Análisis DiRT 5

(Pc, PS4, One)

Estás en: JuegosAdn > PC > Análisis > DiRT 5 (PC, PS4, Xbox One)

Análisis DiRT 5: Conducción arcade a la antigua usanza

DiRT 5 recupera lo mejor de la franquicia tomando como base las carreras arcade y más extremas, apostando de lleno por la variedad de modos

Plataforma analizada: Xbox One
Fran Pineda
05/11/2020 09:47
Tras su más que notable paso por el mundo del rally, Codemasters vuelve a los orígenes de la saga DiRT. La segunda y tercera entrega de la saga se ganaron el beneplácito de los apasionados a la conducción arcade, con DiRT 5 reúnen lo mejor de ambos episodios, dando como resultado un programa que brilla por su diversión y accesibilidad para cualquier tipo de usuario.
Imagen asociada al video 41632

Análisis DiRT 5: Pisa el acelerador y olvídate de lo demás

Este análisis corresponde a la versión de Xbox One de la actual generación. Actualizaremos este contenido próximanente con los detalles de las versiones de Xbox Series X|S y PlayStation 5.

Acostumbrado a las últimas iteraciones de la saga Dirt, no puedo negar que me hacía especial ilusión el que Codemasters retomara su vertiente más macarra para la marca. Dirt 5 recupera lo mejor de los que, sin lugar a dudas, son auténticos referentes en su categoría, Dirt 2 y Dirt 3. Sin adelantar acontecimientos, estamos ante uno de los mejores juedos de conducción de arcade del momento.

Cierto es que el género ha evolucionado gracias a franquicias como Forza Horizo. En el caso de la IP de Playground Games se nota una mayor ambición por un campo como los arcade de conducción que acusaba cierto estancamiento. Dirt 5 no tiene ningún complejo al respecto y me ha dado lo que hace 9 años ya viéramos en el tercer episodio numerado, con retoques por aquí y por allá para hacer la experiencia aún más directa si cabe.

En Dirt 5 no nos veremos obligados a alcanzar la fama en festivales o conseguir una popularidad exagerada entre el resto de contrincantes del campeonato. Codemasters ha mantenido intacta una fórmula que, si bien puede resultar arcaica, funciona a las mil maravillas sobre el papel y en la práctica, especialmente cuando queremos un momento de desconexión, unas cuantas carreras alocadas y sin más pretensiones que la variedad de pruebas.

El modo Trayectoria de Dirt 5 es la estrella para la vertiente singleplayer. A lo largo de diferentes competiciones avanzaremos en un esquema compuesto por todo tipo de carreras. Como ya mencionamos, la variedad está a la orden del día tanto en el tipo de terrenos como las diferentes localizaciones que nos llevarán por países como Brasil, Estados Unidos, Grecia o China.

DiRT 5

DiRT 5

La sensación de progreso es una de las claves de la modalidad Trayectoria. A medida que ganemos carreras lograremos más patrocinadores con los que aumentar nuestros ingresos. Gracias al dinero obtenido podremos darnos el lujo de adquirir el coche de nuestros sueños, el cual está preparado de antemano para los terrenos más extremos que nos esperan.

Compite como y donde quieras

Además de la modalidad Trayectoria, el programa también cuenta con otras variantes muy destacadas que merece la pena tener en cuenta. Arcade es ideal para aquellos que no quieran complicarse demasiado. Escoge un circuito, elige la meteorología, número de vueltas, el tipo de vehículos y listo.

Playgrounds es, a mi modo de ver, una de las implementaciones que más juego puede dar de cara al futuro en Dirt 5. ¿Recuerdas las famosas gymkhanas de Dirt 3 en las que debíamos de sumar puntos realizando derrapes imposibles y derribando objetos repartidos por un circuito? Playgrounds es justamente eso, pero mucho más profundo.

Además de tener un buen puñado de escenarios de base, podremos crear nuestro propio ‘nivel’ con infinitas opciones. Desde rampas, pasando por obstáculos, objetos de todo tipo y mucho más. El editor es sencillo y ágil, permitiéndonos tener una prueba más que desafiante en pocos minutos.

