-jefes, sino también en cualquier combate que entablemos. El ataque, la defensa, los esquives, el parry o atacar desde el sigilo serán los pilares fundamentales de la jugabilidad; pilares que deberemos controlar a rajatabla para no acabar muertos. En este aspecto, el último proyecto de From Software presenta un trabajo más amplio que otros títulos, por lo que deberemos pasar por una fase de aprendizaje previo para conocer todo lo que ofrece, que no es poco.

Las mecánicas de Sekiro: Shadows Die Twice

El nuevo título de From Software presenta algunos cambios bastante significativos en comparación al resto de juegos desarrollados hasta la fecha. En Sekiro: Shaodws Diw Twice vamos a encontrar una experiencia más centrada en la acción y menos en el RPG; de hecho, el juego ha perdido algunos aspectos fundamentales vistos en Dark Souls o en Bloodborne, como la mejora de estadísticas y la subida de nivel. En esta entrega se ha simplificado el factor RPG hasta el mínimo, pero eso no significa que no podamos seguir ganando experiencia; hay habilidades que desbloquear y para ello necesitaremos puntos, los cuales conseguiremos llenando una barra de experiencia a la hora de matar enemigos. Cuidado: si morimos, perderemos experiencia y puede que hasta puntos. La muerte se castiga mucho en esta entrega.

A la hora de entrar en batalla, Sekiro: Shadows Die Twice presenta un equilibrio entre ataque y defensa bastante llamativo, pues ninguno se sobrepone sobre el otro, cosa que sí hemos visto en otros juegos del estudio nipón. A esto tenemos que añadir una barra de bloqueo, la cual será de gran importancia en el combate; esta barra delimitará el tiempo que podemos resistir los envites enemigos. Al llenarse, nuestra guardia caerá y nos harán daño; lo mismo pasará a aquellos con los que nos enfrentemos. Esta barra, al igual que la de vida y la delos orbes de resurrección disponibles, podrá mejorarse con el paso del tiempo para que tenga más duración. En este aspecto, Sekiro muestra un acabado más completo y con muchas opciones, ya que también podemos optar por el sigilo.

Dado que vamos a entrar mucho en combate y los enemigos son muy puñeteros, el lobo manco necesitará recuperar vida si no quiere acabar muerto. Para ello, el shinobi portará una calabaza mágica que le ayudará a recuperar parte de su barra de vida al beber su contenido. La función es idéntica a los frascos de estus (Dark Souls) o viales de sangre (Bloodborne), pero su uso estará muy limitado en un primer momento. De inicio, la calabaza solo albergará un par de tragos, los cuales podremos aumentar recogiendo semillas de calabaza y entregándoselas a uno de los NPC’s que hay en el juego. Otra forma de recuperar salud (y de rellenar la calabaza) es usando los Ídolos del Escultor repartidos por el mundo (similar a las hogueras), pero esto hará que los enemigos reaparezcan.

0 comentarios
Mensajes recientes

No hay ningún comentario en este muro social

Utilizamos cookies para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información pulsando 'aquí'.