Análisis Dark Souls: Remastered

(Switch)

Estás en: JuegosAdn > Nintendo Switch > Análisis > Dark Souls: Remastered (Nintendo Switch)

Dark Souls Remastered: Una última oportunidad para el clásico

Llega a Nintendo Switch la esperada remasterización del clásico RPG de acción de From Software

Plataforma analizada: Nintendo Switch
Mario Seijas González
18/10/2018 16:10
Dark Souls Remastered trae de vuelta la clásica experiencia Dark Souls, con un rendimiento mejorado y conservando la esencia clásica del original. Los propietarios de la consola híbrida tienen a su disposición un mundo fascinante en el que sumergirse durante horas.
Imagen asociada al video 39929

Dark Souls, ese juego que sirve como comparación para tantos otros títulos. La obra de From Software se ha hecho un hueco merecido en el saco de clásicos del RPG, gracias a su particularidad jugabilidad y estilo de narración. Es uno de esos juegos que todo el que lo ha terminado recomienda, y aún teniendo sus fallos, el apartado positivo siempre acaba sobresaliendo por encima.

En Mayo de 2018, From Software lanzaba al mercado para consolas y PC la primera versión de Dark Souls Remastered. El relanzamiento no fue todo lo bien que se esperaba, las causas son variadas pero en general la sensación era que el cambio no valía la pena. Ahora, llega a Nintendo Switch, y Dark Souls Remastered aterriza en un nuevo mercado, con el objetivo de llegar a los fans de Nintendo. Esto puede salir muy bien, o muy mal, el tiempo lo dirá, pero podemos concluír que esta es su última oportunidad para volver a emocionar a los jugadores.

Para una comprensión más clara dividiremos este análisis en dos partes bien diferenciadas, por un lado hablaremos del juego, de su contenido e historia, y por otro, de la calidad de la remasterización y su potencial en Nintendo Switch

Dark Souls: Remastered

El juego, una aventura de soledad y oscuridad

Dark Souls es uno de esos juegos. Uno de esos juegos a los que te aproximas escéptico la primera vez y, o duras un par de horas, o duras toda la partida hasta el final. A simple vista el juego no parece más que otro RPG de acción, caballero con armadura y espada que se  enfrenta a un mundo sombrío y cruel. Nada más lejos de la verdad en este caso, pero ahí es donde brilla la esencia del desarrollo japonés de From Software, que consigue crear un juego de fantasía medieval alejado de el estilo de Tolkien o George RR Martin.

Dark Souls te suelta en su mundo con una explicación básica de los controles y ya está. Algunos personajes te introducen la historia del universo, pero a los personajes importantes has de viajar por tu cuenta para poder conocerlos. La narración en este título no es tal y como estamos acostumbrados a que nos cuenten un videojuego, si no que requiere especial atención por parte del jugador. No esperes que te lo den todo masticado, para enterarte de la historia en Dark Souls debes hablar con todo el mundo, leer las descripciones de objetos y entender la lógica de conexión de todo el mapa. Puede haber gente que se acabe el juego sin enterarse absolutamente de nada de la historia, que haya buscado una experiencia jugable y ya está, pero desde aquí os animo a que os toméis vuestro tiempo para entender el por qué de las cosas en Dark Souls Remastered.

Dark Souls: Remastered

Hablando de jugabilidad, personalmente pocas veces un juego me ha dado una sensación de combate tan satisfactoria como Dark Souls. El juego siempre ha tenido fama de ser “difícil”, pero no es del todo así. La palabra sería “exigente”, el juego confía en tí para que aprendas de tus errores, para que afrontes una situación de manera diferente si no te ha funcionado la primera vez. Eso sí, si permaneces testarudo a una manera concreta de jugar, Dark Souls será inmisericorde y acabarás muriendo mucho más de lo que deberías. Para la gente de Switch que afronte el desafío por primera vez tengo un consejo, no os déis por vencidos a la primera de cambio. El juego tiene una curva de dificultad muy bien definida, si esta os supera, lo mejor es tomarse un rato y retomarlo con más ánimo o usando otra estrategia. Si os proponéis conseguir vuestros objetivos, seguro que el juego os atrapa por completo.

Poco más que decir al respecto, el mapeado está construído con una lógica que hará de la exploración algo casi intuitivo. Conseguiréis orientaros basándoos en elementos del escenario, olvidando el el tópico minimapa. Los usuarios de Switch tienen por delante una aventura inigualable, sería una pena desaprovechar esta última oportunidad.

La remasterización, las puertas a un nuevo público

Hablemos ahora de la calidad de remasterización. En general, el resultado que hemos visto en el Dark Souls Remastered en Switch es lo que esperábamos. El juego funciona bien, a buen rango de fotogramas por segundo y sin problemas ni bugs extraños. Con este remaster From Software quiere brindar la experiencia Dark Souls clásica con rendimiento mejorado, pero no se atreve a cambiar mucho, y eso se nota.

