Dragon Age Inquisition ¿Por qué DEBES jugarlo sí o sí en 2019?

Reportaje

El estudio canadiense Bioware tiene en desarrollo una nueva entrega de la serie Dragon Age y, para paliar un poco la espera, os contamos por qué debes jugar a Dragon Age: Inquisition

Sin avatar
29/03/2019 17:46
Bioware es una de las empresas más reputadas del sector de los videojuego gracias, sobre todo, al gran trabajo que ha realizado desarrollando títulos afincados en el género RPG. Una de las sagas más famosas de la compañía canadiense es Dragon Age, que ya ha contado hasta la fecha con un total de tres entregas. La última en hacer acto de aparición fue Dragon Age: Inquisition, que debutó en el año 2014 en los sistemas PC, PS3 y PS4, Xbox 360 y Xbox One, ofreciendo a sus jugadores una de las mejores experiencias que ha brindado el estudio en estos tiempos. Una experiencia que, sea el año que sea, nadie debe perderse.
Imagen asociada al video 29287

Dragon Age: Inquisition – Combatiendo a la destrucción

Guerra. Destrucción. Miseria. El Mal. Un héroe/heroína que se alza ante la muerte y la devastación de su mundo para detener una de las mayores amenazas jamás vista por las razas que habitan el mundo de Dragon Age; más incluso que la guerra civil que asola las tierras de Thedas. En esta tercera entrega, los jugadores tendrán que verse las caras contra toda clase de peligros mientras exploran uno de los mundos más grandes que ha creado Bioware hasta la fecha. Un mundo asolado por la guerra y en el que nuestras decisiones tendrán sus consecuencias, bien a corto o a largo plazo. Como todo buen RPG que se precie, sobre todo cuando se trata de uno procedente de la compañía canadiense, las decisiones que tomemos en las diversas conversaciones que tengamos serán de especial importancia.

La historia de Dragon Age: Inquisition, al igual que las de anteriores entregas de la serie, sigue un hilo argumental concreto, pero eso no implica que no podamos tomar decisiones que varíen, de alguna forma, los hechos que acontecerán en un futuro. Esta opción, que podemos encontrar también en la serie de ciencia ficción Mass Effect, ofrece a los jugadores la posibilidad no solo de profundizar más en la historia, sino también de darle algo de forma a nivel personal. Dragon Age: Inquisition, que mezcla las mecánicas vistas tanto en la primera entrega como en la segunda, cuenta con uno de los argumentos más complejos y elaborados que el estudio ha creado en la serie. Una historia que nos mantendrá muchas horas pegados a la pantalla y disfrutar de grandes momentos.

Enanos, Elfos, Humanos y Qunaris se unirán en una sociedad sin precedentes liderada por nuestro personaje –al que se le conocerá por el cargo de El Inquisidor-.

La aventura que propone Dragon Age: Inquisition nos llevará a recorrer un gran número de zonas, todas ellas de una variedad más que evidente y en las que tendremos que hacer frente a todo lo que nos encontremos en ellas, bien en forma de enemigos, pruebas o secretos a descubrir. Evidentemente, los jugadores de esta entrega no se enfrentarán solos a infinidad de pruebas, sino que lo harán en compañía de un selecto grupo de elegidos, entre los cuales encontraremos miembros procedentes de varias razas. Enanos, Elfos, Humanos y Qunaris se unirán en una sociedad sin precedentes liderada por nuestro personaje –al que se le conocerá por el cargo de El Inquisidor- y que intentará poner fin al mal que asola el mundo de Thedas.

Dragon Age: Inquisition

Dragon Age: Inquisition

El Inquisidor y un grupo de valientes elegidos

Una de las leyes que los chicos de Bioware llevan a rajatabla en los títulos que desarrollan –no en el 100% de ellos- es que el jugador siempre irá acompañado en sus aventuras. Lo vimos en todas las entregas de la serie Mass Effect así como en los dos primeros juegos de la licencia Dragon Age. Por supuesto, la tercera entrega no pudo ser menos que el resto, ofreciendo a los usuarios de PC y consolas la posibilidad de elegir un grupo de personajes, cada uno con sus propias habilidades e intereses, para acompañar al Inquisidor en esta aventura. Como es evidente, no podemos elegir a todos a la vez y tendremos que elegir entre los disponibles para conformar un grupo formado por un total de cuatro personajes. Aquí entra la estrategia.

