Estás en: JuegosAdn > Ps3p > PC > Noticias > DOOM: Guía para principiantes

DOOM: Guía para principiantes

¿Te enfrentas a las hordas infernales por primera vez en 2016? Estos son nuestros consejos para conseguir abrirte paso

Carlos Sánchez
28/06/2016 18:54
doom primer plano con titulo

Doom ha vuelto y lo ha hecho trayéndose consigo toda la acción y violencia visceral que lo caracteriza. La serie, creada por Id Software hace un par de décadas, siempre ha destacado por suponer un reto para los jugadores que se adentran en él. Doom no es un juego para todos los públicos, sobre todo si dicho público gusta que se lo dé todo mascadito y que lo caliente mucho la cabeza. Si sois de esta clase de público, huid de Doom. Si aun así queréis adentraros en el infierno de la obra de Id Software, entonces sentaos y echadle un vistazo a estos consejos ya que os serán de gran ayuda para vuestra supervivencia

La exploración es clave

Desde la primera entrega, uno de los factores más característicos de Doom ha sido la exploración. –“Pero, ¿si no es un juego de mundo abierto?”-, diréis algunos. Bueno, eso no algo especialmente relevante, se puede ser un FPS ratonero y tener algo de exploración. El ejemplo más claro de ello es Doom, juego laberíntico como pocos y que nos obliga a recorrer cada pasillo o área varias veces, ya sea para descubrir todos sus secretos o para seguir avanzando en la historia. Doom, por si alguien no lo ha jugado, no es un título de ir hacia delante y ya está. En resumen, Doom no es un Call of Duty, nunca lo ha sido y nunca lo será porque a Id Software no le da gana, cosa que agradecemos profundamente. Doom es la Vieja Escuela del FPS echa forma. La exploración, por ende, es uno de los puntos clave de Doom y uno al que hay que prestar la máxima atención posible.

Doom

Los niveles de Doom, gracias al tamaño que poseen, guardan multitud de secretos y zonas por explorar. Es imperativo que dejéis de lado la idea de ir para adelante y sin parar y tomaros todo el tiempo del mundo para recorrerlo; nunca sabes lo que te puedes encontrar. Además, es obligatorio pasar por cada recoveco de Doom para desbloquear los secretos y recoger todos los objetos que nos pueden ayudar en nuestro camino. El marine de Doom, aun siendo un macho de pelo en pecho, necesita ir bien provisto para dar billete de retorno al camposanto a los demonios que pululan por estos niveles. La prisa es algo de debéis evitar en todo momento si buscáis la perfección en Doom. Es muy satisfactorio acabar todos los niveles con los secretos descubiertos, las fichas de los soldados de élite encontrados y  todo desbloqueado. No será nada sencillo ya que en ciertos momentos llegaremos a desesperar y preguntarnos: -“¿dónde está lo que estoy buscando?”-. Sigue buscando…

Pensando en las consecuencias

Doom ofrece a los jugadores varios niveles de dificultad, siendo el más condenadamente puñetero el modo Ultra-Pesadilla, apto únicamente para los que comen hierro y expelen clavos por la trasera. Este modo, y oro más, se desbloquea tras pasarse el juego, por lo que la oferta inicial es: No quiero morir, Hacedme daño y Ultraviolencia. Evidentemente, si sois novatos descartad por completo el modo Ultraviolencia y puede que hasta el modo Hacedme daño ya que nos exigen mucha concentración y paciencia. Doom no es un juego sencillo, por lo que la mejor opción para aquellos que no han jugado nunca a esta serie es empezar por No quiero morir. Y no, no es algo deshonroso de hacer ya que os servirá para dominar la endiablada jugabilidad de Doom –mucho más rápida que en otros FPS-, y para entender cómo debemos encarar los combates contra los demonios del juego. Esto no es ir en plan a pecho descubierto con una diana pintada en él.

