Análisis DiRT Rally

(PS4, One)

Estás en: JuegosAdn > PS4 > Análisis > DiRT Rally (PS4, Xbox One)

DiRT Rally: La mejor experiencia al volante

Codemasters logra recuperar la esencia perdida de la mejor época de simuladores de rally, la esencia de los legendarios 'Colin McRae Rally'

Plataforma analizada: PS4
Fernando Borjas
30/03/2016 11:00
Los amantes de la conducción en las superficies más exigentes seguro recuerdan con anhelo el final de los años 90 y los 2000 en cuanto a la calidad de los simuladores de rally que había en el mercado. Una época dorada de un subgénero que ha decaído en los últimos años, coincidiendo con cierto desinterés por parte del público por los simuladores más puristas. Las apuestas por la conducción arcade
DiRT Rally

La vuelta de un referente del género

La serie 'DiRT', heredera directa de los legendarios 'Colin McRae Rally' de hace varias generaciones, vuelve al mundo de las consolas después de varios meses "en boxes" en Steam Early Access y haberse lanzado en PC a finales de 2015. El simulador de rallies por fin está a punto para su lanzamiento en PlayStation 4 y Xbox One con una conversión sobresaliente que rescata cada detalle, por dentro y por fuera, de la exigente experiencia al volante que recibimos hace unos meses. Estamos ante una propuesta purista que encantará a los enamorados del género, con un garaje de casi 40 coches diferentes de todas las épocas, y un control y uso de las físicas prácticamente inmejorable.

'DiRT Rally' es el resultado de muchos años de trabajo y aprendizaje por parte de Codemasters dentro de un subgénero de mucha tradición jugona, pero cuya popularidad, desgraciadamente para muchos, no está en lo más alto, como en los tiempos de PSX y PS2. A pesar de ello, Codemasters sabía que tenía una legión de seguidores detrás esperando disfrutar del buen hacer del estudio británico y por eso ya decidieron hace algunos años dejar de experimentar y deshacer el "frankenstein" que en su momento fue 'DiRT 3' para llevarlo por dos caminos totalmente distintos: 'DiRT Showdown', enfocado en las pruebas de habilidad en gimkanas y las carreras con buggies al gusto americano y el propio 'DiRT Rally', centrado en la simulación de tramos más realista y exigente, del gusto europeo.

Una respuesta de los vehículos muy satisfactoria

La saga deja atrás el extraño concepto de 'DiRT 3' no solo en cuanto a contenido, sino en cuanto a físicas de los vehículos y sobre todo control, algo en lo que se ha trabajado construyendo desde cero. Ahora tenemos unas sensaciones mucho más realistas sobre la pista con un reparto del peso de los vehículos que tendremos que aprender a controlar a la perfección si no queremos acabar en una cuneta a la primera de cambio, lo que es tremendamente fácil. 'DiRT Rally' opta por la simulación más técnica dentro del género, con un control fino que nos exige estar continuamente corrigiendo la posición del coche en el tramo, frenar con cautela, trazar bien y saber cuando ir a fondo con el acelerador. Las curvas más cerradas son tan peligrosas como las rectas llenas de saltos a toda velocidad, por lo que habrá que tener total control del vehículo bien sea con nuestro gamepad o con un buen volante. En este sentido Codemasters ha cumplido lo prometido; el control con mando está realmente bien implementado, haciendo que pese a ser un simulador sea totalmente disfrutable. Además se puede ajustar la sensibilidad de sticks y gatillos a nuestro gusto.

Como buen simulador, 'DiRT Rally' nos exige aplicar técnicas reales de pilotaje de rallies, aunque no por ello deja de ser una experiencia divertida y llena de adrenalina. Al principio nuestro papel en la pista seguramente sea un desastre, pero poco a poco iremos domando estas bestias de 300 caballos y "entendiéndolas" un poco mejor, ya que no tienen nada que ver unas con otras. El equipo de Codemasters ha incluido una serie de tutoriales en vídeo (completamente en castellano) para que vayamos dominando progresivamente las técnicas más básicas y las más avanzadas, aunque no hubiera estado nada mal que estos tutoriales fueran interactivos y pudiéramos practicar sobre ellos. En este sentido se nota cierta falta de recursos por parte de Codemasters para este desarrollo, aunque sea un mal menor.

DiRT Rally

Simulación al gusto de los aficionados al género

La estrategia en 'DiRT Rally' también es sumamente importante. Los tramos nos proponen competiciones que van más allá de los 5 minutos y en los que es prácticamente imposible mantenernos siempre concentrados empujando al máximo. Por eso, como sucede en la realidad, debemos de aplicar una estrategia siendo más conservadores cuando vamos en buena posición, arriesgando menos en cada curva e intentando mantener un ritmo competitivo, ya que es mejor acabar segundo que retirarnos por un accidente. En este sentido, hemos notado que 'DiRT Rally' penaliza mucho los errores, ya que cada vez que nos salimos de la carretera y queremos recolocar nuestro coche nos enfrentamos a sanciones de unos 10 o 15 segundos que echarán por tierra nuestra clasificación en la tabla de tiempos.

Otro de los aspectos en los que pararse en este simulador es el gran trabajo de recreación de superficies que Codemasters ha implementado. Vamos a encontrarnos tramos con muchos tipos diferentes de superficie que van más allá del asfalto, tierra, nieve y hielo. En 'DiRT Rally' no es lo mismo conducir por grava que hacerlo por tierra en polvo, ni conducir por una carretera bien asfaltada que hacerlo por puro hormigón; muchos de los tramos que nos vamos a encontrar mezclan bastante bien estas variaciones de superficies, y el paso de unas a otras con el coche se nota realmente en el comportamiendo del vehículo, el agarre de las ruedas y sobre todo la tracción.