Dragon Age: Inquisition permite a los jugadores elegir entre varias razas y clases para crear a su personaje principal

A pesar de que algunos de los personajes comparten bien raza o clase de guerrero, el jugador tiene un abanico de posibilidades bastante elevado para formar un grupo de lo más letal. Sin querer entrar en nombres específicos (para evitar spoilers a aquellos que aún no lo han jugado), solo decir que Dragon Age: Inquisition nos permitirá elegir entre magos, guerreros, y pícaros. Todos ellos contarán con habilidades únicas para el combate y que nos serán de gran ayuda para conseguir nuestros objetivos. Además, estas clases cuentan con sus propias especializaciones, haciendo que hasta personajes que pertenecen a la misma clase puedan diferenciarse a nivel de habilidades. Todo ello permitirá al jugador poder crear un grupo muy variado y capaz de adaptarse a las situaciones que encontrarán en su camino.

¿Y qué pasa con el gran protagonista de Dragon Age: Inquisition? ¿Qué clase de Inquisidor podemos crear? Además de las tres clases citadas con anterioridad –y sus consecuentes ramificaciones-, nuestro personaje puede pertenecer a una de las cuatro razas que hay disponibles, a saber: Elfo, Humano, Qunari o Enano (ojo, que esta raza no es compatible con la magia). Independientemente de la raza y/o clase que seleccionemos, la historia y los acontecimientos a seguir serán los mismos. No así las relaciones a la hora de escoger sexo entre los personajes más allegados al Inquisidor. Otro de los aspectos clave de los títulos de Bioware es poder mantener relaciones sentimentales con los personajes, donde veremos limitaciones dependiendo de la condición sexual de cada uno: heteros, bis y homosexuales.

Dragon Age: Inquisition

Explorando las tierras de Thedas

Un mundo lleno de secretos por descubrir y actividades por realizar

Ya hemos comentado con anterioridad que el mundo de Dragon Age: Inquisition en uno del os más grandes creados por Bioware hasta la fecha. Un mundo cargado de detalles y de varias zonas independientes que podemos recorrer con total libertad. Ahora bien, ¿qué se esconde en todas y cada una de las tierras a visitar? Además de las misiones de historia, el jugador deberá embarcase en otras tareas de corte secundario, tales como misiones relacionadas con los personajes del grupo, buscar y usar todos los Astrarios repartidos por cada zona o hacer uso de los Ocularum para detectar una serie de fragmentos en el mundo (hay varios en cada escenario del juego), entre otras cosas que nos ofrecerán algunas horas de juego adicionales.

Las fuerzas del Inquisidor crecen con el paso del tiempo y su único objetivo es poner fin a la guerra que asola Thedasy para ello debe embarcarse en una serie de misiones destinadas a poner orden en este territorio

Además de estas opciones disponibles, Dragon Age: Inquisition destaca por ofrecer una modalidad llamada Operaciones. Las fuerzas del Inquisidor crecen con el paso del tiempo y su único objetivo es poner fin a la guerra que asola Thedas y para ello debe embarcarse en una serie de misiones destinadas a poner orden en este territorio. Para adentrarnos en estas misiones, tendremos que ir al mapa situado en la sala de reunión de Feudo Celestial -nuestro hogar- y elegirlas. Cabe destacar que en estas misiones no entraremos nunca en combate directo, quedando en manos de los miembros del grupo que tengan asignados; las misiones no se completarán en el acto, sino que requerirán un tiempo específico, el cual pude ser bastante largo dependiendo de la dificultad. Por supuesto, en cada misión completada con éxito recibiremos recompensas.

El mundo de Dragon Age está plagado de misiones secundarias y otras tareas por hacer, así como secretos por descubrir

Las misiones secundarias, las Operaciones y otras labores no es lo único que encontraremos a lo largo y ancho de Dragon Age: Inquisition. El mundo de Thedas está lleno de secretos y coleccionables variados, como por ejemplo los Mosaicos. Estos paneles, los cuales constan de 12 piezas cada uno, sirven para conocer la historia antigua del mundo, por lo que es recomendable buscar todas y cada una de ellas si queremos ahondar en el lore. A esto tenemos que añadir la búsqueda de 29 Botellas de licor, Mecanismos antiguos que abrirán zonas secretas o las Jarras de los Enanos. Por si esto no fuera suficiente, en esta entrega tendremos la oportunidad de enfrentarnos a los Dragones, lo cual nos requerirá tener un grupo de personajes bien pertrechados para la ocasión.

