Análisis Final Fantasy XII: The Zodiac Age

(PS4)

Estás en: JuegosAdn > PS4 > Análisis > Final Fantasy XII: The Zodiac Age (PS4)

Final Fantasy XII: The Zodiac Age - El retorno del Rey

Por medio de una nueva remasterización Final Fantasy XII regresa a PlayStation 4 con una versión mejorada que ofrece contenido inédito en nuestro continente

Plataforma analizada: PS4
Álvaro Miranda Sertal
10/07/2017 17:00
El futuro que se le viene encima a Final Fantasy parece más que prometedor con la llegada de ese Remake de su séptima entrega y las diferentes expansiones de contenido de Final Fantasy XV. Sin embargo aún queda una temporada para poder ver que será ofrecido, por lo que para mantener los ánimos calmados una de las entregas más controvertidas de la saga llegará en los próximos días. Con un agradable lavado de cara Final Fantasy XII vuelve a estar de actualidad para deleitar a nuevos jugadores
Final Fantasy XII: The Zodiac Age

Final Fantasy XII: The Zodiac Age - El retorno del Rey

A pesar de sus altos y bajos, Final Fantasy como tal sigue siendo una de las franquicias más importantes de la historia de nuestra industria en cuanto a RPG se refiere y a estas alturas cualquier tipo de presentación se antoja innecesaria. Las entregas que la abarcan se expanden año a año, aunque, desde hace alguna temporada, para muchos ha entrado en declive. Uno de los puntos de inflexión parece ser precisamente el título que hoy se viene a comentar, lanzado en su día para PlayStation 2 en los últimos estertores de la plataforma.

Como recibimiento convenció a unos y decepciono a otros, pero eso no ha impedido que a la larga haya ido recibiendo nuevas versiones que le den una nueva vuelta de tuerca a su propuesta. Por medio de esta remasterización de Final Fantasy XII a nuestro país llega la última edición del mismo, una que nunca salió del archipiélago nipón y que expandía notablemente su contenido, junto con una serie de mejoras mecánicas y un apartado técnico renovado en exclusiva para PlayStation 4.

La mayor inquietud a la hora volver a echarle el guante era descubrir si en realidad todas esas críticas del momento estaban justificadas y esta duodécima entrega no le hacía justicia a su nombre. En aquellos años el J-RPG era uno de mis géneros fetiche y cualquier título basado en su premisa me terminaba por contentar en mayor o menor medida, pero para mi sorpresa, y tras haberle vuelto a dar esta oportunidad, me ha vuelto a sorprender gratamente.

Ivalice como punto de origen

Como punto de partida Final Fantasy XII nos lleva al mundo de Ivalice, un territorio ampliamente recorrido en otras entregas como la sub-saga Tactics o el más reciente Final Fantasy XIV. Cuenta con un diseño muy particular de sus territorios en los que conviven un amplio número de criaturas y culturas que aportan una riqueza especial a esta entrega en cuanto a trasfondo se refiere. En esta ocasión nuestro avance se ve marcado por el inicio de un conflicto armado iniciado por el imperio de Arcadia en la búsqueda de una expansión a nivel mundial. Con el tiempo pocos territorios consiguen resistir sus arremetidas debido a su avanzada tecnología, sumando un alto número de pérdidas tanto a nivel personal como económico.

Con la guerra en punto muerto tomaremos el papel de Vaan, un joven ratero que vive de los recados tras haber perdido a sus familiares en combate. Su único deseo es el de escapar de su ciudad natal, Rabanastra, y experimentar la libertad como pirata que no puede vivir bajo el yugo del imperio. Con esta meta en el horizonte y tras ciertos encuentros fortuitos vamos conociendo a una serie de compañeros con los que lideraremos una ofensiva para debilitar este totalitario mandato y recuperar los diferentes territorios que han sido arrebatados.