Doom

El elevado número de enemigos, el poder de ataque de estos, las capacidades para atacar a corta, media o larga distancia de estos y la dificultad elegida hacen de Doom un título peligroso para los mandos de los menos duchos. La agilidad, el no dejar de moverse para esquivar a los enemigos y el intentar acabar con ellos en grupos, ya sea con explosivos o armas de destrucción masiva, son puntos clave debéis tener muy en cuenta para salir victoriosos de las innumerables batallas que os esperan. Doom es todo un espectáculo y un disfrute para los sentidos, sobre todo los de la vista y el tacto. Precisión, velocidad y saber aprovechar el momento son claves para acabar con los demonios, bien a base de plomo o mediante ejecuciones físicas como: reventarles la cara de un rodillazo, arrancarles un brazo o una pierna y zurrarles con él o romperles el cuello como si fueran un pollo, entre otras. Son tantas las opciones para mostrar nuestra brutalidad…

Armado hasta los dientes

Doom y el marine  protagonista no son nada sin un arsenal cargado de todo tipo de armas de destrucción. En esta nueva entrega empezaremos con una pistola láser, un juguete que luego cambiaremos por escopetas, ametralladoras  de plasma, fusiles de asalto, lanzacohetes, gatlings y, por supuesto, por la BFG 9.000, el arma por excelencia de la saga y la única capacitada para borrar de la faz de Marte toda una sala llena de demonios y quedarse tan pancha. Gracias a la variedad de armas y sus diferentes mejoras, Doom nos ofrece un buen abanico de estrategias posible para el combate. Si queremos combate cercano, pues la escopeta, la súper escopeta o la motosierra; si queremos combate a media distancia, las ametralladoras; si queremos combate a larga distancia, el lanzacohetes o una de las mejoras del rifle de asalto. Una cosa es segura, no nos van a faltar armas para dar cera a todo lo que se nos ponga por delante.

Doom

Ahora bien, en Doom no cuenta solo el número, sino también las mejoras que tenga cada arma. En todos los escenarios de juego hay, mínimo, un robot con un paquete de mejora para una de nuestras armas. Cada arma de Doom (salvo las más poderosas) tiene dos variantes, las cuales desbloquearemos de la forma que ya hemos comentado. Algunos de estos robots se encontrarán en nuestro camino; otros debemos encontrarlos mediante la exploración del entorno, algo que es muy importante para conseguir todo de cada nivel y presentarnos en el final con todo el arsenal al máximo de su capacidad. De forma adicional, comentar que las armas tienen una serie de "mejoras complementarias" para aumentar algunos aspectos. Estas mejoras se desbloquean mediante la obtención de puntos de mejora de arma. Cada arma tiene cuatro mejoras, tres se desbloquean mediante puntos y la cuarta mediante un desafío. Todo sea por mantener a nuestro Marine contento y a los demonios bien muertos.

¿Qué debo mejorar del Marine?

Además de las armas, el Marine de Doom tiene la posibilidad de mejorar a sí mismo mediante la obtención de células Argent. Gracias a estas, nuestra cantidad de vida, armadura y munición total se verá incrementada de forma exponencial y nos convertirá en un tanque aplastabichos sin piedad. Cada sección comentada ofrece cinco niveles de mejora y las eleva hasta hacer de nuestro Marine un auténtico guerrero. Evidentemente, las células Argent es algo que siempre tenemos que tener en mente cuando nos adentramos en los niveles; no hay que dejarse ninguna, sobre todo si estamos en niveles de dificultad altos. Tampoco hay que olvidarse de los puntos de Pretor, los cuales nos servirán para mejorar habilidades secundarias, como daño a explosiones y otras cosillas. Ahora bien, ¿qué es lo primero que debemos mejorar del Marine de Doom? Evidentemente, las mejoras dependerán del nivel de dificultad, por lo que si empezáis en el modo No quiero morir, lo primero es mejorar la salud y la capacidad de munición.

Doom

Eso sí, es  justo decir que en este nivel no sufriremos casi nada por lo que el tema de las mejoras funciona al libre albedrío de cada uno; el sufrimiento se reserva para los niveles siguientes, donde tendremos que pensar de forma concienzuda a qué característica destinar la célula Argent. Si optáis por ir a lo bestia desde el principio, debéis priorizar las mejoras en función de vuestras necesidades. Al hacer más daño los enemigos, es necesario contar con una mayor cantidad de munición para no quedarnos sin ella en el momento más inoportuno; creedme, puede pasar y pasará. Si veis que os quedáis sin ella y no corréis peligro de  palmar, siempre podéis usar la motosierra para conseguir munición extra y volver a la refriega. De todas formas, destacar que células Argent hay tantas como barras de mejora por característica, lo cual significa que al llegar al final del juego, y si hemos buscado bien, estaremos al 100% de potencia.

Noticias relacionadas
0 comentarios
¿Quieres ver toda la actividad de la comunidad?Visita nuestra Red Social
Mensajes recientes

No hay ningún comentario en este muro social

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.