Análisis Grow Up

(Pc, PS4, One)

Estás en: JuegosAdn > PC > Análisis > Grow Up (PC, PS4, Xbox One)

Grow Up: BUD, más y mejor

La secuela del notable experimento 'Grow Home' llega, sin hacer mucho ruido, pero con una premisa importante: más y mejor

Plataforma analizada: Xbox One
Dani Salmerón Jiménez
15/08/2016 18:30
No hace mucho que se lanzó al mercado, con una atención mediática inicial más bien escasa, un título que resultó un experimento agradable para los jugadores y que nos ponía en la piel del robot Bud en su aventura 'Grow Home'. Hoy, pocos años después, os traemos el análisis de su inesperada secuela, 'Grow Up'.
Grow Up

BUD Crece

'Grow Home' nació de un encargo para mejorar el sistema de escalada en sus múltiples títulos de Ubisoft que emplean esta habilidad y por ello el título salió al mercado como un título pequeño y sin demasiado soporte. Pero la gente se enamoró de las mecánicas, simples pero agradables y premiantes. Por ello parece ser que Ubisoft tomó la decisión de sacar una secuela que nos pilló totalmente desprevenidos a todos y que proponía expandir el título original.

Bajo esta premisa nace 'Grow Up, la nueva aventura de BUD que nos propone Ubisoft, una aventura más grande, con un nuevo objetivo similar pero lo suficientemente diferente como para que todo nos resulte familiar y que nos permita vivir una nueva experiencia. Con nuevas habilidades, más coleccionables y variedad de biomas, BUD en esta ocasión se expande y crece (como su título nos dice) tanto en alto como en ancho del mundo y nos vuelve a pedir ayuda para escalar este nuevo mundo con sus característicos controles.

BUD al rescate de Mom

'Grow Up' comienza con un accidente en el espacio mientras BUD conduce a MOM, su nave madre, nunca mejor dicho. Cuando se topan con un campo de asteroides, MOM queda hecha pedazos y desperdigada por un planeta extraterrestre por lo que BUD se ve obligado a buscar las partes de la nave en un planeta desconocido con la ayuda de su compañero satélite.

Esa es toda la historia que guarda 'Grow Up'. Al igual que 'Grow Home' la trama no es más que una mera excusa para soltarnos en ese mundo que explorar y escalar. Pero a diferencia del título anterior, en el que teníamos que recolectar unas semillas haciendo crecer una planta, aquí el objetivo será reconstruir nuestra nave y llegar hasta la luna. Así es.

Si en la anterior entrega el objetivo era llegar hasta los 2.000 metros, en 'Grow Up' tendremos que llegar ¡hasta la mismísima luna! Pero en esta ocasión, no estaremos obligados a hacer crecer una planta, si no que podremos utilizar cualquier medio para llegar a los distintos objetivos.

Escala, vuela, explora

En esta ocasión BUD pierde la posibilidad del uso de las margaritas y las hojas que tenía en su anterior entrega y empieza su aventura con tan solo su capacidad increible para escalar cualquier tipo de terreno mediante la alternancia de los dos botones que representan cada mano. Esa base no ha cambiado (pero sí mejorado) pero el resto del juego casi se puede considerar novedad, ya que para empezar, no tienes un camino concreto. Ya sabemos que el anterior tampoco lo tenía y podías hacer el camino como quisieras, pero siempre acababas volviendo a la planta estelar a buscar los brotes para abrirte camino.

En esta ocasión tienes un planeta entero con distintos biomas (pradera, pantano, montaña helada, volcán y desierto) con sus propias formas de vida vegetal y animal y sus características propias visuales. Esta variedad no es algo que solamente se encuentre de forma anecdótica, si no que estas formas vegetales forman parte esencial en la nueva forma de moverse de BUD. Y es que todas las plantas del planeta podrán copiarse a nuestra base de datos y podremos plantarlas en cualquier lugar, cada una con sus propiedades únicas tales como rebotar, expulsar aire, crear burbujas que flotan o nenúfares que crecen en el agua y nos permiten hacer el Jesucristo.

Grow Up

Pero estas no serán las únicas habilidades que tendrá BUD, ya que, aunque haya perdido la posibilidad de usar la margarita y las hojas, sí que podrá adquirir unas habilidades que vienen a sustituirlas y en esta ocasión, de uso totalmente ilimitado. Puede que esto suene a que se rompe un poco el esquema inicial de llegar a los sitios trepando, pero cuando tienes un mundo tan enorme como el que Ubisoft se ha marcado en 'Grow Up', se agradece el poder ir volando o planeando a distintos sitios. Pero para ello tendréis que escalar y mucho, ya que las habilidades se encuentran tambien repartidas por el escenario y tendrás que llegar a ellas si quieres usarlas, algo totalmente opcional.