Es un universo bastante basto en el que entran en juego factores como consejos políticos, lazos familiares y un innumerable número de divisiones gubernamentales de nombres rebuscados

Esto es un resumen bastante comedido sobre lo que puede llegar a ofrecer pero como se menciona con anterioridad es un universo bastante basto en el que entran en juego factores como consejos políticos, lazos familiares y un innumerable número de divisiones gubernamentales de nombres rebuscados que actúan por cuenta propia. Podría parecer que la información ofrecida fuese un recurso para alargar más la propuesta y aportar una falsa sensación de profundidad, sin embargo todo fluye de forma natural e inteligente con unas transiciones ágiles que se superan sin demasiada complicación.

Final Fantasy XII: The Zodiac Age

Una alternativa al combate por turnos clásico

Puede que gran parte de la culpa de este largo recorrido de fácil digestión tenga que ver con su particular sistema de combate y comandos. Final Fantasy XII fue el primer título de la saga numerada en abandonar el combate por turnos para ofrecer una mayor libertad, los combates son perfectamente evitables y a lo largo de los mismos podremos movernos sin restricciones. A pesar de esto, y aunque a simple vista no lo parezca, la sensaciones vividas no son muy diferentes al resto de sus entregas, ya que los comandos son prácticamente los mismos y se ejecutan tras cierto periodo de tiempo independientemente de nuestra posición.

El punto de inflexión lo originan los Gambits, una serie de comandos automáticos que nos libran del tedio de ralentizar el combate constantemente para responder a los ataques que recibamos. Los parámetros que se pueden predefinir son más que numerosos y de forma sencilla podemos programar respuestas para contrarrestar, por ejemplo, estados alterados como silencio o ceguera. Todos nos hemos enfrentado a esas amplias mazmorras repletas de enemigos que debemos superar de forma obligada y que merman ritmos, sin embargo, gracias a este sistema, si estamos bien preparados todo fluirá de forma natural sin apenas quebraderos de cabeza.

A fin de cuentas si no existiesen estaríamos repitiendo contantemente una transición manual que cumpliría exactamente la misma función

Sin duda alguna este puede ser uno de los factores que más espanten a los conservadores, ya que nos convierte en meros espectadores a cambio de agilizar procesos. A fin de cuentas si no existiesen estaríamos repitiendo contantemente una transición manual que cumpliría exactamente la misma función, a pesar de ello siempre existe la opción de desactivarlos para volver a un sistema más convencional. Especialmente en combates contra enemigos de mayor índole no son completamente infalibles por lo que, de vez en cuando, tendremos que ejercer el control directo sobre algunas acciones.

Final Fantasy XII: The Zodiac Age

Jamás me lo habría imaginado...

Un desafío a la altura de las circunstancias

Otro de sus puntos álgidos es la gran variedad de roles que podremos desempeñar con nuestros personajes como en sus entregas veteranas. En total, existen 12 Licencias que nos permiten escoger dos trabajos para cada uno de nuestros personajes, influyendo no solo en nuestras técnicas y magias, sino también en nuestro equipamiento y estadísticas. Cada una satisface diferentes tipos de necesidades, con un amplio tablero que nos permite especializar nuestros personajes a completo gusto. Con un simple vistazo es fácil deducir que para aquel fanático de la búsqueda de combinaciones definitivas en combate, este sistema les va a dar mucho de sí. Si por este lado lo comparamos por ejemplo con su entrada más reciente, Final Fantasy XV, la profundidad ofrecida es infinitamente superior.

Con un simple vistazo es fácil deducir que para aquel fanático de la búsqueda de combinaciones definitivas en combate, este sistema les va a dar mucho de sí

Para experimentar con nuestras configuraciones y exprimir todo su potencial de forma secundaria tenemos varios objetivos de caza divididos por rarezas, como en el anteriormente mencionado. En nuestras primeras incursiones no tendremos demasiados problemas, pero con el tiempo se convertirán en el mayor desafío del título. De hecho parece que este apartado ha sido el detonante del éxito de esta entrega y sus posteriores ediciones en territorio japonés, gracias a alguno de los enfrentamientos más complicados de toda la saga, contra unos enemigos que nos exigen pulir nuestras builds encarecidamente más allá de su arco argumental principal.