No es que 'DiRT Rally' presente una gran variedad de localizaciones por el mundo, realmente solo seis (Gales, Alemania, Mónaco, Grecia, Finlandia y Noruega), aunque cada una de ellas incluye tramos muy variados en los que además afectan las condiciones climatológicas aleatorias y de luz que nos vamos a encontrar y que transformarán nuestra estrategia. Nos hubiera gustado más variedad incluyendo tramos de pruebas inspiradas en el Mundial WRC como Argentina, España o México, pero lo cierto es que los tramos incluidos son tan técnicos que nos esperan muchas horas por delante para poder dominarlos.

DiRT Rally

Un completo repaso a la historia del rally

En cuanto al garaje de vehículos, nos vamos a encontrar aldededor de 40 modelos de todas las épocas históricas del rally; máquinas de los 60, de los 70, los 80, los míticos Grupo B, Kit Car, clásicos de los 90, coches de la actualidad y vehículos preparados para la modalidad RallyCross en pistas cerradas. Además con motivo del lanzamiento en consolas se incluyen varios "monstruos escaladores" preparados para la legendaria subida de Pikes Peak Hill Climb cuyo récord batió recientemente Sebastien Loeb. Ni que decir tiene que el comportamiento de cada vehículo es totalmente diferente respecto a los demás y el salto de una categoría a otra puede darnos más de un susto si nos envalentonamos y no vamos con cuidado. El desbloqueo de cada nuevo vehículo nos hará sudar la gota gorda, pues habrá que ahorrar créditos poco a poco puntuando bien en cada prueba, así que no esperéis tener gran parte del garaje desbloqueado en las primeras horas, como sucede en otros títulos de conducción recientes.

La personalización de los vehículos, los ajustes y las reparaciones parten de un sistema bastante sencillo que además se enriquece con la posibilidad de contratar a nuestro equipo de ingenieros con los que podremos recudir el tiempo hasta adquirir la siguiente mejora de nuestro coche. Se introduce con ello un ligero componente de gestión si es que nos queremos parar en ello, aunque si lo preferimos podemos simplemente centrarnos en correr y reparar fácilmente el coche entre los tramos de cada prueba. Las mejoras de cada vehículo vienen prácticamente solas; cuantos más kilómetros hagamos con un coche determinado, más lo desarrollarán nuestros ingenieros, sacándole todo el partido.

DiRT Rally

Visualmente sobrio, pero estable como un muro

'DiRT Rally' no se va por las ramas en cuanto a modos disponibles. La experiencia en solitario se entremezcla bastante bien con la diversión multijugador, con desafíos diarios, semanales y mensuales para conseguir créditos, la posibilidad de apostar antes de correr, enfrentarnos en ligas con la comunidad de RaceNet o simplemente jugar online con nuestros amigos. Jugando solos tenemos para rato con el modo trayectoria, en el que tendremos que exprimir al máximo el rendimiento de los vehículos para ir ganando pruebas, conseguir créditos y enfrentarnos a los rivales más talentosos en los modos de dificultad más altos. Este modo trayectoria incluye pruebas tradicionales de tramos, pruebas de RallyCross (competiciones en pistas cerradas, una modalidad que cada vez cuenta con más adeptos) y subidas cronometradas a Pikes Peak. 

Solo nos queda por comentar el apartado técnico del juego, que si bien se muestra estable como una roca, tampoco es que destaque visualmente frente a otros títulos de conducción. En ese sentido dejar muy claro que tanto por presupuesto como por envergadura del proyecto 'DiRT Rally' no puede competir con grandes producciones de conducción como 'Forza Motorsport', 'DriveClub' o 'Gran Turismo', y eso se nota en el acabado gráfico, bastante inferior. Nosotros hemos analizado la versión de PS4, que va a 1080p (a 900p dinámicos en Xbox One) y lo cierto es que es sobre todo en los modelados de la vegetación, el público, las cámaras de salpicadero y sobre todo la iluminación general donde se le ven las costuras al juego. No es que la versión original lanzada para PC fuera un prodigio visual, y eso es precisamente lo que ha permitido a Codemasters adaptar a consolas perfectamente el juego, donde priman los 60 cuadros por segundo constantes, que bajo nuestro punto de vista es lo que más importa en una experiencia de simulación como esta.

DiRT Rally

Lo mejor en simulación de rallies hoy

Como conclusión afirmar que 'DiRT Rally' es lo mejor en cuanto a simulación de rallies que puedes jugar a día de hoy si lo que estás buscando es una experiencia exigente y realista, sin contemplaciones con los errores. Rescata la esencia de la saga, cuando Codemasters llevaba por bandera el nombre del piloto escocés Colin McRae, con un control muy satisfactorio (tanto con volante como con mando) que nos exige habituarnos a cada coche por separado para sacarles todo el partido. Sin embargo no es perfecto, y es que visualmente se queda algo atrás respecto a otros juegos de conducción con mayores presupuestos y se echa de menos mayor profundidad en su modo trayectoria, algo que 'DiRT 3' sí supo hacer muy bien. Pese a esta modestia técnica por parte de Codemasters, los británicos han hecho un gran trabajo con la versión para consolas, que destaca por su estabilidad a prueba de bombas.

8.8

Lo mejor

Físicas de los vehículos muy realistas

Vehículos de todas las épocas con comportamientos muy diferentes

Exigente, pero gratificante cuando vamos mejorando nuestra conducción

Lo peor

Se echan de menos más localizaciones

Gráficamente es modesto, aunque su estabilidad esté fuera de toda duda

¿Cómo analizamos?
0 comentarios
¿Quieres ver toda la actividad de la comunidad?Visita nuestra Red Social
Mensajes recientes

No hay ningún comentario en este muro social

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.