Estás en: JuegosAdn > Ps3p > PC > Noticias > Doom: consejos para crear mapas en Snapmap

Doom: consejos para crear mapas en Snapmap

Te contamos cómo sacarle partido a la nueva herramienta de creación de mapas en el nuevo Doom

Carlos Sánchez
13/07/2016 08:22
Doom

Tras haberos ofrecido algunos consejos para adentraros en Doom y no salir escaldados, el siguiente paso es profundizar en una de las modalidades de juego más interesantes que tiene la obra de Id Software. Si os habéis cepillado el modo campaña al 100%, el siguiente paso a dar (o no, eso depende de vosotros), es adentraros en Snapmap, un lugar donde dejar volar la imaginación y de demostrar a los jugadores qué somos capaces de hacer a nivel de mapas. En este texto, vamos a echar un vistazo a las opciones que hay y cómo podemos sacarles el máximo partido posible.

¿Qué es Snapmap?

Simple y breve. Snapmap es una herramienta de edición que nos permite crear nuestros propios mapas en Doom. Gracias a un sistema de módulos, los usuarios podemos crear todo tipo de mapas: desde estrechos  y pasilleros, hasta grandes y amplios. El límite, como suele pasar con esta clase de herramientas, lo pone nuestra imaginación ya que seremos nosotros los encargados de imaginar qué es lo que queremos y cómo lo queremos. Snapmap es un potente editor y nos permitirá realizar con los módulos disponibles todo tipo de mapas y seguir disfrutando de las bondades de Doom. La inclusión de Snapmap hace que la vida de la obra desarrollada por Id Software aumente de forma considerable, sobre todo si el modo multijugador no os ha convencido lo más mínimo. Ahora bien, aunque es muy sencillo de entender, Snapmap no es fácil de dominar ya que requiere mucha atención en lo que se está haciendo. Meter por meter, no.

Doom

Snapmap, como buen editor de mapas que es, tiene unos límites establecidos tanto a nivel estructural como de contenido, lo cual nos obliga a pensar si queremos un mapa enorme pero con una cantidad de attrezzo muy baja, un mapa de tamaño medio y con una cantidad de attrezzo respetable o una lata de sardinas donde todos estén bien juntitos y revueltos, donde moverse sea imposible y respirar una hazaña igual de imposible que sobrevivir en el modo ultra pesadilla del modo campaña. Antes de adentrarnos en la creación del mapa y posterior llenado, debemos tener claro qué queremos ya que será muy importante de cara a elegir el modo de juego que queremos introducir en nuestras creaciones. Para elegir bien lo que queremos hacer, nuestro consejo es que os estudiéis cada sección de Snapmap y que veáis los tutoriales que ofrece esta modalidad. En este caso, se trata de algo obligatorio y nos ayudará mucho en nuestra labor.

Módulos y contenido interno

Como ya hemos comentado, el modo Snapmap hace uso de un sistema de módulos para la creación de mapas. A nuestra disposición tenemos 11 módulos diferentes para crear los mapas más rocambolescos que nos apetezca. Gracias a la amplia variedad de opciones que ofrece este apartado, ningún mapa será igual a otro ya que se pueden realizar cientos y cientos de variantes. Además, podemos empezar a trabajar tanto desde cero como con una plantilla concreta, todas ellas basadas en los diferentes modos de juego que ofrece Doom. Por defecto, la plantilla original es la básica y luego tenemos modelos de: Muerte clásica, Capturar la bandera, Extracción, A muerte por equipos, Diminuta, Supervivencia y Rey de la Colina. Como podéis ver, las opciones son muy amplias y nos darán mucha variedad en este sentido. Eso sí, antes de embarcaros en este modo os recomendamos pasar por Snapmap Academy para recibir unas clases prácticas; como ya hemos comentado, es complicado de dominar por la gran cantidad de cosas que ofrece.

Doom

Dicho esto, ¿qué clase de módulos nos vamos a encontrar en Snapmap para poder crear nuestro propio mapa? A continuación os vamos a dejar una lista y una breve descripción de la oferta. En total, tenemos a nuestra disposición más de 120 módulos.

Acopladores: estos son los módulos más simples que hay ya que única función consiste en unir las secciones más grandes entre sí. Hay diversos tamaños, los cuales van desde pequeño hasta largo.

Arena: si sois muy asiduos a los juegos multijugador de Id Software, desde un principio sabréis que este módulo nos da la posibilidad de añadir una gran zona de combate a nuestro mapa.

Altos: este tipo de módulos nos permiten añadir a nuestro mapa zonas con varios niveles de altura, ideal para moverse entre ellos base de saltos y para agarrarse a sus salientes. Si os gusta el combate entre niveles, este módulo no podrá faltar en el mapa.

Callejones: su propio nombre lo indica, se trata de zonas cerradas y estrechas que no llevan a ningún sitio. Su uso más lógico es para cerrar módulos con varios puntos de entrada y no dejar puertas que den al vacío… Aunque es una opción curiosa, ¿verdad?

Corredor: los módulos de esta clase tienen exactamente la misma función que los acopladores, es decir, unir diferentes secciones entre sí. La única diferencia es que son zonas más variadas en formas y en tamaños, cosa que no veremos en los anteriormente citados. Además, pueden servir para cambiar la dirección del mapeado.

