Análisis Gears 5

(Pc, One)

Estás en: JuegosAdn > PC > Análisis > Gears 5 (PC, Xbox One)

Análisis Gears 5: El buque insignia de Xbox One

Tras una cuarta entrega más que aceptable, aunque pecando de conservador, The Coalition sorprende con el episodio más valiente hasta la fecha de Gears of War

Plataforma analizada: Xbox One
Fran Pineda
04/09/2019 15:02
Si bien es cierto que la Guerra no está presente (en el título) si algo caracteriza a Gears of War 5 es la sorprendente capacidad que tiene la obra de The Coalition para mantenernos pegados a la pantalla con cada enfrentamiento. Algo propio de la marca, pero a lo que además se adereza unos combates más frenéticos que nos obligan a movernos, situaciones alocadas que bien podrían estar sacadas de una cinta de Michael Bay y un tratamiento jugable que lo hacen el episodio más variado, maduro y divertido de la veterana franquicia.
Imagen asociada al video 40761

Análisis de Gears of War 5 para Xbox One y PC

Gears 5 puede que haya pasado de puntillas en los últimos meses. The Coaltion apenas se han pronunciado sobre la obra, más allá de eventos como la Gamescom o E3. Algo impropio de un título que, y estamos adelantando acontecimientos, se coloca directamente como el buque insignia de Xbox One. Si bien es cierto que han tenido que pasar seis años para que la consola lo encuentre, estamos hablando de una auténtica oda a la acción en la plataforma de Microsoft, así como PC a través del servicio Play Anywhere. 

Continuación directa de Gears of War 4, la quinta entrega numerada de la marca me ha dejado un grato sabor de boca. Un producto redondo en los diferentes apartados que toca, tanto singleplayer como multijugador. El jugador que acuda a la obra por su Campaña lo disfrutará de principio a fin, especialmente gracias a los cambios añadidos y que lo hacen aún más variado. Por otra parte, quienes se sumerjan de verdad en modalidades como competitivo u Horda tendrán cientos de horas por delante; sin olvidar el estreno de Escape, una apuesta sorprendente y adictiva a partes iguales.

En las montañas de la locura

Gears 5 es un serio golpe sobre la mesa por parte de The Coalition a la hora de entender las Campañas de la franquicia. Si bien la marca se caracterizaba por entregas continuistas y en las que la sorpresa la marcaba el escenario o enfrentamiento en sí, a cada cual más espectacular, el estudio se ha marcado un Sony Santa Monica en toda regla.

Los estándares siguen estando presentes, no os llevéis las manos a la cabeza, pero Gears of War 5 arroja aún más profundidad en su argumento. Se siente más trágico y dramático acto tras acto, a lo cuál está ligado también los constantes cambios de escenarios y situaciones que pondrán a Kait contra las cuerdas. Ella es la gran protagonista de la historia, dejando en un plano secundario a los diferentes acompañantes - viejas caras conocidas - que se sumarán a la épica Campaña. Tras los acontecimientos de Gears of War 4, Kait decide buscar respuestas, pero no será una tarea fácil. Un viaje titánico que la llevará a visitar parajes inhóspitos y cargados de peligros. Junto a ella estarán Del y a quien ya conocimos en la cuarta entrega y Jack, un robot que dará mucho de qué hablar en lo jugable.

Gears 5

Kait en Gears 5

Se hace complicado hablar de la Campaña de Gears 5 sin realizar algún spóiler. En las algo más de 9 horas que me ha durado (dificultad Intermedia) cada nuevo episodio no hacía más que crecer en intensidad. Se han añadido muchísimas más cinemáticas que ayudan a entender mejor la historia y por supuesto empatizar con los personajes, dato del que carecen los anteriores juegos. Tanto la historia como el progreso por la misma se sigue con mucho interés, ayudado en parte no sólo por la misión de Kait y sus compañeros, sino también por los diferentes parajes que sirven para entender mejor el mundo que recorremos. Estamos, sin lugar a dudas, ante la mejor Campaña de la saga (algo no muy complicado, cierto) pero que también definirá al menos en su narrativa a muchos de los juegos venideros de la franquicia y quien sabe si otras.

Oda a la acción

En Gears 5 estamos para disparar a un buen puñado de Locust, Enjambre y cualquier otro enemigo que se nos ponga por delante dejando una sensación de cruentos y brutales tiroteos en el jugador, de eso no cabe duda. No nos engañemos, Gears of War 5 se siente como un juego más de la saga en ese aspecto, pero los diferentes aspectos jugables implementados dan un giro de 180º en la manera de entender la franquicia hasta la fecha, pero sin olvidar su esencia.

