Análisis Beyblade: Evolution

(3DS)

Estás en: JuegosAdn > Nintendo 3DS > Análisis > Beyblade: Evolution (Nintendo 3DS)

Tres, dos, uno… ¡a volar!

Coge tu 3DS, mejora tus bey y entrena duro día a día luchando contra tus amigos para ganar todos los torneos posibles y convertirte en el mejor blader del mundo

Plataforma analizada: Nintendo 3DS
Alejandro Redondo
27/12/2013 14:57
El estudio nipón Intergrow lleva por primera vez la saga Beyblade a Nintendo 3DS con el objetivo de que ésta se gane un hueco entre los grandes colosos del catálogo de fin de año en la portátil de Nintendo. La apuesta por un modo de combate sólido es la principal baza de un juego hecho para fans de la serie y amantes del rol y la estrategia, aunque pronto veremos que tanto esa como otras propuestas comienzan a flaquear a medida que avanzamos en la historia. ¿Conseguirá Beyblade Evolution ser recordado en una época difícil para ellos o por el contrario caerá rápidamente en el olvido?
Beyblade: Evolution

¡Mi sueño es ser el mejor del mundo!

El modo principal de juego de 'Beyblade Evolution' tiene como objetivo hacernos crecer como blader y convertirnos en el 'número uno', un hito solo alcanzable para los que consiguen ganar el campeonato del mundo. Y para ello el primer paso que debemos dar en nuestra ambiciosa aventura es elegir nuestro nombre, el cual es distinto del que usamos en StreetPass. Un tutorial bien detallado nos ayudará a familiarizarnos con los conceptos más importantes del juego, los cuales si no habéis jugado a otras entregas de 'Beyblade' no os sonarán, pero rápidamente os haréis con ellos.

Este primer contacto nos servirá también para conocer a los compañeros y rivales basados en la serie de televisión, con los que podremos practicar antes de los torneos y participar en minijuegos que nos darán dinero para comprar mejores piezas de bey. Para entender de una forma fácil la dinámica de juego, cada acción que realicemos en la partida consumirá un día (un turno de los de toda la vida), y por acción entendemos ir a alguna de las localizaciones disponibles para combatir, comprar, participar en los ya mencionados minijuegos o simplemente charlar con un personaje. Cada cinco días hay un torneo disponible, y a los cincuenta días se celebra el campeonato del mundo.

Beyblade: Evolution

Además del 'modo historia', 'Beyblade Evolution' cuenta con el 'modo batalla' y 'modo fábrica'. En el primero de ellos podemos realizar combates de forma inalámbrica contra algun amigo o utilizar los datos de personas con las que nos hayamos cruzado en alguna ocasión gracias a StreetPass para simular un duelo contra él. También hay una opción llamada 'supervivencia' que nos permite conseguir piezas raras para nuestros bey ganando combates consecutivos en tres niveles de dificultad distintos.

El 'modo fábrica' permite visualizar a través de la 'Beypedia' las piezas que tenemos en nuestro poder, junto a una breve descripción de cada una y las características que potencia cuando las incuimos en el bey. También nos ofrece la posibilidad de crear nuestras peonzas de cara a los combates de StreetPass y de configurar todos los aspectos de éste último. 

Un modo historia sin historia

Uno de los mayores problemas de 'Beyblade Evolution' es sin duda su limitadísimo modo de juego principal. La dinámica es siempre la misma: cuatro turnos a consumir entre combates, minijuegos o tienda, y al quinto día torneo. Si tenemos en cuenta que los enfrentamientos amistosos no dan dinero y solo podemos ganar PB (monedas) saliendo victoriosos de los campeonatos o jugando a minijuegos, las opciones se reducen aún más: tres turnos de minijuegos para ganar dinero, un cuarto para comprar piezas y probar el bey en la tienda y un quinto para competir. No hay más.