Curvos de 90 grados: no tienen mucho misterio, ¿verdad? Son módulos que sirven para cambiar el sentido de la dirección. En este aspecto nos encontraremos con muchas variantes, desde módulos pequeños hasta salas enormes en las que poder incluir algún que otro enemigo para combatir, armas u otros objetos.

Decorado: en este apartado nos vamos a encontrar con los módulos más grandes y elaborados de Snapmap. Aquí veremos zonas muy grandes, similares a lo visto en el modo campaña y las cuales nos servirán para cargarlas de enemigos, armas  u objetos de todo tipo. Son la base principal para empezar a trabajar en nuestro mapa.

Encrucijada: estos módulos nos sirven para crear diferentes rutas ya que ofrecen muchos puntos de salida. Gracias a ellos podemos añadir al mapa varias zonas extra y convertirlo en una auténtica ratonera para los jugadores que se presten a descargarlo. Hay módulos de diferentes tamaños, por si queremos darle amplitud a la zona o cierta estrechez.

Escaleras: este sí que no necesita explicación alguna. Son zonas de escaleras para conectar puntos que se encuentren en diferentes alturas. Hay de varios tamaños, desde apenas una planta de altura hasta lo que casi podríamos considerar un edificio.

Recodo: otro módulo que nos servirá para cambiar la dirección del mapa en caso de que nos estemos aproximando a los límites establecidos.

Unión en T: son módulos que nos permiten crear varias bifurcaciones en el camino y ofrecer diferentes direcciones a otras salas de nuestro mapa.

De forma adicional, comentar que en el modo edición de mapa tendremos la oportunidad de buscar los módulos por función (lista anterior) y por otro tipo de opciones, entre las que podemos encontrar: número de portales, peligro, diferencia de plantas y tamaño de los módulos. Una vez que tengamos nuestro mapa listo, el cual podremos recorrer a pie o volando para ver cómo ha quedado, podremos rellenarlo con todo tipo de contenido. Las opciones que veremos en Snapmap van desde armas de todo tipo hasta enemigos, pasando por objetos de attrezzo como barriles explosivos, zonas de curación o cajas con munición, entre otras tantas cosas. Parece que no, pero esta modalidad de Doom es muy completa y compleja; nos llevará un tiempo poder explotarla al 100%. Id Software ha conseguido con esta herramienta que el modo multijugador de Doom pase a un segundo plano. Los usuarios sabemos lo que queremos en este aspecto y nadie mejor que nosotros para conseguirlo.

Doom

Modos de juego: cooperativo y competitivo a nuestro gusto

Evidentemente, el modo Snapmap no está ahí para rellenar hueco y sacar nuestro lado más artístico y no sacarle provecho. Si por un casual el modo multijugador base de Doom os parece una chapuza, gracias a Snapmap podremos poner fin a ello mediante la creación de nuestras propias partidas en los mapas que hemos diseñado previamente. A nuestra disposición tenemos un total de siete modalidades de juego, siendo estas: Muerte clásica, Capturar la bandera, Extracción, A muerte por equipos, Diminuta, Supervivencia y Rey de la Colina. Sí, son los mismos que las plantillas para la creación de mapas. A estas habrá que sumar si el mapa es para un solo jugador, para jugadores demonio, para competitivo o para cooperativo. Además, podemos introducir los modificadores que queramos y editarlo como mejor nos plazca, los cual nos obsequiará con las partidas multijugador o en solitario que más desean los jugadores de Doom.

Como se puede observar, las opciones que nos brinda Snapmap son casi ilimitadas y nos darán cientos de horas de juego. En comparación con los otros modos, es muy posible que el tiempo dedicado a Snapmap sea muy superior, sobre todo si os gusta crear cosas. Id Software ha creado una de las mejores herramientas de edición que nos podemos encontrar en un videojuego y estamos seguros de que muchos de vosotros vais a sacarle todo el rendimiento que tiene. No solo es crear nuestro mapa, también es poder personalizar los modos de juego multijugador como nosotros creemos que deben de estar. Eso sí, recordad que Snapmap requiere un aprendizaje previo para poder entender su funcionamiento; entrar a lo loco no es una opción ya que están desafiante o más como la propia campaña de Doom. Hasta esto lo hacen algo complicado… Una vez dominado, las cosas que podréis hacer con Snapmap serán impresionantes.

Doom

En Snapmap se comparte

Hablando de hacer cosas con Snapmap, otra de las opciones que nos ofrece esta modalidad de Doom es poder compartir nuestros mapas con otros jugadores y poder descargar las creaciones de la comunidad. Si nuestro trabajo hace que Doom sea casi ilimitado, que se sume la opción de poder adquirir el trabajo de otros jugadores hace que sea prácticamente infinito. Por ello, no dudéis en compartir siempre vuestras creaciones ya que, además de ofrecer a otros la posibilidad de probar los mapas diseñados, estaréis contribuyendo al crecimiento de una comunidad. Si esta se mantiene con vida, Id Software ofrecerá más y más contenido para mantener al jugador contento, lo cual se traduce en una vida más duradera para el producto. De forma adicional, comentar que nunca está de más ver qué opinan los jugadores de nuestro trabajo y si ha merecido la pena el tiempo invertido en la creación del mapa. En caso de ser negativo, siempre nos servirá para mejorar.

Noticias relacionadas
0 comentarios
¿Quieres ver toda la actividad de la comunidad?Visita nuestra Red Social
Mensajes recientes

No hay ningún comentario en este muro social

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.