El cambio más notorio lo tendréis delante llegado el momento de recorrer algunos de los escenarios a campo abierto. Gracias al esquife recorreremos largas distancias hasta el siguiente punto de la misión o nos detendremos a explorar ruinas abandonadas o pequeñas ruinas. Un concepto que para nada se hace pesado para el jugador. No obstante y creo que tal vez es por ser el primer acercamiento a la marca en este concepto, se podrían haber añadido algunos elementos mejor repartidos por el escenario. Hablamos de un mundo postapocalíptico y sumido en la más brutal y cruenta ruina, pero espero que mejore y amplie posibilidades en el futuro.

Otro de los detalles que os sorprenderá será la incorporación de Jack. Os costará al principio haceros a él durante los primeros compases del juego. Yo mismo en los episodios iniciales seguía 'contaminado' por ceñirme a la clásica cobertura y a mi Lancer. Es a medida que se complican los enfrentamientos, y creedme cuando os digo que lo harán, cuando tendremos que meternos en la cabeza que Jack será el mejor aliado en Gears of War 5. Este simpático robot cuenta con varias habilidades, tanto pasivas como otras que deberemos de activar, que dan un giro de tuerca a la forma de entender los combates. Podréis ralentizar a los enemigos, piratearlos para que se vuelvan a vuestro favor o incluso desplegar un escudo una vez salimos de la cobertura, continuando así con el fuego a destajo.

Gears 5

Gears 5

Dicho lo cual, las habilidades de Jack y el concepto de pseudomundo abierto forman los dos ejes principales en lo que a cambios en la Campaña respecta. Por supuesto, no faltan algunas misiones secundarias, ideales para mejorar a Jack mediante componentes que encontremos, sumar más armas al de nuevo limitado inventario o profundizar en el trasfondo del mundo de Gears 5. El conjunto divierte e insisto en que la gran variedad de escenarios y situaciones es parte importantísima de ello, sin olvidar el núcleo puro y duro de cualquier Gears of War que se precie: los combates.

Es precisamente aquí donde reluce Gears 5. Contamos, además, con más enfrentamientos con jefes que en la anterior entrega y ya os adelanto que alguno os hará sudar de lo lindo incluso en dificultad Intermedia. Los enemigos y que seguirán llegando por oleadas nos pondrán contra las cuerdas en más de una ocasión. Olvidaos por completo de ceñiros a una cobertura y no moveros de ella hasta que finalice el combate. Los escenarios de Gears of War 5 son auténticas ratoneras, pero también amplias áreas en las que estar en constante movimiento para evitar las balas enemigas. Por desgracia, The Coalition sigue sin ofrecernos una variedad notable de enemigos. Se han añadido algunos nuevos, sí, pero la sensación general es que llevamos conociendo el mismo sistema de enfrentamientos durante más de una década.

Modo competitivo, cooperativo, Horda y Escape, ¿alguién dijo aburrimiento?

Cuando líneas atrás mencionábamos que Gears 5 es un producto redondo en sus diferentes apartados es, sencillamente, porque en todos y cada uno de ellos cumple con creces. He hablado de la Campaña, la más madura y adulta hasta la fecha, pero es en su multijugador donde realmente vemos el mimo y cariño puesto para aquellos jugadores que quieran un juego para meses.

No podía faltar la rama cooperativa, muy presente desde el inicio de la saga. Aunque se ha recortado el número de jugadores que pueden participar en la Campaña, las sensaciones siguen siendo iguales o mejores. Ahora se requiere una mayor comunicación con el jugador, gracias en parte a Jack, pero también a los variados enfrentamientos en lo que a tipos de enemigos y escenarios se refiere.

No podían faltar dos auténticos clásicos: Horda y Competitivo. Para el primero de ellos sobran las palabras. Deberemos de armarnos hasta los dientes y crear con cabeza las diferentes defensas del escenario para, así, evitar la invasión de los enemigos ronda tras ronda. Simple, lo sé, pero no sabéis hasta que punto atrapa dicha vertiente con amigos. Por otra parte, el competitivo se convierte en la variante reina para los jugadores que quieran medirse de tu a tu con el resto de usuarios. Diferentes modos de juego, personalización de personajes y armas y mapas que se ampliará con el paso de los meses. Propuestas que sobre el papel suenan muy bien, pero que llevadas a la práctica son, una vez, santo y seña de la marca, no decepcionando al más veterano o purista de la IP.