Nuevas habilidades, nuevos desafíos

Aunque la premisa inicial sea la misma, el título evoluciona según qué priorices tú mismo en tu propia aventura en este mundo abierto. Puedes ir directamente a por las 12 piezas de la nave sin rodeos a base de las habilidades puras de escalada, puedes dedicarte a buscar primero las habilidades para facilitar el movimiento por el mundo, o puedes dedicarte a coleccionar las plantas para usarlas para moverte. La elección es tuya.

Como tuya es la posibilidad de hacer crecer las cuatro plantas estelares que se encuentran en este planeta para moverte por el cielo. O como coleccionar las distintas rocas que te dan mejoras para la habilidades que van desde mayor nivel de bateria, hasta convertir tu parapente en un avión a reactor para surcar los cielos a toda velocidad.

150 rocas, 40 desafíos que te otorgan diferentes trajes con sus habilidades especiales, 24 tipos de plantas, 8 habilidades, 4 plantas estelares que hacer crecer... 'Grow up' ha crecido y es más libre y más divertido. Pero sigue siendo una experiencia estrictamente experimental y que resulta difícil de recomendar a todo el mundo.

Grow Up

El hecho que no haya enemigos y que las criaturas del planeta sean tan amistosas que hasta te canten (incluso cuando te agarras a ellas en plena caída para salvar tu pellejo a costa de su vida) puede que haga que más de uno mire el título con cierto escepticismo, y es que el título no busca desafiarte lanzándote ante una horda de alienígenas enfurecidos porque estas destruyéndole su ecosistema a base de plantar cactus en las regiones heladas, si no que te desafía a encontrar el camino que te apetezca tomar.

Minimalista de cerca, precioso de lejos

¿Alguna vez habéis mirado una obra de arte y habéis pensado “pues se me antoja horrible”? 'Grow up', al igual que su precuela, es así. Cuando lo ves de cerca ves unas texturas planas o absurdamente pixeladas, con unos tamaños por píxeles que superan en tamaño al propio BUD. Pero en cambio, cuando empiezas a volar por los cielos y miras hacia el suelo desde las alturas descubres un bello paisaje formado por colores y formas que no se difuminan gracias a la simplicidad de sus formas y hace que en todo momento puedas saber que es lo que hay bajo tus pies, sin ver ni un solo momento de popping ni texturas a medio cargar. Su simpleza de colores y texturas ayuda a que una vez lo ves desde las alturas, seas incluso capaz de distinguir las zonas a simple vista sin necesidad de esforzarse.

En cambio, gracias al ciclo de día y noche, la belleza tiene dos caras. Durante la noche, algunas plantas se iluminan y el terreno a nivel visual cambia, dándole una nueva cara al cuadro que de cerca es horrible pero que de lejos gana grandes enteros.

A nivel auditivo, 'Grow Up' no destaca en nada. Sus efectos de sonido cumplen y sus animales hacen sonidos, al igual que las plantas, pero que no resultan nada increiblemente deslumbrantes pero tampoco desentonan por falta de calidad. A nivel musical más de lo mismo. Básicamente es una sola pieza musical que te acompañará a lo largo de la aventura y que ni molestará ni estarás tatareando el resto de tu vida, pero al menos no molesta.

Grow Up

La aventura de BUD: tu aventura

BUD, al ser un robot, no tiene conciencia, ni sed de aventuras, ni sentimientos. Todo eso te has de encargar tú mismo como jugador de ponérselo. No hay historia, no hay un camino predeterminado, ni un orden correcto para hacer las cosas. Cada partida será distinta y cada mundo será uno nuevo.

Si todo lo que has leído hasta ahora te resulta atractivo, deberías darle una oportunidad a un título que parte de una idea sencilla y lo transforma en algo adictivo y que varía según tu mismo quieras hacerlo. Si decides estar harto de escalar, prueba otra forma de llegar a esa pieza de nave. Vete hasta la luna y haz un descenso en picado desde la estratosfera y abre tu paracaídas en el último momento. Realiza desafíos contrarreloj. Haz crecer las plantas. Tu decides. 

8

Lo mejor

Un mundo enorme lleno de variedad de biomas

Multitud de coleccionables que te premian por tu habilidad.

La libertad en el título es total

Lo peor

Algunas texturas tienen unos horribles detallados

Solo una pieza musical

Agarrar ciertos elementos mas pequeños puede hacerse complicado

¿Cómo analizamos?
0 comentarios
¿Quieres ver toda la actividad de la comunidad?Visita nuestra Red Social
Mensajes recientes

No hay ningún comentario en este muro social

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.