De qué hablo cuando hablo de jugar

Columnistas

Estás en: JuegosAdn > Clic > Artículos > Columnistas - De qué hablo cuando hablo de jugar

Respondemos a la pregunta "¿qué son para ti los videojuegos?", intentando hacerlo de la manera más personal posible

Uxío P. R.
06/06/2015 13:28
Hoy toca ponerse un poco filosófico. ¿Qué son para ti los videojuegos y cómo han evolucionado tus gustos? ¿Te han dicho alguna vez que con determinada edad dejarían de gustarte?¿Lo has negado en rotundo y estás seguro de que siempre te gustarán? Hoy hablamos sobre la pasión que los videojuegos nos hace sentir, lo que provocará que nos gusten para toda la vida y permitirá que los disfrutemos, a cada edad de una forma diferente.
Uxío

Seamos sinceros, odiamos que nos hagan preguntas personales. Cuestiones como ¿cuáles son tus ideales? ¿Qué nivel de estudios tienes? ¿Qué significa para tí la vida?... Nos hacen sentirnos tremendamente incómodos, y es más, si no se formulan en el contexto adecuado, consistiría en una clara falta de educación.

Hoy me hago una de esas preguntas, ¿qué son para mí los videojuegos? La respuesta a esa pregunta ha cambiado a lo largo de mi vida; y es que las respuestas a preguntas tan trascendentales también nacen, crecen, evolucionan y mueren con nosotros, por mucho que seamos una de esas personas “con las ideas claras” de lo que tanto se lleva presumir. Por ello mi respuesta será diferente a la que daría mi yo de 15 años, cuando lo de jugar estaba muy mal visto (hoy ando por la treintena). No quiero decir que las chicas y chicos de ahora lo tengan más fácil, son otros tiempos, con otros problemas, pero en aquellos años decir que los videojuegos eran una parte muy importante de tu vida era considerado un desperdicio. Un niño que decía algo así era porque algo fallaba en su educación, en sus valores o en su cabeza.

Es una época en la que vives todo muy intensamente, en la que te fijas en cada detalle del producto de ocio interactivo que tienes enfrente. Recuerdo conversaciones con amigos que compartían mi afición sobre “lo que hace un protagonista de un videojuego cuando sueltas los mandos unos minutos”, algo de lo que hoy es probable que ni me diese cuenta, ya que tengo una cola de libros, películas, videojuegos y discos que no pueden esperar por algo así.

Journey

Pero no quiero hablar más de otros tiempos. Vuelvo al "ahora", a cuando los videojuegos, por fin, no son esa herramienta del diablo, sino una de las opciones de ocio que todo hijo de vecino tiene a su alcance. Los chicos que crecimos jugando y escuchando que esos juegos serían nuestra perdición hemos crecido y los hemos normalizado en la sociedad. Esto me lleva al objeto de este pequeño artículo: ¿qué hace que hoy me siente ante un juego? (y no me levante); tras un enorme historial, el punto más importante es que me sorprenda. En ocasiones comienzas un título y lo calas a los cinco minutos; puedes predecir hasta cómo acabará su historia -son muchas horas de juego-. Por ello si algo comienza con sorpresa, con una intro inesperada o unas mecánicas jugables que percibo como nuevas, habrán captado toda mi atención.

Si además de sorprenderme, me transmite emoción, empatía o sueños irrealizables que se tornan palpables en la pantalla, empezaré a sospechar que estoy ante una obra maestra, a que tengo la suerte de haber acertado entre la enorme oferta de ocio interactivo existente en el mercado. Todo esto no significa que si llegase mañana un juego de puzles con una mecánica nueva y que fuese tan bueno como 'Tetris' no me enganchase. A veces una mecánica jugable sencilla, o que se representa con unas cuantas piezas con diferentes formas transmite más emoción y tensión que la aventura más compleja.

Adoro los juegos que divulgan información, sea sobre algo real: la historia de la humanidad o la ingeniería de un circuito eléctrico. Pero también me resulta muy gratificante cuando comienzo un juego sin tener idea de nada (pese a que suene a contradicción, ambas formas de crear me encantan), algo que muy típicamente vemos en títulos indie, donde nos sueltan en un escenario sin tener idea de porqué estamos ahí, o qué tenemos que hacer, con la mágica tarea de tener que descubrirlo.