El juego original tenía algún que otro problema grave en cuanto a calidad y rendimiento gráfico, problemas que se solucionan con esta remasterización. El port para PC del juego original por ejemplo era prácticamente injugable en ciertas zonas, donde la tasa de frames era tan baja que casi parecía una presentación powerpoint en lugar de un juego de acción. Eso ahora se ha corregido, y pese a que en Nintendo Switch el juego funciona a 30 FPS no sufre bajones en ciertas áreas, y es perfectamente jugable.

En cuanto a gráficos, no esperes grandes diferencias respecto al original, salvo algunas texturas, partículas y cambios en la iluminación, el juego es prácticamente el mismo. Lo que este remaster pretende es crear una experiencia de juego satisfactoria, para que el jugador se despreocupe de temas de rendimiento y se sumerja de lleno en la acción y la historia.

Dark Souls: Remastered

El control es muy similar al original de PlayStation, a los habituales de Switch les va a costar un poco acostumbrarse al nuevo botón de acción, pero tras unos minutos jugando, se hace bastante natural. Si buscas precisión en combate, lo ideal es jugar con mando pro y la consola en el Dock, en portátil se juega perfectamente, pero el acceso a los gatillos (que son los botones de ataque) es un poco más ortopédico.

El remaster tuvo varios problemas en su llegada, sobre todo en PC. Los fans que jugaron en su día al Dark Souls original sobrellevaron como pudieron la falta de optimización de algunas zonas, dado que el juego en conjunto valía la pena. incluso hubo mods como el DSFix, creados por la comunidad para mejorar la experiencia de juego. La gente ya había sufrido esos problemas, y el remaster sabía a poco. Aún solucionando estos fallos, la experiencia era la misma y poco contenido nuevo ofrecía en términos jugables. Los servicios de multijugador funcionaban con servidores dedicados, lo que hacía mucho más fácil la conectividad entre amigos, pero la gente dejó poco a poco de jugar al remaster y el sistema acabó viniéndose abajo.

El lanzamiento se pegó el batacazo en PC, pero el remaster en Switch parece que tiene un mejor horizonte por delante. Es una consola y un público nuevo, que brinda la posibilidad de llevarse la experiencia Dark Souls a dónde queramos gracias a la portabilidad. En PC puede que se quedase pequeño, pero poder disfrutar de Dark Souls en una consola como Switch es algo que los fans no llegamos a imaginar cuando jugábamos por primera vez. El remaster en la híbrida tiene buena calidad, no toca demasiados aspectos del juego y se limita a corregir los errores del pasado; para los que busquen un primer contacto, es la excusa perfecta.

Dark Souls: Remastered

Resumiendo

Dark Souls es un juego muy recomendable para los amantes de los RPG. La historia atrapará a todo aquel que se tome el tiempo para tratar de entenderla, y la jugabilidad ayudará a los usuarios a afrontar cada vez con más seguridad los encuentros con enemigos. Errar es humano, aprender de los errores es lo que te hará ser mejor jugador y disfrutar a tope de Dark Souls Remastered. Y además, no olvidemos que gracias a su edición para Nintendo Switch. también podremos obtener el amiibo del emblemático Solaire de Astora.

Si ya has jugado a Dark Souls antes, la posibilidad de poder jugar en el autobús o en el tren seguro que te saca una sonrisa, es una oportunidad para rememorar el juego cuándo y dónde quieras. No esperes nada nuevo más que pequeños detalles y mejoras de rendimiento, pero si tu intención es revivir la experiencia, el remaster te lo pone fácil. Si es la primera vez que juegas, creo que Dark Souls es un juego que vale la pena experimentar. Aproxímate a él con paciencia y ganas y seguro que descubrirás un universo del que no te olvidarás nunca.

Dark Souls: Remastered
8

Lo mejor

Una historia atrapante y profunda

Jugabilidad estimulante y precisa

Gráficos mejorados gracias al remaster

Lo peor

Poco cambia para los que hayan jugado el original

Se echan de menos opciones nuevas en multijugador

¿Cómo analizamos?
4 comentarios
¿Quieres ver toda la actividad de la comunidad?Visita nuestra Red Social
Mensajes recientes
iruden
iruden 18/10/18 16:31:34
03
Yo tengo una clara pregunta que hacerte Mario. He escuchado por ahí que algunas personas que consiguieron el juego un poco antes para Switch han visto problemas de solapación de efectos de sonido o problemas de Tearing en algunas zonas (vamos, cuando la imagen en pantalla se parte por descordinación horizontal).

¿Has visto algo como esto en tu partida? Yo jugué a este gran juego en PS3 y tengo ganas de hacerme con él para Switch, pero no me gustaría ni en broma encontrarme con fails de este tipo.

Que quien sabe, pueden ser bugs aleatorios que no le ocurran a todo el mundo, pero me quedaría un poco más tranquilo sabiendo que tal te ha ido.
0 3
Utilizamos cookies para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información pulsando 'aquí'.