Análisis Final Fantasy XIV: A Realm Reborn

(Pc)

Rectificar es de sabios

Página 2

Plataforma analizada: PC
Alejandro Redondo
10/09/2013 12:00

Mil maneras de hacer único a cada personaje

Eorzea, un próspero continente del planeta Hydaelyn forjado por caballeros y dioses, vive en paz protegido por la luz de los cristales desde hace cientos de años. Un lugar lleno de vegetación y paisajes de ensueño en los que la vida se desarrollaba con tranquilidad, hasta que durante la sexta Era Astral la región norteña de Garlemald atacó el corazón del territorio con una avanzada tecnología y desatando un poder sobrenatural: Bahamut. La bestia alada arrasó las tierras a su paso hasta que un grupo de guerreros consiguieron volver a sellar su poder. Cinco años después de la batalla, el reino de Eorzea renace y vuelve a recuperar todo su esplendor... pero pronto descubriremos que algo no va bien.

Final Fantasy XIV: A Realm Reborn

Podemos poner distintos fondos para que el prota luzca más

En 'Final Fantasy XIV: A Realm Reborn' podemos elegir entre cinco razas para crear nuestro personaje: Hyur, o humanos; Elezen, parecidos a elfos; Lalafell, el equivalente a los enanos; Miqo'te, que son como una mezcla de humanos y felinos; y Roegadyn, grandes como los orcos. A continuación tendremos que decidir a cuál de los dos clanes de la raza vamos a pertenecer, lo que determinará el aspecto y los atributos de nuestro personaje. No obstante, en la pantalla siguiente podremos modificar el físico completo con un alto grado de personalización, pudiendo seleccionar la opción "aleatorio" si somos muy indecisos, que además propone modelos muy chulos y exclusivos para el protagonista de la aventura. Una de las opciones más interesantes de la creación de personajes es que podemos guardar las configuraciones de aspecto que nos gusten, así si en un futuro decidimos empezar con otro héroe solo tenemos que cargar el modelo que en su día hicimos.

 Tras decidir cómo nos verán en resto de jugadores, es hora de establecer nuestra fecha de cumpleaños (basándonos en el calendario de las Eras Astrales) y nuestra deidad, a elegir entre doce que determinarán nuestros atributos elementales (fuego, hielo, tierra...). A continuación, llega una de las decisiones más importantes a tomar: La elección de clase, que en 'A Realm Reborn' se divide entre los Discípulos de la Guerra y los Discípulos de la Magia. Los primeros están formados por Gladiadores (espada y escudo), Pugilistas (ataque con puños), Merodeadores (hachas), Lanceros y Arqueros, mientras que el segundo grupo se divide en Magos de conjuros (hechizos elementales), Taumaturgos (magia de destrucción) y Arcanos (uso de grimorios). La clase que elijamos determinará la región en la que comenzaremos nuestra aventura (Ul'dah, Limsa Lominsa o Gridania), algo a tener muy en cuenta si queréis empezar una partida con un amigo, porque hasta el nivel 15 aproximadamente no se puede viajar a otros territorios y, en caso de error de elección, no podríais hacer nada juntos durante las primeras horas de aventura. 

Final Fantasy XIV: A Realm Reborn

Por aire podemos desplazarnos rápidamente al resto de ciudades

No conviene obsesionarse demasiado con la clase de nuestro personaje, ya que ésta no tiene por qué ser definitiva. En otras palabras, tendremos nuestra clase principal, pero con solo cambiar de arma variará nuestro estilo de combate. En el menú de jugador, donde configuramos el equipamiento, se desbloquea en torno al nivel 15 una opción para poder guardar distintas configuraciones de armamento, con idea de que si queremos hacer un cambio de clase no tengamos que equipar cada objeto manualmente, sino que será tan rápido y sencillo como darle a un botón.

Por último, y no menos importante, hay que elegir el mundo (servidor) en el que se alojará nuestro personaje. Es recomendable que pertenezca a la región en la que estáis jugando, ya que si lo hacéis desde España y cogéis uno situado en Japón hay más riesgo de lag. Hay bastantes donde elegir (situados en América del Norte, Europa o el país nipón), pero al llevar tan poco tiempo funcionando todo es difícil vaticinar en qué servidor va a reunirse la mayor comunidad de habla hispana. Entréis donde entréis encontraréis algún clan español o latinoamericano, así que tampoco es recomendable preocuparse en exceso por ello. Y si en algún futuro queréis hacer una migración, Square Enix acaba de inaugurar la Mog Station destinada a ese fin.

Galeria de imágenes - La batalla de Eorzea

Final Fantasy XIV: A Realm RebornFinal Fantasy XIV: A Realm RebornFinal Fantasy XIV: A Realm RebornFinal Fantasy XIV: A Realm RebornFinal Fantasy XIV: A Realm RebornFinal Fantasy XIV: A Realm RebornFinal Fantasy XIV: A Realm RebornFinal Fantasy XIV: A Realm Reborn
Anterior
12 3 4 5 6
Siguiente2 de 6 páginas
8.5

Lo mejor

Un apartado audiovisual de matrícula de honor

Interfaz elegante, intuitiva y totalmente personalizable

Un editor de personajes con muchas posibilidades

Un mundo vivo con mil cosas por hacer

Lo peor

En inglés, francés y alemán

Problemas en los servidores estos primeros días

Algunos diálogos de la trama principal están sin doblar y quedan algo sosos

¿Cómo analizamos?
3 comentarios
Mensajes recientes
Julink
Julink 11/09/13 00:30:11
00
Doy fe.
0 0
DarkFire
DarkFire 10/09/13 19:59:16
00
Yo sigo buscando las espadas de dos manos en este juego. Con la cantidad de personajes importantes de la saga que las llevan, me parece increible que no se hayan incluido.

Respecto al resto de cosas, el dinamismo no resulta una novedad ya y todos los eventos que leo por aquí suenan a farmeo disimulado y con recompensas extra. No lo he jugado, pero según tengo entendido en GW2 la variedad de tareas es mucho más amplia.
0 0
Kakarot1995
Kakarot1995 10/09/13 15:51:09
00
Parece un juego genial, pero las cuotas mensuales tiran demasiado atrás. Buen análisis :3
0 0
Utilizamos cookies para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información pulsando 'aquí'.