Los cincuenta turnos que dura el modo historia se vuelven muy monótonos y en todo momento se echa en falta un elemento que nos motive a seguir jugando. Hasta los torneos se vuelven pesados porque absolutamente todos son iguales, y solo varían el número de rondas que hay que ganar para llegar a la final, el número de bey que podemos usar (uno o tres) y el campo de batalla. Ni siquiera el campeonato mundial tiene algo que lo haga distinto a los demás, como un vídeo épico o una canción especial de esas que te emocionan mientras combates. De hecho, te deja muy frío que tanto si ganas el último torneo como si pierdes salgan automáticamente los créditos de juego sin ningún tipo de comentario final.

Beyblade: Evolution

"Nunca te he visto por aquí, ¿cuál demonios es tu nombre?"

Una vez completado el modo principal, podemos rejugarlo conservando parte del dinero ganado durante la primera partida. Si lo empezamos por segunda vez, será el 25% de los PB (puntos bey) los que se transfieran; 50% para cuando comencemos una tercera vez; 75% una cuarta; y el 100% del dinero al comenzar una quinta vez. Aunque será difícil que se produzca esta última situación, ya que no hay retos que nos impulsen a seguir jugando más allá de conseguir alguna que otra pieza que nos falte para mejorar nuestro bey. 

Los minijuegos son la parte más atractiva del modo historia junto a los combates, pero tampoco son algo muy espectacular y se vuelven igualmente pesados. Cada uno tiene tres niveles de dificultad y nos darán más o menos PB en función de cómo los hagamos. Los hay de memorizar patrones, de identificar piezas de bey, de habilidad (explotar globos con peonzas o hacer que ésta pase por varios aros en movimiento) o de destreza. 'Laberinto' forma parte de este último grupo y el objetivo para completarlo es conducir a un bey mediante el giroscopio por una serie de caminos hasta llegar a la meta. Es el minijuego más exigente técnicamente hablando, y las caídas de frames son bastante notables. 

Elemento competitivo totalmente desaprovechado

Todos los que alguna vez hemos visto la serie 'Beyblade' hemos soñado con realizar combates de peonzas tan épicos como los de televisión, y de hecho es el motivo principal que impulsa a un usuario a hacerse con un videojuego basado en el mundo del bey. Poder batirte en duelo contra otros aspirantes y amigos es una idea altamente atractiva, y de hecho por eso se ha incluido, de forma muy acertada, la posibilidad de luchar con StreetPass. Desgraciadamente, el apartado del combate podría haber dado muchísimo más de sí.

Anterior
12
Siguiente1 de 2 páginas
4.5

Lo mejor

Posibilidad de jugar contra un amigo gracias a la conexión inalámbrica

La versión física incluye tarjetas de realidad aumentada

Lo peor

Combates demasiado básicos que se vuelven repetitivos

Banda sonora limitada que pasa totalmente desapercibida

Un modo historia corto, monótono, poco rejugable y sin emoción

Errores en la traducción

Pocos modos de juego, y con poca variedad entre ellos

Muy caro para lo que tiene que ofrecer

Insuficiente para los fans de la serie y demasiado complejo para los pequeños de la casa

¿Cómo analizamos?
7 comentarios
¿Quieres ver toda la actividad de la comunidad?Visita nuestra Red Social
Mensajes recientes
Aiacos10
Aiacos10 01/01/14 17:32:56
10
Los de NDS tampoco fueron muy buenos que digamos, así que meh. No esperaba nada de este juego...
1 0
borjitasstoi
borjitasstoi 29/12/13 22:15:37
00
que dejen de hacer esto pleaseee esque es una tortura en guantanamo estos juegos en la serie esta guay pero no lo adapten que sentido tiene ver 2 peonzas rodando uno contra otro venga ya...
0 0
MapashExplosivo
MapashExplosivo 28/12/13 04:19:12
00
Es igual de malo que el de DS que salió hace 5 años xDDD Creo que las entregas anuales son cada vez peor u-u
0 0
a3hmax
a3hmax 27/12/13 20:25:18
30
Lo lamento por Alejandro que ha tenido que analizar este juego, pero es que a alguien siempre le toca poner el cuerpo para recibir el golpe
3 0
jorgegoku
jorgegoku 27/12/13 15:27:51
00
esta chusca si... y ni un misero DragonBall .. manda #blogopelotas
0 0
abel93
abel93 27/12/13 15:21:13
00
Buf, como los de GBA ninguno o eso parece.
0 0
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.