Journey

Cuando me siento bien en un lugar suelo volver a él, simplemente para volver a disfrutarlo. Con los videojuegos me ocurre algo parecido, y se ha convertido para mí en otra regla de medir la calidad. ¿Me apetece volver y darme un paseo por un mundo virtual que ya conozco de memoria? Si la respuesta es sí, es que ese mundo ha quedado impregnado en mi retina. ¿Me apetece volver a enfrentarme a una mecánica jugable que llegé a dominar en su momento? Entonces es que ese título me conquistó de verdad con su jugabilidad.

Y ya que nos hemos puesto un poco filosóficos, cuando llego al final de un juego y aparecen los créditos finales con la B.S.O. de fondo, mi actitud ante ellos es también todo un síntoma de cómo han ido todas esas horas de juego. Si ha sido una gran experiencia, me quedo embobado, grabando esa música en mi cabeza, recordando todo lo que he vivido con ella, atento a si aparece algún detalles más sobre la trama, o se desbloquea algún modo extra al fina; todo mientras contemplo con interés un listado enorme de nombres... En cambio, si simplemente experimento la satisfacción de terminar algo agradable y poder ponerme ya a otra cosa, quiere decir que aunque ha estado bien, no será de esos juegos que te acompañan para siempre en tus recuerdos.

Los videojuegos para mí son algo cargado de pasión, constituyen algo muy especial. Así ha sido desde que era un chaval, y no ha cambiado pese a todas las advertencias de adultos prediciendo que con la edad todo terminaría, que un día me iba a levantar, mirar mis consolas y decir "¿qué hace eso ahí?". Sé que hay gente que sí le ha pasado, pero no a mi. Siempre supe que llevaba esta pasión en la sangre, y que ahí va a estar toda mi vida.

Journey

Nota: ¿Y tú?, ¿de qué hablas cuando hablas de jugar?, ¿te has sentido identificado con lo que he escrito, quizá con alguna parte? Estaremos muy atentos a los comentarios para ver vuestras respuestas.

Nota 2: Para los aficionados a la literatura que ya lo hayan sospechado, efectivamente el título del artículo está sacado de un libro, concretamente de "De qué hablo cuando hablo de correr" del japonés Haruki Murakami, conocido por muchos por ser el autor del súper ventas "Tokyo Blues".

14 comentarios
¿Quieres ver toda la actividad de la comunidad?Visita nuestra Red Social
Mensajes recientes
pachon87
pachon87 02/07/17 11:54:56
00
¿Dejarías de ver cine o escuchar música? Es lo que repondo si alguien me pregunta si dejaré algún día los videojuegos. Estoy muy de acuerdo con lo que dices en el artículo, los videojuegos forman parte de mi cultura y mi vida ¿Por qué tendría que dejarlos?
0 0
Carpevi
Carpevi 13/06/15 15:44:05
00
Muy buen artículo. Sobre todo en los 90 (ahora no tanto gracias a que la edad media de los jugadores va creciendo) sí que me preguntaron hasta la saciedad "hasta cuándo me iban a gustar los videojuegos", como si ya estuviese cerca el momento de dejar "las cosa de críos". Lo gracioso es que siempre contestaba convencido que no me iban a dejar de gustar por arte de magia llegada cierta edad; siempre tuve claro que la madurez no tiene nada que ver con jugar/no jugar. Lo que no quiere decir que no pueda recuperar las mejores sensaciones de la niñez cuando juego con juegos clásicos, o dejar de sorprenderme al introducirme en un juego moderno.
0 0
NovaKaiser
NovaKaiser 10/06/15 01:36:41
10
@Danicraft anda ya! El artículo ha sido un lujazo
1 0
Danicraft
Danicraft 09/06/15 15:24:33
10
Me gusta más el comentario de @NovaKaiser que el propio artículo, que no es poco.
1 0
Akainu
Akainu 07/06/15 22:02:34
20
¿Cómo olvidar a mis compañeros y familiares que aún me dicen "¿todavía jugando esas cosas?", pero que cuando uno les presta la consola se quedan enganchados y te dicen "tú puedes jugar cuando quieras, déjame un rato disfrutar"? Jaja!

Yo desde que descubrí este mundo me ha fascinado más que ninguna otra cosa. He aprendido más valores y a ejercitar mi cerebro que de lo que lo hacía en la escuela (porque vamos, en la universidad sí que te hacen pensar y volverte loco XD).

Mis padres a veces me preguntan si seguiré jugando cuando sea viejo y yo con seguridad les digo que sí. Ellos me dicen que así no voy a madurar, pero ellos no se dan cuenta que solo utilizan esa frase cuando hablamos de mi futuro y los juegos. Para ninguna otra sacan esas palabras.