Final Fantasy XII: The Zodiac Age

Importantes novedades que mejoran su propuesta

Como con cualquier otra remasterización, si este producto capta interés es por ofrecer una propuesta mejorada que nos haga más ameno su recorrido tras el paso de los años. En este caso el lavado de cara es bastante agradecido y en ciertos aspectos como las animaciones fáciles llega a sorprender para un juego que un su día era referente a nivel gráfico. A pesar de ello se nota de donde viene sin llegar a molestar, existiendo otros nombres dentro del propio catálogo de PlayStation 4 que podrían verse ensombrecidos por este con facilidad en lo técnico.

Otro de los grandes cambios realizados es una magnifica banda sonora re-orquestada (manteniéndose la original como opcional) junto con unas voces remasterizadas para ofrecer una mayor calidad de sonido, a la vez que se compatibiliza con otras opciones como el sonido envolvente 7.1. Existen otra serie de novedades a nivel jugable que agilizan más aún nuestro avance, así como nuevas alternativas como el modo Desafío que se nos plantea como un reto en el que deberemos atravesar 100 niveles repletos de enemigos.

Final Fantasy XII: The Zodiac Age

Accesibilidad y profundidad

Desconociendo si esta nueva versión le ha aportado un componente más fresco o si en su base sigue siendo igual de disfrutable, no es demasiado complicado sacar a relucir los puntos álgidos de su propuesta. Es cierto que rompe ciertos moldes pero a cambio nos ofrece un sistema mucho más ágil que nos libra de uno de los tedios que siempre han presupuesto los combates por turnos, ofreciendo en general un título más redondo y disfrutable en su totalidad.

A pesar de ello no abandona su complejidad, por lo que para recorrerlo sin problemas deberemos preparar de forma encarecida nuestras estrategias antes de atravesar ciertas zonas. Las diferentes opciones que se nos ofrecen para configurar nuestros personajes son ampliamente numerosas por lo que tampoco es el título más indicado para los que quieran iniciarse en esta saga. Tiene cierto regusto tradicional a la vez que optimiza muchas transiciones que ya se antojan demasiado conservadoras.

Es cierto que por mucho maquillaje que se le eche, se nota a leguas que su punto de origen es PlayStation 2 y no termina de ofrecer una alternativa completamente clara. A pesar de ello, a día de hoy su propuesta sigue siendo válida y atesora una personalidad que puede no convencer a todo el mundo pero que si os conquista no os vais a librar de una amplia experiencia de calidad.

8

Lo mejor

Ágil y complejo sistema de combate

Amplio sistema de clases

Horas y horas de contenido adicional

Lo peor

A pesar de haber mejorado técnicamente sigue anticuado

El movimiento libre no tiene demasiado sentido más allá de utilizarse como herramienta para esquivar combates

¿Cómo analizamos?
4 comentarios
¿Quieres ver toda la actividad de la comunidad?Visita nuestra Red Social
Mensajes recientes
Kase
Kase 11/07/17 17:54:39
02
Alguien sabría decirme a ciencia cierta si en esta versión está la Zodiac Spear???
0 2
STORMER93
STORMER93 11/07/17 04:28:48
00
Segun he oido el juego corre a 30fps y en pro no llega a los 4K nativos. Valla decepcio mas gorda, ¿Como es posible que The Last of Us corra a 60fps en las 2 PS4 y llegue a 4K nativos en la Pro pero un juego de PS2 no alcance ni una cosa ni la otra? Este es sin dudas el trabajo mas perezoso que he visto en esta industria, aunque la culpa no se la hecho toda a Square ya que el port no lo hacen ellos. La verdad es que se me quitaron las ganas de comprarlo, tal vez cuando baje de precio o salga en PC o al menos se dignen a lanzar una actualizacion para corregir todo lo anterior.
0 0
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.