Dragon Age: Inquisition

Fauces de Hakkon, expansión

Ampliando la aventura y la historia con las expansiones

En el caso de que la aventura principal nos haya sabido a poco –cosa que ponemos en duda-, Dragon Age: Inquisition cuenta con una serie de expansiones adicionales en las que podemos vivir nuevas experiencias. En total, el título de Bioware ha recibido tres expansiones desde su lanzamiento, de las cuales dos son completamente independientes de la historia original y con la tercera estando fuertemente ligada a los hechos acontecidos a lo largo del juego. No diremos nada para evitaros spoilers. La primera expansión en llegar fue "Fauces de Hakkon", que incluye una zona completamente nueva, enemigos nunca antes vistos y una historia alternativa, entre otras cosas. Este contenido se sitúa varios cientos de años después de los hechos acontecidos en Dragon Age: Inquisition.

El segundo DLC que recibió el título de Bioware fue "El Descenso", que también nos lleva a una zona completamente nueva –en esta ocasión subterránea- y en la que nuestro objetivo será ayudar a los dirigentes de Orzammar para detener una amenaza que se cierne sobre ellos y, de paso, conocer nuevos personajes y ahondar en la historia de los enanos. Puede que no sea el DLC más inspirado, pero tiene algunas cosas bastante interesantes. El último contenido descargable que recibió Dragon Age: Inquisition fue "Intruso": el más importante de todos. Sin querer entrar en detalles, este contenido sitúa la narrativa dos años después de los sucesos del juego y los continúa hasta el punto de ponerles fin de forma definitiva. Es de carácter obligatorio el jugarlo.

Con las tres expansiones lanzadas, la experiencia que ofrece Dragon Age: Inquisition crece de forma exponencial.

Con estas tres expansiones, la experiencia que ofrece Dragon Age: Inquisition crece de forma exponencial y se convierte en algo que nadie debe perderse por nada del mundo. A nivel general, aunque el título tiene algunas esquirlas, la obra de Bioware rinde de forma muy notable y pone de manifiesto que el estudio, cuando se trata de RPG’s de corte fantástico y medieval, sabe lo que hace. Si aún no habéis tenido la oportunidad de jugar a esta entrega, os recordamos que se encuentra disponible una edición Game of the Year en PS4 y Xbox One que incluye todo el contenido creado por el estudio. En PC, a través de Origin, podemos acceder por separado al juego y al pase de temporada.

Dragon Age: Inquisition

Arte conceptual del nuevo Dragon Age

Nueva entrega de Dragon Age ya en camino

¿Por qué 2019 es un buen momento para jugar a Dragon Age: Inquisition si aún no lo hemos hecho? Pues muy sencillo. En la gala de los TGA de finales del 2018 se mostró un primer teaser tráiler de un proyecto que el estudio Bioware tiene actualmente entre manos, el cual no es otro que una nueva entrega de la serie Dragon Age. El tráiler fue bastante escueto y no presentaba material in-game alguno, dando a entender que aún queda mucho para que sepamos de él. Seguro que los fans de la serie, o aquellos interesados, desean conocer más detalles sobre el nuevo Dragon Age, así que para matar la esperar siempre podemos aprovechar el momento para disfrutar de lo que ofrece Inquisition, o los dos anteriores por supuesto; es vuestra elección. A nivel personal, os recomiendo los tres.

7 comentarios
¿Quieres ver toda la actividad de la comunidad?Visita nuestra Red Social
Mensajes recientes
plo1000
plo1000 29/03/19 21:40:47
04
Disfruté mucho los dos primeros (sí, el 2 también, pese a sus obvios defectos) pero este siempre me ha echado para atrás por los fallos que señalan todos los análisis: escenarios demasiado gigantescos que solo sirven para hacer misiones de recadero y aumentar artificialmente la duración cientos de horas. Tengo varios amigos que lo han jugado y al margen de que les haya gustado en general o no, todos han acabado hartos en algún punto y hasta los h****s de andar, andar y andar.

Teniendo en cuenta que también tengo listos para ser jugados cositas como The Witcher 3 o Xenoblade Chronicles... ¿alguien me recomienda dedicar 100 horas de mi vida a jugar Inquisition?
0 4
Utilizamos cookies para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información pulsando 'aquí'.