Muy buen artículo. Me ha hecho recordar que siempre que termino un juego dejo el control o la consola, respiro hondo con una sonrisa y me pongo a caminar por la casa mientras pasan los créditos.
2 0
monty
monty 07/06/15 18:10:11
10
Yo disfruto tanto de juegos, digamos, de cierta complejidad a través del cual te plantas ante situacionos o incluso decisiones complejas o te dan un mensaje que captar o una historia que disfrutar, como tambien disfruto de propuestas mas simples que atrapan por su gameplay o un buen diseño artístico como Mirror's Edge o Portal.
Lo que si le echa para atrás son juegos en principio complejos, pero que luego olvidan su complejidad quitándole importancia a tus elecciones o actos etc. como Skyrim.
1 0
TsurugiKyousuke
TsurugiKyousuke 07/06/15 07:45:59
10
Los videojuegos, no son moda, son un arte, son cultura... ¡pero cómo Journey!
1 0
biyor
biyor 07/06/15 03:52:10
20
Me gusta.
2 0
Christianic
Christianic 07/06/15 02:46:33
10
Los videojuegos al menos para mi son una forma de entretenimiento y al mismo tiempo una forma de sentirme como un niño de nuevo, aparte que me hace llenar más de imaginación y es algo que yo aprecio mucho en lo momento que no tengo nada que hacer.

Los videojuegos me llena una gran parte de ese vacío que tengo en mi mente
1 0
DanielDash
DanielDash 06/06/15 18:17:53
10
Hay tantas cosas que podría decir sobre los videojuegos como tal y porque los adoro, pero para mi lo puedo resumir en una oración. Para mi los videojuegos son; un arte en movimiento.

Y cuando uso la palabra "Arte" no lo digo solo una clase de arte, sino arte en todos los aspectos conocidos.

Les explico con una comparación: muchos consideran el fútbol como un arte, entre otros deportes mas y no lo discuto, tambien se considera la música, la literatura, el dibujo y la pintura como arte, bueno imaginaseis que si combinamos todas estas artes en una sola, para mi crearías un videojuego. ¿Porque? Porque sencillamente los videojuegos pueden cumplir la función de ejercitar tu cerebro; como los músculos de tu cuerpo, en crear una base de interacción con el usuario y la maquina o, entre usuarios; tal y como lo hace un deporte, está basado en la literatura, dibujo y pintura. Y lo mas importante es que los videojuegos siempre tiene algo que decirnos, tal y como un arte humanamente considerado como tal que se respete. ¿Me hace falta extenderme más? Yo creo que no.

Voz data: adoro apreciar el arte y me considero un artista.
1 0
Jay-B3
Jay-B3 06/06/15 17:54:19
10
Los videojuegos son mi estilo de vida! Un respiro del mundo real.
1 0
EpicLuigi
EpicLuigi 06/06/15 15:09:27
20
Excelente artículo, como todos los de Uxio. A mi gusto, uno de los mejores redactores que hay en este mundillo online, sin duda. Tanto en forma como en fondo. Se echa de menos no leerte más a menudo.
Me ha encantado el último párrafo. Igual es que al ser yo también "viejuno" me he identificado. Muy cierto eso de que ha cambiado la forma de mirar al gamer, al menos en España.
2 0
NovaKaiser
NovaKaiser 06/06/15 13:41:46
110
Yo siempre me he preguntado: ¿durante cuánto tiempo me gustará Pokémon? Que ha sido la saga que he seguido desde pequeño. Y no es una pregunta que me haga porque haya una determinada edad a la que debería dejar de jugar, sino más bien por el bombardeo constante de preguntas tipo: ¿a pero te sigue gustando Pokémon? o del tipo: Ah, ¿que sigues jugando al Pikachu?

Y lo cierto es que me molesta terriblemente ese tipo de preguntas, ¿por qué los videojuegos tienen que tener fecha de caducidad en los gustos o aficiones de la gente? Si por ejemplo los libros, ir al cine, hacer deporte no tienen fecha de caducidad. Y puede que muchos se lleven las manos a la cabeza y digan: ¿Cómo se te ocurre comparar la literatura con los videjuegos? Pues fácil: Ambos son cultura. Y me gusta tanto leer como pasarme un día entero jugando a los videojuego.

Y los videojuegos, algunos más que otro, no han enseñado a ser quienes somos. Les pese a quien les pese. Y al igual que cuando acabamos un libro, una película, terminamos una época de nuestra vida... acabar un videjuego nos deja pensando: No quiero que acabe.

Artículo de 10 + 1!
11 0
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.