Imagen asociada al video 40552

La gran novedad de Gears of War 5 y creo que uno de los modos que más se jugará por su capacidad de diversión es Escape. Tal y como ya pudimos ver en el E3 2019, Escape nos propone un escenario laberíntico del que tendremos que salir con vida. Para ello The Coalition ha creado un plantel de personajes que ganará experiencia, opciones de mejora a medida que progresamos y habilidades innatas a cada uno de ellos. Si bien movernos por las primeras zonas será coser y cantar, superar las siguientes áreas no será tan sencillo. Los enemigos crecerán en número y variedad, a lo que además hay que añadir el desconocimiento del mapeado. La adrenalina se disparará en cada enfrenamiento con el modo Escape, haciéndolo la vertiente más atractiva, a mi gusto, del núcleo formado por las opciones multijugador. A todo ello hay que sumar, por si fuera poco, el factor comunidad. Y es que Escape cuenta con su propio editor de mapas, lo que alargará aún más la vida de dicha modalidad.

Un portento gráfico que exprime Xbox One X

Si Gears of War 4 ya era un auténtico 'bicho' visualmente hablando, Gears 5 eleva aún más el listón. La inmensidad de sus escenarios y preciosas fotografías que muestra, me han dejado embobado en más de una ocasión, deteniéndome en no pocas ocasiones. El modelado de los personajes es sobresaliente, tanto enemigos como protagonistas de la historia. Los efectos de luces y sombras se llevan la palma y si bien todo lo anterior dicho luce increíble en una Xbox One estándar, ver Gears 5 en Xbox One X junto a una TV 4K y con HDR es harina de otro costal. ¿Lo mejor de todo? 4K nativos y 60 imágenes por segundo. Un auténtico festival para los ojos y que mira de tu a tu a la versión de PC. Ésta última por cierto, bastante bien optimizada y capaz de mover el juego con un equipo modesto. En nuestro ordenador de pruebas equipado con un procesador i7-9700K, 16 GB RAM y una tarjeta gráfica Nvidia GTX 1070 8GB hemos podido ejecutar el juego sin problemas a resolución 1080p en calidad Ultra con una tasa de imágenes que superaba ampliamente los 100fps.

Microsoft ha hecho los deberes con Gears of War 5 desde su lanzamiento, por lo que nos ofrece un más que correcto doblaje al castellano. Las voces no desentonan en absoluto, pero sobresaliendo en un título de estas características como no podía ser de otra manera los efectos de sangre, visceras desparramadas, explosiones y el 'rugir' de las armas.

Gears 5 marcará un punto y aparte para otras franquicias de Microsoft

No tengo ninguna duda en asegurar que Gears 5 es la primera piedra plantada por Microsoft para dar un importante cambio a sus franquicias. Si bien Forza Horizon y Motorsport están más limitadas por el género al que pertenecen, lo nuevo de The Coaltion es el primer gran juego que veremos con cambios en aquellos lanzamientos de carácter exclusivo para los de Redmond, siendo posiblemente Halo Infinite el siguiente, recordad estas palabras.

La Campaña sienta un antes y un después para la marca. Es más atrevida, se narra mejor, aún más variada y divertida, ofreciendo momentos impagables que bien podríamos catalogar como los mejores de la franquicia hasta la fecha. ¡Hasta tenemos que tomar decisiones! Por otra parte, el multijugador aunque se mantiene conservador - pero elevando las cotas de calidad - en lo referente a Horda y Competitivo, apuesta por sangre nueva, nunca mejor dicho. Escape es valiente y sin duda atrapará por igual a los recién llegados como a los veteranos.

En definitiva, Gears 5 es el nuevo estandarte de Xbox One. Un auténtico juegazo de los pies a la cabeza dentro de su género. Ya sea en solitario para su Campaña y disfrutando del multijugador con desconocidos, o por el contrario con amigos (la más recomendable) Gears of War 5 es un producto que vale su peso en oro y con todavía algo más de margen para mejorar en el futuro.

9

Lo mejor

Un portento gráfico de principio a fin

Campaña más larga, valiente, mejor contada y cargada de sorpresas

Las novedades jugables añaden más profundidad a los enfrentamientos

Juego para meses: Horda, cooperativo, competitivo y Arcade

¡Incluído en Game Pass desde el día 1!

Lo peor

Las animaciones, aunque cumplen, llevan más de una década repitiéndose

Mismo pecado que Gears of War 4, poca varieda de enemigos

Los escenarios abiertos dejan con ganas de más

¿Cómo analizamos?
1 comentarios
¿Quieres ver toda la actividad de la comunidad?Visita nuestra Red Social
Mensajes recientes
D13
D13 04/09/19 17:15:41
00
Le tengo muchísimas ganas a esta joya!
0 0
Utilizamos cookies para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información pulsando 'aquí'.