No podía faltar la vertiente online, que si bien en Dirt 5 no apunta a convertirse en el pilar base del producto, nunca está de más. A todo ello se ha añadido la siempres demandadas partidas multijugador en la misma pantalla, en esta ocasión con hasta 4 jugadores, nada mal.

DiRT 5 es un juego de conducción arcade a la antigua usanza que se disfruta muchísimo en sesiones cortas

Pocas más opciones nos deja Dirt 5 en lo jugable. No mentía al explicar que se trata de un producto que va directo al grano y así es. Tenemos un extenso modo Trayectoria y otras modalidades que pueden hacernos pasar un rato divertido en solitario o en compañía. Y aunque la premisa pueda no resultar muy atractiva, seguiremos pegados al mando gracias a su sistema de control.

Dirt 5 no se anda por las ramas en cuanto a ofertas de diversión, haciendo lo propio una vez nos subimos al vehículo. El control bebe directamente de lo visto en Dirt 3, por lo que a pesar de que se hayan incluído diversas opciones para personalizar las ayudas de conducción intentado alcanzar cierto realismo, lo cierto es que como más se disfruta es en su nivel más arcade.

Ir a toda velocidad por en una recta, echa un pequeño vistazo al minimapa para tener en cuenta la siguiente curva y una vez en ella toca el freno ligeramente para hacer derrapar el coche y ‘encajarlo’ en la horquilla con una precisión quirúrgica es algo que saben hacer muy bien los chicos de Codemasters. En Dirt 5 tendremos momentos francamente alocados entre el barro o la nieve en los que se aglutinan varios coches. Los empujones y choques son una constante y aunque las físicas puedan ser mejorables, no nos han impedido disfrutar de sus divertidas carreras lo más mínimo.

Un arcade que no esconde sus pretensiones

Dirt 5 es un arcade a la antigua usanza. Escoge el modo que más te apetezca y compite. Tienes variedad donde dar y tomar, aunque la sensación de repetición no tarda en aparecer. Lo nuevo de la saga se disfruta mucho más en dosis cortas que en largas sesiones. Es uno de esos juegos perfectos, que debido a su propuesta, puede ser ideal para los que no quieran complicarse demasiado con personalizaciones de reglajes y toda la parafernalia que puede acompañar en ocasiones al género.

DiRT 5

DiRT 5

Eso sí, aunque pueda resultar divertido y directo, Dirt 5 también tiene ciertas taras. En varias ocasiones me he encontrado con bugs bastante molestos que han empañado la experiencia. He visto como mi mando se ha quedado literalmente bloqueado sin poder realizar acción alguna en plena carrera, o no poder interactuar por los menús. Al mismo tiempo, Dirt 5 no es ningún portento gráfico, pero tampoco lo pretende. Y aunque no es que sea un imprescindible para este tipo de juegos, sí que me hubiera gustado ver un mayor trabajo en lo que a la física de los vehículos respecta. Según el tipo de coche he tenido la sensación de estar subido más a un bólido fabricado en papel o presenciar choques sacados de la saga Burnout.

¿Es Dirt 5 un mal juego de conducción? En absoluto, pero sí tal vez para un público que busca algo muy concreto. Forza Motorsport y Gran Turismo está destinado a los auténticos sibaritas del género, aquellos que disfrutan del realismo. Forza Horizon hace lo propio con los jugadores más exigentes, pero que no quieran salirse de la vertiente arcade. Dirt 5 hará las delicias de los usuarios más casuals, pero también dejando espacio para los más dedicados, que simplemente busquen poder desconectar con unas cuantas carreras sin muchas pretensiones. 

7.5

Lo mejor

Velocidad arcade directa y sin concisiones

Reúne lo mejor de DiRT 2 y DiRT 3

Aunque no cuenta con muchos modos, los existentes cumplen sobradamente su función

Lo peor

Gráficamente podría haber dado mucho más de sí

Las físicas pueden presentar situaciones ridículas

Ha faltado algo más de ambición dentro de su propuesta arcade

¿Cómo analizamos?
0 comentarios
Mensajes recientes

No hay ningún comentario en este muro social

Utilizamos cookies para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información pulsando 'aquí'.